Inicio Entrevistas Entrevistas Texto MICHAEL KISKE habla de Past in a different ways, HELLOWEEN, el heavy...

MICHAEL KISKE habla de Past in a different ways, HELLOWEEN, el heavy metal

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

Michael Kiske

Hacía tiempo que tenía muchas ganas de poder entrevistar a Michael Kiske, y la reciente edición del disco de versiones acústicas de sus temas de HELLOWEEN era la excusa perfecta para ello. No sabía muy bien con qué o quién me iba a encontrar al otro lado del teléfono, y afortunadamente me encontré con un Kiske realmente amable, muy sincero, honesto, y sobre todo sin ningún reparo para hablar de nada relacionado con su controvertido pasado (el más reciente o directamente los años de HELLOWEEN). Durante una hora hablamos de “Past in a different ways”, de HELLOWEEN, de su relación amor-odio con el heavy, de su particular opinión sobre volver a tocar en directo, posibilidad de reunión con sus antiguos compañeros, actualidad de su vida y carrera… En fin, muchísimas cosas en una entrevista larga, profunda y realmente interesante que aporta muchas claves (positivas y negativas) de toda la polémica y controversia alrededor de su persona y leyenda, y además de primera mano. Fue un placer, sinceramente, y aquí tenéis el resultado de la relajada y extensa charla:

– Hola Michael, es un placer conocerte. Vamos a hablar de muchas cosas en esta entrevista y lo primero es sobre el nuevo disco, “Past in different ways”, con versiones de temas de HELLOWEEN en formato acústico. ¿Porqué hacer un disco de versiones de tu ex banda en este momento y porqué en acústico?

Michael.- Me resulta divertido que todo el mundo me está diciendo lo de las canciones de HELLOWEEN cuando son básicamente mis canciones, aunque bueno, es cierto que se editaron cuando estaba con HELLOWEEN, claro. De todos modos, la idea de hacerlo no ha sido exáctamente mía sino más bien de Serafino Perugini, el jefe de Frontiers que me lo sugirió inicialmente. Mi primera reacción fue decirle que no quería hacer esto sino un nuevo disco como tal, pero después estuve pensándolo y tampoco encontré realmente ninguna razón para no hacerlo, aparte si acaso de no remover toda la mierda del pasado, especialmente entre yo y el señor Weikath, pero me dí cuenta que sólo por esto no tengo que odiar mi música del pasado. De hecho, me he dado cuenta que en absoluto odio el pasado con HELLOWEEN, y es que sigo pensando que los dos primeros años fueron increíbles. Creo que es importante para mí el no permitir que cualquier cosa mala relacionada con esto que haya podido ocurrir en estos últimos años me haga odiar mi propio material o lo que he hecho en el pasado.

Otra de las cosas positivas era poder acortar también de este modo el tiempo entre mi último disco en solitario y el nuevo trabajo, porque el hacer un álbum 100% nuevo de estudio conlleva siempre mucho tiempo. De todas formas, al final estoy muy satisfecho y feliz de haber hecho este disco porque me doy cuenta que mi propio material del pasado encaja perfectamente con todo lo que he hecho después, encaja con el Michael Kiske que soy en la actualidad, y además estoy muy satisfecho de poder sacar fuera de nuevo especialmente las canciones de los “discos de las llaves”… Bueno, de hecho especialmente los 6 primeros temas del disco, que son las que creo que mejor encajan definitivamente en el formato acústico. Por ejemplo una canción como “Longing” la veo totalmente mía, ya sabes, nunca vi que terminara de encajar en un disco de HELLOWEEN pero sí lo hace en uno de Michael Kiske y eso era importante para mí. Es que “Chameleon” fue un disco en el que la banda estaba completamente fuera de rumbo y todos estábamos pensando, y haciendo de hecho, más bien material para un disco en solitario que para una banda, aunque al final metiéramos ese material en un trabajo de HELLOWEEN.

Por otro lado, no ha sido emocionalmente fácil para mí el hacerlo, no te voy a decir lo contrario, y muchas mañanas se me hacía muy duro y pesado el hecho de levantarme y ponerme a trabajar con este material, pero después en el estudio quedaba satisfecho y esto me facilitó las cosas en todo momento. He quedado muy contento con el resultado aunque ahora tengo ganas de componer mi propio material de cara a hacer un nuevo disco completo en verano, pero estoy realmente feliz de poder quedar definitivamente en paz con estas canciones y de comprobar hasta qué punto esos temas siguen encajando conmigo.

Michael Kiske

– Es genial para mí el oírte decir ciertas cosas… De hecho, lo primero que me has dicho me resulta realmente revelador porque es justo lo que yo mismo pensé cuando escuché el disco ya que, efectivamente, los temas aparecieron inicialmente en discos de HELLOWEEN pero mi impresión fue precisamente lo que me has dicho, que eran más tus canciones que temas de HELLOWEEN en sí.

Michael.- Al menos yo lo veo así…

– Me he dado cuenta escuchando las canciones que estos temas no hubieran desencajado en tus discos en solitario, de hecho, es interesante comprobar que en su concepción original o versión desnuda todos los temas son medios tiempos, cortes roqueros más suaves, baladas… No sé qué piensas de esta idea…

Michael.- Sí, sí, es que se trata exáctamente de eso, porque cuando juntas esas canciones en un disco es cuándo toma sentido. Y es curioso porque seguro que a su vez tendrías la misma impresión si hicieras lo mismo sólo con los temas de Kai Hansen en los días de HELLOWEEN y los pusieras todos juntos en un mismo disco, e igual con los de Weikath. Seguro que en los tres casos obtenías discos muy diferentes y es que somos personas muy distintas y con gustos y formas de componer muy diferentes, tenemos cada uno nuestra propia manera de entender la música, y nuestro propio estilo si lo quieres mirar así. De todos modos, no hubiera podido tener este tipo de experiencia de no haber hecho el disco, así que me alegro por ello.

