Inicio Entrevistas MARKUS GROSSKOPF – BASSINVADERS

MARKUS GROSSKOPF – BASSINVADERS

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
Bassinvaders

MARKUS GROSSKOPF

Tras entrevistar a Weiki y Kai (antes del concierto en Madrid), aprovechamos para charlar también con Markus Grosskopf, aunque en este caso centramos la entrevista en BASSINVADERS, el fantástico proyecto de bajistas de heavy metal que ha hecho junto a Peavy Wagner, Schmier y Tom “Angelripper”. En un ambiente muy amigable y divertido, el inefable Markus nos contó muchas cosas interesantes tanto de “Hellbassbeaters” como alguna inevitable píldora de HELLOWEEN ya al final de la charla. Un placer de entrevista que podéis leer a partir de aquí:

– Para comenzar, y como no podía ser de otra manera, cuéntanos cómo comenzó el proyecto BASSINVADERS y cómo surgió la idea.

Es como un niño buscando un nuevo juguete. Principalmente quería hacer algo distinto y algo que me supusiera un desafío, sobre todo como bajista. El tema era pensar en qué podía hacer y la idea se me ocurrió cuando llevaba unas cuantas cervezas encima, estaba pensando en Lemmy y en ese sonido de bajo tan poderoso que siempre ha utilizado. De ahí saqué la idea de hacer algo sin guitarras, y la inspiración básica para el proyecto… El desafío fue intentar que sonara, porque yo tenía la idea en la cabeza pero había que ver si podíamos hacerlo y cómo.

Markus Grosskopf

– En una entrevista que te hice el hace varios meses hablando del anterior directo de HELLOWEEN, “Live In Sao Paulo”, ya me comentaste que estabas trabajando en un experimento con gente distinta que iba a ser especial…

Sí, y aquí está (risas).

– … ¿Cómo se te ocurre centrar el disco en el bajo pero sin plantear un trabajo instrumental? Lo que quiero decir es que te has preocupado de hacer canciones, a pesar de ser el bajo el instrumento principal y de no utilizar guitarras.

En estos tiempos es muy difícil sacar adelante un proyecto paralelo porque hay muchos ahora mismo y la gente no puede prestar atención a todo. Entonces, al ser éste algo tan específico, centrado en el bajo y sin guitarras, tenía que conseguir hacer temas para intentar llamar la atención de la gente, ése era el desafío, conseguir sacar temas porque no quería hacer un disco para instrumentistas o para las revistas dedicadas al bajo, fusión… Quería hacer música real, con músicos de verdad y componer material que pudiera ser digerido por todos, y además abarcar diferentes estilos dentro del metal. Fíjate por ejemplo en Peavy de RAGE o Schmier de DESTRUCTION, y es que los temas que han cantado son cercanos al estilo que practican con sus bandas… Lo principal era hacer temas, y luego movernos a través de diferentes estilos.

– Por cierto, ¿has compuesto tú el disco entero?

No, no, cada uno canta lo que ha compuesto. Schmier ha hecho dos temas, Tom otros dos y Peavy otros dos. El resto, que son los temas cantados por Apollo, sí son composiciones mías.

– Tenía la duda porque precisamente, como has dicho, los temas suenan a lo que suelen hacer en sus bandas, y me había sorprendido que tuvieras esa capacidad para conseguir ese sonido tan similar…

No, no, no hubiera podido hacerlo. Cada uno tiene individualmente su forma de componer y de hacer las cosas, por eso quería tenerlos en el disco, para abarcar sus correspondientes estilos. Es que si haces las cosas tú solo estás limitado, sobre todo si no quieres usar guitarras como era el caso. Por eso conté con ellos, para que se involucraran y hicieran el producto más interesante. Además, así ha sido mucho más divertido que estar solo porque puedes hablar con la gente y tomarte unas cervezas, además de que ganas confianza.

Por otro lado, me encantaría que el disco tuviera éxito y pudiéramos arreglar algunas fechas para llamar a los chicos y hacer algunos conciertos, pero ellos tienen mucho trabajo y yo también, pero de cualquier manera es mucho más divertido que si lo haces en solitario… piensa en cuántas cervezas te puedes tomar tú sólo (risas).

