Inicio Conciertos Crónica Concierto GOTTHARD + HARD SPIRIT – Madrid

GOTTHARD + HARD SPIRIT – Madrid

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil





Documento sin título

Gottahard

+HARD SPIRIT

Miércoles 5 de Octubre de 2007 – Sala Macumba – Madrid

Fantástica fiesta de hard rock la que se nos presentaba en Madrid la noche previa al Puente de la Constitución. Por un lado, los suizos GOTTHARD, una de las formaciones más en forma de la actualidad, junto a los ovetenses HARD SPIRIT, una de las más firmes promesas sin duda dentro del estilo, refrendando en directo la genial impresión que me habían dejado tras escuchar su disco debut, “Walk the wild”.

Hard Spirit - Foto: Rafa Basa
hard_spirit - Foto: Rafa Basa

Al igual que ya ocurrió en la presentación del directo “Made in Switzerland” en la misma sala hará un año y medio, nos encontramos de primeras con un aspecto similar: hasta arriba de gente (si no llegamos al “sold out”, poquísimo debió faltar), público muy variopinto (y es que se nota a la legua que GOTTHARD no tiene sólo audiencia roquera ni mucho menos), de todo tipo de edades (aunque en este caso quizás de 25 para arriba más bien) y actitud y entusiasmo general impresionante y admirable (de verdad, un 10 para el público que llevó el concierto en volandas desde el principio al final, y desde la primera fila a la última)… y es que una vez más me sorprendió lo bien que funcionan GOTTHARD en directo, la admiración que le tiene su público, y lo bien que reaccionan tanto ante los temas más movidos como ante las canciones lentas (que, al igual que la vez anterior, me parecieron excesivas en el set, como 8 baladas cayeron, aunque bueno, la mayoría del público pareció disfrutarlas casi todas al 100% así que no me queda más remedio que rendirme a la evidencia y guardarme mi opinión al respecto como estrictamente personal).

hard_spirit - Foto: Rafa Basa
hard_spirit - Foto: Rafa Basa

Volviendo al concierto, comencemos por los asturianos HARD SPIRIT, que dejaron un gran sabor de boca entre una audiencia que, en muchos casos, evidenciaron que no les conocían inicialmente y por ello la respuesta que obtuvieron fue algo más fría de lo que la buena actuación merecía. HARD SPIRIT salieron a comerse el escenario y demostraron en directo que tienen unas tablas, actitud, y personalidad que no puede pasar desapercibida de cada al futuro.

hard_spirit - Foto: Rafa Basa
hard_spirit - Foto: Rafa Basa

Afortunadamente disfrutaron de un sonido mucho mejor del que suelen tener los teloneros de bandas consolidadas, aunque a nivel de luces sí que las cosas fueron mucho más parcas, pero vamos, con una base clásica por bandera y un gran desparpajo sobre el escenario, completaron 45 minutos que seguro que convencieron a más de uno de que sí hay futuro para el hard rock nacional de calidad (y que puede haber renovación efectiva tras NEXX, SANGRE AZUL, RAFA MARTIN, ELYTE… o con gente como BEETHOVEN R., quizás más cercanos a los asturianos, en “barbecho” o la reunión de NIAGARA sólo en el aire).

hard_spirit - Foto: Rafa Basa
hard_spirit - Foto: Rafa Basa

Además, el hecho de cantar en inglés les permite soñar con una proyección internacional que sin duda merecen… aunque no lancemos las campanas al vuelo tan pronto, que tienen que ir paso a paso, aunque, a mí modo de ver, ya tienen un debut soberbio como carta de presentación y en directo me convencieron al 100%, pese a que ni Tony tuvo la noche perfecta como cantante (ahora, le doy un 10 sin duda como frontman, y es que ya era hora de ver a alguien tan joven que se lo crea en el escenario y que haga suyo ese espacio mientras está tocando), y es que todavía le queda un peldaño para llegar al nivel de un, por ejemplo, Jeff Scot Soto y sobre todo Johnny Gioeli, al que, por cierto, me recordó mucho en directo, ni el público respondió ante su actuación como seguro que sí lo hacen la próxima vez que toquen en la capital, ya sea sólos o teloneando de nuevo a alguien grande.

 Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Del resto de los músicos me quedo con la actitud más “macarrilla y angelina” del bajista Davo Camporro, y el toque rítmico, también en esa onda, del nuevo guitarrista Miguel Rubio, aunque todos se mostraron como una formación experimentada en directo, y en un estilo de banda de hard rock clásica a la vieja usanza que me encantó (duros, “malos” pero elegantes y con actitud, muy bien en directo). Comenzaron muy potentes saliendo a comérselo todo, y poco a poco se fueron ganando adeptos tanto con cañonazos como “Rock is life” o “Waiting on the storm” (de lujo ambos guitarras), como con temas más suaves al final como “Winter days”, más en onda BON JOVI incluso en el deje de la voz de Tony. Para cerrar la actuación y a modo de bis (imagino que les dejarían un tema más y pudieron salir de nuevo a completar el set), terminaron de calentar a la gente con una dignísima y muy potente versión del clasicazo “Youth gone wild” de SKID ROW, rematando una, en mi opinión, muy buena actuación (aunque el propio Tony nos comentó al final del concierto que no estaba del todo satisfecho y se quejaba un poco de que el público había estado demasiado frío), y que me dejó un gran sabor de boca de cara al futuro de esta banda.

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Pero vamos con las estrellas de la noche, que eran GOTTHARD, y que volvieron a demostrar que, primero, son una banda 100% de directo, y segundo, que en concierto pocos tienen la calidad, estilo, clase y carisma de los liderados por Steve Lee, caballero elegante a la manera de su maestro Coverdale, y un Leo Leoni que se desmelena, ¡y de qué manera!, en directo, mostrándose como un auténtico animal de escenario, roquero de vieja escuela. Venían presentando su reciente “Domino effect”, buen disco pero quizás un peldaño por debajo de su predecesor “Lipservice”, aunque los temas en directo ganaron sin duda con respecto al estudio. Se nota que los suizos ahora están en su mejor momento, incluyendo 6 o 7 temas de este disco, y además recibiendo los mismos un trato de absolutos clásicos por parte del respetable, razón inequívoca de que están viviendo su mejor época hasta el momento (a lo mejor es tontería, pero el hecho de sacar cada guitarrista cuatro o cinco “guitarrones”, también me lo confirmó).

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Del resto de la formación, destacar a un simpático guitarrista Freddy Scherer, con su gorro vaquero y esa forma tan peculiar de tocar con la guitarra bien abajo (al modo de un Slash, por ejemplo), y al batería Hena Habegger, un auténtico monstruo que la primera vez que vi a GOTTHARD me sorprendió y ésta me hace volver a pensar que es de los mejores baterías de hard rock que hay en el panorama, cuanto menos europeo, en la actualidad. Quizás el bajista Marc Lynn destaque menos en el conjunto, con su estilo más sencillo y sobrio, pero también es una parte importante del directo de GOTTHARD… ¿Y qué decir de los dos “jefes”? Impresionante ver a Leo atacándonos continuamente con sus guitarras (me quedo con la de doble mastil en la clásica tradición de un Page que casi no le gusta al “colega”, ¿eh?), y un 10 una vez más para uno de los mejores frontmen y cantantes que existen actualmente, aunando simpatía, muy buen humor y actitud entusiasta y agradecida encima del escenario (alternando además muchas frases en español cuando nos hablaba), con unas capacidades vocales exquisitas y una actuación perfecta a nivel de mero “emisor” de las canciones… Y me gustó también el teclista italiano, perdonar pero se me fue el nombre, más escondido pero dando mucho color y ambientación a los temas… y que incluso en el último bis se desmelenó y salió directamente como una tercera guitarra rítmica.

