Inicio Festivales Crónica Festival KOBETASONIK – Sábado 21 de junio – Crónicas y fotos – KISS...

KOBETASONIK – Sábado 21 de junio – Crónicas y fotos – KISS y SAXON

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION





Documento sin título

Kobeta Sonik

Sábado 21 de junio – Segunda parte

KISS

Quien me iba a decir a mí que finalmente no me iba a morir sin ver a los KISS en directo, era algo que tenía casi asumido, pues no me imaginaba viajando por medio mundo solo para poder verlos, me gustan, me encantan, pero nunca he sido un fan de la banda de Detroit.

Kiss - Foto: Sergio Blanco
Kiss - Foto: Sergio Blanco

Pues bien, finalmente mi cita con la historia había llegado, un autentico show americano en toda regla, y eso mismo debió pensar mucha gente, pues de repente aparecieron caras pintadas hasta de debajo de las piedras, no sabía yo que en nuestro pais la ‘Kiss Army’ pudiera llegar a esos niveles, pero tentado estuve yo mismo de pedirle a alguien sus pinturas para ser uno más y disfrutar de una ocasión única y probablemente irrepetible.

Kiss - Foto: Sergio Blanco
Kiss - Foto: Sergio Blanco

Dieciséis camiones hicieron falta para preparar el mastodontito montaje que se traían a cuestas, y es que KISS, sin toda su parafernalia jamás sería lo mismo, todo sus shows están concebidos como un espectáculo, y eso es lo que trajeron hasta Bilbao, puro espectáculo del que ya pocas veces se puede ver salvo en sueños.

Kiss - Foto: Sergio Blanco
Kiss - Foto: Sergio Blanco

Este concierto estaba enmarcado dentro de la gira del 35 aniversario de su ya mítico ‘Alive!’ de 1975, disco en directo que les dio fama y fortuna a partes iguales, y eso es precisamente lo que nos encontramos de entrada en cuanto a lo musical se refiere, algo que siendo fieles a la verdad, aburrió bastante a los curiosos que se acercaron a verlos y maravilló a sus fans, que también los había, pero esto no hace sino acrecentar una idea que siempre rondó en mi cabeza, KISS en Europa no son la superbanda que es en Estados Unidos, tienen sus fans, por supuesto, todo el mundo los conoces, claro, pero no tienen ese estatus de leyendas del que gozan en su país.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

En lo musical, como ya he dicho, de entrada pocas variaciones hicieron respecto a su citado álbum en directo, ya que lo ejecutaron casi por completo salvo algunos temas (‘Firehouse’, ‘Watching you’ y ‘Rock bottom’ creo que se quedaron en el tintero), y cambiaron el orden y las voces en algunos temas, como por ejemplo ‘Nothin to loose’ y ‘Black Diamond’, que fueron cantadas por Eric Singer básicamente, el cual me encantó en dicha labor.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

El sonido fue brutal, salvo algún detalle sin importancia, creo que jamás he asistido a un concierto con una calidad así, al menos desde donde yo estaba así fue, las luces maravillosas, y que decir del espectáculo en si…alucinamente, llamaradas, pirotecnia, cañones de humos plataformas que se elevaban, tanto para los tres de libre movimiento como para la batería de Eric, Gene escupiendo sangre y elevándose hasta los focos para cantar allí encaramado ‘I love it loud’, Paul pasando del escenario a la torre de iluminación colgado de una especie de tirolina y actuando allí en medio de un público expectante mientras todo se veía por las pantallas laterales, destrozo de guitarra…realmente digno de ver, dudo que nunca más vea algo así.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

Pero no todo van a ser halagos, y es que con ‘Deuce’ y ‘Strutter’ la cosa empezó muy bien y la gente estaba muy animada, pero la cosa fue decayendo, alcanzando el estado de sopor máximo para muchos con el solo de Tommy Thayer, totalmente soso en insulso, y la cosa no mejoró demasiado le pese a quien le pese hasta que no sonó ‘Rock n’ roll all nite’, uno de sus superventas, y ya desde ese punto todo fue para arriba y el concierto se convirtió en una fiesta.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

‘Shout it out loud’, ‘Lick it up’ y ‘I love it loud’ pusieron a todo el mundo a botar, y como el mismo Paul dijo, aunque algunos los criticaron por dicha canción, ‘I was made for living you’ fue un número uno en medio mundo y era uno de los temas que todos esperamos, y con el que personalmente me lo pasé como un enano.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

Y tras más de dos horas y media (en la vida he asistido a un concierto tan largo), ‘Love gun’ y ‘Detroit rock city’ pusieron punto y final a una noche mágica, aunque no me habría importado escuchar alguna baladita como ‘Beth’ o ‘Forever’, o si acaso algún tema como ‘Hard luck woman’, una de mis debilidades.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

Ya somos 30000 los que podemos decir eso de ‘Yo estuve allí’, una de esas cosas que hay que hacer antes de estirar la pata.

