Inicio Lanzamientos A-Z AVALANCH – Muerte y Vida

AVALANCH – Muerte y Vida

0

 

 

 

RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
IRON MAIDEN - Discografía remasterizada en ediciones CD Digipack
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
IRON MAIDEN - Discografía remasterizada en ediciones CD Digipack
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!

Hay discos que te entran a una primera escucha y otros que les vas cogiendo el gusto poco a poco descubriendo grandes obras maestras aparentemente ocultas, y luego estan unos pocos como “Muerte y Vida” que empiezan desde una primera escucha a lanzarte mensajes al corazón, bombardeandote con una amalgama de sentimientos una y otra vez, y otra, y otra… Escuchar este disco supone pasar por una serie de estados de ánimo muy dispares, guiados por la dicotomía que supone la disparidad del comienzo y el fin de nuestra existencia en este mundo.

Los textos vuelven a ser protagonistas al mismo nivel que la música, llegando a cotas de profundidad mayor que en anteriores entregas, o al menos esa es mi sensación. Vuelven esas letras “a lo Rionda”, con reminiscencias al pasado pero llevando las sensaciones siempre un paso más allá. Da la sensación incluso de que el autor, en un profundo ejercicio de búsqueda interior, desgarra pedazos de su alma para plasmarlos en papel. En mi opinión, creo que han recogido el testigo histórico de los Barón Rojo de las primeras épocas, en cuanto a sentimiento y emotividad, pero llevado a un nuevo nivel. Plasmaré a lo largo de la crítica algunas de las citas que más me han llamado la atención de algunas canciones explicando cuando considere debido lo que para mi han significado, lo cual posiblemente entre en conflico con la idea que os pueda dar a vosotros, ya que como siempre, la interpretación está abierta a la vivencia de cada cual. Como apunte final en cuanto a las letras diré que, aunque hay pasajes realmente tristes a lo largo del álbum, creo que el balance final es optimista. Quizás explorando los caminos de la muerte y la vida, aunque nos enfrentemos a ideas y conceptos duros, aprendamos más a apreciar la segunda. El Yin y el Yang que lo llaman allá por Oriente.

Y sobre la música, pues decir que si, hay una vuelta a los orígenes, de hecho esta vez se vuelven a oir palabras como “heavy metal” relacionadas con la música actual de AVALANCH. Los arreglos orquestales vuelven a estar muy presentes, jugando con esas melodías aparentemente atípicas de teclado heredadas de los primeros Angra, sin dejar de lado el lógico protagonismo que las guitarras han de tener en una obra de este tipo. Tras un disco como “El Hijo Pródigo”, que me gustó, pero no me enamoró, tenía mis dudas sobre por donde irían los derroteros musicales en esta ocasión, pero cuando pude escuchar los tres primeros temas de adelanto en su web dije: ¡Lo han vuelto a hacer! Desde luego “Muerte y Vida” no es la continuación lógica de “El Hijo Pródigo”, pero si se me antoja pensar que si no hubiera habido aquel, ahora no disfrutaríamos de éste. Quizás la banda necesitara ese momento más, llamemósle introvertido, para poder crear esta obra maestra, que para muchos, entre los que me incluyo, ya es el mejor disco de AVALANCH hasta la fecha. ¿Que si es este disco “El Ángel Caído” del siglo XXI? En cuanto a copia de estilo musical, o autoplagio que lo llaman algunos, no. Pero teniendo en cuenta ciertas carácterísticas de aquella obra como fueron el nivel de producción (sorpresivo en aquellos tiempos en nuestro país) el desarrollo de un concepto constante en todo el disco (que sin llegar a ser una “ópera rock” en toda regla, si que había un leitmotiv presente, en aquel caso fue la relación del ser humano con Dios y ahora los conceptos de muerte y vida) y sobre todo una forma única y a la vez original de componer, de dar un tratamiento a las canciones y al disco en general, mirándolo así, si podemos establecer paralelismos entre “Muerte y Vida” y “El Ángel Caído”, de tal manera que yo no hablaría de una continuación de aquel, pero sí diría que si Rionda se hubiera propuesto hacer aquel disco bajo todas estas premisas en 2007, el resultado no habría sido muy distinto a lo que es el disco que hoy nos ocupa.

Empezaremos el tema a tema por el principio. “Ángel de la Muerte” abre el disco con un pequeño arpegio acústico, que se transforma progresivamente en un ritmo de doble bombo entrecortado. Un puente de corte progresivo nos lleva al primero de los muchos grandes estribillos que encontraremos. “He tenido que bajar al infierno para encontrar un ángel. He tenido que caer desde el cielo para encontrarte”. ¡Sobran los comentarios!

Otro corte de tinte progresivo es “Muerto en Vida”. Muchos cambios de ritmo, combinaciones de varios tipos de voces, donde por primera vez oiremos el tono gutural en el puente, y solos de Alberto y Dany dándolo todo. Me recuerda a canciones como “Alma en Pena” en cuanto al tipo de concepto musical y esa aparente falta de esquemas a la hora de encarar la composición.