– Siguiendo con esta idea que me comentas, creo que uno de los puntos más interesantes de “Hellbassbeaters” es precisamente la variedad que encontramos en el disco porque hay heavy metal, thrash, speed a la vieja usanza… Además, imagino que sería una de tus ideas cuando comenzaste a pensar en lo que sería el álbum, que tenía que ser un disco con el bajo como protagonista, compuesto por canciones y que pese a todo fuera heavy metal…

Sí, más o menos ésa era mi idea, no hacer arreglos de fusión o algo enfocado al virtuosismo, revistas de músicos ni nada de eso. Yo sólo quería componer un disco de heavy metal donde el reto estuviera en que no hubiera guitarras, como por ejemplo lo era el versionear “Eagle fly free” sin ninguna guitarra. Piensa que la original tenía un montón de armonías, coros, la voz de Michael Kiske que es muy particular… y yo quería hacer lo mismo pero sin copiarlo todo y además adaptarlo para la voz de Apollo, y por eso compuse diferentes armonías y melodías vocales aquí y allá. Por ejemplo en ese tema el sólo está hecho por Dennis Ward y es genial.

Bassinvaders

– Ya hemos dicho que el disco carece de guitarras pero quiero que me comentes un poco sobre cómo ves que está siendo la reacción de la gente ante un proyecto como BASSINVADERS. Ya te digo que a mí mismo me descolocó en una primera escucha pero luego me ha encantando “Hellbassbeaters”. ¿Qué piensa la gente hasta ahora del disco?

Todavía no lo sé porque no he tenido la ocasión de hablar aún con mucha gente, ya sean fans o medios, sobre el disco. Hasta ahora parece que está gustando pero vamos, está a punto de salir y todavía no tengo muchas referencias sobre esto. Por ejemplo, hace unos días leí una crítica de un tío que no le había gustado nada porque pensaba que hubiera quedado mejor con guitarras pero, de haberle hecho caso, ¿dónde estaría el reto para mí? Por supuesto que podría haber hecho el mismo disco usando guitarras pero no se trataba de eso, así que bueno, tengo que esperar todavía algunas semanas para saber realmente qué reacciones está suscitando BASSINVADERS.

Es que pienso que hay que tomar todo el disco como una serie de canciones y no tener todo el rato la mente pensando en que no hay guitarras, simplemente darle una oportunidad a estos temas en la manera en la que han sido concebidos.

– Explícanos algo más sobre esto, por favor, que creo que es una reflexión interesante…

Lo que quiero decir es que si estás todo el rato pensando en que no hay guitarras, seguro que te decepciona y al final te quedas sólo con que no había guitarras pero no te has dado cuenta de que de una manera u otra ya eran buenas canciones. Creo que es justo escuchar los temas tal y como son, y no despreciarlos sólo porque no haya guitarras ya que sería un error para el oyente. De todos modos, supongo que habrá gente a la que le gustará y otros a los que no, no lo sé, porque ya te digo que todavía casi no tengo referencias al respecto y es que aún no está ni en las tiendas… Lo que no tengo claro es si es la primera vez que se hace algo así en el heavy metal o ya se ha hecho antes, de verdad que no estoy seguro, ¿tú lo sabes?…

– Sinceramente no, Markus. Es cierto que no me suena que haya ninguno similar anterior (aparte si acaso de los discos de APOCALYPTICA, aunque es otra historia) pero no estoy seguro… Es cierto que es diferente pero es muy interesante, y ya te digo que para mí el punto del disco sigue estando en que no deja de ser una gran colección de canciones de heavy metal y al momento te olvidas de si hay o no guitarras y sólo disfrutas del disco. Además, hay diferentes sonidos de bajo en “Hellbassbeaters”, unos más agudos, otros más graves, bajos con diferentes afinaciones combinados en las canciones…

Sí, eso es así totalmente, y es que me he preocupado de que hubiera variedad al respecto y, aunque sean bajos, está claro que unos suenan más agudos, otros más rítmicos, con más o menos reverb… Quizás la característica más importante es que están siempre en primer plano porque eso es lo que yo quería.

– Otra idea que me vino a la cabeza escuchando el disco es que por supuesto que estamos dentro del heavy metal pero en todo momento se trata un estilo clásico, muy “old school” y es un detalle que me ha encantado constatar.

