Inicio Lanzamientos A-Z MACHINAE SUPREMACY – Overworld

MACHINAE SUPREMACY – Overworld

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Con la ingente cantidad de nuevas bandas que van saliendo según pasa el tiempo, parece claro que de entre la saturación que se masca en la escena metalera en general, hay que buscar como sea un distintivo, algo que nos diferencie de la masa y que haga que yo me decante por tu disco y no por ese otro, que lamentablemente a menudo tanto se parecen.

Es por eso que los grupos cada vez se devanan más los sesos (la mayoría) en buscar esa fórmula del éxito que ya casi ninguno encuentra, buscándose las artimañas más inverosímiles para CREAR y demostrar que no todo está inventado, contexto en el que parece claro que se mueven los suecos MACHINAE SUPREMACY, quienes apuestan por la propuesta más sorprendente que he tenido ocasión de degustar casi con total seguridad (con permiso de VAN CANTO) desde hace mucho tiempo atrás.

Por hacer un poco de historia y meternos en situación, MACHINAE SUPREMACY se forman como tal en el año 2000, pero no sería hasta 2004 cuando viese la luz su primer trabajo, “Deus Ex Machinae”, un trabajo que si bien no tuvo apenas trascendencia, lo cierto es que contó con muy pocos medios, como suele suceder en todo comienzo, y el resultado no fue todo lo satisfactorio que cabría esperar. Después vendría “Jets ‘N’ Guns Soundtrack”, del mismo año, un trabajo muy curioso, compuesto de 28 pequeños temas que solo quedó disponible para descargar desde su página web, fórmula que lejos de ser descabellada le funcionó a las mil maravillas a DRAGONFORCE, sin ir más lejos…Dos años después, en 2006, se editaba su “Redeemer” un gran disco que por fin consiguió llamar la atención de un grande como Spinefarm, quienes poco después reeditarían la obra con un artwork alternativa y una producción mejorada, en lo que serían seguramente los primeros pasos en firme de la banda.

Y llegamos al presente, ya que es en Febrero de 2008 cuando los suecos ven materializado el lanzamiento, también de la mano más importante sello finés (con permiso de Firebox), de su nuevo trabajo de estudio, cuarto en su carrera discográfica, y que ocupa estas líneas.

Antes hablaba de la diferenciación entre bandas, y mientras otras se buscan la vida como buenamente pueden, MACHINAE SUPREMACY han optado por crear su propio estilo, así, como suena, cómo los grandes, así que damas y caballeros, les presento el ‘SID metal’. Y os preguntaréis, ¿qué diantres es eso?

Pues como su propio nombre indica, el SID metal tiene su fundamento en la utilización “masiva” de aquellos chips de sonido (SID) que incorporaban las videoconsolas más primitivas, las de aquellos pitiditos electrónicos tan característicos, introducidos en una base de heavy metal melódico cuanto menos curioso no exenta de un toque bastante juvenil que aporta sobre todo la voz de ‘GAZ’.

Así, más o menos podéis haceros una idea de lo que nos espera con MS, un disco sobre todo muy actual, plagado de estos arreglos SID (electrónica pura y dura) sobre un fondo de heavy metal juguetón, muy melódico, adictivo como aquellas consolas de antaño, de estribillos pegajosos y melodías muy ‘happies’, demasiado para mi gusto, y una producción que me deja muchas dudas, pues es de esas que te resultan como muy artificial, como de mentira, donde todo parece que queda postizo y se olvida la verdadera esencia de cualquier cosa asociada a la palabra “metal”, de donde viene la principal crítica a este trabajo, que no es precisamente intrascendente.

Y es que a pesar de que se trata de un trabajo con intención y desde luego con muchísima ambición, como todos los que tienen editados hasta ahora, lo cierto es que como antes decía, hecho de menos muchas cosas.

Echo de menos ese alma, esos cojones, ese arrojo característico de las buenas bandas de metal, mientras que aquí todo queda muy bonito, muy cristalino y, por qué no decirlo, muy artificial, dando en todo momento la sensación de tratarse de un trabajo que termina con la segunda o tercera escucha por todo lo anteriormente expuesto, lo que creo que no es tanto un error de composición como un error de base del grupo en sus “planteamientos SID” (realmente creo que el heavy metal guitarrero y una carga exagerada de electrónica son del todo incompatibles, al menos trátandose de heavy metal, sea más o menos melódico…)

Por lo demás, es un disco no exento de temas interesantes, con buenos estribillos (aunque algo facilotes) como los del tema homónimo, “Overworld”, o “Need For Steve”, por ejemplo, donde está mucho más presente el ingrediente SID que en esta primera, y también con otros temas que, qué queréis que os diga, imagino más en una discoteca de moda que en un garito de heavy metal clásico o no clásico, como por ejemplo “Gimme More (SID)”, que no me ha gustado absolutamente nada.

En cualquier caso, lo cierto es que me gustaría darle un “larga vida al SID metal” pero creo que lo que es futuro, este género inventado tiene más bien poco…

Jorge del Amo Mazarío

Track list:

  1. Overworld
  2. Need for Steve
  3. Edge and Pearl
  4. Radio Future
  5. Skin
  6. Truth of Tomorrow
  7. Dark City
  8. Conveyer
  9. Gimme More (SID)
  10. Violator
  11. Sid Icarus
  12. Stand