Esto me ha resultado muy interesante porque además me ha demostrado a mí mismo que no tengo nada que esconder y que de alguna manera he sido siempre yo mismo a través de todos estos años, pero es que además musicalmente es fácil observar el feeling y estilo personal propio que estas canciones tienen en todo momento. De hecho, las dos primeras, “You always walk alone” y “We got the right”, me han resultado especialmente intensas al acercarme de nuevo a ellas, porque todavía me siguen recordando totalmente a mí incluso más de las que he podido componer en los últimos años, y pienso que son temas que compuse prácticamente en mi adolescencia, con 16 o 17 años antes incluso de entrar en HELLOWEEN. Incluso me reconozco en las letras, aunque por supuesto son más simples y mi inglés entonces no era muy bueno porque obviamente era muy joven, pero el mensaje básico es muy positivo y no se aleja demasiado del tipo de letras que puedo escribir ahora… vamos, que me sigo viendo reflejado en esas letras, es lo que quiero decir.

– Luego comentaremos estas cosas pero primero quiero hablar del disco en sí. A mí me ha parecido una revisión muy interesante de tus temas con HELLOWEEN. Creo que en general suenan muy bien todos ellos en formato acústico, aunque está claro que son diferentes a su concepción original, y personalmente me ha encantado comprobar que tu voz está en un estado formidable para cantar temas tan complicados como “A little time”, “Going home” o “You always walk alone”. ¿Qué has sentido retomando estos temas?, ¿cómo piensas que han resistido el paso del tiempo y cómo suenan más desnudos?

Michael.- Reconozco que estoy sorprendido porque realmente he disfrutado haciendo arreglos poco convencionales de estos temas. Creo que hay balance entre la concepción original y cómo suenan después de los arreglos, especialmente los temas de los “Keeper”. En un primer momento se me hizo bastante difícil el imaginármelos en su concepción acústica pero cuando me ponía a tocarlos con mi guitarra me resultaba muy natural imaginármelos e interpretarlos así. Es que de este modo acaban teniendo todos un tipo de sentimiento similar, por ejemplo con “You always walk alone” notaba que tenía incluso un toque sesentero pero que le podía dar ese punto épico y atmosférico con la producción y el toque de las “campanas tubulares” en el estribillo. Por otro lado, estoy realmente feliz de haber sido capaz de poder cantar estas canciones de mis comienzos, porque obviamente ya no me gusta la voz que tenía con 18 años, y ahora escucho más matices en mi voz, tengo más volumen y he desarrollado muchas más capacidades vocales ahora con 40 años que cuando era un adolescente. No sé, creo que ha sido fácil el hacerlas funcionar como temas acústicos.

Es interesante comentar que hay un par de temas que compuse incluso antes de entrar en HELLOWEEN, que las tocaba con mi banda del instituto en la que estaba en ese momento, y se cambiaron algunas cosas sueltas pero esos temas no son demasiado diferentes de su concepción original y de cómo las hacíamos en HELLLOWEEN posteriormente. Por ejemplo, es curioso pero esos temas que tocábamos entonces los toca también el batería de aquel grupo en sus proyectos actuales en estos tiempos (ndr: me dice el nombre pero no lo pillo, sinceramente) y él también los hace como los solíamos tocar en esa banda de instituto.

– Obviamente el título es claro, y supongo que hay una doble intención, corrígeme si me equivoco: Por un lado cerrar de manera positiva una puerta con el pasado y cerrar también polémicas, heridas y demás, y por otro intentar reconciliarte de algún modo con muchos fans que han renegado mucho de tí en estos tiempos.

Michael.- Sí, es así. Tiene que ver también con el hecho de volver a hacer mías estas canciones y quedar en paz de alguna manera, es cierto. Es que especialmente Michael Weikath siempre ha intentado crear guerra, especialmente entre los antiguos fans de HELLOWEEN y yo, y dejarme como algún tipo de idiota renegado y él quedarse con la parte auténtica de estas canciones, ya sabes, y creo que ha tenido éxito con este tipo de cosas. Yo no quiero besarle el culo a nadie ni que la gente me vuelva a querer por hablar mal de Weikath o algo así sino que es más bien una cuestión personal porque no quiero quedar como un payaso aunque sí recuperar mi música y a su vez quedar en paz con mi propia música de esos años.

Tiene que ver entonces con cerrar esa puerta de alguna manera, pero también quiero demostrar o dejar claro que no rechazo esa parte de mi vida, y es extremadamente importante para mí el hacer esto porque si escuchas cosas negativas o muestras enfado o decepción todo el rato te vuelves física y mentalmente enfermo, y necesito estar en paz con esto. Yo tengo muy claro que Weikath y yo no vamos a ser amigos nunca más porque no es el tipo de persona que quiero tener como amigo pero no quiero que esto se convierta en algo negativo que afecte al resto de mi vida. Entonces, quizás este disco le muestre a la gente que no tengo ningún problema con mi pasado y, por otro lado, el escuchar estas canciones en acústico le pueden aportar los que nos seguían entonces nuevos puntos de vista sobre estos temas para que así puedan entender mejor el tipo de sentimiento que yo intentaba e intento darle a mi música.

– Hablando ya de las canciones en sí, creo que estamos ante grandes composiciones de rock, no tanto de heavy metal. Siguiendo con esta idea, creo que los que mejor han quedado son “You always walk alone”, “A little time”, “Longing” y “I believe”. ¿Qué opinas?, ¿cuáles son las que han quedado mejor en tu opinión y cuáles crees que encajan mejor en el formato acústico?

Michael.- Las que más me gustan son las 6 primeras, creo que son las que mejor han quedado. Del resto, por ejemplo “In the night” pienso que ha quedado mucho mejor ahora que en “Chameleon”, que entonces se quedó como un tema de rock divertido y facilón sin más, y la letra un tanto religiosa creo que quedó mejor en una especie de sesión acústica para la MTV que hicimos entonces. Es que “Chameleon” no fue un disco tan interesante como debería haber sido precisamente porque no había en la banda ninguna atmósfera “cool” ni libre cuando lo estábamos haciendo… … y lo mismo pienso de “When the sinner”, que queda mejor ahora que está mucho menos sobreproducida, y suena más básica. Es curioso porque entonces canciones como “In the night”, “When the sinner” o “A little time” nunca fueron de mis favoritas incluso ahora las letras me parecen más interesantes que cuando las escribí, pero ya te digo que las seis primeras siempre me encantaron y creo que así han quedado muy bien, tienen un feeling único.

Michael Kiske

– De todos modos, escuchando sigue pensando que los temas de los Keeper sí suenan a HELLOWEEN, pero exceptuando si acaso “Kids of the century” y “When the sinner”, el resto no me suenan en absoluto a HELLOWEEN sino a Michael Kiske, y es que supongo que por aquel entonces ya las diferencias de concepto en la banda deberían ser importantes. De hecho, ciertos temas como “Your turn”, “In the night” o “Longing” podrían ser perfectamente parte de “Instant clarity” o “Kiske” y nadie se extrañaría, y es algo que se pone de manifiesto también escuchando también el tema nuevo, “Different ways”. ¿Cómo lo ves?

Michael.- Sí, yo creo que es más o menos como lo has explicado, pero yo lo veo como algo normal porque siempre he intentado escribir mis propias canciones. Es que yo no puedo escribir canciones que no sean a mi manera, no sé como explicarlo, aunque sean parte de HELLOWEEN. Entiendo lo que quieres decir de todas maneras y tienes razón, pero por otro lado, está claro que por ejemplo los temas de los “Keeper” estaban dentro de ese sonido general aunque a mi modo de ver le aportaban al disco un interesante nuevo color. Ya después éramos todos diferentes personas dentro del grupo y cada uno estaba más preocupado de escribir su propio material en solitario que canciones del grupo. De todos modos, ahora las escucho en conjunto dentro de un mismo disco, y además sin guitarras protagonistas, y creo que encajan perfectamente.

Estoy muy convencido de usar guitarras eléctricas de nuevo en mi próximo disco pero que nadie se piense que va a estar dentro del metal porque no es cierto sino más bien tendrá un sonido más abierto… Lo que quiero decir con todo esto es que siempre he tratado de ser yo y no he intentado en mi carrera escribir temas a propósito de otro estilo de música, porque yo no puedo hacer canciones como las que hace Kai Hansen ya que para mí sería ridículo el hacer eso, no tendría sentido. La gente hace eso a veces pero para mí una canción sale del corazón y es una expresión de mí mismo. Es como cuando Bono escribe canciones para U2, puede compartirlas con ellos pero se nota perfectamente que son sus canciones o sus letras, y siempre es Bono aunque esté dentro del contexto de U2, y a mí me ocurre lo mismo.

– Obviamente mucha gente te agradecerá este disco, pero otros te seguirán atacando y llamándote oportunista diciendo que has ido a lo fácil versioneando los temas de HELLOWEEN. ¿Qué tienes que decir ante esto?

Michael.- Es que el metal está lleno de cotilleos y es una de las principales razones por las que no encajo con la escena heavy, porque en general es de mente muy cerrada y bastante negativa con todo lo que se salga de su concepción de las cosas. Yo no puedo llegar y besar a una persona que acabo de conocer, y por ejemplo podría haber hecho discos con Kai Hansen en los 10 últimos años y que me vida hubiera sido más fácil, hecho que hubieran adorado todos los críticos. pero yo no puedo hacerlo.

De todos modos, no tengo que justificarme a mí mismo por regrabar mi propia música, porque mis canciones son mi propiedad y ahí es dónde me enfado y digo “qué os jodan” a todos los que me juzgan… quiero decir, ¿quién son ellos para decidir u opinar sobre mi vida? Hubo una etapa en la que todo esto me afectó mucho pero ahora mismo ya no, no me preocupa en absoluto porque nunca más voy a vivir pensando en satisfacer las expectativas o necesidades de otros. Este disco es para los amigos de mi música, tan sencillo como eso, para que la gente disfrute lo que he hecho durante algunos años, al igual que espero que disfruten de lo que haga en el próximo disco, que será totalmente nuevo. Mi mensaje al respecto es muy sencillo, quien quiera que lo escuche y quien no, que no lo haga, estamos en un mundo libre.

– Por cierto, ¿pensaste en algún momento en versionear estos temas pero no en formato acústico o fue la idea en todo momento?

Michael.- De hecho, la idea inicial partió de Serafino Perugino de Frontiers, que me propuso retomar mis canciones del pasado y hacerlas en formato acústico. Fue su primera propuesta y me pareció interesante pero yo quería hacer un disco nuevo aunque finalmente entre Serafino y yo mismo, acabé convenciéndome para hacerlo… (ndr: aquí tenemos problemas con el teléfono y tenemos que cortar y retomar 5 minutos después y se queda un poco la respuesta a medias)

– Ahora parece que se vuelve a oír bien, Michael…

Michael.- Sí, yo te oigo aún con algo de distorsión pero creo que podemos seguir…

– Perfecto, comentábamos antes sobre “Pink bubbles go ape” y “Chameleon” que fueron discos extraños y es que quizás no fueran exáctamente trabajos de HELLOWEEN al 100%, especialmente si lo miramos desde ahora y sabiendo las particulares circunstancias que había detrás en esos momentos. Tú mismo me comentabas que entonces todos los miembros de la banda estaban haciendo la guerra por su cuenta y por tanto fue un período extraño para HELLOWEEN. En tu opinión, ¿fue “culpa” tuya, de Michael Weikath, de algún otro miembro de la banda, quizás lo motivó la marcha de Kai…? No lo sé, ¿cómo lo ves y qué piensas de aquellos tiempos?

