Inicio Entrevistas Entrevistas Texto WHITESNAKE – Hablamos con el guitarrista DOUG ALDRICH.

WHITESNAKE – Hablamos con el guitarrista DOUG ALDRICH.

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
Whitesnake

Entrevista con Doug Aldrich

Cuando quedan horas para que arranque el tour de WHITESNAKE por nuestro país, publicamos esta entrevista telefonica con Doug Aldrich, uno de los dos guitarristas de la Serpiente Blanca. Esta es la interview:

– ¿Qué tal, Doug?, ¿dónde te encuentras?… Me imagino que ya estáis en gira y metidos en la vorágine de la carretera.

Doug.- Hola… Sí, sí, ahora mismo estoy en el hotel en Venecia, en Italia…

Doug Aldrich de Whitesnake

– Para comenzar, vamos a hablar de la próxima gira española que comienza ya en muy pocos días. Además, estaréis presentando el nuevo disco, un fantástico “Good to be bad” que ha encantado a la mayoría de fans de WHITESNAKE. Cuéntanos un poco en general cómo serán los conciertos que vamos a ver muy pronto en España.

Doug.- Va a ser una enorme fiesta, una gran “stravaganzza”. Será un concierto clásico de WHITESNAKE, con muchas de las mejores canciones que David ha escrito en la historia de la banda, bastantes clásicos y, como puedes imaginar, también varios temas nuevos, que están funcionando muy bien en directo. Están siendo conciertos fantásticos, los mejores que he dado con WHITESNAKE hasta ahora… ¡Estamos “on fire”, tío!, y deseando volver a España a tocar para vosotros.

– Habéis girado ya bastante con esta formación, con lo que supongo que tenéis que estar muy compenetrados y sueltos en el escenario…

Doug.- Sí, es cierto. Además, tenemos un nuevo miembro, que es el batería Chris Frazier, y la verdad es que ha encajado en la banda de maravilla, como si llevara tocando con nosotros desde la reunión. Le está dando un “groove” al grupo muy bueno, porque él toca un poco al estilo de Ian Paice, de DEEP PURPLE, y además tiene lo mejor de otros monstruos como la fuerza y el doble bombo de Cozy Powell o el propio Tommy Aldridge… Pero vamos, como decías, el resto de los chicos también están totalmente engrasados y funcionando absolutamente como WHITESNAKE: Reb Beach es un guitarrista increíble , Uriah Duffy es una apisonadora auténtica, impresionante, al igual que ocurre con Chris, y Timothy Drury sería como el arma secreta, un “tapado”porque es un teclista de lujo, al estilo clásico de Jon Lord, pero también tiene una voz excelente para hacer coros, y además le da mucha frescura al sonido, como siempre han hecho todos los teclistas que han tocado con David en la banda.

– Ahora que lo mencionas, es cierto que tenéis nuevo batería… ¿qué ha pasado con Tommy Aldridge?

Doug.- Bueno, sus actividades con otros proyectos entraron en conflicto con las fechas que teníamos para grabar el disco. Fue raro porque desde el principio estuvo muy claro cuándo íbamos a entrar a grabar y cuándo le necesitábamos pero desafortunadamente él tenía cerrados una serie de clinics de batería y claro, no podíamos modificar las fechas para que Tommy pudiera hacer sus compromisos y a la vez grabar el disco de WHITESNAKE. Al final decidimos que teníamos que tirar para adelante y entonces encontramos a Chris Frazier, que la verdad es que ha hecho un trabajo fantástico en el disco. Nos dimos cuenta que era un instrumentista brillante y nos planteamos que se quedara en la banda puesto que Tommy no estaba disponible en ese momento para WHITESNAKE y además estaba metido en otras cosas como girar con THIN LIZZY o sus clinics que no le dejaban el tiempo suficiente para dedicarse al 100% a WHITESNAKE cuando tenía que hacerlo. Estamos muy contentos con Chris pero está claro que nunca puedes reemplazar sin más a alguien como Tommy porque es un batería legendario y todo el mundo le conoce y adora su forma de tocar. Por eso necesitábamos encontrar a alguien realmente bueno y que además aportara algo nuevo y diferente a la banda, y Chris era esa persona.