Sí, era lo que pretendía porque es lo que me gusta…

– Y es que creo que es algo que siempre ha ido implícito en cualquiera de tus proyectos en solitario como KICKHUNTER o SHOCK MACHINE, y además es algo innato en el Marcus Grosskopf de HELLOWEEN, porque es imposible no verte en directo en primera línea disfrutando de las canciones, moviéndote sin parar, haciendo headbanging… Creo que es una actitud muy heavy que se refleja al 100% una vez más en BASSINVADERS y es que sigo pensando que sigues siendo totalmente un heavy a la vieja usanza, y es la idea que me transmite “Hellbassbeaters”.

Sí, supongo que sí, y eso que ahora soy más viejo y estoy más gordo pero mantengo la misma actitud que cuando empecé y me sigue pareciendo muy excitante tocar y componer material de HELLOWEEN porque me sigue transmitiendo ese mismo sentimiento positivo, ya sabes. A veces incluso me parece demasiado alegre y por eso llamo a otros tíos para que aporten su otra visión. Lo gracioso de esto es que el disco comienza con un tema muy alegre y positivo como es “We live” y coloqué justo detrás “Armaggedon” de Schmier a propósito (risas) Supongo que es mi tipo de sentido del humor (más risas)

– El típico sentido del humor de HELLOWEEN, ¿no?

Sí, seguro que sí (nos reímos los dos)

Helloween

– Otro de los puntos fuertes del disco son por supuesto las colaboraciones de lujo que contiene. ¿Cómo ha sido trabajar con ellos en esta ocasión?… Imagino que cada uno ha grabado sus partes en sus propios estudios o te han ido mandando el material a través de Internet.

Sí, sí, es que está claro que sin las tecnologías modernas no hubiera podido hacer este tipo de proyecto… Lo que hice fue crear un servidor o unos enlaces a otros servidores a los que sólo se podía acceder con una contraseña o lo que fuera y que la gente me fuera diciendo qué canciones les gustaba, qué partes se podían hacer de una manera u otra, si querían meter un bajo aquí o allá… Para mí fue algo importante

aunque ha sido difícil por los problemas normales de acoplar agendas, por lo que el proceso de tener el disco terminado completamente me ha llevado como un año entero. Pero afortunadamente las tecnologías modernas han permitido poder llevarlo a cabo y que pudiéramos estar en contacto y transmitirnos el material sin problemas de una manera que 10 años atrás hubiera sido imposible. De otra manera me hubiera llevado yo todo el mérito, ya sabes, cervezas para mí (risas). Pero bueno, se han ganado que les pase entradas gratis para conciertos de HELLOWEEN cuando vayamos a sus ciudades, definitivamente (risas).

Es curioso, de todos modos, porque con varios de los músicos que participan en el disco no he llegado a coincidir en mi vida, aparte de verles en directo tocando con sus bandas o lo que sea, claro, y de repente hemos hecho un disco juntos, es increíble.

Markus Grosskopf

– ¿Y cómo elegiste a la gente que querías que participara?, ¿ha habido alguno de ellos que quería estar involucrado en el disco y quizás contactó contigo previamente…?

No, porque la gente no sabía del proyecto así que fui yo el que tuve que ir preguntando. De todos modos, a la mayoría ya les tenía en mente porque muchos de estos tipos son mis héroes. a alguien como Rudy Sarzo le sigo desde los primeros 80 con OZZY y QUIET RIOT, que es un gran instrumentista y un crack en directo, ¿qué te voy a decir de Billy Sheehan?, Joey Vera, que le conocí cuando hicimos una gira juntos hace mucho tiempo por América y también coincidimos hace un par de años con ARMORED SAINTS en algunos festivales en Europa… Entonces, a algunos les conocía y a otros no, y fue cosa de llamarles, conseguir los contactos, enviar e-mails… En algunos casos tuve algún problema con los management correspondientes y es que yo quería tratar directamente con los músicos, ya que en las oficinas de management no siempre están las personas adecuadas para tratar estos temas, pero no siempre es posible. El caso es que yo era quien iba a hacerlo y prefería preguntar personalmente… De todos modos, lo cierto es que me quedé asombrado con la respuesta de la gente y aprendí que si eres correcto, planteas las cosas con rigor y siendo muy educado es más fácil obtener respuestas claras más rápidamente, y así se puede comenzar a trabajar antes.

