Inicio Lanzamientos A-Z SWEET LITTLE SISTER – Apocalipstick

SWEET LITTLE SISTER – Apocalipstick

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

Después de su sorprendente y fantástico debut, había ya ganas, muchas ganas de escuchar la continuación a “Livin’rockin”. Macarra, directo y roquero dónde los haya, la duda era si iban a seguir la misma senda o abrir un tanto el espectro y meter algo más de variedad como efectivamente encontramos en “Apocalipstick”. Evidentemente sigue siendo un trabajo 100% “del rock”, como les gusta decir a ellos, y permanecen en el disco las características principales de su personalidad: actitud, calidad, sonido clásico, frescura, gusto por gente como MÖTLEY CRÜE o GUNS N’ROSES (además del punto de las mejores bandas de rock femeninas como puedan ser RUNAWAYS, PHAMTOM BLUE o el punto más “punkie” de PLASMATICS) melodías fantásticas… pero en este caso se nota que van creciendo, madurando y consiguiendo ampliar todavía más su círculo de parabienes. Está claro que el disco es más variado que el anterior (que eran 30 minutos de macarrería y feeling directo a la yugular), es más extenso, algo más elegante y sensual, si me permitís calificarlo así, y mostrando un par de interesantes caras más que quizás en “Livin’rockin'” se quedaron todavía en barbecho.

Por un lado, se nota que la formación ya lleva tiempo siendo estable, con una aportación realmente importante de los dos chicos de la banda (que aún no estaban en el primer trabajo) ambos guitarristas, y cada uno perfecto en su papel: Sergio dando caña y estilo con la rítmica, y Nacho haciendo diabluras y aportando clase y melodía desde su puesto de solista. De todos modos, en este caso mi reverencia principal es para Monty, que si ya me encantó desde el primer momento que vi al grupo en directo (con su actitud y voz ultramacarra, roquera al máximo y ese toque que tienen los grandes frontman como Sebastian Bach por ejemplo), y exáctamente lo mismo en disco, aquí se destaca también como una excelente vocalista en tonos medios y suaves, acariciándonos cuando es necesario, aportando mucha melodía y feeling, y también rugiendo y dando toda la caña del mundo cuando hay que desmelenarse, por supuesto. No me olvido de la base rítmica, destacando también los progresos sin duda de Priscila en la batería, y a una Laura de nuevo demoledora en el bajo y coros gamberros.

Reseñar un sonido también muy bueno (en ese punto justo intermedio entre clásico y actual para acertar sí o sí) conseguido a medias entre Roger García en Valencia y Mika Jussila en Helsinki (que cuando se pone también sabe hacerlo muy bien en el rock), unas composiciones excelentes, y un trabajo gráfico muy bueno (superando en mucho en este caso al del primer disco en mi opinión)… Partiendo de una portada divertida, gamberra y muy macarra, muy Sweet, vamos (y que me hace acordarme de HANOI ROCKS, jeje), y terminando por unas fotos en el libreto que me han encantado. Para rematar esta “sección” de la crítica, no me olvido del título, inspiradísimo, vacilón, roquero, y que tiene mucho que ver con lo que después encontramos dentro del disco: mezcla entre besos y destrucción a golpe de rock n’roll.

Me gusta el detalle que tiene el disco de que no es inmediato, no entra tan fácil como “Livin’Rockin'”, quiero decir, y posiblemente no tenga tanto encanto en ese sentido, pero a la vez te va enamorando poco a poco. Primero te gustan sus temas más movidos, luego le pillas el punto a las melodías de los no tan macarras, te entran esas ganas de bailar con los divertidos y finalmente te va entrando esa cosilla por dentro con los cortes más suaves que son deliciosos. Ya digo, una mezcla excelente y es que podríamos hacer una cierta separación dentro de “Apocalipstick” entre los temas netamente cañeros que son apuestas seguras (y cañonazos en directo), un par de temas más divertidos y diferentes, las tres baladas/medios tiempos, e incluso un par de ellos más melódicos que de primeras los englobo en la “primera categoría” pero que podían formar una cierta subcategoría dentro de estos… De todas formas, al final te das cuenta que es tontería diferenciar y te pones el disco una y otra vez de seguido y es que cada canción tiene su punto en su estilo mientras que todas juntas forman ese todo completo genial que es “Apocalipstick”… y es que no sé qué es pero desde el principio me dí cuenta de que esta banda tiene ese don especial de los elegidos que, obviamente, siguen manteniendo al 100% en su segundo asalto.

