Inicio Entrevistas Entrevistas Texto METALLICA – Robert Trujillo pasó por Madrid

METALLICA – Robert Trujillo pasó por Madrid

0
Metallica

Mesa Redonda con Robert Trujillo

25 de Agosto de 2008

Después de la listening sesión en las oficinas de Universal en Madrid, y casi sin tiempo material, nos dirigimos a toda prisa hacia el céntrico y lujoso Hotel Palace para asistir a una de las múltiples mesas redondas programadas para el Lunes con Rob Trujillo, quien por cierto se había dado una paliza de aupa para venir a Madrid habiendo tocado la noche anterior en Reading, Reino Unido, y cogiendo un vuelo privado prácticamente a la conclusión de su show para estar respondiendo durante todo el día a las incisivas preguntas de la prensa española (que dura es la vida del artista…). Así pues, esto es lo que dio de sí la charla que mantuvimos junto con algunos compañeros con el simpático bajista de los de San Francisco, que aunque a base de cafés, se mostró muy simpático y hablador en todo momento.

– Ya he escuchado el nuevo disco y creo que es bueno, tiene un sonido clásico…

Robert.- ¿Lo oíste?

Sí, sí

Robert.- ¡Ah genial!

Robert Trujillo de Metallica

– Creo que el álbum es bueno pero, ¿crees que cualquier material que escribáis puede competir con vuestros discos clásicos?

Robert.- ¿Sabes? Creo que cada disco es diferente, quiero decir, cada disco de METALLICA tiene su propia personalidad y hay algunas canciones en este disco que creo que son realmente alucinantes, pero…no se…pienso que el tiempo decidirá…Para mí un disco genial es algo que…para mí cuando escuchas el disco y a veces te lleva un par de escuchas y sabes que el disco guarda mucho más en su interior, así es como es para mí normalmente un buen disco… No se si entrará a la primera… sé que me gusta, pero no sé cuánto me gusta y para mí, de alguna manera, “Death Magnetic” tiene ese tipo de personalidad, es un conjunto de música que veo como un cuadro ¿sabes? Es como un gran cuadro, es realmente dinámico, tiene algo para todo el mundo, es muy detallado, y hay un montón de cosas dentro de “Death Magnetic” pero a la vez para mí está muy vivo. Una de las cosas que puedo decir de “Death Magnetic” es que es muy complejo, de nuevo pienso que tiene algo para cada persona pero está como vivo porque cuando grabamos las canciones Rick (Rubin) decía ¡levantáos! Y todo el mundo se levantaba y tocaba como si fuese en directo así que cuando estábamos grabando era casi como un concierto, y cuando estaba tocando mis partes de bajo por primera vez toqué levantado, así que cuando escucho “Death Magnetic” una de las cosas que creo que es diferente con respecto al pasado de METALLICA es que parece estar vivo y creo que es una gran cualidad en su música. Me gustan discos como “Master Of Puppets”…no sé, ¿cómo compararlos? Creo que cada disco tiene su propia personalidad y bueno…ya veremos, depende de la gente pero tiene muy buenos momentos… tengo un montón de canciones preferidas en el nuevo disco y creo que “Death Magnetic” es realmente algo sólido.

– Me gustaría saber cómo se eligió “The Day That Never Comes” como el primer single de adelanto del disco.

Robert.- “The Day That Never Comes” es un single que de hecho eligió nuestro manager, Cliff Burnstein, y creo que le gustó porque es una canción más clásica, quizás en la línea de material más old school de METALLICA, una canción más dinámica que tiene ese sabor de antes. Son casi dos canciones en una ¿sabes? Y bueno, esta canción fue compuesta en un jam sobre todo, y como es obvio la segunda mitad, lo pasamos genial tocándola y creo que James hizo un gran trabajo, es realmente una canción muy dinámica pero, nuevamente, la gente dice: “¡wow, qué canción tan larga para ser el single! Pero realmente y para ser honestos, a METALLICA eso ahora mismo no le importa demasiado, el disco en su conjunto es un single, está más basado en lo que sentimos, es en parte una especie de material clásico así que hay muchas canciones que podrían ser single, “My Apocalypse” por ejemplo está por debajo de los cinco minutos y es una canción de thrash… Ya sabes, la gente no lo acepta y parece que les asusta que tenga ocho minutos o diez…

– ¿Qué ha cambiado en los propios METALLICA para que se produzca este cambio musical con música más compleja, temas más clásicos…?

Robert.- Bueno, creo que tiene que ver con una serie de razones… Rick Rubin es una de ellas… y también el tiempo que hemos dedicado… Si vuelvo a cuando me uní al grupo hace cinco años parece como si hubiera habido una transición después de “St. Anger”. James estaba más distante y todo parecía estar muy estructurado y era realmente extraño, quiero decir, estaba muy protegido yo creo, y ahora en este disco, en estos años de hecho, parece que se ha recuperado y ha vuelto y lo pasa bien de nuevo, ahora hay un montón de vida en James… está genial con su familia, está realmente centrado en la música y ha escrito absolutamente todas las letras de este disco, muy organizado y centrado, así que cuando llegué al grupo realmente estaba fuera de contacto de “Load” y “Reload”, y para ser honestos no sabía nada de ello porque estaba centrado en mi propia carrera y en las cosas que hacía, así que todavía estaba un poco perdido por ejemplo en “Master Of Puppets”, “…And Justice” y todo eso…así que los chicos en vez de huír del pasado y del material más antiguo aceptaron volver a tocar esos temas de nuevo, y luego hace tres años hicimos la gira de aniversario de “Master Of Puppets” y tocamos “Orion” por primera vez y los chicos se dieron cuenta de que no sabían lo que estaban tocando, así que trataron como de “re – aprender” y creo que eso ha ayudado al proceso de creación de “Death Magnetic”, el hecho de tocar versiones del “Master Of Puppets” e incluso canciones como “Dyer’s Eve” (“…And Justice For All”), encararlas en vez de huir de ese material, tienes que superar todo lo anterior, “Load”, “Reload” o “St. Anger”…METALLICA hizo lo que hizo y creo que estuvo bien y bueno, creo que ellos siempre dejan su sello. Pero para mí es genial llegar a METALLICA en una época en la que están receptivos e incluirme en la composición de este material cuando Rick Rubin dijo “hey, ¡Lars y James reciclaos! ¡no huyáis de lo que hayáis hecho antes! Tuvimos que recordar cómo encaraban las canciones en 1982…Creo que eso es genial para mí, el hecho de entrar en el mundo creativo de METALLICA y que acepten todo ello, así que tenemos este nuevo y creo que es algo vivo y podemos tocar estas canciones en directo…”St. Anger” nunca lo tocamos en directo…bueno lo tocamos una sola vez y fue para el DVD…pero ¿sabes? grabaron esas canciones y nunca las tocaron en directo…Pero bueno al final como te decía creo que al menos este material está muy vivo y tiene algunos de los ingredientes de lo antiguo…pero no es lo antiguo…aunque tiene riffs y ese sabor pero sigue habiendo algo diferente en ello, así que tengo que decir que Rick Rubin ha ayudado mucho a los chicos a sentirse cómodos, afrontar el pasado e incluso tocar canciones como “Orion” y “Dyer’s Eve” y hasta una que hicimos para Ennio Marconi e incluso eso ayudo a inspirar algo de la producción de las guitarras de este disco así que hay un montón de cosas que pasaron hace tres años que nos han ayudado a dirigirnos hasta donde estamos ahora y bueno, quién sabe lo que el futuro aguarda porque METALLICA prueba constantemente cosas diferentes…

Robert Trujillo de Metallica

– Así que lo que estás diciendo es que supongo que para ti sería difícil encajar en el grupo, quiero decir, ¿podías realmente compartir tus opiniones con los chicos? En plan, estoy de acuerdo con esto…en desacuerdo con aquello… ¿Cómo fue el proceso de grabación del disco para ti mismo? ¿Has podido compartir tus opiniones con el grupo?

Robert.- Estuve allí cada día y fui el primero, ningún bajista había estado ahí todos los días porque con Lars y James siempre era como “mándanos tu cassette y nos vemos en seis meses”. Así que si volvemos a 2003, durante los primeros años de gira siempre hacíamos una jam antes de salir al escenario y siempre hay algo grabado, y luego venía James con un buen riff y todos lo escuchábamos, así que teníamos tres años de ideas y sesenta horas de música que escuchar antes de empezar a escribir y durante ese tiempo gran parte del tiempo para mí estuvo centrado de hecho en familiarizarme con el material viejo, y mientras el resto ya estaba pensando en lo nuevo, así que lo nuevo fue para mí como liberarme del material viejo y meterme en el nuevo y tengo un montón de momentos en este disco porque creo que tenían los brazos abiertos para mí, era como que querían mi opinión, por eso es por lo que me querían ahí, les gusta tener ahí a un bajista por primera vez, es como “wow, alguien que no solíamos tener”, y lo querían. Pero Rick, James y Lars por ejemplo arreglaban las canciones y tienes que dejarles porque Rick es uno de los mejores haciéndolo, no puedes ni imaginarlo, es tan bueno en eso…Había veces que tocaba más flamenco que el bajo (risas)…Estábamos todos tocando y te decían “’¡hey eso mola! ¡úsalo en alguna canción!” y cosas así. Así que siempre estuvieron muy abiertos de mente con respecto a lo que yo tenía que ofrecer pero a la vez éramos como un equipo y nos ayudábamos. Cuando tuve mi primer hijo estaba levantado a las 4 de la mañana dándole de comer y preparando un CD con ideas para que escucharan (risas). Así que lo que intento decir es que éramos como un equipo, colaborábamos todos y los chicos siempre estuvieron muy receptivos y me dieron la bienvenida al proceso de grabación.

– ¿Y qué nos puedes contar de “The Unforgiven III”? ¿Cómo surgió la idea de incluir esas partes orquestales justo al comienzo del tema?

Robert.- “The Unforgiven III” siento que más que nada es algo por lo que James está apasionado. Él realmente mata por esa canción, así que nos sentamos a discutir qué estaría bien para el disco y qué no, porque teníamos 14 canciones posibles y teníamos que bajar hasta 10 y todas las canciones estaban bien. Pero creo que “The Unforgiven III” en el disco es algo así como un soplo de aire fresco con respecto a la intensidad de las otras canciones y es más pausada, quiero decir, como más groove, y no se aleja demasiado de la simpleza que tiene aunque es nuevamente muy dinámica, con la orquesta… Cuando la grabamos por primera vez no nos sonaba bien y tuvimos que grabarla otra vez e intentar alguna que otra cosa diferente e incluso crear más simplicidad a las cuerdas e imprimirle la dinámica que necesitaba, pero como te decía James realmente mata por esa canción y cuando le dijimos: “tenemos estas otras canciones” era como “¡iremos a la guerra!” (muchas risas). Así que para mi es…bueno, a todos nos gusta la canción pero pensamos, o al menos yo pienso que es un asunto de cariño para James y es algo muy importante para él y bueno…ya tenemos “The Unforgiven III” (risas).

Robert Trujillo de Metallica

– ¿Qué diferencias encuentras entre tocar en METALLICA y en tus otros grupos como BLACK LABEL SOCIETY o con OZZY OSBOURNE?

Robert.- BLACK LABEL SOCIETY no era para nada mi banda, básicamente Zakk Wylde es BLACK LABEL SOCIETY y yo solo le ayudaba, lo que no es malo para mí, está bien porque acabé en el DVD y en el disco. Lo que pasó con aquello es que el estaba haciendo algunas demos y fue como “hey hermano vente a tomarte unas cervezas y a tocar” lo que estuvo muy bien ¿sabes? Es increíble porque Zakk se mete en el estudio desde por la mañana y se pasa el día bebiendo y está vivo, es mucho trabajo (risas). Aunque Zakk tenía muy clara su visión de lo que quería hacer y quería ideas de otra gente así que en aquella época creo que básicamente tocaba en demos y bueno…estoy en una canción (risas) y en el DVD. También me pidió tocar en el Ozzfest y le dije que por supuesto, sin problema. Lo mejor fue para mí volver casi a las raíces punk/ rock, no te duchabas en diez días y ya sabes, tocar en clubs pequeños del lado punk, lo que estaba guay, estar en el autobús con el suelo pegajoso… Miro atrás a aquella experiencia y creo que fue positiva en el sentido de que volver a ello después de haber tenido el confort del mundo de Ozzy Osbourne y jets privados te pone los pies en el suelo y te prepara mucho para cosas como METALLICA y eso, aprecias lo que tienes. Pero adoro a Zakk, es un músico tremendo y obviamente un guitarrista genial pero mis otros grupos como INFECTIOUS GROOVES o SUICIDAL TENDENCIES, bueno, INFECTIOUS GROOVES fue mi banda realmente y todas las canciones fueron escritas entorno al bajo y bueno, SUICIDAL es un poco diferente, así que ya sabes, cada uno es diferente, cada situación es diferente, y lo bueno de METALLICA es que los chicos aunque sea una parte de guitarra flamenca o algún tipo de música loca india o partes instrumentales rusas les encanta y están abiertos a ello… Trabajar con Ozzy fue un gran honor, recuerdo estar en el escenario en la segunda fecha, que era en Las Vegas, y todos estábamos muy nerviosos, como flotando, y estábamos tocando “Iron Man” y empecé a hacer ese baile con Ozzy y él lo hizo también y pensé para mí mismo “¡wow! Aquí estoy…. Tenía 16 años y estaba en un grupo de instituto tocando la misma canción y ahora estoy en el escenario con Ozzy haciendo ese estúpido baile juntos” (risas). Así que me siento muy afortunado de haber trabajado con todos ellos pero cada situación es diferente, por ejemplo trabajar con Jerry Cantrell fue un honor y fue como montar en una montaña rusa porque estaba mal de la cabeza y a veces terminaba diciendo “”joder, esto es una mierda, esta gente está loca” pero al final creo que hicimos un disco muy especial juntos así que todo tiene su sitio en mi vida…

– Algunos fans piensan que tu actuación, tus movimientos en el escenario…están más cercanos al crossover o al metal moderno que a lo que deberían estar en METALLICA, ¿qué piensas de todo ello?

Robert.- Cuando estoy en el escenario hago lo que he hecho siempre, hago lo mismo que hacía en SUICIDAL como llevar shorts y esas cosas (risas), no ha cambiado…A lo mejor la gente…no sé, no estoy muy puesto en lo que hacen los grupos hoy en día pero siento que sigo siendo como un niño grande, no sé, me sigue encantando surfear, suelo hacer snowboard como un loco y quizás mi actitud en el escenario tenga más que ver con las cosas que me gustan, de hecho, en el último año descubrí que el mejor entrenamiento para mí y para los conciertos de METALLICA es ir a un campo de fútbol y hacer pruebas de agilidad, hacer las mismas cosas que los jugadores de fútbol harían, como te digo cosas de agilidad, doblarme… y no necesariamente levantar pesas… Bueno incluso hice yoga con ese tío de allá (ndr. Señala a un hombre que está escribiendo en un portátil en una mesa apartada) (risas), bueno de hecho es el primo de Kirk y es quiropráctico aunque también es profesor de yoga, así que me ha ayudado mucho, pero sobre todo descubrí que lo mejor es la agilidad, es más útil para subir escaleras y esas cosas…porque cuando hago pesas y luego toco, mis dedos son como “waaaaah uhhhhhh” (ndr. Poniendo caras raras y dando a entender que los tiene agarrotados) (muchas risas) “¡no se pueden mover!”… Así que no se, solo alimento la música y hago lo que hago, y a veces siento que soy un samurái, o un señor de la guerra… (muchas risas) Pero no estoy apartado de las jóvenes performances de hoy, aunque solo soy yo mismo.

– Entonces, ¿todos los miembros del grupo están de acuerdo con la afirmación que has hecho de que te sientes como un niño? ¿Todos los miembros del grupo sienten lo mismo que tú?

Robert.- Te diré que cuando fuimos al estudio o cuando vamos a ensayar o a grabar, te prometo que estos chicos son como grandes adolescentes, y las cosas que dicen, y yo puedo decir eso porque soy nuevo, y llego y les veo…y es como si se estuvieran partiéndose de risa en la burbuja en la que están y eso es muy divertido, es como si volviesen a ser niños otra vez y esa es la belleza de METALLICA y también la belleza de “Death Magnetic” para mí… Y cuando estás en el escenario con James ¡sigue siendo un animal! Quiero decir, anoche hizo algo que nunca había hecho antes… Él siempre viene detrás de mí a intentar doblarse y bajar hasta abajo, lo que pasa es que yo siempre puedo bajar más que el ¿sabes? soy más elástico que él, pero anoche dijo que tenía que hacerlo y se dobló hasta aquí tío (ndr: señala muy abajo) (muchas risas). (ndr. Señalando al primo de Kirk) dice que él lo consiguió (muchas risas). Así que es así, cuando nos subimos al escenario no importa lo bien o mal que suene, realmente lo dan todo…

Robert Trujillo de Metallica

– Creo que eres el bajista más técnico que METALLICA ha tenido nunca, así que me gustaría saber por qué no has incluido más partes con el bajo como protagonista como por ejemplo en “Suicide & Redemption”.

Robert.- Bueno, hay muchas veces que pienso que sería alucinante meter un solo, pero luego a veces empiezo a pensar que si hago esto podría convertirse en la nueva “Orion” y bueno, James de hecho hizo los arreglos de guitarra en esa canción y también el solo, bueno creo que originariamente hizo la canción y el solo pero luego cambió el solo. Algo que puedo decir es que personalmente mi rol, bueno esta es mi opinión pero no la suya, es que mi rol como bajista en este disco es tocar realmente duro y creo que nunca había tocado tan intensamente y tan duro, aporreando así las cuerdas casi más como si le diese puñetazos a un saco de boxeo, casi como un boxeador, es reforzar los riffs agresivos de James y Kirk, ayudarles…Con METALLICA tienes que encontrar el equilibrio entre los riffs de James y la batería de Lars… Lars es un batería muy activo y tienes que encontrar un equilibrio y esa es una característica de “Death Magnetic” yo creo…

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)