“Pies de Barro” es otra creación “marca de la casa”. Mucha melodía y de nuevo cambios de ritmo constantes, sorprendiendo como entran con un estribillo de los que no te esperas, pero que cuando te habitúas a él entra perfecto. Otra de las perlas letrísticas: “Estoy ciego, ciego por mirar al Sol. Y me guía la luz tan sólo con su calor”. El puente lento que hay hacia la mitad, con Ramón rompiendo la voz es de los de poner los pelos como escarpias.

“Hoy te he vuelto a recordar” es ultramelódica y hardrockera, aunque esconde una trágica letra detrás. El estribillo es de los que se quedan grabados en la cabeza en la primera escucha. Anda por derroteros musicales del tipo “Tu Fuego en Mi” o “Papel Roto”.

“Aprendiendo a Perder”. Bueno, no me avergüenza reconocer que esta condenada canción me ha arrancado las lágrimas. Escrita ex profeso para una persona que sufre una enfermedad terminal. No me imagino el tipo de experiencia y búsqueda interior por el que habrá tenido que pasar el autor para llegar a escribir esto, pero desde luego ha conseguido emocionarme, máxime cuando personalmente conozco a alguien cercano en una situación similar. Musicálmente es una preciosa balada a medio tiempo, y en cuanto a letras, resaltar alguna frase sería injusto, pues toda la letra es de una inspiración encomiable.

“Otra Vida” gira en torno al concepto de que una sola vida no es suficiente para compartir el tiempo junto a la persona amada. Comienza con una melodía de piano -que a la postre será el estribillo- continuando con un ritmo que va subiendo en fade in, denuevo con tintes hard rockeros y progresivos.

“Caminar sobre el Agua” fue la primera canción que oi del disco (gracias a los adelantos que colgaron en su web) y una de mis favoritas. Los teclados que hay entre fragmento y fragmento de estrofa me encantan, el ritmo del comienzo es machacón, y el breve parón cuando entra la voz, con una producción novedosa y arriesgada (con samplers de batería incluídos) son geniales. Una vez más Rionda nos habla de la superación personal, y de lo importante que es levantarse y afrontar los problemas. Resalto el momento en el que dice eso de “Que solo estás. Que triste estás. Pero aún así, jamás te ahogarás como los demás”, ideal para todos los que hayamos tenido que sufrir a gente que no hace sino despotricar sobre la labor de otros y colgarse “medallas” criticando al compañero, en vez de por méritos propios.

“Quién soy” es muy íntima, quizás escrita en un momento de dudas personales. Musicalmente podría encajar a la perfección en “El Hijo Pródigo”. “Sombra y Ceniza” es la que más desapercibida pasa al principio, y no es un mal tema en absoluto. Es un corte muy animado que habla de cómo siempre hay que mirar el lado positivo de las cosas.

“La Prisión de Marfil” es el corte más bestia de la historia de AVALANCH. Más de cuatro minutos de caña sin tregua, con un Marco Álvarez sin descanso machacando sus tambores, y unas voces guturales que entran de forma sorpresiva, un cambio de ritmo en el puente increíble, muy suave, y un estribillo a doble bombo lleno de melodía. Mención especial para el solo de guitarra, con reminiscencias a la anterior etapa power de la banda. La letra habla de la diferencia entre lo que algunos denominan como primer y tercer mundo, y la aparente (y no tan aparente) indiferencia de los primeros.

“Muerte y Vida” se cierra con “Bajo las Flores”, la balada propiamente dicha del disco. Las acústicas reverberizadas recuerdan, como no podría ser de otra manera al sonido típico y clásico del guitarrista The Edge de U2. Se trata de un homenaje a todos amigos que ya no están entre nosotros.

No podemos pasar por alto hablar sobre el magnífico trabajo -otra vez- del señor Luis Royo, quien ha creado un precioso diseño, donde podemos ver un cementerio con la muerte (en contraportada) agazapada tras una tumba entre las flores, y en el frontal a la vida con la guadaña, y un niño entre los brazos en una escena de reminiscencia mariana. Especialmente hermosa es la versión en digipack donde podemos apreciar abriendo la caja el dibujo en toda su extensión. Creo que tamaña obra de arte bien podría hacer plantear a la discográfica una edición, aunque fuera muy limitada, del álbum en vinilo.

Sin duda puedo afirmar que “Muerte y Vida” es la reválida para los asturianos AVALANCH. Para todos aquellos que les creían acabados, éste será el momento de tragar saliva, y para los que les han seguido y apoyado en los momentos más difíciles, este disco es el regalo ideal. Sólo ellos en los útimos diez años han conseguido sentar cátedra de una manera tan contundente. Muchas veces imitados, pero jamás superados. Señoras y señores, esto es AVALANCH y esto es “Muerte y Vida”.

J. José Jiménez.

Track list:

  1. Ángel de la Muerte
  2. Muerto en Vida
  3. Pies de Barro
  4. Hoy te he Vuelto a Recordar
  5. Aprendiendo a Perder
  6. Otra Vida
  7. Caminar Sobre el Agua
  8. Quién Soy
  9. Sombra y Ceniza
  10. La Prisión de Marfil
  11. Bajo las Flores