Inicio Entrevistas RICHIE KOTZEN

RICHIE KOTZEN

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Richie Kotzen

Entrevista con Richie Kotzen

Richie es cuanto menos un músico particular, uno de esos genios infravalorados pero que, pasito a pasito, se va haciendo una reputación y una leyenda que no muchos músicos de su generación han conseguido tan jóvenes. Multiinstrumentista pero sobre todo excelente cantante y guitarrista, acaba de editar un gran álbum de rock clásico/hard rock a la vieja usanza llamado “Return of the mother head’s family reunion”, y por eso aprovechamos para charlar un ratito con él. Pese a que se mostró algo parco en algunas respuestas (especialmente al final), una entrevista muy interesante en la que hablamos tanto de su carrera en solitario como de su paso por bandas tan importantes como POISON o MR BIG, además de reiterarnos su pasión por el rock “vintage”.

– Hola Richie, ¿como estás?, ¿preparado para la entrevista?

Richie.- Bien, bien, sin problemas.

Richie Kotzen

– Tras tu paso por POISON, en 1994 editaste ese gran disco que fue “Mother head’s family reunion”. 13 años después nos encontramos con la “continuación” de aquel, este “Return of the mother’s head family reunion”. ¿Porqué recuperar ahora el concepto?, ¿qué encontramos en este nuevo disco?

Richie.- La razón para el título es que es el primer CD que he hecho en mucho tiempo con una banda, ya que en los últimos años había hecho mis propios discos y había tocado yo todos los instrumentos. En este caso el disco es más especial pero sobre todo es el primero que hago con una banda desde entonces, y por eso lo quise titular como “The return of the mother’s head family reunion” porque además el estilo del nuevo disco encajaba perfectamente con lo que hicimos entonces.

– Me llama la atención que en los últimos años estás acercándote mucho a las raíces del rock. Quiero decir que estás ofreciendo propuestas aparentemente más sencillas, con muchas influencias de rock setentero, blues, hard rock muy clásico… Creo que todo esto se manifiesta más que nunca en el nuevo álbum.

Richie.- Sí, es verdad pero, como tú dices, es algo que llevo haciendo hace años ya. Por ejemplo en el 98 hice un disco llamado “What is” que ejemplificaba precisamente eso. Quiero decir que en mi carrera he hecho discos de muy diferentes estilos, ten en cuenta que llevo grabando desde hace casi 20 años, pero si te fijas en la mayoría de ellos, en lo que suele ser básicamente mi música, los dos de “Mother’s head family reunion”, “Get up”, “Into the black”…, todos ellos están influenciados básicamente por la guitarra de los 70, algún tipo de blues, y soul/rock. Es dónde está mi corazón como músico y de hecho es la música que escucho habitualmente desde que era un crío. Recuerdo de pequeño que cerca mía vivían gente joven que hacían fiestas y escuchaban mucho gente como EAGLES, JIMI HENDRIX, PAT MENEHY… y fue también la música que empecé a escuchar con mis amigos y se han convertido en una gran influencia para mi música.

– Me ha encantado el sonido del disco, añejo, con mucho sabor a rock clásico, limpio y sucio a la vez, y con muchísima fuerza y feeling. Háblame de la producción y de lo que buscabas conseguir con el sonido del álbum.

Richie.- Bueno, quería representar lo que es un poco mi visión de la música que me gusta. Desde el primer momento en que estoy componiendo una canción tengo en la cabeza el tipo de producción que quiero que tenga ese tema, cómo tiene que sonar. Yo toco la guitarra y otros instrumentos, y muchas veces hago las cosas en solitario pero otras me gusta escuchar lo que sale de trabajar varios músicos y sobre todo escuchar lo que otros están tocando. Es importante para mí, para descubrir y comparar a la vez el tipo de sonido que les gusta a otros con el que me gusta a mí. Yo siempre he pensado que la producción tiene que ser muy pura con respecto a lo que los músicos tocan, a cómo suena la música que tocan directamente los músicos. Creo que se pierde mucho en algunos procesos de producción cuando se sobreproduce una canción, o se le añaden elementos externos que no existen cuando el músico está tocando.

Richie Kotzen

– Habitualmente los virtuosos, guitarristas en solitario… suelen tender a la fusión, a modernizar sus propuestas, a navegar por muchos estilos y experimentar continuamente pero alejándose mucho del rock clásico sin más . Los típicos ejemplos podrían ser Tony Macalpine, Steve Vai, Satriani… pero tú no paras de sorprendernos disco a disco aunque ya digo que mirando mucho hacia atrás y con un concepto de canciones “normales”. Me llama mucho la atención positivamente.

Richie.- El caso es que yo canto y creo que ésta es una gran diferencia con respecto a los músicos que me dices y sobre todo con los guitarristas modernos. Si miras hacia atrás, a los 60 y 70, todos los guitarristas cantaban. No sé, Peter Framptom, Rory Gallagher, Eric Clapton, Jimi Hendrix, Steve Ray Vaughan… todos ellos eran también buenos cantantes. Entonces, la gran mayoría de músicos que yo escuchaba eran de este tipo y por eso me influyeron más que un Malsmteen por ejemplo. Hay muchos buenos guitarristas que han sacado interesantes discos instrumentales pero no cantan, y yo llevo 20 años cantando además de tocando la guitarra con lo que yo he crecido escuchando las canciones que los guitarristas o artistas que me gustan cantaban y siempre he compuesto canciones con letra porque en mis canciones tengo alguna historia que contar, es lo que me gusta y a lo que estoy acostumbrado. Entonces, para mí ésa es la diferencia y supongo que la razón de que mis discos se alejen de lo que suelen ser los álbumes de guitarristas.

– Efectivamente creo que tu estilo, especialmente en los últimos años, se caracteriza por hacer grandes canciones y tocar más en un concepto de banda que de músico en solitario. ¿Quiénes son la “mother’s head family” y qué significan estos músicos para tí?, ¿qué se siente tocando juntos?

Richie.- El batería que ha grabado el disco es Franklin Vanderbilt, y ya llevamos tiempo tocando y girando juntos. Le respeto mucho y es alguien que me inspira realmente tocando, adoro trabajar con este tío. Virgil McKoy, el bajista, es alguien que necesitaba en el disco porque su estilo es muy directo y clásico, y es la principal razón de mi elección. Arlan Schierbaum, el teclista, también es un viejo conocido mío, ha tocado en varios de mis antiguos discos y creo que era importante también para este nuevo álbum. Yo quería trabajar con gente que ya conociera y con quienes pudiera mantener esa excitación que necesita para darles vida a este tipo de trabajos.

– “Into the black” era un gran disco pero más suave quizás, lo llamaría minimalista incluso, más desnudo también, casi de soul a veces. Creo que en el nuevo las guitarras vuelven a sonar realmente protagonistas, y es un disco 100% de rock clásico que hubiera funcionado igual hace 30, 10 años u hoy mismo. Transmite mucha energía, mucho feeling, mucha actitud… ¿Qué buscabas conseguir y transmitir con el álbum, especialmente comparándolo con el anterior?

Richie.- Lo cierto es que cuando hago un disco nunca pienso en lo que le voy a mostrar a la gente. Quiero decir que lo que hago es escribir canciones y grabarlas. Quizás en “Into the black” escribí material un tanto más oscuro, intimista tal vez y por eso es el tipo de disco que hice. El tema es que nunca hago un disco dos veces, no me sale, no puedo, simplemente escribo canciones en mi estilo, a mi manera y lo que ocurre es que mi visión de la vida, estado de ánimo o como se quiere expresar, es diferente en cada momento. Ahora no estoy en el mismo punto que en “Into the black” y por eso el disco es diferente, nada más. A veces uno se cansa del estado de “mal rollo”, pero es muy bueno para escribir (se ríe). De todos modos, hasta asusta que cuanto peor estés compongas mejor material, aunque es cierto que esto no siempre es así y “Return of the mother’s head family” es un buen ejemplo.

– En el anterior lo hiciste todo tú y ahora vuelves a grabar con una banda. Es una tónica que se repite habitualmente en tu carrera y me llama la atención. Supongo que es porque eres un “culo inquieto”… ¿Qué te lleva a en un momento hacerlo todo tú y de repente grabar con una banda?

Richie.- En este caso en concreto lo que ha ocurrido es que llevaba tres o cuatro discos haciéndolo todo y grabando por tu cuenta, y me pareció que era un buen momento para volver a grabar con una banda. