Inicio Lanzamientos A-Z CHROME DIVISION – Booze, Broads & Beelzebub

CHROME DIVISION – Booze, Broads & Beelzebub

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - Triptikon

He de reconocer que tras la edición en 2006 del primer trabajo de esta singular banda, “Doomsday Rock N’ Roll”, jamás hubiera predicho que fuera a haber un segundo trabajo, pues lo cierto es que la sensación que me daba era la de un proyecto paralelo y circunstancial que no pasaría de eso, error del que me toca retractarme ahora con toda la satisfacción del mundo al presentar el flamante nuevo disco de CHROME DIVISION, quienes un par de añitos después regresan bajo el sello que apostó por ellos con “Booze, Broads And Beelzebub”, el que ya es su nuevo LP de estudio. Cabe decir que para quien no hubiera oído hablar antes del grupo, CHROME DIVISION están formados a modo de extraña ‘super – band’ por Shagrath (guitarras) (DIMMU BORGIR), Björn Luna (bajo) (ASHES TO ASHES), su vocalista, Eddie Guz (THE CARBURETORS), Ricky Black a las guitarras y un ex OLD MAN’S CHILD como Tony White tras los platos, donde claramente destacan Eddie Guz y Shagrath en una formación que al menos nada tiene que ver con las principales labores del vocalista noruego en DIMMU, y que se formó allá por 2004 creo que como mera diversión.

La cosa se fue tornando seria, y ahora lo que tenemos es a un buen grupo de rock n roll muy americanizado, sucio y de voz aguardentosa que aunque ahora menos, en su primer trabajo recordaban quizás en demasía a MOTÖRHEAD, principal referencia sónica de CHROME DIVISION, hasta el punto en que en algunas ocasiones parecían imitarles, al menos en “Doomsday Rock N’ Roll”. Ahora como comentaba la banda va encontrándose un poquito más con su propio sonido, y aunque seguimos hablando de un gran disco de rock n’ roll en mayúsculas que recuerda a tascucio de carretera, ya no es necesaria poner la palabra plagio entre la ristra de halagos, pues Eddie ha encontrado un estilo de cantar más propio y auténtico y el grupo musicalmente también ha sabido avanzar a nivel compositivo para escapar de las etiquetas, y sobre todo adaptando el sonido de los 70’s y 80’s a las posibilidades actuales.

“Booze Broads And Beelzebub” es toda una delicia en lo que a sonido se refiere. Las guitarras suenan tan naturales que incluso sorprenden (y es que a veces el avance tecnológico puede no ser bueno del todo…), sucias y rockeras en las partes más duras y bastante limpias en solos y partes más tranquilas, con una base rítmica en un segundo plano (tampoco les hubiese venido mal del todo resaltarla un poco) y una voz muy correcta, grave pero muchísimo menos desgarrada a lo Lemmy que en su disco debut. Por cierto que también me gustaría resaltar lo conseguidos de los coros, que le dan ese toque malote y desaliñado a muchos temas redondeando unos cuantos estribillos que sin ellos no serían lo mismo.

Decir también que en cuanto a temas, este nuevo trabajo está a la altura e incluso por encima de su genial predecesor, y huelga decir que se trata de un disco muy compensado, de buenas letras llenas de tópicos relativos al rock n roll y con temas de todos los colores y para todos los gustos, e incluso algunos más heavys que rockeros, y otros por supuesto mucho más rockeros que heavys, que recordarán casi más al rock sesentero que setentero…

“The Second Coming” es la intro, que tras un tajante “rock n roll is the devil’s music” deja paso al primer tema en sí, “Let’s Hear It” que tiene como principal referencia un estribillo muy bueno y un riff inicial de lo más pesado y heavy del disco. Luego viene “Sharp Dressed Man”, uno de los temas que más me ha gustado por lo pegadizo de sus sucios riffs (tirando mucho de bending también, como no podía ser de otra manera…) y ese estribillo que me recuerda tanto a una versión a lo heavy ochentero de la obra y gracia de ELVIS…en lo que podría ser el tema de raíces más clásicas de todo el disco (no perdáis tampoco ojo a “The Boys From The East”, otra joya muy en la línea de este gran track).

Destacar también, en la otra cara de la moneda, temas más rápidos y muy aconsejables para quien lo flipase con el “Serial Killer” de “Doomsday Rock N’ Roll”, ya que aquí en cortes como en “Raise Your Flag” no los vamos a echar de menos ni por un solo segundo, pues este en concreto es el tema más rápido que jamás han escrito (muy cercano eso sí nuevamente a MOTÖRHEAD). Otro grandísimo tema que rebosa nervio es “Doomsday Riders”, con un ritmillo adictivo como una droga y “macarruzo” hasta decir basta, un final espectacular para un disco que no lo es menos…

Solo queda pues quitarse el sombrero ante una banda que lejos de sacar un gran disco puntual, apartados de sus bandas habituales, han vuelto a hacerlo e incluso a superarlo, lo que me alegra sobremanera y me hace, sobre todo, no perder la fe en el sonido clásico de nuevo cuño en el s. XXI…más allá de nuestras discografías pobladas de viejas glorias de los 80 que, en su gran mayoría, siguen presas de sí mismas y de lo que un día fueron y que, mal que me pese, nunca volverán a ser.

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)

Track list:

  1. The Second Coming (Intro)
  2. Booze, Broads and Beelzebub
  3. Wine of Sin
  4. Raven Black Cadillac
  5. Life of a Fighter
  6. The Devil Walks Proud
  7. Hate This Town
  8. The Boys from the East
  9. Doomsday Riders
  10. Lets Hear It
  11. Sharp Dressed Man (ZZ Top cover)
  12. Bad Broad (Good Girl Gone Bad)
  13. Raise Your Flag