Inicio Lanzamientos A-Z SCORPIONS – A night to remember, A Journey through time (Live at...

SCORPIONS – A night to remember, A Journey through time (Live at Wacken Open Air

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Cómo reza muy clarito en el título, por fin tenemos aquí el DVD representativo de esa actuación tan especial que tuvo lugar el primer día de la edición de 2006 de Wacken para celebrar el 40 aniversario (que se dice pronto) de una de las bandas más grandes que ha dado el heavy/rock. Para ello, se preparó un primer día totalmente centrado en la historia y leyenda de SCORPIONS, en la que tocaron MSG, las bandas actuales de Hermann Rarebell y Uli Jon Roth, además de los también germanos (y 100% deudores del sonido de “los escorpiones”) VICTORY… Y como colofón, una actuación de dos horas y media de los liderados desde siempre por Klaus Meine y Rudolf Schenker, acompañados a su vez por tres de los ex-miembros más importantes de la banda como son los propios Uli Jon Roth (primer guitarrista solista de la banda y “culpable” al 100% de ese sonido totalmente setentero y heredero directo de Hendrix de los primeros años de la banda, al menos hasta “Lovedrive”), Herman Rarebell (batería clásico y el que más tiempo ha estado en la formación, desde 1977 hasta que el propio James Kottak se unió a ellos ya a mediados de los 90), y el hermano maldito (y absoluto genio de las 6 cuerdas cuando su díscolo carácter y estado físico y/o mental se lo permiten) de Rudolf, el gran Michael Schenker (que comenzó en la banda con 16 años, y que grabó tanto el primer disco del grupo como partes de “Lovedrive”, antes de incorporarse Mathias definitivamente como tercer protagonista del mágico tridente que llevó a SCORPIONS a lo más alto especialmente desde entonces).

“Batallitas” de “abuelo cebolleta amante de todas las épocas de SCORPIONS” aparte, en el DVD encontramos el concierto casi entero (aunque lamentablemente faltan “Dark lady”, “He’s a woman she’s a man”, “In search of piece of mind” y “Dynamite” con respecto a lo que fue el concierto completo) pero sin ningún tipo de extras en este caso, algo que quizás se echa de menos en estos tiempos en los que un DVD con un “simple concierto” se nos queda algo escaso. Eso sí, dos horas y media de SCORPIONS en directo, y encima en un concierto más que especial, siempre es un lujo, y como tal nos encontramos con un DVD de esos que se disfrutan de principio a fin.

Aparte de las propias colaboraciones de lujo y el hecho de encontrar sabrosas sorpresas en el set list (aunque la base es la fantástica gira clásica de ese año que, por ejemplo en España, tuvimos la oportunidad de saborear en un concierto que dieron en la primera edición del Monsters of Rock de Zaragoza pocas semanas antes), lo primero que me llama la atención es que visualmente el show es muy ochentero (supongo que a propósito), pero a su vez también me lo parece el propio visionado del DVD, con calidad actual pero con una manera de presentar el concierto, las propias imágenes… que te pueden recordar (calidad visual aparte, claro), a los viejos shows en VHS, en un detalle que me ha encantado percibir en un DVD como éste. A nivel de sonido se puede echar de menos un tanto algo más de fuerza en la mezcla final… Una pena porque el concierto es de impresión, mostrando a una banda en un estado glorioso (y es que llevan tres o cuatro años viviendo una tercera o cuarta juventud sin duda, aparte de que siempre han sido una gran banda de directo, por supuesto), con un set list apabullante y una calidad instrumental, actitud, personalidad… digna de lo que son: unos de los más grandes. Aunque no es un detalle negativo, no me entendáis mal, simplemente creo que le falta un punto de fuerza para representar lo que la mayoría hemos visto alguna vez: un conciertazo de SCORPIONS en vivo… y es que los alemanes suelen ser un huracán sonoro (baladas aparte), y aquí falta “subir el volúmen al 11” (aparte del sonido del público que supongo que es tontería decir que casi ni se oye más que entre canción y canción, ¿no?) para redondear ese último detalle para que un directo sea lo más parecido posible a la realidad.