Michael.- Sinceramente pienso que la banda lo hizo lo mejor que pudo en ese momento, pero el mayor problema que tuvo HELLOWEEN entonces fue la marcha de Kai Hansen, al menos es mi opinión personal. Y no me refiero a que Roland no fuera lo suficientemente bueno o algo así pero la química que había anteriormente en la banda se fue con Kai. En todo grupo éste es un detalle muy importante pero, cuando se esfumó la química para nosotros, Michael comenzó a jugar sus estúpidos juegos y esto fue muy malo para la banda y todo se tornó en pesadilla. Encima, escogimos al productor equivocado después de la segunda parte del “Keeper”, deberíamos haber seguido con Tommy Hansen pero Sanctuary influyó mucho en la decisión de utilizar a Chris Tsangarides y él fue la persona equivocada para esto.

Al final hicimos un disco que a ninguno nos gustaba realmente… No me refiero a que las canciones fueran malas, porque no lo eran, pero no es un disco excitante y además está sobreproducido y suena como una demo regrabada. Obviamente también influyó que el ambiente en el estudio era malo, porque ya te digo que habían comenzado los estúpidos juegos de Weikath… No es una persona que hable a los ojos sino que prefiere jugar y hablar a tus espaldas, y esto hizo que intentara llevar al siguiente trabajo, “Chameleon”, a otra dirección. Sigo pensando que es un trabajo interesante, de hecho, ambos me lo parecen, pero creo que resultaron demasiado diferentes para la gente, incluso entre ellos, y esto hizo que los fans no quisieran seguir más a HELLOWEEN. A nivel artístico supongo que es algo interesante pero el principal problema de ese período es que la banda no era tal ya, y al menos con esa formación no tenía sentido continuar. Entonces, mi marcha era realmente necesaria, para mí y para el grupo si quería seguir, porque especialmente entre yo y Michael las cosas no podían continuar.

Entonces, te repito que mi opinión personal es que lo importante fue la marcha de Kai, no te digo que él fuera el culpable o algo así, pero sí es obvio que el período en el que él estuvo fue cuando las cosas eran perfectas. Fue un tiempo precioso, todos éramos amigos, hacíamos grandes canciones y éramos una banda excelente, pero cuando Kai se fue, se desniveló la balanza y el peso del grupo recayó casi en su totalidad en sólo un ángulo… De todos modos, ya te digo que es el modo cómo yo lo veo, nada más, pero pienso que la personalidad de Kai fue tremendamente importante para HELLOWEEN.

– Polémicas y declaraciones aparte, sigo pensando, y mucho más escuchando este disco, que nunca fuiste un “metal kid”, al menos no como Kai, Weiki, Ingo y Markus, y que lo tuyo era el rock más clásico y el pop incluso… Pero no lo digo de manera negativa, de hecho, sigues siendo el cantante favorito de mucha gente, pero creo que ahora muchos entendemos que simplemente no era tu sitio, por muy bien que lo hicieras y lo importante que fuiste para el éxito del grupo. ¿Qué opinas de todo esto?

Michael.- Sí, es verdad, pero funcionó muy bien durante algún tiempo, al menos durante 4 años. Quizás fue además una de las razones del éxito, ¿quién sabe?, el caso es que yo disfruté mucho la música que hacíamos durante ese tiempo y nunca tuve ningún problema con ello entonces, te lo aseguro, pero la gente cambia, crece y ve las cosas de manera diferente.

Es que nunca fue un problema a nivel musical sino personal en esta banda, y es que yo no entro en el círculo personal del señor Weikath, somos muy diferentes, no os podéis imaginar lo distintos que somos él y yo, pero es que además el problema era que si yo decía blanco él decía negro, pero si decía negro, ¡él decía blanco! Siempre teníamos opiniones contrarias, en la vida y en la música, y esto puede ser interesante al principio pero en algún momento deja de funcionar. Ya te digo que a nosotros nos duró cuatro años, y a partir de ahí la mecha comenzó a arder, el karma se había esfumado y contra eso no hay nada que hacer.

– De todos modos, ya te digo que ahora algunos empezamos a entender el papel que tenías en la banda… Quiero decir que encajaste de maravilla, tu estilo le dio una personalidad y clase impresionante, y que, como tú mismo nos has dicho, estabas contento dentro de la banda y lo sentías como el que más pero ya te digo que me sigue dando la impresión que tú no estabas en el mismo nivel heavy que tus compañeros.

Michael.- Sí, eso es cierto, y supongo que por eso nunca me llegué a considerar un “metalhead”, o al menos no como eran ellos, pero siempre he escuchado mucho a METALLICA, IRON MAIDEN, JUDAS PRIEST… y sigo adorando este tipo de bandas pero el tema es que desde siempre he escuchado también otro tipo de material. El caso es que, a la vez que podía escuchar los tres primeros discos de METALLICA cuando era un adolescente, también lo hacía de gente como KATE BUSH, PAT BENATAR, EURYTHMICS o U2, o incluso gente como Barbra Streissand, SIMON&GARFUNKEL o THE BEATLES, ELVIS, música clásica… Es que siempre he tenido un abanico de influencias y gustos enorme, pero no era el único en la banda, aunque quizás yo era el más plural.

De todos modos, yo nunca he sido el tipo de persona que cree en las escenas musicales porque yo nunca he creído en cosas que te limiten a sólo algo concreto, ni en dogmatismos ni en nada que se le parezca. Es que para mí ningún estilo de música es verdadero o falso, o mejor o peor que otro sino que simplemente te gusta o no. Yo creo que estas diferenciaciones son para personalidades débiles, para los que se ciegan con un equipo de fútbol, o sólo viven para una escena musical concreta, o lo mismo con los nacionalismos, si lo abrimos a un campo más amplio. Es que no puedo admitir que alguien me diga que todo lo que esté fuera de algo sea necesariamente malo, porque si eso fuera así no habría ni cultura ni sabiduría, ya sabes. Es lo que pasa con el metal a veces, que si dices algo malo sobre la escena o algo así ya eres un traidor o peor y esto es algo que pasa mucho, especialmente cuando llega una moda nueva por ejemplo. Para mí el pensar que no hay nada más entre el metal y el pop, por ejemplo, es una manera fácil de simplificar las cosas.

