Inicio Lanzamientos A-Z MÖTLEY CRÜE – Saints of Los Angeles

MÖTLEY CRÜE – Saints of Los Angeles

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

Si tuviera que escoger sólo dos o tres discos favoritos para irme a una isla desierta, una elección ineludible sería algún buen recopilatorio de MÖTLEY CRÜE, sin ninguna duda… Y aquí tenemos por fin el esperado nuevo disco de estudio de la banda de rock (hard rock, sleazy, heavy americano o como se prefiera llamar) más macarra, decadente y legendaria, amen de la personificación perfecta del lema sexo, drogas y rock n’roll, y encima con su formación original parece que no sólo reunidos sino que encima más o menos bien avenidos y en gran forma.

Por mucho que los tres temas nuevos que se incluyeron en el recopilatorio “Red, white and crüe”, con el que volvieron a la palestra hace tres años, fueran buena señal de cara al futuro, reconozco que no las tenía todas conmigo temiéndome un trabajo ultra moderno, de marcado carácter “yanqui” en estilo y sonido, y/o simplemente algo mediocre y cuando menos por debajo de las expectativas y sobre todo historia que MÖTLEY CRÜE tiene detrás. Pues bien, una vez que la de arena, la buena, fuera el propio tema “Saints of Los Angeles” para abrir boca, y la de cal, la mala, tanto el anuncio del CRÜE FEST, con bandas precisamente muy modernas y 100% modelo “moda USA” de los últimos tiempos, como sobre todo la portada (con diferencia lo peor y más anodino del trabajo… y eso que las fotos del interior del libreto están de puta madre), tengo que decir que nos encontramos ante un disco que es puro MÖTLEY CRÜE… y con eso ya al menos sabemos que no va a decepcionar a ninguno de los fans de los angelinos (y os aseguro que mis predicciones eran bastante pesimistas). Incluso me atrevo a asegurar que poco a poco se va a convertir en un clásico, si no al nivel insuperable de los dos primeros y “Dr Feelgood”, sí en un nivel similar de “Theatre of pain”, “Girls, girls, girls” y “el tapado” pero fantástico “New tattoo” (y podemos incluir casi al mismo nivel el buen pero diferente “Motley Crue” del 94 con John Corabi a la voz) y dejando lógicamente a años luz al infumable “Generation Swine”, que se vuelve a quedar como una broma pesada por comparación.

Dicho esto y quitándonos todos de encima el peso o miedo de tener que tragarnos un subproducto sólo porque lleve la pegatina en la solapa de una de nuestras bandas favoritas, nos relajamos y toca disfrutar. De primeras te encuentras con un sonido lógicamente actualizado, pero en ningún momento se puede decir que suene moderno, sino que es puro MÖTLEY en 2008, ni más ni menos: Suena duro y hardroquero a la vez, con melodía cuando es necesario, y en todo momento con un nivel de producción realmente alto, como no podíamos esperar menos de una de las bandas más importantes de la historia (y será por medios…, cómo se suele decir). Es que James Michael, DJ Ashba y el propio Nikki Sixx han hecho un trabajo excelente al respecto, respetando al 100% la esencia de la banda, manteniendo el sonido base hardroquero pero crudo y macarra del grupo, pero a su vez haciendo que suene totalmente fresco, actual y sobre todo clásico y atemporal, que en el fondo me sigue pareciendo lo más importante.

Después, encontramos a una banda perfecta cada uno en su papel: Nikki Sixx a nivel compositivo (que como bajista siempre fue más mediocre), Mick Mars dando personalidad Crüe con sus riffs inconfundibles, ídem en el caso de Vince Neil, cantando incluso más “putilla/rata angelina” que nunca pero a un nivel infinitamente superior que en algunos momentos mejor del pasado, y Tommy Lee se hace el amo del disco a nivel musical, demostrando una vez más que es el mejor instrumentista de la banda y que, cuando su personalidad cambiante y “gustos variopintos” se lo permiten (vamos, cuando se mete en su papel de rotundo batería de rock y deja las marcianadas y proyectos tecno), tiene pocos rivales a nivel de pegarle duro, preciso y poderoso. Es decir, cada uno metido totalmente en su papel y haciendo que en todo momento el disco suene a ellos, que rezume personalidad Crüe por los cuatro costados y que además no pierda ese toque afilado, pegadizo y crudo que siempre fue santo y seña del estilo del grupo.

Además, otro de los mejores detalles de “Saints of Los Angeles” es que es el típico trabajo que mejora en cada escucha, y es que después de una primera o segunda impresión simplemente normal (“vale, suena a MÖTLEY pero poco más”) empiezas a darte cuenta que te ha enganchado, que te encantan los riffs, que tiene temas impresionantes, que suena de lujo y que no puedes dejar de escucharlo.

A estas alturas no he comentado aún que el disco está basado en “The dirt”, la propia autobiografía de la banda (¿quizás el mejor y más fascinante libro del rock de la historia?… para mí sin ninguna duda), de sus propias experiencias vitales (lo dicho, sexo, drogas/alcohol y rock n’roll en cantidades superlativas, por si alguien tenía alguna duda) de su historia, y de lo que ha sido MÖTLEY CRÜE desde sus impactantes inicios a principios de los 80, los fastuosos, degradantes y locos años clásicos, la travesía en el desierto, separaciones varias y extraños años 90 y principios de 2000, hasta la rehabilitada, recuperada (más tranquila, suponemos) y de nuevo exitosa actualidad. Y por ello, musical y letrísticamente nos va llevando por las calles de Los Ángeles, en Harley, con una despampanante groupie detrás (o varias), entrando y saliendo de las salas y garitos roqueros más famosos, en “estado alterado de la conciencia por sustancias varias”, reventando estadios y pabellones, y pasando a ser desde el “motherfucker del año” a “los santos de LA” (con mayor o menor ironía en la afirmación), y entre medias “sólo otro psicópata” o dejando salir (sin ningún tipo de pudor) el animal que llevan dentro. En definitiva, el puro y duro circo del rock n’roll, con toda la leyenda, realidad, decadencia, atractivo prohibido y pasiones desatadas que siempre han llevado consigo MÖTLEY CRÜE.