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Decir también que el sonido fue perfecto, y es que sigo diciendo una y otra vez, que en Macumba los conciertos se ven y se oyen de maravilla, y cuando se unen los conciertos en esta sala con un técnico con tino y una banda realmente buena sobre las tablas, el resultado es simplemente perfecto, como ocurrió durante el concierto de GOTTHARD en Madrid en 2007. También me encantaron las luces, impresionantes durante todo el concierto, jugando con la ambientación en los temas (verdes en las más movidas, alternándose con azules, rojas suaves y blancas en los temas lentos…), y siendo uno de los elementos más destacados sin duda a nivel de espectáculo… Y es que, aparte de un gran telón del último disco y un par de columnas metálicas con luces alternativas, además de un par de pequeñas plataformas en ambos lados del escenario para acercar a los músicos al público (de la que hicieron uso en muchos momentos de la actuación, especialmente los dos líderes de la banda) no llevaban producción de escenario como tal.

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Comenzaron “a saco” con los dos temas que abren el último disco, “Master of illusion” y “Gone too far”, con una reacción superlativa por parte de TODA la sala que realmente impresionó a los propios GOTTHARD que se dieron cuenta que “hoy” tenían a todo el público en el bolsillo. La primera mirada atrás vino con “Top of the world”, mostrándonos al Leo más guitarrero y a una banda compenetrada al 100% y que me parecen imparables en directo tocando este tipo de temas. Uno de los singles del último disco, el bonito medio tiempo “The call”, fue el primer tema lento de la noche, y lo cierto es que me encantó, a mí y a todo el mundo, relajando un poco el ambiente que había comenzado realmente espectacular con los primeros temas (retumbaba la sala por momentos y el suelo vibraba, os lo aseguro). Continuaron con la versión del “Hush” de DEEP PURPLE que han hecho suya desde el primer disco de la banda (único guiño a los principios del grupo, por cierto, y sin decir que era una versión… y es que me juego un par de birras a que al menos la mitad de la gente no lo sabía)…

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Especulaciones aparte, con “I wonder” venía demasiado pronto el segundo tema a medio tiempo de la noche, aunque todo el mundo se mostró realmente entregado con una de las baladas de su anterior trabajo. Tras un breve sólo roquero de Leo, y ya con Steve sin camisa mostrando músculo encima de la camiseta sin mangas con el último logo de la banda, volvíamos a los primeros tiempos de la banda con un “Sister moon” que sonó de maravilla dando buena caña y demostrando que no son precisamente una banda “moñas” si no quieren. “Anytime, anywhere” fue uno de los primeros cañonazos rotundos de la noche, y el primer tema realmente bailón de los que sonaron, aunque ya digo que el público no paró de moverse y aceptar todos los cortes como de si de clásicos inmortales se tratara. Perfecto Steve en la parte de feeling, de interacción con el público y sin parar de sonreír, bailar y agradecer la calidísima acogida que les estábamos brindando.

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Aquí tuvimos la primera breve parada de la noche aunque cuando salió un “pipa” a colocar un taburete en el escenario todos sabíamos que tocaba un rato de show acústico. Efectivamente, Steve nos lo presentó bromeando un poco con Leo, y es que se quedaron sólos durante un par de temas para mostrarnos esa cara más suave de la banda que tanto gusta a unos (y que tanto ha contribuido al éxito masivo del grupo, que nadie se engañe), y que nos convence menos a otros. La primera, “Tomorrow’s just begun” de “Domino effect” me pareció más sosa, pero sí me gustó mucho como quedó “One life, one soul”, cantada con muchísimo sentimiento por Steve, y secundado perfectamente por toda la sala a los coros en “spanglish”. El tercer momento lento de esta parte del show vino de la mano de “Let it be” de “G”, aunque ya con toda la banda sobre el escenario y tocando “normal” (y con Freddy con su clásica Gibson “modelo Ted Nugent” roja con la banda de cuadros blancos y negros en el centro… aunque que sonaba menos que la de Leo era un hecho, y es que los galones son los galones), recordándome al sonido de muchas de las baladas de AEROSMITH (otra de las bandas que sin duda más han influenciado a GOTTHARD junto a WHITESNAKE, PURPLE y ZEPPELIN), pero sonando las guitarras con una nitidez apabullante.

