Inicio Lanzamientos A-Z NODRAMA – I Mind

NODRAMA – I Mind

0

No soy muy aficionado a nuevas tendencias ni experimentos raros, quizá algunos puedan tacharme de ‘metaliban’ por ello, pero para gustos los colores, me gustan las cosas claras y el chocolate espeso, y cuando una banda tiene que recurrir a etiquetas musicales demasiado largas o estrambóticas…malo, desconfío más que de un billete de 30 euros. ¿Y por qué digo esto?, sencillamente porque los vizcaínos NODRAMA no responden precisamente a mis expectativas o gustos musicales habituales, por lo cual pueden sentirse orgullosos de lo que voy a decir. Probablemente este es el disco que mas me ha sorprendido en los últimos meses junto con el de sus paisanos QUAOAR, pero en el caso de NODRAMA, se llevan el dudoso honor de ser el disco que más veces he escuchado nunca antes de hacer una crítica, y no porque lo necesitara para poder decir algo de ellos o por su complejidad, sencillamente me ha encantado, y lo he escuchado una y otra vez, en casa, en el gimnasio, en el coche…

Formados hace ya seis añitos, su estilo sería un tanto difícil de clasificar. En su nota promocional dicen que hay quienes los califican como una mezcla entre METALLICA (yo diría los de la época suavecita) y KATATONIA entre otros, y personalmente diré que en muchos momentos me recuerdan a una banda que realmente me gusta, ILL NIÑO, aunque con una base un tanto más agresiva. La banda está formada por Aimar Antxia a la voz (muy versátil), Koldo Gorozika e Iker Llona a las guitarras, Xavier Altzugarai al bajo y Nikola Goñi a la batería.

Nada más echar a girar el disco con “Prism”, se vislumbra una producción cuidada y una calidad poco habitual, y más en propuesta de este estilo, donde la originalidad suele brillar por su ausencia, no siendo este el caso. Melodía y fuerza a partes iguales, un texto elaborado…todo lo necesario para que desde la primera escucha se te quede su música dentro. Inicialmente “Fallen Angels” puede recordar a los indefinibles LINKIN PARK, pero que nadie se asuste, poco o nada tienen que ver con ellos, salvo que quizá este tema sea un tanto suave para lo que pueden hacer. “Prometeo” lleva el nombre del Titán griego que robó el fuego para dárselo a los mortales, aunque nada tiene que ver su temática con él. Se trata de un corte donde tratan las partes más melódicas y agresivas con una maestría y elegancia asombrosa, y sobre todo el primer cuarto de este tema no es de los que se olvidan fácilmente, es pegadizo sin que eso suponga facilón.

“The time we lost fighting” es un tema que comienza suavemente, su contenido invita a la reflexión, se nota que se han trabajado las letras a fondo, mientras que en lo musical se trata de un corte algo más agresivo sobre todo en el estribillo, pegadizo y potente dentro de su estilo, todo ello adornado con pasajes mucho más intimistas y melódicos sin caer en lo cursi para nada. “Evolution” es toda una sorpresa, un corte de arranque muy pesado y afinaciones graves, quizá donde más se acercan al nü metal/metalcore aunque sin ser ninguno de los dos a la vez, cantando Aimar con una voz mucho más rota de lo habitual. Es diferente, pero te hará mover la cabeza.

Para me “Here again” es la verdadera joya de la corona, y eso que podría tratarse de la balada del disco por decirlo así, pero es una autentica maravilla que he escuchado una y otra vez sin aburrirme de ella, siempre he pensado que una canción lenta, y más basada solo en la voz y una guitarra acústica, es una propuesta que te puede encumbrar o hundir por pretencioso, y me atrevo a decir que se trata de lo primero. Esta canción la he llegado a poner tres veces seguidas yendo a trabajar en mi bólido recién levantado y sin ganas de nada, y conseguía cambiarme el chip, con eso digo todo. Podemos caer en el error de pensar que con “Perfect enemy” nos encontraremos de nuevo ante un tema melódico, craso error. Cierto es que cuenta con partes muy melódicas y lentas, que es precisamente cuando más me recuerdan a ILL NIÑO, pero en las más agresivas es cuando se ve que su propuesta bebe de muchas y variadas fuentes. Si alguien tenía dudas acerca de su influencia por parte de METALLICA no tiene más que escuchar “Keep alive”, cerrar los ojos y pensar que esta escuchando una segunda parte del “One” de los de San Francisco, al menos en las partes menos agresivas, porque las más contundentes nada tienen que ver con el thrash metal de la bay area.

En “Cold as Antarctica” no se andan con remilgos, se trata de un tema lleno de rabia, rabia contenida incluso en las partes más suaves y con voz clara, aunque en el último tercio cuentan con pasajes lentos y muy melódicos, ganando en fuerza poco a poco nuevamente, terminando el disco con un nuevo tema semi-acústico, “Phoeny the mirror”, el tema más largo del álbum y quizá también el más variado, aunque no el que yo elegiría como presentación de su álbum, pero donde cuenta con unas guitarras excelentes y que no se escuchan así prácticamente hasta esta pieza.

Pocas veces me ha resultado tan fácil escribir una crítica, y menos veces aún tenían algo que decir de cada tema sin tener que pararme a pensar en ello. Con eso digo todo, darles una oportunidad.

Angel Ruiz

Tracklist

  1. Prism
  2. Fallen Angels
  3. Prometeo
  4. The time we lost fighting
  5. Evolution
  6. Here again
  7. Perfect enema
  8. Keep alive
  9. Cold as Antarctica
  10. Phoeny the mirror