– Por cierto, ¿hubo algún músico con el que te hubiera gustado trabajar pero haya sido imposible? La verdad es que desde el primer momento he pensado en Steve Harris, pero no sé, ha sido sólo una impresión… quizás Nikki Sixx…

Fue mi primera opción, te lo aseguro, porque es uno de mis bajistas favoritos desde siempre pero no pude llegar a preguntarle a él porque el acceso está totalmente bloqueado y controlado por el entramado de IRON MAIDEN. Y es extraño porque Steve y yo sí nos conocemos personalmente ya que IRON MAIDEN y HELLOWEEN hemos tocado juntos muchas veces, pero al final tengo que respetar que él no va a hacer nada sin tener en cuenta a IRON MAIDEN y además es que es realmente difícil acceder a él para este tipo de cosas. Su management me dijo que le habían pasado la propuesta, que le gustaría hacerlo pero que no iba a poder y yo tengo que respetar esto. Bueno, hay más bajistas que tenía en mente y que tampoco han podido hacerlo… además, tengo que tener más en lista por si hay una segunda parte alguna vez (risas) Por eso no los menciono ahora, por si tengo que llamarles más adelante…

– Sí, te tienes que guardar algún en la manga, ¿no?

Claro, claro (risas) Lo volveré a intentar con Steve si hay una segunda parte… De todos modos, tendrá que ser dentro de bastante tiempo porque piensa que es algo que me ha llevado como dos años, y ya me siento afortunado de haber podido sacar adelante el proyecto en sí como para ponerme a pensar en continuaciones por ahora. Así que bueno, ha sido muy divertido hacerlo, he aprendido un montón y ya veremos si lo retomo de nuevo en algunos años y cuándo.

– ¿Tienes alguna idea concreta de hacer algo en directo con el disco?… Está claro que tocar con todos o la mayoría de músicos es imposible pero quizás con Peavy, Schmier, Tom, Apollo y André no es tan complicado…

¡Me encantaría!, y si alguien nos lo propone me lo pensaría pero creo que es algo que tiene que ver con que el disco funcione o no. Si por ejemplo vendemos 300 unidades seguro que nadie nos va a llamar ni la compañía va a querer saber nada de nosotros (risas) No sé, quizás para algún festival o algo así podría ser posible, cuando las agendas de los músicos coincidieran y esas cosas, pues podría hacerse algo con Peavy, Tom, Schmier y yo… Hombre, es difícil que pudiéramos coincidir todos porque las 4 bandas están girando continuamente pero vamos, me sentiría muy afortunado de poder hacerlo.

Bassinvaders

– Hombre, a lo mejor coincidir los 4 es muy difícil pero 3 no tanto, especialmente si tenemos en cuenta que no es difícil ver juntos en festivales a bandas como HELLOWEEN, RAGE, DESTRUCTION o SODOM…

Ya te digo, si coincidimos, ¿porqué no?, pero primero tiene que haber una expectativa de que hay gente que nos quiera escuchar. Entonces, si esto es así intentaré arreglarlo para que ocurra. El caso es que yo no voy a obligar a nadie a tocar, o a que nos escuche, sino que tiene que haber un cierto proceso y unas condiciones que propicien que se pueda hacer… y además tiene que haber una propuesta.

– Tengo una pregunta ahora relacionada con el propio instrumento en sí, con el bajo. El tema es que en muchos casos queda relegado al tercer o cuarto puesto en importancia dentro de una banda, infravalorado, ¿sabes lo que quiero decir?

Sí, somos como la quinta rueda del coche, la de repuesto (risas)

– Es cierto, incluso en directo muchas veces pasa lo mismo, que todo el mundo está mirando a los guitarristas o al cantante y parece que nadie le presta atención al bajo, e incluso a veces también ocurre con la batería pero creo que más con el bajo, cuando a su vez es un instrumento realmente importante para el sonido de un grupo.