– Ahí estoy de acuerdo contigo…

Michael.- Claro, y de aquí vienen todos los problemas que yo he tenido con la escena heavy, de todo el dogmatismo, negatividad y a su vez en su momento también de la frustración que veo implícita en muchas de estas cosas. No soy uno de esos típicos que dicen todo el rato que si satanismo, inhumanidad, brutalidad… en el heavy metal porque es una tontería, parece que fueran las raíces del anticristo o algo así (risas) pero todo esto no implica que no pueda disfrutar nunca más de una buena canción de rock. Por ejemplo cierto material de “Instant clarity” o “Readyness for sacrifice” está cercano al metal, y no pasa nada, no me transmite sensaciones negativas o algo así, y todavía disfruto rockeando, pero luego hay gente con ideas realmente simplificadas de la música que no lo pueden aceptar, pero yo no tengo esa concepción simplista de la música. La contradicción que veo en todo esto es que se habla mucho de libertad pero luego se me ve a mí como un maldito y me condenan al instante.

– Una vez cerrado imagino que para siempre el capítulo Kiske-Helloween, ¿cuál es el siguiente paso para Michael Kiske? Supongo que seguir con tu carrera en solitario, o cantando para otras bandas que te atraigan musicalmente como PLACE VËNDOME por ejemplo…

Michael.- Voy a hacer un poco de todo eso, sí. Habrá un nuevo disco de KISKE este verano, aunque no sonará como el anterior disco en solitario sino que habrá guitarras eléctricas, un sentimiento más positivo y algunas cosas más, por ejemplo creo que será un tanto más épico de nuevo, con más atmósferas y con menos melancolía que en mis discos anteriores en solitario. Todavía no está terminado ni mucho menos ni grabado, pero es como lo estoy viendo.

También, este verano grabaré un segundo disco de PLACE VËNDOME y seguiré involucrado o haciendo cosas en otros proyectos porque es algo que me encanta. No hice absolutamente nada parecido al respecto los dos primeros años, y la primera vez fue con Tobbias Sammet en AVANTASIA. También reconozco que en aquel momento no quería ver mi nombre involucrado en toda la mierda de críticas que había alrededor de mi persona y demás y trataba de ocultarlo de alguna manera en esos proyectos, pero ahora de nuevo estoy disfrutando de este tipo de colaboraciones. Para mí es muy interesante participar en lo que hace otra gente, siempre que me guste y a menos que tenga una atmósfera negativa o que sea demasiado duro, pero si son buenos temas de rock o proyectos que merezcan la pena adoro hacerlo. Además, vocalmente todavía me puedo defender sin problemas al respecto, no sé cuánto durará y si dentro de unos años no tendré que limitarme a hacer sólo acústicos (risas), pero mientras pueda hacerlo a buen nivel seguiré con ello.

– Hablando ahora de la faceta en directo de Michael Kiske, cuéntanos porqué es, o ha sido en los últimos tiempos, tan difícil disfrutar de tu voz y presencia en concierto. ¿Tienes idea concreta de volver a tocar en directo a partir de ahora?

Michael.- No quise hacerlo durante unos cuantos años y es que he estado un tanto escondido o alejado de todo en este sentido, al menos de la vida pública, ya sabes. De hecho, de algún modo todavía lo hago y es que el problema que yo tengo es conseguir nueva audiencia porque si no tocas en directo esto es imposible, y yo mantengo algunos fans de los tiempos de HELLOWEEN y poco más. Además, tampoco he contado con el apoyo de discográficas porque, especialmente en Alemania, nadie ha dado una mierda por mí en estos años a nivel de sellos, apoyo y demás, hasta que ha llegado Frontiers. En mi país los únicos que firman contratos ahora mismo son cantantes adolescentes y cosas así, tipo TOKYO HOTEL, o cosas para hacer horribles producciones de programas de televisión, ya sabes.

Parece que los sellos sólo están interesados en música tipo comida rápida (ndr: una idea y definición muy interesante, por cierto), pero gente como yo tenemos una filosofía muy diferente y una idea muy concreta que se basa en no dejar que nadie te diga lo que tienes que hacer, y de hecho, el contrato con Frontiers se basa en eso, en que nadie tiene mano en mi música, nadie me dice cómo tienen que sonar mis canciones, aunque luego Serafino me pueda sugerir lo de las versiones acústicas o algo así, pero son cosas diferentes. De hecho, algunas veces tenemos muchas luchas con este tipo de cosas, pero para mí era importante tener esta claúsula en mi contrato, y que este detalle se respete al 100%.

Michael Kiske

– Pero eso no me parece fácil, al menos actualmente…

Michael.- Por eso entre otras cosas me ha resultado tan difícil obtener contratos en estos tiempos, y ahora por fin tengo un contrato de la manera en que yo lo veo. Es que ahora mismo ya no se pueden firmar contratos fáciles, o abiertos o algo así, porque si no, te convertirás en una prostituta de todo el mercado. Ya han pasado los tiempos de que te den todas las facilidades y te dejen libertad por tener un gran éxito porque se ha perdido la capacidad y fuerza de las compañías para vender discos.

Lo que quiero decir es que no he tenido el apoyo de ningún sello hasta ahora, ni a modo de videoclip o algo así, con lo que mi música no ha podido llegar a nueva gente y creo que es un cierto requisito antes de volver a tocar en directo de nuevo. No sé, el poder tener un mínimo de nuevo reconocimiento para volver a hacer conciertos tocando mi material. Probablemente cuando haga mi próximo disco vuelva a tenerlo en cuenta y de cara al año que viene me plantee volver a hacer conciertos en directo.

– De todos modos, imagino que tendrás idea de presentar este disco en directo de alguna manera, o haciendo acústicos en pubs o salas pequeñas. ¿Cuál es la idea al respecto?, ¿crees que los fans de HELLOWEEN irán a verte en estos acústicos?

