Inicio Entrevistas Entrevistas Texto EBONY ARK – Beatriz Albert

EBONY ARK – Beatriz Albert

0
Ebony Ark

Entrevistamos a Beatriz Albert de EBONY ARK (un tanto tocada por una molesta infección molar) poco antes de su concierto en Murcia. Una entrevista larga y distendida en la que tuvimos tiempo para hablar del pasado, presente y futuro de la banda, tras todos los problemas que pasaron con su anterior sello discográfico. Sin más, os dejamos con sus palabras…

– Después de unos años bastante movidos (y a la vez parados) tenéis nuevo sello, nuevo disco en la calle, ¿cómo os sentís después de todo esto? ¿Llegásteis a temer por la continuidad del grupo? Ahora es casi como un nuevo comienzo…

Pues la verdad es que sí. Cuando sacamos el primer disco que fue en el 2004 creo, éramos muy jóvenes, mucha adrenalina, parece que te vas a comer el mundo. Luego cuando contactamos con Transmission fue cómo “¡lo vamos a ampliar!”, porque cantando en inglés lo que quieres es salir fuera… Y luego, vino la movida que todo el mundo conoce, Transmission quebró, las bandas se quedaron un poco huérfanas… Y realmente nos hicieron perder dos años; nosotros queríamos grabar un nuevo disco pero ellos nos obligaron a regrabar el primero para luego ni siquiera editarlo (bueno, lo licenciaron un poco en Sudamérica, pero, sin firmar nada. Es una cosa un poco extraña, el álbum existe, pero no existe). Entonces, nos dijimos que había que hacer algo, si no nos lo dan hecho, lo tendremos que hacer nosotros, así que hicimos la demo del segundo disco, la enviamos y fue entonces cuando Asdendance se puso en contacto con nosotros. De hecho, por eso estamos tocando ahora con To-Mera, porque el director de la discográfica es el mismo…

Ebony Ark

– Claro, es Lee… que ahora no está en el grupo, por cierto…

Si, es Lee… Y bueno él dirige Candlelight y Ascendance. Así que es como un intercambio de bandas, igual que ellos tienen aquí estas 4 o 5 fechas, luego en verano, vamos nosotros a Inglaterra también con 5 fechas.

– ¿Iréis de teloneros de ellos en Inglaterra?

Sí, si. Porque es un poco el mismo rollo. La función que nosotros hacemos aquí, es la misma que ellos hacen allí, si ellos se pueden promocionar aquí y nosotros allí, pues los dos salimos ganando.

– Por otra parte, es un paquete de bandas yo creo que bastante interesante y además compatible, yo creo que tenéis influencias en común, ciertos sonidos parecidos, en general os movéis por unos terrenos un poco difíciles de definir, un tanto eclécticos, se pueden meter en saco de gótico, de progresivo y otras influencias más variadas. Yo creo que es una cosa que sí puede funcionar bien…

Claro, claro. Además, decidimos meter un grupo local en cada ciudad porque le da un punto diferente. Por ejemplo, ayer en Sevilla metimos un grupo que se llama Vehemencia, que cantan en castellano, algo que ya de antemano es un toque distinto, y hacen un heavy melódico no tan gótico, hoy que tenemos a REMEMBRANCES que son más góticos. En Madrid no tenemos a nadie, porque al tocar en casa, queremos el monopolio jaja. Luego en Barcelona, toca un grupo que es rollo electrodark, industrial. En definitiva lo que queríamos era un poco de variedad, que no fuera: una cosa, luego la misma y después otra vez la misma. Porque al fin y al cabo lo que interesa es que el público disfrute con el show, no sólo con tu concierto, si no en conjunto.

– Volviendo de nuevo un poco al pasado, ¿cómo fichásteis por Transmission? ¿cómo surgió aquello? Me imagino que en principio la oferta os parecía interesante. ¿Qué os ofrecieron? ¿Cómo fue todo aquello?

