Inicio Conciertos Crónica Concierto STRYPER – Barcelona

STRYPER – Barcelona

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up



Documento sin título

Stryper

+ SACRED

Martes 13 de Noviembre de 2007 – Sala Apolo – Barcelona

SACRED

Los barceloneses SACRED se encargaron de calentar motores en un concierto que me sorprendió muy gratamente.

Sacred - Foto: Hèctor Prat
Sacred - Foto: Hèctor Prat

Cinco temas propios y un medley fueron suficientes para dar cuenta de su calidad. Presentando su segundo álbum “Transitions”, el quinteto formado por Uri Canalias (Voz), David Trujillo (bajo), Albert Valiente (guitarra), Francesc Coloma (guitarra) y el recién incorporado Noe Huerta a la batería, ofrecieron su heavy con toques melódicos y progresivos sobre una base moderna, grandes dosis de guitarras y voz clásicamente metalera.

Sacred - Foto: Hèctor Prat
Sacred - Foto: Hèctor Prat

Precisamente destacable fue la actuación de su vocalista Uri Canalias, con un registro muy dickinsiano (especialmente en directo), quien se puso en el papel del propio Bruce Dickinson, Geoff Tate o un Rob Halford de quien imitó hasta los gestos, entre otros, en un gratificante medley que incluyó “The Evil That Men Do” de Iron Maiden, “Bohemian Raphsody” de Queen, “Eyes Of A Stranger”, con la que nos quitamos un poco la espina de la cancelación del concierto de Queensrÿche, “Breaking The Law” de Judas Priest, “Perfect Strangers” de Deep Purple y una acelarada “Give Me All Your Love” de Whitesnake.

Sacred - Foto: Hèctor Prat
Sacred - Foto: Hèctor Prat

“Your Misery”, una “Building A New ID” de rasgos americanos, “We Are One”, con ralentizados pasajes instrumentales de solos cruzados, la balada “Midnight” con su interesante final, y la más progresiva “The Closer Ending”, completaron un set muy ameno.

STRYPER

STRYPER pisaban tierras catalanas por primera vez en su historia. Barcelona tenía ganas de recibir a uno de los grupos míticos de la escena metalera de los ochenta, y las abejas californianas saldaron con muy buena nota su cuenta pendiente con un público que llenaba sin agobios la sala Apolo.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

Tuve la oportunidad de verlos por primera vez en el festival Lorca Rock en Junio del 2005, cuando aterrizaron (con problemas en el aeropuerto que les hicieron perder el vestuario) en territorio ibérico por primera vez, actuando tras Iron Maiden. Ya entonces disfruté mucho del concierto de los Sweet y compañía. Pero quizás por tocar después de la bestia con el correspondiente desgaste que eso produce, por ser ya el último grupo del festival, por ser en un evento de grandes dimensiones y poca proximidad o por estar aún poco rodados tras su vuelta a la escena, este último concierto en Barcelona me ha llenado mucho más.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

Con los temores de un set basado en el último y poco convincente “Reborn” desvanecidos observando los distintos repertorios del presente tour, solo cabía esperar disfrutar de una corta pero intensa tormenta de hits. Mis dudas planeaban especialmente sobre la voz de Michael Sweet, la actitud del grupo en una sala de pequeñas dimensiones, y sobre la duración del concierto.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

En referencia a la voz del elegantemente encorbatado front-man de STRYPER decir que me sorprendió inicialmente, contradiciendo muchas voces que hablaban de cierta austeridad en sus registros más altos. Michael Sweet salió enchufadísimo, lleno de energía, y sin escatimar esfuerzos vocales tras el micro. Si bien fue así en los primeros temas, a medida que fue avanzando el concierto fue dosificándose gradualmente. Bajando tonos y apoyándose cada vez más en los coros de Oz Fox (y del público) para darse un respiro, resurgió de nuevo en la fase final del concierto para regalarnos agudos gran reserva y rubricar un gran concierto.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

Oz Fox, nombre artístico de Richard Alfonso Martínez, fue importantísimo en los coros y amén (nunca mejor utilizado) de una buena voz, es y ha sido siempre un factor imprescindible para completar la fórmula de los estribillos de STRYPER.

En cuanto a la actitud del cuarteto ningún reparo. Michael ejerció de perfecto líder animando a cantar constantemente a un público entregado. Oz Fox hizo lo propio a su manera, marcándose unos cuantos bailoteos marca de la casa guitarra en mano, y chapurreando su casi olvidado español. Robert Sweet volvió a estar espectacular tras los parches, tocando de perfil como es habitual en él, permitiendo así percibir más fácilmente sus virguerías con las baquetas y florituras glam old-school. Tracie Ferri se reafirma como el cuarto componente de pleno derecho de STRYPER, haciendo olvidar definitivamente a Timothy Gaines al ejercer un gran trabajo tras las cuatro cuerdas y a los coros.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

Acerca de la escenografía, el “Yellow And Black Attack”, el ataque de color amarillo y negro continúa vigente, si bien con el paso del tiempo este aspecto es cada vez menos llamativo, predominando un sobrio negro en el vestuario y relegándose las rallas negriamarillas casi exclusivamente a los instrumentos.