Michael.- De hecho, he tenido una oferta muy buena de un promotor para hacerlo, que me lo llegó a ofrecer incluso desde el momento en que se enteró que estaba haciendo este tipo de disco. A mí me gustaría algún tipo de gira europea acústica pero el problema es que no quiero verme 16 años después en el escenario teniendo que cantar sólo material antiguo porque eso significaría enviar un mensaje equivocado y además volvería a tener un montón de gente hablando mierda de mí por esto. Entonces, cuando vuelva a los escenarios de nuevo yo creo que lo correcto sería con un nuevo disco detrás y pudiendo ofrecer nuevo material. Luego también puedo tocar canciones de este material antiguo, ¿porqué no?, pero pienso que aún no es el momento.

– Vamos a volver, si me permites, a hablar un poco más de HELLOWEEN… Después de tantos años, ¿qué es lo que recuerdas con más cariño de esos años?, eras muy joven y supongo que hubo mucho éxito, fiestas, chicas… pero también trabajo duro y una banda excelente en directo y en estudio, al menos en los dos “Keeper” que además cambiaron la historia de la música. ¿Qué sigues pensando de ese período completo?

Michael.- Yo pienso que había una escena musical muy diferente en los 80, y la verdad es que las cosas cambiaron muchísimo desde 1986 hasta 1996. Los mejores años ya te digo que para mí fueron aquellos en los que Kai estuvo en la banda pero es que durante esos años toda la escena musical, no sólo la metálica, variaron mucho con el tiempo. Los 80 además fueron un período muy creativo, donde además muchas bandas heavies entraron en las listas, como por ejemplo IRON MAIDEN con “Run to the hills” en Inglaterra, o nosotros mismos que tuvimos “Dr. Stein” en las listas alemanas. Entonces existía el mundo pop pero había un importantísimo mundo rockero y heavy peleando codo con codo y llevándose un gran pedazo del mercado. Yo la diferencia que veo con los tiempos actuales en que entonces todos éramos más creativos e incluso más abiertos de mente y quizás no era todo tan antisocial como parece serlo ahora, antes todo estaba mejor aceptado y ahora parece que es o con nosotros o contra, ya sabes. Y encima lo juntas con el tema de las descargas y demás y está claro que ahora es mucho más difícil sobrevivir como músico, y más dentro del rock.

– Lo que es un problema gravísimo actualmente, está claro…

Michael.- A mí me duele ver que ahora las compañías no buscan sacar discos sino sólo hit singles. Por supuesto que sigue habiendo grupos con una gran masa de seguidores y compradores como COLDPLAY o U2 pero la mayoría sufren totalmente esta tendencia negativa y a la baja de la música. Ahora no existe la idea de que si quieres escuchar la música de cualquier banda tienes que pagar por el CD, eso se ha perdido totalmente y es un problema duro. Todo esto provoca que sea incluso más difícil ser libre como músico, la presión cada vez es mayor y así es complicado mantener una base personal y coherente para que los músicos permanezcan fieles a sí mismos.

Es que, si ya es difícil mantenerte en tu camino creatívamente hablando cuando tienes éxito, imagínate cuando no lo tienes, y por eso muchas de las bandas, nuevas o viejas, acaban dejando lo que quieren hacer u ofrecer y buscan las fórmulas de éxito que otros han tenido en el pasado o lo que puede estar funcionando en un determinado momento, ya sea para satisfacer a la compañía, a cierto tipo de fans o lo que sea. Pero para mí en el momento en que esa banda ha perdido su libertad ha perdido su alma, y ya no pueden ser honestos ni realmente creativos porque se han convertido en músicos para el negocio. Yo creo que muchísimas bandas actualmente haciendo esto y a su vez el problema es que esto crea en la gente las mismas expectativas, es decir, que obliga a los fans a seguir esperando exáctamente lo mismo de las bandas y esto desemboca a su vez en que se enfaden cuando el artista trata de ser libre y creativo.

Mira a los BEATLES, siempre estaban moviéndose y haciendo cosas distintas, y creo que de algún modo fueron educando a los de esa generación, les fueron enseñando nuevas cosas a través de su música. Es que en su momento la creatividad y la música en sí eran los jefes, y no el mercado, pero actualmente es al revés, y es el mercado el que trata de crear a los músicos y de fabricar de algún modo la música que se hace ahora. Y el gran problema de todo esto es que cuando un músico tiene identidad propia y trata de mantenerse auténtico, nadie lo quiere, parece que hay que quitárselo de en medio para poder diseñar la siguiente moda de verano, ya sabes.

Por eso siempre digo que las cosas están funcionando de la manera equivocada en todas las escenas musicales, y pasa lo mismo con las revistas por ejemplo. Por ejemplo hablo con mucho de mis ídolos personales, o leo sus entrevistas, y están tremendamente confundidos, aterrados de no gustarles a los fans, de decepcionarles y no saben realmente qué hacer o qué puede esperar la gente de ellos. Para mí esto significa la muerte de la música real, porque en muchos casos se prefiere mantener tu estatus o tu modo cómodo de vida que arriesgarte a moverte, a ser creativo. Pero vamos, es algo que ha ocurrido desde que existe la industria musical, es un problema de la cultura de nuestra sociedad, todo está relacionado con el éxito y el hacer dinero rápido, y hasta que la gente no recupere la idea de que se trata de la música, que lo importante es la música en sí, no hay nada que hacer. Es que en todos los estilos puedes encontrar discos realmente auténticos, de metal, jazz, pop, country…, lo que sea, y esto no tiene nada que ver con la industria sino sólo con que un artista se exprese con el corazón. Para mí sólo eso es la música auténtica, y el resto es mierda, etiquetas absurdas.

