Inicio Conciertos Crónica Concierto THE POODLES + JADED HEART – Madrid

THE POODLES + JADED HEART – Madrid

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION





Documento sin título

The Poodles

+ JADED HEART

Viernes 11 de abril de 2008. Sala Caracol. Madrid.

Siempre dije que una de las mejores cosas que tiene esto de colaborar en la prensa musical, es la forma en la que conoces muchos grupos que de otra forma no les habrías prestado atención. El año pasado, con motivo de la venida de Hammerfall a Madrid, y tras la llamada que recibí de nuestro director preguntándome si me gustaría ir a cubrir dicho evento, “me di de bruces” con el hard rock divertido, vacilón y macarra de THE POODLES, encontrando uno de los discos del año para mí, y convirtiéndose en mi grupo revelación de 2007.

Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez

Aunque en nuestro pais aun no han alcanzado el mismo nivel de popularidad que en otros (la gira por algunos paises está siendo en recintos grandes) si había cierta expectación por ver un concierto con el set list completo (en Madrid habría unas doscientas cincuenta personas) de THE POODLES, máxime cuando venían acompañados en gira conjunta por JADED HEART, todo un estandarte de la vieja armada hardrockera alemana.

Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez

Los teutones salieron pasadas las ocho y media de la tarde presentando un amplio set list basado principalmente en sus dos últimos trabajos de estudio: “Helluva Time” y “Sinister Mind”, con uno sonido que fué mejorando paulatinamente y con un enorme telón de fondo con su nombre, donde curiosamente se podía ver en su parte baja los logotipos de los patrocinadores Audi y Wolsvagen (curioso que apoyen al rock alli, ¿no os parece?) y un tercero que no llegué a poder leer . El single “Hero” (del que tienen un videoclip) y la guitarrera “Justice is Deserved” fueron las primeras en caer, a la que siguió el riff pesado y machacón de “Somewhere”, con Johan Falberg gritando “¡Madrid, arriba esos pelos!”.

Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez

Era la segunda vez que los veía, tras su gira con Helloween hace unos años, y no recordaba que en directo sonaran tan duros, cosa que me gustó, aunque no sé si esto será del agrado de los seguidores más acérrimos del estilo. El grupo suena realmente bien conjuntado, y es de agradecer que las voces las armonicen entre ellos en directo, salvo algún sampler que metieron, como el del comienzo de “Going Under”. Los nuevos músicos (no tan nuevos de hecho) hicieron una gran labor. Peter Ostros dió una correctísima sesión guitarrera, y el impresionantemente alto Johan Falberg se destacó como un gran frontman, con una muy buena voz. Michael Mueller no paró de animar a la gente mientras tocaba el bajo, moviéndose de un lado a otro constantemente, viviéndolo “a tope”, igual que Henning Wanner, quién apoyó en todo momento en los coros y segundas voces. Algo más discreta, pero igualmente efectiva fue la labor de Axel Kruse tras los bombos, haciendo de perfecto metrónomo para todos ellos.

Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez

Siguiendo con el desarrollo del concierto, lo siguiente que presentaron fué una pequeña mirada al año mil novecientos noventa y nueve con “Live and Let Die”, uno de sus mejores temas (y que nada tiene que ver con la famosa canción de Paul McCartney que se usara en la película de mismo título) prescindiendo de los samplers de la intro acústica con voces de niños cantando el estribillo. Otro regalo clásico fué “Inside Out”, tema que bautizaba su primer disco allá por el año mil novecientos noventa y cuatro.

Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez

Tomorrow Comes”, y el cover de Anastacia “Paid my Dudes” (buenísima y muy acertada dentro del set list que animó a todos) finalizaron el repaso a su anterior obra “Helluva Time”, para volver al último “Sinister Mind” con el tema título, “Going Under” (para la que si metieron samplers con los coros grabados del principio, algo quizás innecesario, pues se podrían llevar bien al directo sin problemas, visto lo visto) y “Hellucinate” (que sonó bastante bien, pero yo la habría cambiado por la rockera “Heavenly Devotion” o la más heavy “My Eager’s Red”) y dar carpetazo al concierto repasando dos de los temas más característicos del álbum “Trust”: “Anymore” y “Feels Like Home”, terminando con bajista y batería destruyendo incomprensiblemente sus instrumentos y regalando los fragmentos a los fans de las primeras filas, y es que cada uno está claro que haga con sus cosas lo que buenamente le de la gana, pero jamás entendí esta práctica de algunos músicos, para eso casi mejor que se los regalen íntegros a algún afortunado, pero bueno cada uno es muy dueño de hacer lo que quiera con sus cosas, y ésta era sólo mi humilde opinión.