Angel Ruiz

KISS

Finalmente, y fruto de los retrasos que como comentaba llevaban arrastrándose durante toda la segunda jornada desde la mismísima apertura de puertas, el plato fuerte del festival no saldría a su hora de todas todas, como se había especulado desde un comienzo, sino que sería poco después de que BLIND GUARDIAN se despidieran con su “Mirror, Mirror” cuando iba a comenzar el que iba a ser el primer concierto de KISS desde 1997, que ahí es nada, con un retraso bastante considerable. ¿Balance general? Bueno, gran concierto sin duda, un espectáculo, pero con “peros”.

Kiss - Foto: Sergio Blanco
Kiss - Foto: Sergio Blanco

Así pues no fue hasta la 1 de la madrugada cuando caía el telón y como ya es tradición, la estridente voz del speaker anunciaba a bombo y platillo aquello de “ladies and gentlemen, you wanted the best, you got the best, the hottest band in the world, KISS!!!” en el momento en que con Eric Singer ya tras los platos, Gene Simmons, Paul Stanley y Tommy Thayer descendían desde lo más alto del escenario en una plataforma humeante y comenzaban a sonar los primeros guitarrazos de “Deuce”, impecablemente cantada por Gene, por quien de verdad parecen no haber pasado los años, al menos a nivel vocal, pues sí parece hacer cogido unos kilitos de más…En ese momento todo fue una locura realmente, una fiesta, y es que se notaban y mucho las ganas que había de ver a una de las bandas más grandes que ha dado yankilandia nunca, aunque era solo el comienzo. Fue en una “Strutter” que me puso los pelos como escarpias, y no por ser mi tema preferido, cuando me empecé a “oler la tostada”. KISS habían salido a comerse España, como siempre, y el sonido por cierto estaba siendo el mejor del festival sobradamente, incluso mejor que el de JUDAS, con las guitarras más rockeras y desgarradoras que he oido nunca, pero se notaba que entre el público los temas del homenajeado “Alive!” no calaban. Abarrotado de gente, sí. Apretones, avalanchas…sí. Pero aquello no era la fiesta que tenía que ser, o que se suponía debería ser, sino que iba a tardar todavía un trecho en llegar, más en concreto con los bises, lo que me resulta comprensible desde mi humilde y sencillo punto de vista, y es que KISS en España nunca han sido ni serán jamás ni un ápice de lo que representan en su tierra natal…ni más ni menos, a pesar de que tienen temas infinítamente mejores que “los de siempre” lo que supongo pasa con todas las bandas, como es lógico.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

“Strutter” me sorprendió primero por el buen estado vocal de Stanley, a quien ví con la voz algo más grave pero desenvolviendose muy bien en las partes más altas y con un chorro de voz incluso más amplio que en sus comienzos, y después por lo fieles que se mantuvieron a la versión original del tema, que Paul había cambiado un poco en algún concierto de la gira. Por cierto que os coros de Eric Singer me sonaron quizás demasiado altos, y más bien parecia una segunda voz. Siguiendo el orden clásico de “Alive!”, “Got To Choose” y “Hotter Than Hell” fueron las dos siguientes en caer, y fue en esta última donde terminé de convencerme de que los propios músicos, sobre todo Paul Stanley, se estaban sintiendo algo incómodos por el panorama que se estaban encontrando, pues incluso hubo un momento en que Paul comento que habían estado por todo el mundo y este era el público más callado que había visto.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

Mientras ellos seguían a lo suyo, que es dar espectáculo y tocar buen rock n’ roll, y tras el tema homónimo de su primer trabajo le siguió el número ya conocido en el que Simmons, no sin mucha intríngulis, escupía una llamarada de fuego entre los aplausos y pitidos del respetable. El escenario por su parte lo podéis ver en las fotos, pero era todo lo que se puede esperar de una banda como KISS, con el inmenso letrero luminoso presidiendo el fondo y un escenario de dos niveles con dos paredes de amplis plateados, donde por cierto la iluminación jugó un papel especialmente importante, y es que es un factor que bien utilizado, puede hacer que dos conciertos parezcan diferentes…