 Whitesnake

– Ahora que ya hace varios meses que salió el disco, ¿cómo veis que está siendo la respuesta? Está claro que habéis editado un trabajo 100% WHITESNAKE y me imagino que los fans se identificarán totalmente con él, ¿no?

Doug.- Mira, todo el proceso ha sido una increíble experiencia para nosotros porque comenzamos como en 2006 a componer un par de canciones, que fueron “Best years” o “All I want all I need”, y nos dimos cuenta David y yo que estábamos realmente inspirados… Todo ha sido muy natural, no se ha forzado nada y simplemente hemos hecho y trabajado la música que nos gusta, los riffs y las canciones que podían funcionar mejor en un concierto en directo… Al final está claro que el resultado de “Good to the bad” entronca perfectamente con el material de las mejores etapas de WHITESNAKE, desde los primeros tiempos, partes más heavies, blues/rock n’roll, el toque más metálico y pop también… Creo que tiene todo ese remanente pero además sonando fresco, que era lo más difícil, y la banda todavía se muestra hambrienta, con ganas de más, sonando con fuego. Además, lo más importante es que la voz de David suena increíble en el disco, él es WHITESNAKE, un interprete preciosista y elegante, y siempre con ese deje clásico tan característico… Entonces, era obvio que los fans se iban a sentir identificados con el disco.

– Tú has compuesto los temas con David, con lo que supongo que es correcto decir que “Good to be bad” es mitad Coverdale/mitad Aldrich. ¿Cómo fue el proceso de composición y trabajo de los temas y cómo te sientes personalmente de ser la mano derecha de David Coverdale en algo tan importante como WHITESNAKE?

Doug.- Es un honor el poder trabajar mano a mano con David, pero a la vez está claro que es algo que te impone cierta presión porque sabes que inevitablemente los fans van a comparar este disco con “este otro” o “aquel”. De todos modos, como te decía antes, todo el mundo en esta banda aporta algo nuevo, y obviamente todos los músicos de WHITESNAKE son grandes instrumentistas, con lo que no importa quien escriba las canciones porque sabes que en esta banda van a sonar perfectas. Lo que hicimos en todo momento era hacer canciones que encajaron en el estilo clásico de la banda y que además sonarán frescos, es todo lo que nos planteamos al empezar a componer. Además, fue interesante el que no importaba si el tema era de David o mío, porque nos resultaba igual de excitante el terminarlo y trabajar en él.

– Volviendo al tema del directo, WHITESNAKE ha tocado ya varias veces en España, tanto en los 80 y principios de 90 como tras la reunión, de hecho esta es la tercera visita desde entonces (además del show acústico promocional en Madrid), y la recepción siempre es excelente, con un aprecio y cariño especial que imagino que es generalizada en todo el mundo. ¿Qué opinión e impresión tienes de las dos veces anteriores que has tocado con la banda aquí, tanto en festivales como conciertos sueltos?

Doug.- Siempre lo digo en muchas entrevistas y no me canso de repetirlo porque es la verdad, y es que la audiencia española es increíble. Adoran a la banda, conocen todas las canciones, son realmente apasionados con respecto a la música de WHITESNAKE. Además, para mí un detalle importante es que los españoles me parecen muy buena gente y además les gusta divertirse, y por eso los conciertos de WHITESNAKE funcionan tan bien en España, porque se trata básicamente de eso, de pasarlo bien, de cantar… y es que cuando empiezas a tocar una canción y David nota ese apoyo, lógicamente le encanta y se crece, se alegra de verdad y esto hace que todo marche perfecto, ya sabes, anima mucho el concierto para las dos partes. En España David se siente bien, feliz y animado y entonces es cuando empieza… ya sabes, “vamos a hacer una más”, “venga, otra más” (risas), porque esto significa que lo estamos pasando bien, y es algo que siempre ocurre en España.

Doug Aldrich de Whitesnake

– En WHITESNAKE siempre han sido importantísimas las parejas de guitarristas, desde Marsden/Moody hasta por supuesto Aldrich/Beach actualmente (que se os nota muy compenetrados y creo que hacéis un gran equipo) y pasando por otras tan importantes como Sykes/Galley, Vandenberg/Campbell. Creo que desde el principio han sido la clave del sonido de la banda, aparte de la propia presencia, voz y composiciones de Coverdale, obviamente. ¿Qué opinas de esto y sobre todo cuéntanos cómo ves personalmente la actual pareja de guitarristas en comparación con las otras que ha habido en la banda?