¿Qué me queda? Pues hablar de las canciones en sí, trece temas como digo absolutamente dentro del espectro estilístico y musical de MÖTLEY CRÜE, y que podíamos definir como una hipotética mezcla entre el estilo de los tres temas recientes (los del recopilatorio) y un toque más clásico a medio camino entre “Shout at the devil” (por el punto más crudo y “punkroquero”) y “Dr Feelgood”, pero con la consiguiente y relativa actualización comentada. Vamos con ellas:

  • L.A.M.F. (intro)/”Face down the dirt”: Un tema crudo y “macarrilla” para empezar, como no podía ser de otro modo, casi punk rock, aunque no me parece de las mejores. De todos modos,el tono inconfundible de Vince Neil te da la bienvenida al mundo Crüe desde el principio y eso ya es un buen comienzo.

  • “What’s it gonna take”: Más moderna y simplota, quizás el único tema prescindible para mí del disco, aunque sin duda se salvan Mick Mars y sobre todo Tommy Lee, que empieza a sentar las bases de lo que hará en todo el disco: hacerse dueño de los temas y llevando el ritmo de todos y cada uno.

  • “Down at The Whisky”: A partir de aquí sí comienza al 100% el disco de MÖTLEY CRÜE, con un tema más hardroquero y divertido, con ritmo, un punto muy guapo y esa onda de las canciones de “New tattoo” y “Dr. Feelgood”, con estribillo pegadizo y letra sobre el mítico Whisky A Go Go.

  • “Saints of Los Angeles”: El single y tema más conocido hasta ahora, comenzando por un riff totalmente MÖTLEY, y con un rollo musical a lo “Shout at the devil” o “Primal scream”, menos en el estribillo, más directo y superpegadizo. Destaca también el bajo de Nikki marcando el ritmo y el estilo rabiosamente clásico en la banda.

  • “MF of the year”: Empieza sampleada y también es algo más moderna y con un deje punkroquero pero con estribillo más melódico. Más lenta y “americanizada” de todos modos.

  • “The animal in me”: Un medio tiempo intenso y potente, con caña pero más lenta y melódica en general, rollo un poco “If I die tomorrow”, uno de sus temas recientes.

  • “Welcome to the machine”: Mucho más dura y macarra, roquera, guitarrera y sucia, incluso con esas reminiscencias a algunos temas de “Theatre of pain” como “Use it or loose it” por ejemplo. Directa y de nuevo con ese deje punkroquero que siempre ha tenido Sixx.

  • “Just another psycho”: Más melódica y hardroquera, pegadiza y otra vez me recuerda al toque del “New tattoo”, de base 100% Crüe pero quizás más netamente roquera.

  • “Chicks=trouble”: Los que ya habéis leído “The heroin diaries” ya sabéis de qué habla el tema, y es que en el citado libro de Nikki Sixx las referencias a la frase son constantes. Musicalmente es muy macarruza y pegadiza, pero con un punto más ligero a lo “Girls, girls, girls” (aunque no tan grande) o “Ten seconds to love”, con gran guitarra de Mick y toque gamberro marca de la casa.

  • “This ain’t a love song”: Volvemos al toque más moderno, en un corte más rítmico y lento, un tema más “metalero” que, junto a la tercera, me parece la más floja.

  • “White trash circus”: De ritmo más vacilón y movido, recuperamos el punto festivo de la mano de un buen tema roquero y que cuenta como acicate con una voz de Vince más retocada y un curioso tratamiento de las guitarras por momentos.

  • “Goin’out swinging”: La salida del disco se retrasó un mes motivado por la inclusión de este gran tema que compuso Nikki (con Marti Frederiksen) en el último momento. Heavy y cañera, con Tommy sentando cátedra y rollo totalmente “rock n’crüe”, superpegadiza y que será de las mejores en directo con ese estribillo que se clava en el cerebelo.

Pues cerramos sin darle más vueltas: nuevo disco de MÖTLEY, sonrisa en la cara de todos los fans y perfecta adaptación a los tiempos actuales pero sin perder identidad, como debería ser en todos los nuevos discos de bandas legendarias (y que lamentablemente no es la norma sino la excepción)… Y sí, efectivamente, dos o tres temas del disco irían en la “recrüepilación” para la isla desierta, por supuesto.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Track list:

  1. L.A.M.F. 01:23
  2. Face Down In The Dirt 03:44
  3. What’s It Gonna Take 03:45
  4. Down At The Whisky 03:50
  5. Saints of Los Angeles 03:40
  6. Mutherfucker of the Year 03:55
  7. The Animal In Me 04:16
  8. Welcome To The Machine 03:00
  9. Just Another Psycho 03:36
  10. Chicks = Trouble 03:13
  11. This Ain’t A Love Song 03:25
  12. White Trash Circus 02:51
  13. Goin’Out Swingin’ 03:27