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Vuelta al “show normal” de la mano de la divertida “Mountain mama” del gran “Dial hard” de 1994, sonando la banda de nuevo en su faceta más netamente hardroquera, para dar paso a uno de los momentos álgidos sin duda del concierto. Está claro que si hay un tema que destaca por encima del resto en el nuevo disco es “Oscar goes to you”, y quedó palpable con la reacción del público cuando Steve nos dijo que “ayer” en Barcelona fue bien pero que el Oscar de la gira española iba para nosotros (imagino que es el tópico en cada concierto, pero este tipo de “mentirijillas piadosas” siempre gustan, ¿que no?). Un diez para la interpretación de la banda y es que al final los temas estrella de GOTTHARD no dejan de ser los que representan ese hard rock divertido y bailón al estilo de “Lift it up” (que sonaría más adelante) y este “Oscar goes to you”… Los primeros “oés” de la noche confirmaron mi teoría al final del tema y es que indudablemente en directo no hay trampa ni cartón sobre los temas que más le gustan a la gente.

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Para el final nos reservaron la propia “Domino effect”, que sonó impresionante, pero que nos dejó el mejor momento sin duda de todo el concierto, con el final de la canción con Leo y Freddy tocando desbocados encima de la barra lateral que hay en la sala en la parte izquierda mirando el escenario ante la mirada atónita y alucinada de las propias camareras, primero, y de todos los demás en cuanto nos dimos cuenta. Ya veréis las fotos pero fue una pasada, de verdad.

Los bises comenzaron de una manera poco habitual ya que fue un “Falling”, quizás la mejor balada del último disco, interpretada sólo con “piano” y la sentida voz de Steve, la que cayó sorpresívamente como inicio de la última parte del concierto. Aún así supongo que no soy el único que creo que fue el mejor tema lento de los muchos que sonaron en el concierto, sin duda a años luz de “Heaven”, una de las baladas más exitosas de su carrera (especialmente en Alemania y Suiza) pero que en este caso me pareció un tostón y me sobró totalmente (además, fue la que desniveló mi balanza personal entre lo acertado o excesivo de tantos temas lentos en el set list). Fue una pena porque la esperadísima “Lift it up” quedó algo descafeinada ante el estado más parado de la gente tras “Heaven”… Aún así, perfecto fin de fiesta para un concierto soberbio a nivel objetivo, perfecto a nivel de sonido, luces y puesta en escena, y clase maestra en cuando a actuación de la banda… Eso sí, el set list podría haber mejorado con menos temas lentos, algún corte más de los movidos y “bailones” (por ejemplo un “All we are”, y algo más de caña con “Here comes the heat”) y quizás algo más de variedad porque, además de los temas nuevos, todos los anteriores habían sonado en las veces anteriores (dos en gira y dos más en festivales).

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Todavía nos sorprendieron con un último bis, ya en plan fiesta (y con el teclista en medio del escenario tocando una tercera guitarra como decía), y esta vez no fue una versión de LED ZEPPELIN como la última vez, sino una versión cañera y festiva de su “Mighty Quinn” para poner punto final tras casi dos horas y dejarnos un exquisito sabor de boca para irnos a casa con una sonrisa de oreja a oreja, confirmando que GOTTHARD en directo son de las mejores bandas que se pueden ver en la actualidad (¡qué sonido, qué actitud, qué compenetración, qué calidad…!) y que, lástima de tantas baladas, que personalmente impidieron que mi impresión final fuera el diez quizás objetivamente merecido pero que tengo que dejar en un nueve.

Gotthard - Foto: Rafa Basa
Gotthard - Foto: Rafa Basa

Muy bien por GOTTHARD, muy bien por HARD SPIRIT, muy bien por el público y a ver si la próxima rizan el rizo y nos sorprenden con un set list algo más variado pero manteniendo exactamente igual el nivel, actitud, simpatía y clase.

Texto: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre
ellas.