Doug.- Está claro que David siempre ha trabajado con guitarristas soberbios, Bernie Marsden, Micky Moody… Con ellos la banda tomó personalidad al 100%, desde una banda de blues hasta conseguir un sonido único. Quizás muchos pensaban que al venir la banda de DEEP PURPLE iban a sonar como una copia pero David cogió la influencia y junto a Bernie y Micky la llevó a una dirección diferente y crearon un nuevo sonido para WHITESNAKE que incluso hoy sigue sonando increíble. De todas formas, todos los guitarristas desde ellos dos, Mel Galley y John Sykes, y lo mismo después con Adrian Vandenberg, Steve Vai, Vivian… todos han sido fenómenos, por lo que está claro que el puesto de guitarrista de WHITESNAKE puede ser un zapato demasiado grande para una horma más pequeña pero tanto Reb como yo tenemos una amplia experiencia y además nuestros estilos, pese a ser diferentes entre nosotros, se conjuntan realmente bien. Entonces, podemos tocar sin problemas tanto canciones más técnicas que necesiten un increíble “shred”, que las hace Reb, o las que tienen un lado más bluesy, que las hago yo. Pero luego tocamos partes rítmicas juntos aunque tocándolas de manera diferente, con lo que cuando las juntas suena enorme. Digamos que tocamos lo mejor que sabemos y siempre intentando aportar algo nuevo y fresco sobre la base clásico del sonido de la guitarra de WHITESNAKE.

Doug Aldrich de Whitesnake

– Creo que no soy el único que piensa que los actuales WHITESNAKE tienen más que ver con el espíritu y sonido de la banda en su primera etapa que con los los años más comerciales y “glamourosos”, por muy buenos que sean “Slip of the tongue” y sobre todo “1987”. Como que tenéis más rollo setentero que ochentero, más de puro rock n’roll que de hard rock y heavy, aunque mantengáis por supuesto ese toque, claro…

Doug.- Bueno, para mí tiene partes de ambos, como te decía antes. Está claro que hay mucha influencia de los primeros años, y es algo que está muy presente por ejemplo en el disco en directo que grabamos en el Hammersmith, ya que el sonido es muy clásico, y yo personalmente adoro ese estilo, el de discos como “Come on and get it” o “Love hunter”… De todas formas, posiblemente mi disco favorito de la banda sea “Slide it in” y es un poco el sonido que intento aportar. De todos modos, creo que en estos años desde la reunión hemos intentado recuperar algunos ritmos y sonidos que quizás hacia tiempo que no se utilizaban tan claramente en WHITESNAKE, y eso se nota muy claramente por ejemplo en temas como “Good to be bad”, que tiene un rollo muy “Ready and willing”, con esos ritmos únicos que ahora hace tan bien Chris Frazier. Pero luego también tenemos temas que suenan un poco más modernos como “Can you hear the wind blow”, y que a su vez también pueden estar cercanos a ese rollo setentero. Luego “Lay down your love” podría estar perfectamente en “Saints and sinner” o “Slide it in”, ¿sabes lo que quiero decir?… Creo que es por este tipo de cosas por las que David está tan contento con el nuevo disco, porque recopila perfectamente todas las etapas de WHITESNAKE y las combina con algo nuevo y fresco, actual, que ya te digo que era el objetivo.

– Hay mucha gente que no conoce a Doug Aldrich antes de WHITESNAKE, y es una pena porque creo que eres un guitarrista excelente, con una imagen y actitud fantástica en directo, y que has grabado discos increíbles como “Sahara” de HOUSE OF LORDS, el que sigue siendo el mejor disco de DIO en muchos años, “Killing the dragon”, “Slave to the thrill” de HURRICANE, o tus trabajos con BURNING RAIN o los 4 discos de BAD MOON RISING, además de algunos en solitario. ¿De qué trabajos de tu carrera te sientes más orgulloso y cuáles recomiendas a la gente para descubrir a Doug Aldrich?

Doug.- Tengo que decir que los primeros discos de BAD MOON RISING son realmente especiales para mí porque, además es curioso, porque la manera de trabajar con el cantante, Kal Swann, era similar a la que tenemos David y yo, y además él es un increíble fan de Coverdale. Me inspiró mucho y aprendí mucho sobre escribir canciones, grabar y todo el proceso en general. Como he dicho era un gran fan de David Coverdale, y cuando empecé a trabajar con David, me recordó a los tiempos en los que estaba con Kal, aunque en una situación mucho más grande. Me lo pasé muy bien haciendo ese disco y fue un gran momento para mi, y eso que yo solo fui contratado como sesionista, fue específicamente a grabar, pero terminé girando con ellos y quedándome en el grupo.

Trabajar con Ronnie Dio también fue fantástico. Llegué en el último momento y ya tenían 8 temas acabados, escribí junto a él dos más y grabamos el disco muy rápido. Aún así, “Killing The Dragon” es un disco con mucho fuego. No obstante, si tuviera que elegir un momento de toda mi carrera, trabajar con David en un disco como “Good To Be Bad” ha sido el momento cumbre, nada puede competir con eso. Todo el mundo pasa por momentos difíciles en su vida, el estrés, las facturas, el trabajo, relaciones, etc., pero al final del día, cuando David y yo escuchábamos el tema que habíamos acabado ese día, nada más importaba, era un sentimiento fantástico, como dice la canción del álbum “Best Years”, escribiendo junto a él he pasado los mejores momentos de mi vida.

– Creo que no es casualidad que tu presencia y composiciones han ayudado increíblemente a reflotar y recuperar la carrera de dos pesos pesados con DIO o WHITESNAKE. Sé que eres humilde pero me gustaría personalmente colgarte esa medalla y agradecerte la importancia que has tenido para que hoy en día sigamos disfrutando del mejor DIO y que WHITESNAKE siga adelante con tanta fuerza y coherencia.

Doug.- Agradezco mucho tu comentario y te aseguro que he puesto cada parte de mi corazón y mi alma en todo lo que he hecho, cuando trabajo en un proyecto no hay nada que me importe más que eso, es lo más importante para mi. Sin duda he formado parte de ello, pero creo que el mérito tiene que ser para David o Ronnie, ellos llevan haciendo esto solos mucho tiempo, y ambos son dos de los mejores cantantes del mundo; Ronnie es el número 1 dentro del metal, me gustaba mucho sobre todo cuando estaba en RAINBOW, y David es el frontman definitivo, tiene la mejor voz de todos los tiempos. Ambos poseen una curiosa forma de inspirar a la gente que trabaja con ellos, hace que los músicos sean mejores de lo que ya son, ambos han sacado lo mejor de mi y me han inspirado sobre manera, lo que me ha motivado para hacer lo que supongo que es un buen trabajo.

Doug Aldrich de Whitesnake

– Para terminar, ¿cómo ves personalmente a David Coverdale?, ¿crees que hay WHITESNAKE para rato o que ya se va apagando la mecha de una de las bandas más grandes e importantes de la historia? En caso de ser así, me gustaría decirte que “Good to be bad” me parece un excelente epílogo.

Doug.- Yo creo que sí, David tiene todavía mucha música dentro de él e incluso hemos hablado ya de algunas ideas para el futuro. Actualmente estamos concentrados en “Good To Be Bad” porque hay un montón de sitios por tocar en los que no hemos estado nunca, y tenemos que seguir adelante con ello. Yo estoy experimentando con algunas ideas en nuestro tiempo libre, así que ya veremos que pasa, ahí muchas facetas de David que la gente no conoce y em gustaría que vieran todo eso en el futuro de WHITESNAKE.

– Lo que quieras decir para cerrar. Muchas gracias por todo y nos vemos en unos días.

Doug.- Tenemos muchas ganas de tocar en España, David siempre habla mucho de los fans españoles y hemos estado ya varias veces, la pasión del público por él y WHITESNAKE hace que tenga muchas ganas de venir a España, está cantando mejor que nunca y es un honor estar a su lado en el escenario cada noche. Esperamos veros a todos en el concierto y preparaos para cantar.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)