Inicio Conciertos Crónica Concierto AVALANCH en Valencia

AVALANCH en Valencia

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up





Documento sin título

Avalanch

Sábado 8 de Marzo de 2008 – Mills Club – Valencia

AVALANCH pueden sentirse satisfechos tras su última visita a tierras valencianas, no ya por la afluencia de público a su actuación, cerca de trescientas personas, que habida cuenta como está el panorama nacional, aunque no es como para dormirse en los laureles si es como para estar contentos, sino porque si con su último disco lo que buscaban era reencontrarse con ese público al que no les convenció un trabajo como el “Hijo prodigo”, ese objetivo lo están consiguiendo; un simple hecho, hacía más de dos años que no acudía a un concierto de AVALANCH y veía una sola cara conocida, en esta ocasión sí y por si fuera poco la gente salió completamente satisfecha de la sala tras una actuación en que el público se entregó al máximo.

Avalanch - Foto: Jorge Perez Balseiro
Avalanch - Foto: Jorge Perez Balseiro

A diferencia de otras ocasiones el evento no tuvo lugar en la habitual REPUBLICCA 2, la cual tristemente fue cerrada (adiós a una acústica más que decente). En esta ocasión tocaron en la Mills Club, sala que se encuentra en la zona portuaria de Valencia, muy cerca de la Heineken Greenspace. La Mills Club no es una sala muy grande por lo que se apreciaba el calor del público, el local tiene buena acústica y un buen sonido aunque en ocasiones hubiese algún acople y Fran Hidalgo sufriera bastantes problemas con el sonido del bajo; y lo que si se echa en falta es un entarimado más alto, ya que a partir de mitad de la sala la visibilidad era algo peor.

En cuanto al concierto, los asistentes tuvimos una actuación propia de los mejores AVALANCH que hicieron gala de una gran profesionalidad y de vocación artística, se nota que a este grupo le da igual tocar para setenta, trescientas o mil personas, lo dan todo. La reciente baja de Roberto Junquera tampoco se ha hecho notar en exceso, ya que el nuevo miembro de los asturianos, Mario, se ha integrado perfectamente a la formación e incluso se pudo ver cómo en el trabajo tras los teclados ponía su toque personal, dando a algunos temas como es el caso de “Sombras y Cenizas” cierto aire “setentero”.

Ramón Lage estuvo increíble durante toda la actuación, derrochando fuerza a raudales y sacando el máximo rendimiento a sus cuerdas vocales, con el tiempo ha conseguido convertirse no solo en un buen frontman sino en un vocalista con muchos recursos y de una versatilidad inusitada, capaz de bordar un tema tan delicado como “Alborada”, dejar a más de uno patidifuso con una sensacional versión del mítico “Torquemada” (así sí), deleitarnos con esa cantidad de matices y registros en “Pies de Barro”, impregnar dramatismo en temazos como “Quien soy” o “Niño”, rockear con el efectivo “Aún Respiro” o “Sombra y Cenizas”, o sacar al leviatán que lleva dentro en el, por derecho propio, nuevo clásico “Prisión de Marfil” o la final “Lagrimas Negras”.

Avalanch - Foto: Jorge Perez Balseiro
Avalanch - Foto: Jorge Perez Balseiro

La pareja de guitarristas Alberto Rionda, y Dany León se muestran más compenetrados, cada uno cumple su cometido perfectamente, Alberto ha puesto las cosas en su sitio dejando claro que la sencillez de su anterior disco no se debía ni mucho menos a falta de recursos, se mostró muy delicado por ejemplo con las partes de los solos de temas como “Niño” o “El lado Oculto de la Luna” e incisivo con ese diamante de nueva factura que es “Sombra y Cenizas”. A diferencia de otras ocasiones, no hubo tanto tiempo dedicado a solos de guitarra, en este sentido solo ejecutó, si lo podemos considerar como tal, los punteos de la canción tradicional “Santa Barbara”. Por su parte Dany León estuvo brutal, su Gibson no paro de escupir riffs incendiarios, estuvo muy entregado y comunicativo con el público y perfecto en los solos que ejecuta en alguno de los temas del repertorio.

Fran Fidalgo a pesar de los problemas de sonido que sufrió desde el inicio de la actuación, no fue óbice para que una vez resueltos dichos problemas y tras cambiar de bajo hiciese un trabajo propio del mejor Fran, con un trabajo muy sólido en temas como “Aún Respiro”. Tras los parches Marco Álvarez estuvo demoledor, muy ágil en las baquetas pero con la pegada necesaria para dotar a los AVALANCH de un sonido de batería rotundo.

En cuanto al repertorio, AVALANCH centraron su actuación en material de su reciente obra maestra “Muerte y Vida” el cual fue interpretado en su practica totalidad. Solo se dejaron en el tintero “Muerto En Vida” y “Bajo las Flores”. De su último disco cabe destacar la buena respuesta de temas como el sensacional inicio con el brillante “Angel de la Muerte”, un tema cien por cien AVALANCH que el público coreó con gran entusiasmo. Ramón estuvo increíble en las voces, llevando a cabo una interpretación de lo más sentida y dramática, al igual que en el siguiente tema, “Otra Vida”. Con este tema y con el brillante “Pies de barro” he apreciado una gran diferencia entre el Ramón Lage de anteriores giras. En la interpretación de esta noche, oí a un Ramón crecido, con un abanico de recursos más amplio y muy preciso en la interpretación respecto a la versión en estudio.