Y encima, como son unos vacilones y le echan más morro a esto que Mick Jagger sorbiendo sopa, comienzan con una intro roquera y gamberra donde las haya, 100% “Sweet” y a modo casi de película de serie B de zombies (por ejemplo) como es “Dirty town”… y a partir de aquí de repente te tropiezas con la caña insuperable de “R n’R 24/7”, un single y temazo de esos crudos, directos que no puedes dejar de cantar y bailar mientras “ellas” te miran desde el escenario diciéndote “baby, ya eres mío” con las guitarras al 11 (y además han grabado un fantástico videoclip del mismo, por cierto). “Alex and the sweet transvestite” es más melódica y pegadiza, muy atractiva y con ese punto de feeling que tenía por ejemplo “Made for the night” en el anterior (y atentos a la letra, por cierto, que no tiene desperdicio). El punto divertido y “bailón” (con “interludio” funkie incluido) comienza con “Do you wanna get some fun?” que, sin ser de mis favoritas personalmente (quizás le falte para mí un punto de garra), será seguro de las fijas en directo a partir de ahora, y además tiene mucho que ver con la filosofía del disco… y de la banda por añadidura. “Chainsaw fever” recupera el nervio y quizás sea algo más actual, aunque las raíces son “zeppelianas” y “aerosmithnianas”, metiendo mucha cera en voz y guitarras, pero sin perder melodía en el estribillo (y ya me estoy imaginando a Monty y/o Lau con la motosierra en los conciertos, jaja). “What a pity (you’re so silly)” de nuevo es más vacilona y divertida, algo fiestera, arreglos de trompeta incluidos, aunque en el fondo es un tema de rock n’roll de toda la vida.

Nos tomamos un pequeño descanso con la preciosa “Only for a while”, que quizás de primeras sorprende por ser una preciosa y suave balada que quizás no esperaríamos en un disco de SLS pero que les ha quedado de lujo… y un 10 a Monty en su faceta más dulce. “Cauterized” recupera el tono más hardroquero, aunque sin perder melodía (incluso me recuerda a POLICE al comienzo), en un tema con mucho feeling y que seguro que funciona muy bien. Y después de la calma viene la tormenta rotunda con la guitarrera y genial “Gimme rock n’roll”, aunque puede engañar la armónica macarra de inicio, es supermacarra y muy cruda, una auténtica declaración de intenciones y con un trabajo fantástico de los 5 músicos dando mucha cera al final del tema. Y ahora vamos al revés, de la furia rotunda a relajarnos de nuevo de la mano de un exquisito medio tiempo como es “Hit the night”, excelente, intensa al máximo y que demuestra que esta banda lo tiene todo para triunfar… de lo mejor del disco y uno de esos temas que hace años hubiera reventado radiofórmulas sin perder personalidad y estilo roquero (y muy bien el toque cálido del teclado de Gemma, acompañante de la banda en directo e invitado también en el disco).

De repente llega el “tapado” del disco, un tema en principio sin mucha chicha, más corto y directo pero que está encantando a todo el mundo, a mí el primero, un “Space invaders” sencillo pero 100% pegadizo y muy atractivo, totalmente hardroquero, rápido y guitarrero y que en directo va a dar un juego impresionante. Finalmente nos lo tomamos con calma, encendemos el último “piti” para disfrutar ya sudorosos en el sillón de “Not enough for you”, una bonita y suave balada más ambiental donde Monty se luce una vez más en un estilo muy diferente al que nos tiene acostumbrados (aunque reconozco que de las 3 es la que menos me dice a nivel personal)…. incluso hay sorpresa tipo banda sonora si dejáis que siga sonando el CD unos minutos…

En definitiva, un disco que ha costado mucho parir pero que ya lo tenemos aquí listo para degustar a golpe y ritmo de rock n’roll puro y duro, que hay que paladear y saborear despacio mientras vamos alternando los momentos 100% roqueros y macarras con otros más relajados pero realmente atractivos, hasta que llega ese punto concreto en el que te das cuenta que no puedes dejar de escucharlo. Lo dije, lo digo y lo diré, este grupo es especial y debería tener el mismo impacto y reconocimiento que bandas como HELLACOPTERS, HARDCORE SUPERSTAR, AIRBOURNE o TOKYO DRAGONS han tenido o están teniendo en todo el mundo porque calidad, actitud y morro les sobra, y además tienen ese punto de animales de escenario, olor a sudor guitarrero y cervecero a la par que clase y estilo que sólo poseen los mejores… Sólo un apunte para rematar, ¿supera al primer disco?, objetivamente es obvio que sí, y es que han hecho un trabajo excelente a todos los niveles, pero a nivel subjetivo tengo que decir que, si me obligan a elegir, me sigo quedando con “Livin’rockin” por la misma razón que “Too fast for love” es único e inigualable… ¡Enhorabuena, chicos!, y a comeros el mundo de una puta vez que pocos lo merecen como vosotros.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Track list:

  1. Dirty Town (“nasty intro”)
  2. R’n’R 24/7
  3. Alex and the Sweet Transvestite
  4. Do you wanna get some fun?
  5. Chainsaw Fever
  6. What a pity ( “you´re so silly” )
  7. Only for a while
  8. Cauterized
  9. Gimme Rock’n’Roll
  10. Hit the night
  11. Space Invaders
  12. Not enough for you