Por ejemplo pónte en el lugar de alguien que haya nacido en Texas y sus padres siempre han escuchado música country porque es la música que adoran. De repente se muere tu padre y le dedicas una canción country, ¡eso es auténtico!, para mí ésa es la música realmente auténtica. Pero entonces llega un fan heavy y te dice que apestas, que eso no es metal, ¿cómo puedes decir eso?, ¡estás equivocado! Por eso digo que la música auténtica tiene que ver con la libertad e individualidad de cada uno, no con etiquetas, gustos o lo que sea.

– Cambiando de tema, te tengo que preguntar por la especie de plaza de toros que sale en el vídeo de “I want out”, nunca he sabido dónde es y he tenido la curiosidad desde entonces. ¿Recuerdas dónde fue grabado?…

Michael.- Yo creo que se grabó en España, precisamente en los conciertos del Monster of Rock del 88. No estoy seguro al 100% pero creo recordar que esas tomas se filmaron en España… De todos modos, la escena musical ha cambiado mucho desde entonces, ahora todo es como más sano (risas), aunque siendo honesto yo nunca estuve muy metido en el tema drogas, fiestas, chicas.

– Como sabrás, recientemente ha habido una más que interesante reunión de HELLOWEEN y GAMMA RAY llamada Hellish Tour, con una parte final tocando conjuntamente clásicos de HELLOWEEN. Obviamente hubo muchos rumores sobre tu posible participación en algún momento o concierto concreto en festivales, en Hamburgo o lo que fuera, aunque al final no ha llegado a ocurrir. ¿Ha habido alguna posibilidad o contacto real?, ¿hubiera gustado?

Michael.- Sé que Weikath tenía la idea y de hecho el ya trató de contactar conmigo allá por 2002 o 2003 pero el caso es que yo no quiero hablar con este tipo nunca más, es una cuestión personal, lo reconozco. Es que es alguien sin estilo, sin señorío, sin ningún respeto individual por los que tiene cerca… Déjame exponerlo de este modo, yo no odio u odiaba mi pasado, odio lo relacionado con Michael Weikath. Es que todo lo relacionado con mi marcha de HELLOWEEN tiene que ver con su estilo de comportarse, ver y hacer las cosas. Yo no tengo problema con el hecho de hacer ciertas cosas de cara a los fans, o darles este tipo de satisfacción, porque yo voy a seguir haciendo mi propia música y no haría una reunión para el resto de mi vida o algo así por razones artísticas, como te decía antes, pero de cara a los fans por supuesto que sí podría participar en algo así.

Es que si el señor Weikath hubiera seguido haciendo las cosas correctamente y con pasión positiva en estos años, no hubiera habido ningún problema. Es como si tú en tu vida personal tienes un amigo pero a tus espaldas siempre está diciendo que eres un capullo, un gilipollas, que apestas…, no te puedes mostrar amigable ni mantener la relación con esa persona nunca más. Todo el mundo en su vida personal tiene “enemigos” o gente en la que no puede confiar, alguien a quien ya no podrás llamar amigo nunca. Entonces, la gente no puede esperar que yo luego me suba a un escenario con alguien así y sea una fiesta, todos sonriendo y que me comporte como si nada pasara porque eso me parecería enfermo.

– Entiendo lo que quieres decir. Por supuesto que a la mayoría nos gustaría que las cosas fueran diferentes, pero entiendo perfectamente lo que quieres decir…

Michael.- Ya te digo que desde el punto de vista humano por mi parte no es posible, es una cuestión personal, no musical o algo así. No tengo ningún problema con Kai Hansen, tampoco con Roland Grapow… Por ejemplo hace no demasiado coincidí con Markus en un tren y me estuvo contando sobre el disco de bajistas que estaba haciendo y no hubo ningún tipo de tensión entre nosotros, todo lo contrario, de hecho fue una conversación totalmente amigable y relajada. Ya te digo que no veo ningún problema al respecto, y a no ser que haya gente influenciada por Michael Weikath no veo animadversión hacia mí por parte de mis antiguos compañeros u otros que estuvieran alrededor. El problema es cuando Michael influye en la gente para convencerla de algo que él quiere o piensa, porque es su modo de actuación y lo ha sido siempre. Así que ya te digo que la única persona con la que realmente he tenido problemas al respecto de HELLOWEEN es sólo Weikath, y es que él es el único responsable de todo lo que pasó en la banda. Desde que Kai se fue, Roland fue expulsado, Ingo fue expulsado… ninguno se fue, sino que a todos los echó Michael Weikath.

– Por cierto, te quiero preguntar por un rumor o realidad que ha tomado mucha fuerza en los últimos tiempos. Este verano Tobbias Sammet, que es uno de tus mayores admiradores, va a sacar a la carretera a su proyecto AVANTASIA y lógicamente se ha hablado mucho sobre tu posible participación en esos conciertos. ¿Qué ha pasado finalmente para no hacerlo?, ¿ha habido contactos de verdad para hacerlo?

Michael.- Sí, el me preguntó y me ofreció mucho dinero para participar en estos conciertos, dinero que de hecho necesito, pero es que a estas alturas y después de tantos años realmente no me veo preparado para embarcarme en una gira metálica. No es un secreto que he tenido muchos problemas con la escena metal y es un problema del comportamiento de la gente del metal. No tengo problemas en cantar en los discos de Tobbias, y es que no lo hubiera hecho si realmente no me gustara lo que hace, pero considero que tengo que ser bastante cuidadoso con la manera en que vuelvo a subirme a un escenario. Para mí es importante el hacer o participar en un interesante disco de rock y ahí ya meterme a girar pero no tocando exáctamente en escenarios netamente de heavy metal, sino más bien en cosas más roqueras, o más variadas. No quiero decir el evitar festivales heavies o algo así, pero sí a lo mejor entrar mejor en otro tipo de festivales, que tengan también parte de metal pero dónde toquen también otro tipo de bandas como KEANE o COLDPLAY, yo que sé, algo donde haya más mezclas musicales. Para mí algo así sería una buena posibilidad para empezar de nuevo y siento que es un detalle con el que tengo que ser muy cuidadoso.