Kiss - Foto: Sergio Blanco
Kiss - Foto: Sergio Blanco

Luego llegaría un tema que nunca fue de mis predilectos, pero que curiosamente iba a ser de los que más me iban a gustar de todo el concierto, una “Nothin’ To Lose” cantada increíblemente bien por Eric Singer y que me resultó divertidísima con Simmons y Stanley haciendo los coros del estribillo, realmente entretenida, donde como comentaba disfruté muchísimo oyendo cantar a un Singer que no sabía que cantase tan bien.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

Luego siguieron los homenajes por el 35 aniversario de “Alive!”, y “Come On And Love Me”, “Parasite” y “She” me sonaron muy especiales y aunque me alegré mucho de oir estos temas menos “comunes” en sus conciertos, tengo que decir con todo el dolor de mi corazón que pasaron soberanamente inadvertidos para todo el mundo, mutismo que todavía se iba a prolongar con un insulso solo de Tommy Thayer en el que salvo dos cohetes y chispazos saliendo de su mástil y algo de tapping tras su cabeza poco más se vio. Luego Paul aununciaba un tema muy especial como lo fue el “100,000 Years”, pero nada. El grupo me seguía sonando increíble y por supuesto que estaban dando un concierto “made in KISS 100%” de quedarte boquiabierto, sobre todo si como en mi caso no los habías podido ver antes, pero a mí me seguía faltando un ambiente que no encontré salvo en la “traca final”. Fue en mitad de “100,000 Years” cuando vino el solo de Singer, algo más entretenido que el de Tommy Thayer, aunque considero que quizás deberían haber esperado un poco más debido a lo reciente que estaba todavía el anterior, aunque como digo fue bastante más entretenido.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

Encarando la parte final del repertorio antes de los debidos bises fueron sonando “Cold Gin”, una inesperada al menos para mí “Let Me Go Rock N’ Roll” y dos temazos que me sonaron espectaculares para cerrar esta parte del concierto, una “Black Diamond” cantada por Eric Singer como los ángeles en la que Stanley desistió definitivamente de intentar que el público cantase (nadie se la sabía) y, cómo no, un “Rock N’ Roll All Nite” que se convirtió, por fin, en una fiesta de botes, voces, explosiones y plumas, que despertó a muchos de su letargo, con Gene Simmons y Tommy Thayer subidos en lo alto de las plataformas casi en el techo del escenario y Stanley cantando abajo con su clásica pose, tras el cual, como también es costumbre, Stanley rompería su guitarra en mil pedazos. Luego el grupo se marchó anunque no definitivamente, puesto que un par de minutos después vendría la que yo llamo “traca final”, por explosivos y temazos, pues sonaron todos los temas que la gente había venido a escuchar.

Kiss - Foto: Sergio Blanco
Kiss - Foto: Sergio Blanco

Primero fue el turno de “Shout It Out Loud”, de la que me quedo con los coros impecables del grupo en las estrofas, y después iba a venir “Lick It Up” tras el cual, después de despellejarnos las gargantas, vendría el tradicional número de Simmons en el que tras hacer lo que no se si pretende ser una especie de solo de bajo, escupe sangre muy tétricamente, con el escenario adornado de luces verdes y las pantallas apuntando a la cara de Simmons, que la verdad es que daba un poco de miedo. Tras la exhibición, terminaron con “Lick It Up”, y Simmons, que se había subido hasta el techo colgado de una cuerda tras el número de la sangre, comenzó con el “I Love It Loud” que cantó a unos 20 metros de altura. La cosa ahora sí se acababa irremediablemente, pero todavía quedaban tres megahits por caer, primero el “I Was Made For Lovin’ You” (en la que por cierto alargaron un poco el solo), que presentaron como “aquel tema que cuando salió todo el mundo decía que era disco y luego dio la vuelta al mundo”, después, tras una gran exhibición de pirotecnia, la impresionante “Love Gun”, con el nombre del tema destellando en las pantallas luminosas y en la cual tuvo lugar el último número de la noche, en el que Paul Stanley volaría en una tirolina desde el escenario hasta lo más alto de la torre de sonido, donde siguió cantando el tema, para después bajar y terminarlo sobre el escenario y mostrar por las pantallas la ikurriña, momento muy aplaudido en general, y ya para despedirse una gran “Detroit Rock City” seguida de más fuegos de artificio para despedir una noche inolvidable para muchos, que podría haberlo sido aún más, pero que hizo igualmente felices a unos cuantos miles de personas que, al final, es lo que queda, y una de las mayores virtudes que tiene la música, despertar tantas emociones, a tantísima gente a la vez.