El concierto duró la esperada hora y media, suficiente tiempo para interpretar diecisiete temas. Entre ellos, “The Way”, “More Than A Man” y “Rock That Makes Me Roll” abrieron fuego y mostraron a unos STRYPER dispuestos a darlo todo. En el clásico “Reach Out” mantuvieron el nivel de adrenalina inicial, con un Robert Sweet en plenas facultades vocales y doblando solos con Oz Fox, una de las características que se repetiría en muchos compases del concierto. Los coros a tres voces, más las de la práctica totalidad del público, hicieron del tema un trallazo.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

Alta y clara, “Loud ‘N Clear” siguió con la ristra de hits. El que fue primer tema del primer álbum de STRYPER “The Yellow And Black Attack” sonó incluso más potente que el original, y en él Ferri se marcó un solo de bajo, precediendo a un cruce de solos Sweet/Fox que empalmó con la siguiente “Loving You”.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

Tras ella sonó “Peace Of Mind”, una canción de los grandes Boston donde destacó la batería de Robert Sweet , quien versionó a su manera la inconmensurable, variada y trabajada edición original. Oz añadió de su cosecha un solo no presente en la grabación del grupo de Scholz y el malogrado Brad Delp, quien recibió así un pequeño homenaje póstumo. Versión correcta, perfecta en el estribillo pero que flaqueaba un poco en una estrofa muy sui-generis.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

“Calling On You” se inició con el estribillo cantado por Sweet y el público. Fue la manera de Michael de comprobar hasta qué punto podía permitirse descansar su voz en los estribillos. Fue tal la respuesta que decidió ceder todo el protagonismo a los asistentes para relajo de sus cuerdas.

Tras “Free”, Michael Sweet se quedó solo sobre las tablas para interpretar “Honestly”, únicamente sobre unos teclados grabados y de nuevo las voces del público barcelonés. Quedó un poco coja sin los instrumentos que le acompañan, aunque no estuvo falta de emotividad. El resto de componentes volvieron al escenario para ejecutar “Makes Me Wanna Sing”, y posteriormente cedérselo a Oz Fox para que se marcara un solo mezcla de rapidez y riffs que invitaban a la participación.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

La única concesión de la velada al nuevo “Reborn” fue “Open Your Eyes”, que sonó más cañera que en el disco, aunque obtuvo una respuesta más comedida. Robert Sweet se puso su gorro de soldado (o de guardia urbano más bien) para interpretar una “Soldiers Under Command” que comenzó de nuevo a capella, y en la que el batería hizo ciertas variaciones que cuajaron perfectamente en el tema. Fue uno de los puntos fuertes del concierto, de los más coreados, y en el que Michael Sweet sí se empleó a fondo para ofrecer un tono altísimo final espectacular tras el cuál el grupo desapareció de encima del escenario.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

Tras los correspondientes “oés”, STRYPER volvió para enviar al infierno al diablo con “To Hell With The Devil”, más lenta y pesada que la original, y en la que el vocalista Sweet volvió a abrir la caja fuerte donde guarda sus mejores agudos para regalarnos uno más. Tras un atronador redoble de su hermano Robert, empezó la navideña y festiva “Winter Wonderland”, que yo personalmente hubiera cambiado por cualquiera de las canciones de la discografía de STRYPER.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

Aún quedaba tiempo para dos grandes temas más, el coreado “Come On Rock” y el medio tiempo de “Sing Along Song”, que tal como predica (nunca mejor dicho) sirvió para que el público se desgañitara en un sing-along únicamente sobre batería y así se despidiera del grupo agradeciéndoles un gran concierto, no sin antes presenciar a Oz Fox tocando su guitarra con la lengua.

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

No hubo oración final, ni falta que hizo. También así se evitaban los irrespetuosos silbidos de algunos que instantes antes no hubieran dudado en cantar “To Hell With The Devil” o “In God We Trust”. Hablando de esta gran canción, se echó de menos al igual que “Always There For You”. Bien, de hecho se echó de menos cualquier tema de “In God We Trust”, pues sorprendentemente ninguno de ellos fue incluido en el set. Aún y así el set list fue casi perfecto, y es de agradecer que no se basara en “Reborn” (cosa que por otra parte hubiera sido lo lógico).

Stryper - Foto: Hèctor Prat
Stryper - Foto: Hèctor Prat

La comunión (vuelta al tema) con el público fue total de principio a fin. Su misa metalera convenció a todos sus fieles, congregados devotamente para rendirles tributo. In STRYPER We Trust!

Texto y fotos: Hèctor Prat

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre
ellas.

Setlist Sacred:

  • Your Misery
  • Building A New ID
  • We Are One

Medley:

  • The Evil That Men Do (Iron Maiden)
  • Bohemian Raphsody (Queen)
  • Eyes Of A Stranger (Queensrÿche)
  • Breaking The Law (Judas Priest)
  • Perfect Strangers (Deep Purple)
  • Give Me All Your Love (Whitesnake)

Midnight

The Closer Ending

Setlist Stryper:

  • The Way (Intro)
  • More Than A Man
  • Rock That Makes Me Roll
  • Reach Out
  • Loud N’Clear
  • Loving You
  • Peace Of Mind (Versión de Boston)
  • Calling On You
  • Free
  • Honestly
  • Makes Me Wanna Sing
  • Solo de Oz Fox
  • Open Your Eyes
  • Soldiers Under Command

  • To Hell With The Devil
  • Winter Wonderland
  • Come On Rock
  • Sing Along Song