Pues, la verdad que flipamos un poco. Nos vino así, de sopetón, por colegas que tenemos en común que trabajan en la industria y demás, un día nos llamaron y resulta que estaban reunidos con Willem (que era digamos el que llevaba el rollo marketing y demás de Transmission, bueno, en definitiva, era el que viajaba, el que no estaba en la oficina, el que estaba de relaciones) y nos dijeron “en 5 minutos en no-sé-qué-parte-de-Madrid traeme un disco y una bio”. Y todos nos preguntábamos por qué, qué podía ocurrir… Desde ahí, no sé si pasó una semana, no más, nos llamaron para decirnos que querían ficharnos… Era todo un poco exagerado, la verdad. De hecho, un poco por eso la compañía quebró, todo el mundo acabó muy mal con el director, por eso, porque te prometía que se iba a gastar mucho dinero, y luego vio que no lo amortizaba… Se sobrepasó. Entonces, nos dejó tirados a todas las bandas. Hablábamos también con EPICA y AFTER FOREVER con los que compartíamos compañía, y todos pensábamos lo mismo. Se veía venir un poco… La mala suerte es que nosotros llegamos al final, en el declive, porque al principio Transmission lo hizo muy bien: hicieron salir a bandas como EPICA y AFTER FOREVER que ahora están en Nuclear Blast, por ejemplo.

– ¿Lo notásteis en seguida?

No, al contrario que en España que te prometen mucho y luego no te dan nada, estos nos dijeron “veniros a Rótterdam, os pagamos todo, estáis aquí un mes o lo que queráis, pedidnos lo que queráis, dadnos los tickets y os lo pagamos todo, se lo mandamos a Sascha Paeth para que lo mezcle él”, era todo perfecto… Pero precisamente por esos lujos, que realmente no se podían permitir, y supongo que por otras movidas que ni siquiera los de los grupos sabremos, fue por lo que la discográfica ahí se quedó.

– Y después, un tiempo un poco incierto para el grupo, imagino…Porque grupos como EPICA o AFTER FOREVER ya tenían más nombre entonces, ya se habían hecho grandes y tenían más facilidad… pero sin embargo, vosotros, aunque vuestro primer disco fue un pequeño boom a escala nacional (y desde luego a mi personalmente me gustó muchísimo; me encontré con un estilo que casi no concebía en lo que había en el metal nacional hasta entonces), os quedasteis un poco en tierra de nadie…

Sí, de hecho ya no solo eso de en tierra de nadie, de me quedo o me voy, si no también el rollo de que habíamos perdido dos años. Normalmente, entre que sale un disco y el siguiente, pasa un año o año y medio. Y en nuestro caso han pasado cuatro. Pero, era un poco por indecisión de ellos, era como que alargaban lo inevitable, se veía el declive pero ellos seguían… Yo le escribía e-mails a Hans que era el director diciéndole “oye, sé que esto es lo que pasa, y tal” pero, él sin embargo, me decía “no, no, no te preocupes, confía en mi”. Y yo no terminaba de creérmelo.

– Bueno, luego surgió el contrato con Ascendance Records, y ahora tenéis un nuevo disco… Lo he estado escuchando y se nota un cambio respecto al anterior, no sé si ha sido algo deliberado u os han salido así las canciones. A mi me da la impresión de que el primer disco intentaba abarcar más y que en este os habéis centrado en una faceta un poco más concreta.

Si… Hombre, en el primer disco siempre se está un poco perdido… Además que teníamos 19 años, de hecho cuando yo entré en la banda había temas que ya estaban hechos… también se tarda en componer… Pero esto realmente, hubo una época en la que alquilábamos una casa rural en Navarra, nos encerrábamos ahí y lo que saliera. O sea que nos hemos dejado llevar un poco por lo que ha pasado en estos cuatro años a nivel musical, por lo que hemos aprendido, por lo que queremos hacer y por lo que esperamos que el público quiera también.

– El disco es como más comercial, quizá…

Sí, yo creo que sí.

– Está más enfocado a la melodía, tiene menos desarrollos progresivos…

Si… pero es que al final te acabas dando cuenta que lo que la gente canta son las melodías… Entonces, aunque siguen estando esos pasajes, están un poco camuflados con la melodía. Bueno, evidentemente es un poco menos progresivo que el otro disco porque esos pasajes tan largos, en este álbum los hemos acortado… Pero realmente están metidos en la música, lo que pasa es que al haber una voz melódica por encima, está todo un poco más concentrado.