Arch Enemy - Foto: Rafa Basa
Arch Enemy - Foto: Rafa Basa

Bravo por los kabuki, y esperemos que no tengan que volver a pasar otros 11 años para una nueva visita de, probablemente, la banda más caliente del mundo.

Setlist KISS:

  • Deuce
  • Strutter
  • Got To Choose
  • Hotter Than Hell
  • Nothin’ To Lose (Singer a las voces)
  • Come On And Love Me
  • Parasite
  • She/ Solo Thayer
  • 100,000 Years/ Solo Singer
  • Cold Gin
  • Let Me Go Rock N’ Roll
  • Black Diamond (Singer a las voces)
  • Rock N’ Roll All Nite
  • ___________
  • Shout It Out Loud
  • Lick It Up/ Solo Simmons
  • I Love It Loud
  • I Was Made For Lovin’ You
  • Love Gun
  • Detroit Rock City

Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Sergio Blanco y Rafa Basa


SAXON

Y así, tras el concierto que por espacio de unas dos horas nos ofrecieron KISS, todavía le quedaba una última bala a la primera edición de KOBETASONIK, una apuesta segura para despedir el festival, y es que solo SAXON podían ser capaces de montar la que montaron a más de las tres de la mañana y casi hasta las cuatro de la madrugada, tras dos jornadas de conciertos sin parar a pleno sol, con todo el cansancio que ello supone, agotamiento que por supuesto estaba presente pero que no fue ni de lejos suficiente para evitar que nos acercamos a unos ingleses que, afortunadamente, están más que abonados a tierras españolas.

Saxon - Foto: Sergio Blanco
Saxon - Foto: Sergio Blanco

Y es que me reafirmo en lo dicho tras su actuación a altas horas de la madrugada: cerrar un festival con SAXON es como cerrar la verbena del pueblo con el paquito chocolatero…No falla. Y así fue. No fallaron. El grupo estuvo a la altura de las circunstancias, y a pesar de todo lo expuesto con anterioridad, el grupo estuvo como siempre o mejor aún, con un Biff que no se cómo narices canta cada vez mejor (tirando más de ecos que otras veces, también es cierto), y en definitiva con unos SAXON estelares que con un set muy directo y, por consiguiente, bastante predecible, encandilaron a quienes tuvieron la deferencia de quedarse a su actuación como plan alternativo a esperar toda la noche en la kilométrica cola que se estaba formando para bajar a Bilbao.

Saxon - Foto: Sergio Blanco
Saxon - Foto: Sergio Blanco

Ellos se mostraron muy agradecidos por la gran acogía a pesar de todo y fueron constantes las muestras de asombro de Byford, llegando a soltar piropos del tipo: “solo en España podríamos estar tocando a las tres y media de la mañana con este público” repetidas veces, lo que provocó lo que no recordaba haber visto en todo el festival, el famoso “oeee oe oe oee” que tanto les gusta de España a todos los grupos y que SAXON arrancan siempre como si nada. Comentar también a modo de opinión personal que “Atilla The Hun” sigue sin gustarme demasiado como tema para abrir sus conciertos, así como el “Ashes To Ashes” al final, ambos buenos temas de “The Inner Sanctum” pero que en mi opinión les falta ese algo para entrar en un set muy exigente como el de los ingleses. Por otro lado un detallazo para despedirse el “And The Bands Played On” con referencia especial para Donnington, una despedida tan sorprendente como nostálgica que dejó el pabellón tan alto como cabría esperar de una de las mejores bandas de heavy metal, que sigue dándolo todo a la sombra de otras, y que, por más veces que veo, jamás me cansan, algo que puedo decir de muy poquitos grupos…

Saxon - Foto: Sergio Blanco
Saxon - Foto: Sergio Blanco

Setlist SAXON:

  • Intro/ Atilla The Hun
  • Motorcycle Man
  • Let Me Feel Your Power
  • Strong Arm Of The Law
  • Crusader
  • Wheels Of Steel
  • Princess Of The Night
  • Ashes To Ashes
  • Denim And Leather
  • And The Bands Played On

Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Sergio Blanco