The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez

Apenas media hora tuvimos que esperar para el cambio entre grupos, tiempo que aprovechamos para departir con algunos de los asistentes e intercambiar impresiones con otros compañeros del staff de esta santa casa. El concierto de THE POODLES en Madrid, a la postre significaría algo especial, más allá de su valor propio, pues los suecos estaban grabando esa actuación para un futuro dvd (pese a que yo cámaras no vi ninguna) pidiéndonos incluso que todas las fotos y videos que hiciéramos nosotros se las mandáramos a su web oficial para incluirlas en el futuro documento. Pero, sin duda el hecho más especial de todos, era que el fan más joven de THE POODLES se encontraba esa noche viéndolos, o más bien, escuchándolos, y es que fijáos si es joven, que aún le faltan algo más de cuatro meses para nacer.

The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez

Tras haber escuchado minutos antes la canción “Line of Fire”, con la que de nuevo se quedaron a las puertas de Eurovisión hace poco, la intro de “Flesh and Blood” daba la bienvenida a los cuatro músicos, que salieron a por todas, con mucha energía y parapetados tras sus pintas hardrockeras, sobre todo el señor Jakob Samuel (a las fotos de mi compañero Diego me remito). El tempranero himno “Metal Will Stand Tall” terminó poniendo la sala “patas arriba”, alargándola al final para que la gente cantara con ellos.

The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez

El sonido fué yendo de menos a más, pese a que en “Number One” apenas se oía la voz en la primera mitad de la canción. “Thunderball” y “Walk the Line” sonaron poderosas, no menos que “Shadows”, personálmente, mi tema favorito del primer disco, y es que si este tema lo hubiera grabado un grupo americano con más trayectoria y contactos, medio mundo lo estaría cantando desde hace año y medio, igual que la melódica y preciosa -y es que menudo estribilo señores- “Without You”.

The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez

Volvemos al sentimiento más macarra con la cañera “Streets of Fire” (segundo single de “Sweet Trade”) para relajarnos con el baladón “Crying”. A partir de aquí hicieron un pequeño pasaje instrumental, donde batería y bajo pusieron la base para un efectivo solo de Pontus Norgren, quedándose el primero a solas para terminar golpendo los parches varios minutos. La vuelta vino de mano de “Echoes from the Past”, cambio de ropa de Jakob incluído, donde las guitarras de melodía solista del comienzo estaban sampleadas, al igual que los teclados de todas las canciones y algunos de los coros (como en “Metal Will Stand Tall” por ejemplo) aunque se mantenían a un nivel bajo, meramente de apoyo, dando mayor relevancia a las voces en directo. Volvemos a “Sweet Trade” con “Kiss Goodbye”, que no es para nada un mal tema, pero incomprensíblemente tocan una de las canciones más desconocidas del disco dejando fuera un temazo de la talla de “Reach the Sky”, en una decisión que fué muy criticada por los fans tras el concierto, y que más de uno se encargó de comunicar a la banda después.

The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez

Cerraron antes de la despedida con sus dos singles de gran éxito: “Seven Seas” (que fue presentada como una canción que, los que ya los vimos en la pasada visita pudimos oir en primicia) y el single de platino “Night of Passion”, canción alrededor de la cual se formó el grupo, y que les dió a conocer a toda Europa.

The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez

El bis llegó con otro temazo mítico, “Song for you”, con la voz de barítono de Jonas Samuelsson oyéndose pregrabada por los altavoces, y dos canciones más normalitas, como “Shine” (de nuevo nos hizo lamentar la ausencia de “Reach the Sky”, pese a no ser mala canción esta tampoco, pero dos canciones a medio tiempo seguidas, casi para finalizar, no lo veo demasiado acertado en mi opinión) y la versión de la conocidísima “Dancing whit Tears in my Eyes” de Ultravox.

The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez

Una vez finalizado el concierto, los músicos no tuvieron reparo alguno en bajar a la zona de merchandising a firmar, hacerse fotos con todos nosotros y departir algunas impresiones, manteniendo una actitud amable y cordial. Fué una gran noche, y como concierto de diversión y fiesta pura y dura, uno de los mejores que recuerdo en los últimos años, la verdad que hacía mucho tiempo que no me lo pasaba tan bien y no me veía dando botes de esa manera. Es una banda que siempre, desde que los oí y vi por vez primera, he recomendado a todos mis allegados, y una vez habiendo vivido esta segunda experiencia en directo, razón de más para seguir haciéndolo. Esperemos que vuelvan el próximo año con nuevo disco, nuevos y más fans españoles, y por supuesto, que añadan “Reach the Sky” al set list.

Texto: J. José Jiménez.

Fotos: Diego L. Perez

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

Más fotos:

THE POODLES

The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez
The Poodles - Foto: Diego L. Perez

JADED HEART

Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez
Jaded Heart - Foto: Diego L. Perez