– Claro están tapados y se fija uno más en la voz. Los temas están más basados en líneas de voz. Por cierto, con más protagonismo tuyo y menos voces masculinas… Bueno, aunque en este también las hay, pero quizá menos que en el anterior. Ahora os habéis fijado más en tu voz.

Si… además es que cuando salió el disco hace cuatro años, era el rollo que había: chica/chico, chico haciendo el burro/chica… pero aquí he intentado hacer yo los dos papeles y dar un poco más de juego.

– Claro, también en ese sentido, pienso que eres suficientemente versátil como para dar juego con las partes más agresivas, las más melódicas, las más suaves…

Sí, claro. Eso es algo que hemos intentado hacer desde el primer disco. Eso sí que es algo que no vamos a ir perdiendo con los discos. Se puede evolucionar hacia un determinado estilo y demás pero siempre con la voz vamos a intentar conseguir todos los registros que se pueda… y los que queden por inventar jaja.

– Los temas de este nuevo disco imagino que son relativamente antiguos porque supongo que en todo este tiempo que habéis estado parados, y ya cuando fichásteis por Transmission tendríais prácticamente preparado un segundo disco…

Bueno hay un poco de todo porque en el encierro que hicimos en la casa rural fue de donde surgió el cincuenta por ciento del disco, hace ya a lo mejor dos años. A lo largo de este año hemos seguido componiendo pero es que incluso en el estudio hemos hecho temas. Luego claro, se han seleccionado temas y algunos no han llegado a entrar en el disco, pero ya te digo que estando en el estudio hemos hecho temas o sea que hay de todo un poco…

– Y ahora, aunque suena como un poco precipitado porque acaba de salir a la calle, pero al haber algunos temas un poco viejos… ¿tenéis ya algo compuesto de cara al futuro ahora que parece que estais en un sello más estable?

Bueno, hemos empezado a hablar pero también queremos esperar a ver como funciona éste. Yo pienso que al que le gustó el primero, el segundo le va a gustar y el que se quedó un poco dudoso, yo creo que le va a resultar más asequible de escuchar. Así que hay que esperar a ver cómo sale este último. Por ejemplo, en este hay un cuarenta por ciento de lo que hubo en el primero, un cincuenta de lo que es EBONY ARK actualmente y un diez, un atisbo de lo que puede seguir siendo.

– En el primer disco, quizá tú usabas más tu registro lírico y ahora en este disco sólo lo he escuchado en el último tema, que da título al disco. ¿Por qué te has olvidado un poco de esos registros? En mi opinión personal están un poco pasados de moda en el metal, antes llamaban más la atención de lo que llaman ahora…

Claro y no sólo es la moda, es que estás todo el tiempo repitiendo lo mismo… Sí que es verdad en el primero hace cuatro años pues era el boom, entonces había que explotar un poco ese lado. No es que no me guste, porque también queríamos hacer un momento lírico en el disco, pero un momento determinado sólo, porque si explotas un recurso al máximo al final acaba aburriendo. Y bueno ya no sólo por eso, si no porque personalmente estoy más cómoda y más a gusto, me parece que puedo transmitir más sin el lírico. Sin embargo, en el momento en el que llega, pues sí que sorprende. Y eso era lo que queríamos, que sorprendiera.

– Y precisamente después de el tema que da título al disco tenéis la canción en castellano, versión de una del primer disco… ¿este tema lo habéis metido ahí como bonus, o saldrá en todas las ediciones del disco?

Sí, está en el disco. Porque llegó a salir en la reedición del primero pero como ese disco se perdió o está o no se sabe muy bien… es un poco fantasma… pues lo hemos querido meter un poco como regalo, fue el tema que más gustó del primer disco y ya que estamos en España pues quisimos hacer una versión también en castellano. Y la verdad es que es un tema que se disfruta mucho tocando.

– Sí, ha quedado bastante bien en castellano, de hecho. ¿La grabación de este tema es de la sesión de la regrabación del primer disco o lo habéis grabado ahora de nuevo junto con los temas del nuevo disco?