Avalanch - Foto: Jorge Perez Balseiro
Avalanch - Foto: Jorge Perez Balseiro

Otro de los temas que mejor respuesta tuvo en esta noche fue “Hoy he Vuelto a Recordar”, este efectivo tema de Hard Rock clásico sonó muy potente, tras el cual llegó el ineludible “Delirios de Grandeza”, la oscura “Niño”, que supuso uno de los momentos álgidos de la noche y “Papel Roto” sorprendió a propios y extraños por la fuerza y la mala leche con la que interpretaron el tema, las guitarras de Alberto y Dany sonaron realmente crujientes. Tras este inciso continuaron con la genial balada “Aprendiendo a Perder” con la que dieron algo de tregua y en la que se lució Alberto Rionda en el solo del tema, recordando a los más grandes. Llego el momento a uno de los temas más controvertidos de AVALANCH, el accesible “Alas de Cristal” que paradójicamente es uno de los que más disfruta el público, llegando al extremo de practicar incluso “Crowd Surfing” cual concierto de música extrema se tratase.

El primer recuerdo a los viejos AVALANCH llego con “Juego Cruel” en el que Ramón Lage volvió a sentar cátedra como interprete de los temas más orientados al Hard Rock, y con trabajo a las guitarras de Alberto y Dany en las solistas con mucho sentimiento, continuando la actuación con otro de los temas más inspirados de Rionda, “La Cara Oculta de la Luna”, dedicado a Jbara, en el que Mario estuvo impresionante, muy fiel a la original e imprimiendo sensualidad y melancolía. “Aún Respiro” debido a los teclados de Mario sonó un tanto “Purpleliana”, con unas guitarras abrasivas y una ejecución por parte de Ramón llena de calidez. El concierto llegaba al final de la primera parte retornando al material de su último disco, en esta ocasión con “Quien Soy”, “Caminar sobre Agua” y “Pies de Barro”, dos temas con los que el público esta muy familiarizado debido a que fueron las primeras composiciones que los AVALANCH pusieron en la web del grupo para presentar “Muerte y Vida”. “Caminar sobre el Agua” sonó brutal y muy fiel a la original con una interpretación por parte del sexteto muy profesional. Me gustó mucho la tremenda interpretación de “Quien Soy” en la que Ramón volvió a salirse derrochando entrega y dramatismo y con unas guitarras impresionantes y “Pies de Barro” para mi una de las composiciones más valientes que jamás ha escrito Rionda fue interpretada con mucha fuerza, con un trabajo de Marco Álvarez muy técnico y como he comentado antes con un Ramón excelente.

La segunda parte del Concierto comenzó de forma muy tranquila con la sensual y concisa “Alborada” con solo incluido por parte de Alberto Rionda, tras la que sonó el himno por antonomasia de los AVALANCH “post-Ángel Caído”, “Lucero”, otro de los temas más efectivos en cualquier concierto de AVALANCH, a la que siguió la no menos clásica y seminal “Xana” que sonó estremecedora y muy agresiva y “Torquemada”, que tras más de cinco años sin interpretarla han vuelto a recuperarla, algo que agradeció el público que no paro de saltar y de moverse al trepidante ritmo de este clásico de la banda. Cabe destacar nuevamente el gran trabajo que ha hecho en este tema Ramón, no hay color entre la interpretación que éste hizo en la gira de el “Los Poetas han Muerto”, mucho más lineal y menos rigurosa al original, al que está haciendo en esta gira de AVALANCH, llegando a los agudos más complicados del tema con absoluta solvencia.

Avalanch - Foto: Jorge Perez Balseiro

Ya en la recta final AVALANCH volvió a “Muerte y Vida” con “Sombras y Cenizas” que funcionó muy bien en directo debido a la energía de este tema y en la que se presentó al nuevo miembro de la banda Mario, en el que hizo de las suyas castigando a su teclado y con unas líneas muy a lo Jon Lord y con un Alberto Rionda muy rápido en la ejecución de los varios solos que tiene el tema, el nuevo himno y con aspiración de clásico de la banda “Prisión de Marfil”, en el que pudimos disfrutar de la gran versatilidad de la banda a la hora de acometer tan pronto partes del Metal de lo más agresivo, como del Rock más elegante y melódico, pasando de un estilo a otro con naturalidad, concluyendo la actuación con la beligerante “Lagrimas Negras” la cual sonó cañón y que de buen seguro habrá hecho que al día después más de uno ande con el cuello y demás partes de su anatomía resentida.

En conclusión, nueva visita de los asturianos a Valencia en la que ofrecieron un gran concierto, afianzando esta ciudad como una de sus plazas más fuertes, en la que no dejaron descontentos a nadie, a pesar de dejarse muchos clásicos en el tintero, lo cual denota que es una banda que vive del futuro y no de glorias pasadas. Algo que les honra.

Texto: Rafael Torrent

Fotos: Jorge Perez Balseiro

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre
ellas.