Es que si me preguntas, te diré que en muchas de las bandas más importantes de la historia el bajo es y ha sido clave, aunque sólo fuera marcando una sencilla pero sólida base de fondo con la batería. Creo que tiene que ser directo y ser un trampolín para que la guitarra pueda cumplir su cometido, que tenga detrás alguien que le proteja, ya sabes. Para mí es el elemento esencial para que el heavy metal te llegue a la sangre… De verdad que no puedo entender que no se oiga el bajo como un instrumento principal dentro de una banda, como ocurre en AC/DC o en muchas otras bandas, no puede haber rock n’roll sin el bajo, ya sabes, la fuerza en el fondo sobre la que puedas construir después todo lo que quieras. Es que si no está ahí te pierdes algo, no se puede construir algo sólido y potente sin darle al bajo la importancia que merece. Es el corazón en la música, sin duda.

Luego hay otras bandas como RUSH dónde el bajo puede ir como loco todo el tiempo… de hecho, uno de mis bajistas preferidos era John Entwistle de THE WHO, que revolucionó sin duda el papel y la forma de tocar el bajo. Es que es un gran desperdicio el no aprovechar la fuerza y el poder del bajo en una banda. Por otro lado, me encanta oír un sonido directo y sencillo, directamente a la cabeza, como hacen AC/DC. A mí me encantan ambas versiones de bajistas: tanto gente como Geddy Lee, Billy Sheehan, Steve Harris… al igual que adoro escuchar el tipo de sonido de Cliff Williams o Lemmy, y es que me encanta cuando noto que es un sonido que sale directamente del corazón, ya sabes. También me gusta escuchar cosas de jazz como Marcus Miller y por supuesto el sonido de bajo de THIN LIZZY es increíble, sonando con un groove insuperable, pero lo que más ha calado siempre en mí ha sido lo que hace Lemmy, lo que sale con algún tipo de enfado, con rabia, ya sabes (pone cara de malo y nos reímos los dos).

– Sí, y yo creo que además es un poco tu estilo, ¿no?

Sí, tocar más duro y distorsionado siempre ha sido lo mío. Matar con el bajo es lo que me gusta (risas).

– Para terminar, tengo un par de preguntas sobre HELLOWEEN que me gustaría hacerte. Hace poco estuve hablando con Andi Deris y Dani Löble, durante las entrevistas de promoción de “Gambling with the devil”, y también con Kai Hansen, y comentamos cosas sobre “Keeper III, The legacy”. Me llamó la atención que todos pensaban un poco lo mismo sobre este disco, y es que coincidíamos un poco Andi, Kai y yo en que al final no había sido una buena idea al 100%. ¿Qué piensas tú?

Yo sí pienso que fue una buena idea… ¿que dijo Andi al respecto?

– Me dijo básicamente que había sido más una idea de la compañía que de vosotros mismos…

Y eso es cierto, porque cuando fuimos de gira a Japón en 2004 se reunieron con nosotros gente de la compañía de allí y nos comentaron la posibilidad… De todos modos, la idea real comenzó a tomar forma cuando el nuevo line-up ya estaba completa y consolidada con Sascha y Dani, y Weiki comentaba con el sello que ahora teníamos una formación realmente sólida y potente y que con esta banda sí sería posible hacer un “Keeper” porque por fin teníamos de nuevo una formación tan potente como entonces. Pero vamos, que no era una sugerencia o algo así, sino que era una afirmación que se refería al grupo, a la formación, no a la posibilidad de hacer una continuación realmente. Aunque claro, esto suscitó el interés de la compañía que nos empezó a picar con el tema, tipo “venga, es un buen momento”, ya sabes. Y bueno, lo pensamos y dijimos, “está bien, ¿porqué no?”, otro reto, un nuevo juguete para HELLOWEEN (risas).