Me ha sido difícil rechazar la propuesta Tobbias, porque realmente era una muy buena oferta, pero me parece demasiado para volver a los escenarios, ya sabes, si hubiera comenzado tocando con mi propio proyecto o lo que fuera y hubiera estado tocando en los dos últimos años sería diferente, quizás no hubiera tenido problema, pero justo en este momento no me parece la mejor opción para comenzar, no me veo capacitado al 100%. Es que después de 15 años y estar tan alejado del heavy metal, siento que para volver tiene que ser en un contexto más abierto, más libre.

– Sólo dos preguntas más para terminar, Michael. Siempre hubo rumores sobre tu posible entrada en MAIDEN para sustituir a Bruce Dickinson, ¿hubo algo de cierto en ello, llegaste a hacer alguna prueba o fueron sólo rumores?… ¿Te hubiera gustado en ese momento?

Michael.- Pienso que los fans de IRON MAIDEN nunca aceptarían a un cantante alemán (risas), son muy nacionalistas con respecto a su banda, muy británicos, ya sabes. Está claro que desde que compartíamos management, Sanctuary, nos conocíamos personalmente las dos bandas, giramos juntos varias veces, por ejemplo estuvimos en Inglaterra en la boda de Rod Smallwood, el tema del Monsters Of Rock en el 88… incluso he coincidido varias veces con Bruce Dickinson estando ya fuera de HELLOWEEN. Vamos que nos conocemos mutuamente, también Adrian Smith tocó en mi primer disco en solitario, “Instant clarity”, con Dave Maurray también tuve bastante relación entonces… No sé, a nivel vocal supongo que no hubiera quedado mal mi voz en los temas de IRON MAIDEN pero no creo que hubiera encajado personalmente en la banda en absoluto, en todo el entramado tan monstruoso y siendo todo tan grande, ya te digo, simplemente no hubiera encajado.

De todas formas, es curioso, porque fue un rumor que incluso salió en la televisión alemana, donde aseguraron que yo era el nuevo cantante de IRON MAIDEN y fue muy divertido porque ni yo sabía nada de eso. Pero vamos, que siempre fue un rumor porque a mí nunca llegó nadie a preguntarme o proponerme nada, ni hubo ningún tipo de audición ni nada parecido. Lo único que sé que fue real es una historia que me contó un amigo periodista entonces, que no sé si es verdad, pero te cuento lo que él me dijo sobre una entrevista que le hizo a Steve Harris y le preguntó sobre mí y él dijo que yo estaba entre los tres cantantes que él podía imaginar en IRON MAIDEN. Es todo lo que sé al respecto, pero ya te digo que es algo que no hubiera podido suceder porque ya te digo que ellos buscaban en todo momento un tipo británico, y además especialmente los fans ingleses de IRON MAIDEN son muy nacionalistas con respecto a su grupo, es como un orgullo nacional, y además a algunos no les caen muy bien los músicos o grupos alemanes por razones históricas y cosas así. No todos, claro, pero algunos de ellos sí, y por eso no creo que nunca hubiera funcionado un cantante alemán en IRON MAIDEN.

Michael Kiske

– La última… A los fans se nos hace muy raro verte con el pelo rapado y cantando temas como los de tu proyecto SUPARED, aunque esto ya está muy manido. Mi pregunta es la contraria, ¿cómo te sientes tú cuando ves los vídeos con ese melena rubia, las mallas, y cantando los temas increíbles de HELLOWEEN?

Michael.- Un tanto extraño, pero también me parece divertido. Pero vamos, está bien porque puedo ver cómo disfrutábamos, la energía que transmite la banda, lo físico que yo era entonces en directo… Quiero decir que no lo veo en absoluto de manera negativa, no veo nada malo en aquello incluso viéndolo desde ahora. Ya te digo que es un período que disfruté mucho pero ahora soy una persona diferente, he cambiado un montón, he aprendido mucho, y es que sigo pensando que una de las razones de la vida es ir aprendiendo cosas. Es que si estás todo el tiempo en el mismo sitio o de la misma manera te mueres… Pero vamos, que me parece divertido verme, incluso cuando veo o escucho alguna entrevista de hace años. Por ejemplo hace poco un amigo periodista japonés, con el que sigo en contacto desde hace muchos años, me mandó una entrevista que hice para la televisión japonesa en 1996, cuando edité “Instant clarity”, e incluso me parece divertido la manera de expresarme y cómo hablo ahí. No sé, ahora me veo más centrado pero entonces estaba muy inseguro de alguna manera, porque era mi primer disco después de HELLOWEEN, y me veo hablando muy nervioso (risas).

Creo que era honesto con lo que decía, pero ahora me veo completamente diferente, de hecho, si ahora hiciera una entrevista para la MTV por ejemplo, no me pondría nada nervioso y seguramente estuviera realmente relajado y sin preocuparme demasiado de la imagen que estuviera dando o algo así. Es que al final todo se relaciona, y está claro que ahora me siento mucho más liberado a todos los niveles, ya no siento presión e incluso en este sentido también soy diferente ahora. Siento que puedo hablar de HELLOWEEN y estos años con libertad y sin preocuparme del qué dirán y demás por más tiempo.

– Terminamos aquí, ha sido un honor y un auténtico placer la entrevista. Muchas gracias por ser honesto y mostrarte tan seguro en las respuestas. Enhorabuena por un disco diferente pero muy interesante, y espero que te podamos ver en España tocando en directo alguna vez.

Michael.- Ha estado muy bien, gracias. Creo que es importante ser honesto en las entrevistas, de hecho, hace falta que los músicos se muestren sinceros y abran su mente de verdad en las entrevistas. De hecho, se lo digo a todo el mundo, dejar hablar a vuestra mente y corazón, es muy importante. Me encantará tocar en directo de nuevo en España, estar atentos a lo que ocurra el próximo año… Cuídate, un abrazo.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)