Al ser en DVD tenemos que comentar también esos detalles que siempre engrandecen este tipo de documentos visuales, y lo primero que destaca es un escenario impresionante preparado para la ocasión: enorme, con dos pantallas laterales a los lados, de dos pisos y con la batería en lo alto. También las luces te dejan de piedra, recordando mucho también a los clásicos juegos de luces que podíamos apreciar en los mastodónticos montajes del “World wide live” del 85, predominando los verdes, rojos y amarillos, y dejando el escenario base un punto más oscuro para que destaque más en cada momento cada detalle personal o músical que se quiere resaltar a través de los focos.

En cuanto a la banda, visualmente no puedes dejar de mirar la elegancia roquera de un Rudolf por el que no pasan los años, el toque más hardroquero del “latin lover” que siempre fue Mathias Jabs, Klaus con la clásica vestimenta oscura y su eterna gorrita, y James Kottak y Pawel Maciwoda algo más “informales” y actuales (pero es que rivalizar con los “pintones” oficiales como son los dos guitarristas es poco menos que imposible, jeje). Es que un concierto de los alemanes siempre es un espectáculo visual y es difícil no dejarse llevar por las poses “speedicas” de Rudolf, los clásicos “bailecitos” de Klaus, o el punto de “caballero hardroquero” de Mathias, aunque en este caso el contraste mayor aparece entre el inconfundible look “hippie setentero recien salido de la máquina del tiempo” de Uli Jon Roth, con el estado mucho más desmejorado de Michael Schenker (con vaqueros y camiseta “hermanos Schenker” en este caso, mucho mejor que su estilo “jugador desarrapado de baloncesto del Bronx” con el que le gusta aparecer en los últimos años), y el estado mucho más desmejorado de un Herman Rarebell casi irreconocible de primeras. Ahora, una cosa es la estética (que para gustos los colores) y otra los músicos tocando, y ahí entra la magia de todos, desde la fuerza de Rudolf, Pawel, James y Herman, a la elegancia y melodía de Mathias, Klaus, Uli y Michael, dando forma a ese estilo tan especial que hizo de SCORPIONS lo que es actualmente: una leyenda viva… y en un estilo de forma increíble, por cierto.

Me gusta mucho también que el DVD combina planos largos y cortos, pudiendo ver perfectamente tanto el escenario completo y una visión general como la que se suele tener en un concierto normal, como a su vez detalladamente a cada músico, tanto en primeros planos como con enfoques más largos, cumpliendo en este caso perfectamente la misión que debe tener un concierto en DVD: poderlo vivir y disfrutar desde el sofá de tu casa, si no como si hubieras estado allí (que obviamente es imposible), sí acercándose lo máximo posible.

El DVD comienza con la intro orquestal del show de “Moment of glory” a modo de presentación general pero ya el show en sí comienza con la clásica “Coming home/Bad boys running wild” que abría maravillosamente el citado “World wide live”, su mítico directo de 1985 al que ya antes hacía referencia, y que lo vuelvo a nombrar porque creo que le han echado un ojo a la hora de plantear éste (y los viejos fans nos alegramos por ello, sinceramente). Tras “The zoo” y un par de buenas sorpresas como son “Loving you sunday morning” y “Make it real” (un tema que siempre fue de mis favoritos, la verdad), aparece Uli Jon Roth por primera vez para interpretar tres de los mejores cortes de esos primeros años de la banda como son “Pictured life”, “Speedy’s coming” y “We’ll burn the sky”, y que realmente te retrotraen muchos años atrás, sonando el grupo totalmente a la banda que eran entonces, fantásticos. Tras una genial “Love’em or leave’em” (único del último disco hasta la fecha -recordemos que “estamos” en 2006-, “Unbreakable”), la sorpresa viene con los dos temas que abrían “Crazy World” de “Don’t believe her” y “Tease me please me”, que nos devuelven a los SCORPIONS más deliciosamente roqueros y comerciales. Para “Coast to coast”, “Holiday”, (con los hermanos llevando sus acústicas “customizadas”: Rudolf la de flecha y Michael la bonita en blanco y negro de la portadas de sus discos acústicos “Thank You”), “Lovedrive” y “Another piece of meat” (sonando con una caña impresionante, por cierto) tenemos a Michael Schenker, algo descentrado (y es que no pasaba por su mejor época) pero cumpliendo, en el escenario con ellos… y es que, pese a todo, a mí me sigue pareciendo un lujo poder ver juntos encima de un escenario a tres de mis guitarristas favoritos de todos los tiempos: Rudolf, Mathias y Michael.

Tras el sólo de batería de Kottak (algo soso… por aquello de que es el mismo que lleva haciendo muchos años, con el numerito de romperse la botella de cerveza en la cabeza incluido), aparece Rudolf por un lateral como un torbellino y caracterizado como en la portada del mítico “Blackout” del 82 (y con “guitarra turbo”… y es que los instrumentos del “colega” siempre son un protagonista más de los conciertos de SCORPIONS) para comenzar con uno de los clásicos imprescindibles y de los temas más netamente heavies de la carrera de la banda (y que sigue sonando como un cañón en directo)… Y por cierto, ya con Herman a la batería para esta parte final del concierto, con la formación más clásica y exitosa (menos el bajista Francis Buchholz, con el que no acabaron tan bien, como nos contaron en pasadas entrevistas tanto Rudolf como Klaus) sobre el escenario. Otra sorpresa es la inclusión de “No one like you” del mismo álbum, para dar paso al sólo de Mathias, que a su vez nos lleva a “Love at first sting” de la mano de la grandiosa y pegadiza como ninguna “Big city nights” (ya con Herman a la batería) y el clásico “Still loving you” (precedido por el primer final, antes de los dos bises, con “Can’t get enough”).

Para la especial “In trance” vuelve Uli, y ya el final con toda la banda y “ayudantes” (incluido Tyson, el hijo de Michael Schenker, y sobrino de Rudolf, siguiendo la tradición guitarrera familiar) sobre el escenario es con una particular versión del “Bolero” de Ravel en donde Rudolf repta, aparece a cuatro patas cual escorpión y nos demuestra que a su edad está en mejor forma que cualquier jovenzuelo que le quiera hacer sombra poniéndose en posición totalmente vertical y apoyado sólo con la cabeza y manos durante un buen rato al final del tema (en una “performance” algo extraña y bizarra, todo sea dicho).

El cierre lo pone un escorpión mecánico de considerable tamaño que sale y se sitúa en medio del escenario (en una escena para rivalizar totalmente con el clásico robot mecánico del “Priest live”, jeje) para dar paso al grupo que remata el concierto con la impresicindible “Rock you like a hurricane” que puso glorioso punto final a una noche que, en vivo, tuvo que ser inolvidable.

Es una pena que en el DVD no aparezcan extras de la preparación, entrevistas con los músicos implicados, algo de historia de los participantes, o al menos un libreto con algo de historia de estos 40 años de SCORPIONS (y es que sólo unas cuantas fotos del propio concierto se nos queda como algo “rácano” para este tipo de lanzamiento). Quitando esto (que creo que se podría haber rematado mejor, cuando por ejemplo la portada, de nuevo “World wide live” actualizada, sí creo que está muy bien ), un DVD muy interesante, que demuestra que, 40 años después, el aguijón sigue completamente envenenado… Resumiendo: “Una noche para recordar, un viaje a través del tiempo, con una audiencia de 60.000 fans celebrando con SCORPIONS que el aguijón está afilado y que nos siguen rockeando como un huracán”… Lo dicho, SCORPIONS en directo, con set list clásico, colaboraciones muy especiales y prácticamente dos horas y media en directo a la vieja usanza: siempre un lujo.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Track list:

  1. Coming Home
  2. Bad Boys Running Wild
  3. The Zoo
  4. Loving You Sunday Morning
  5. Make It Real
  6. Picture Life
  7. Speedy’s Coming
  8. We’ll Burn The Sky
  9. Love ‘Em Or Leave ‘Em
  10. Don’t Believe Her
  11. Tease Me, Please Me
  12. Coast To Coast
  13. Holiday
  14. Lovedrive
  15. Another Piece Of Meat
  16. Kottak Attack (James Kottak’s Drum Solo)
  17. Blackout
  18. No One Like You
  19. Six String Sting (Matthias Jabs’ Guitar Solo)
  20. Big City Nights
  21. Can’t Get Enough/Now
  22. Still Loving You
  23. In Trance
  24. Bolero
  25. Ready To Sting (aparición estelar del escorpión mecánico)
  26. Rock You Like A Hurricane