– También recuerdo comentando el tema con Kai y él hizo una reflexión interesante, que ya había hecho en su momento en alguna revista alemana. Dijo que no era necesario o que no le parecía bien porque, además, esa supuesta tercera parte del “Keeper of the seven keys” ya la había hecho Tobias Sammett con la primera parte de AVANTASIA, en la que tú también estuviste involucrado junto al propio Henjo Richter de GAMMA RAY, con lo que después de aquello ya estaba hecha la continuación. No sé, yo creo que no andaba desencaminado…

Sí, yo creo que las dos primeras partes de AVANTASIA eran un poco lo que la gente esperaría de una continuación de los dos primeros “Keeper”, incluso si hubieran estado hechas por HELLOWEEN… Quiero decir que es lo que la gente hubiera esperado de nosotros en caso de haber sido hecho por HELLOWEEN, ese tipo de composiciones y de forma de interpretar los temas y el estilo, en eso estoy de acuerdo con la idea de Kai porque tiene todos los elementos que podían caracterizar a los “Keeper” originales: son grandes obras, con una continuidad musical y conceptual, con un sonido e interpretación de alto nivel… y está claro que es algo diferente de lo que nosotros hicimos en nuestra tercera parte, pero es que nosotros decidimos a propósito que queríamos hacer algo distinto. Pero vamos, que no tenía nada que ver con lo que había hecho Toby con AVANTASIA sino porque a nosotros nos gusta mantener el desafío de intentar hacer siempre algo diferente ya que ésta era la manera en que nosotros queríamos escuchar una tercera parte.

Mantuvimos, por ejemplo, el tema de incluir un par de canciones largas y monumentales, algún corte más suave entre medias, temas rápidos también… pero “The legacy” es bastante diferente de las dos primeras partes y a la vez con la que la gente estaba esperando de nosotros con respecto a este disco… ¿Sabes lo que quiero decir?, es que a veces es difícil de explicar y es una larga historia (risas).

Bassinvaders

– Sí, sí, te entiendo… Enlazando con esto, también te quería preguntar por el nuevo disco porque creo que para vosotros fue una gran liberación el hacer “The legacy”, y para mí “Gambling with the devil” fue como cerrar una puerta y abrir un capítulo nuevo, como volver a un principio de nuevo y empezar otra vez con mucha energía, con fuerzas renovadas, sin presión y con mucha libertad a la hora de componer y enfocar los temas. Incluso lo veo como un nuevo “Walls of Jericho”, salvando las distancias, pero 20 años después, ¿sabes a lo que me refiero?

(Se para un momento a pensar antes de responder)… Puede ser porque sí es cierto que es como empezar de nuevo. Ya hemos hecho “Keeper III” y empezamos de nuevo libres y frescos…

– Efectivamente, ésa es mi idea…

Es que está claro que eres diferente que hace 4 o 5 años pero ahora sí que nos hemos quitado la idea el rollo de “vamos a hacer un Keeper III” y podemos mandar todo a la mierda y decir, “no tenemos que seguir ningún camino y somos libres de nuevo”.

– Tenemos que terminar pero no quiero cerrar sin preguntarte una última cuestión. ¿Cómo te sientes cuando estás desde el principio en una banda que es probablemente de las 5 o 10 más importantes de la historia del heavy metal, y seguro que una de las que más han influenciado a la mayoría de formaciones posteriores del estilo, especialmente en Europa?

Supongo que muy orgulloso, ¿no? (risas)

– Y encima seguís siendo un grupo relativamente joven por mucho que llevéis más de 20 años en activo. ¿Cómo te sientes personalmente cuando piensas en estas cosas?

Para mí es importante el hecho de seguir siendo capaz de tocar y de seguir adelante siendo todavía un grupo relevante pero, por otro lado, simplemente pienso en seguir haciendo mejor las cosas y mirar adelante con respecto a todo lo que hacemos e intentar hacer temas mejores a los que ya hemos hecho. A veces no es fácil porque ya hemos hecho de todo, 12 o 13 discos, giras por todo el mundo, canciones de todo tipo… y siempre piensas: “¿qué puedo hacer lo siguiente?”… De repente sacas un riff y dices “¡cómo mola, voy a hacer una canción!”, pero te das cuenta que ya habías hecho algo similar antes, pero claro, esto con uno o dos discos no pasaba (risas). No es fácil, pero bueno, es lo que hacemos y lo que seguiremos haciendo, es complicado pero todavía buscamos maneras para no repetirnos a nosotros mismos.

– Ok, Markus, muchas gracias. Ha sido un placer y te vemos en un rato sobre el escenario.

Muy bien, gracias por la entrevista, un abrazo para todos.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)