No, “A merced de la lluvia” está recuperado de esa regrabación. De hecho suena diferente…

– Sí, eso es, es que me ha dado esa sensación, que la grabación es distinta en cuanto a la batería, que tiene una pegada diferente…

Si si, todo.

– Del primer disco hicisteis un videoclip del tema “Thorn of Ice”, ¿vais a hacer alguno de este álbum?

Pues estamos ahora hablando con la compañía… Pero al tener la compañía fuera es algo más lento todo… cuando eres un grupo español y tienes la compañía en España puedes ir directamente a hablarlo. Pero en nuestro caso, es todo más lento, mandas un e-mail, tardan en contestar, llamas a la oficina, te dicen “ahora te volveré a llamar” y no te puedes presentar ahí diciendo quiero esto. Así que estamos ahora en ello. También dependerá un poco de cómo vaya saliendo la venta del disco y todo eso. Pero nos gustaría grabar un videoclip, sí.

– ¿Tenéis elegido algún tema del que pudiese ser?

Yo sí que lo tengo claro, pero como somos seis en el grupo… siempre es muy complicado poner a seis personas de acuerdo, para esta como para cualquier otra decisión. También porque es mucho más directo, más cantable y demás, el tema dos del disco “Ecstasy” creo que sería uno de los mejores para ser single.

– En el primer disco elegisteis “Thorn of Ice” cuando “Searching for an answer” era el tema más radiable y más pegadizo.

Ya, ya… En un principio no nos atrevimos a hacer el video de “Searching for an answer” porque veíamos el tema un poco moñas para ser un grupo metalero. Pero claro uno cuando es joven pues peca de poca experiencia, no sabes cómo va la historia, y tiras un poco de corazón. Y “Thorn of Ice” era metalero pero a la vez tenía un estribillo más dulce y tal, así que nos decidimos por él. Pero luego resultó que no, que el más moñas fue el que más gustó.

– De todas formas, tengo que decir que en mi opinión “Thorn of Ice” es mi tema favorito de Ebony Ark a día de hoy y yo creo que como single funcionaba muy bien porque tiene una combinación perfecta de unas estrofas agresivas con un estribillo tan delicado que rompe.

Sí… es también uno de mis favoritos…

– Hablando de “Searching for an answer/A merced de la lluvia”, el nuevo disco es un poco la continuación de ese estilo, no exactamente, pero en definitiva es un estilo más asequible más orientado a canción sin desarrollos instrumentales.

Sí, podría ser. Entiendo. Claro, nos hemos fijado un poco más en la canción como tal más que en los pasajes. Pero es por lo mismo que comentábamos con la voz lírica, es en el último tema del disco, el que le da título, donde hemos hecho todo eso que no está en el resto del álbum, es decir, meter voz lírica, mucha instrumentación, pasajes progresivos, con guitarra acústica, con loops, con todo. Ese tema es como el sello, con él queremos decir que nos sigue gustando todo eso, pero queríamos que lo que es el disco o los cuatro o cinco temas punteros hacerlos un poco más directos para animar a la gente en directo, puesto que con esos pasajes la gente se queda un poco que no sabe por dónde cogerlo…

Sí, de cara al directo probablemente sea un disco que vaya a funcionar mejor… ¿El cambio de formación que hubo de batería y teclista ha influido un poco en la nueva orientación musical de Ebony Ark o realmente ellos no han tenido un peso importante?

Bueno, hace ya tiempo de eso, ¿eh? jaja

– Sí, sí, hace tiempo. Pero como tenéis dos discos y en uno hay una formación y ahora tenéis la nueva…

Bueno, ya te decía, hacer algo ecléctico entre seis y que suene bien es difícil… Pero dentro de nuestra diferencias también somos todos muy parecidos e Iván y Diego que son los nuevos teclista y batería venían un poco al mismo rollo que teníamos nosotros; lo cual fue lo mejor que podía habernos pasado.

– Así que actualmente estáis muy cómodos con esta formación…

Sí, sí.

– Y ahora a parte de esta minigira española, luego lo que vais a hacer por Inglaterra, ¿tenéis planeado algo más en cuanto a conciertos?

Pues están aún pendientes… Teníamos estas fechas: ayer en Sevilla, hoy en Murcia, mañana en Madrid, domingo Barcelona. El diez de Mayo tocamos en Bilbao. Y estamos pendientes de que el management nos confirme más… Así que ni siquiera yo aún lo sé…

– De momento con el sello nuevo, ¿bien?

Sí, la verdad es que sí.

– A veces no se puede saber… Hombre, Lee es un tío que tiene bastante experiencia ya, si no me equivoco, es el fundador de Candlelight y ha fichado a grupos como Emperor, Opeth y demás, y todo esto tiene que contar a la hora de dar confianza, de dar fiabilidad. Pero es un sello muy nuevo que se tiene que se tiene que consolidar, que está enfocado a un…

Sí, ahora han apostado por una discográfica dentro de su experiencia pero dedicada más al melódico…

– Sí, al melódico y sobretodo a grupos con voz femenina…

Sí, eso parece, jaja

– …grupos con voz femenina pero yo diría que un tanto rompedores o distintos a día de hoy, no tanto el típico lírico-gótico-sinfónico que se lleva, sino grupos que intentan hacer algo un poco diferente, como podéis ser vosotros mismos o To-Mera… aunque estos no sé muy bien si están dentro de Candlelight o Ascendance… jaja. Pero, es un sello realmente “ascendente”, parece…

Sí, él de momento ha conseguido hacer grandes a muchos de los grupos que han pasado por ahí y eso realmente tiene mucho mérito. Porque coger un grupo cuando ya es grande es mucho más fácil, pero hacerle crecer es lo difícil.

– Claro. Supongo que, de todas formas, tendréis un poco el miedo en el cuerpo por lo que os ha pasado antes…

No, está claro que hemos mirado todo un poco con lupa porque… cuando eres joven pecas un poco de inocente… ahora es rollo de: “dame los papeles que me los voy leer un millón de veces, porque no me puede pasar esto otra vez”…

– Ya sería un poco desastre… un grupo tan joven como vosotros… no sé, un grupo tan joven está siempre con mucha creatividad, mucha actividad… que os “roben” ahí cuatro años, rompe mucho el ritmo. Así que esperemos que vaya todo bien ahora. Para ir terminando con la entrevista… ¿qué tal han ido estos conciertos recientes (bueno, sólo habéis dado uno…)?

Sí, sólo tocamos ayer… Y claro era en Sevilla y un Jueves, ni el mejor lugar, ni el mejor día, pero bueno. Teníamos muchas ganas de venir a Murcia porque cuando tocamos hace tres o cuatro años, flipamos un poco, la gente hasta se sabía las canciones, fue algo como “habrá que volver, ¿no?” y además otros grupos que han tocado aquí nos han dicho que Murcia es cojonudo para ir a tocar… Aunque, es un poco matada hacer estas cuatro fechas… yo además estoy con la muela, ayer lo pasé fatal, hoy lo pasaré mal, mañana también, el domingo, ya llegaré reventada… pero bueno, es lo que hay.

– Bueno, a mi no me extraña que vinierais a Murcia y la gente se supiera vuestras canciones. Porque yo que suelo visitar algunos foros realmente puedo asegurarte que tuvo un boom relativamente grande el primer disco vuestro a nivel de público y un recibimiento increíble…

¿Si?… bueno, yo ahora lo escucho y veo que le faltan algunas cosillas, pero bueno, eso también es cosa de la experiencia. Éramos muy chavalines…

– También para ser honesto, creo que os ha perjudicado bastante el parón…

Totalmente.

– …se ha perdido esa expectación y gente que estaba muy pendiente preguntándose qué podrá hacer esta banda que tiene tanto potencial se han olvidado del grupo.

Sí, sí, estoy completamente de acuerdo.

– Ahí es importante la labor del sello, vuestro curro con conciertos y demás para volver a ganaros esa gente que habéis perdido un poco por el tiempo que tuvisteis…

– Bueno, pues nada más, muchas gracias…

Nada, ahora al hotel, a ducharnos… jaja

– Y a cuidarse la muela…

Uff, sí es horroroso, no puedo cerrar bien la boca ni abrirla del todo, y claro ahí estoy “drogándome”.

Amaia Talavera y Saúl Miguel Garrido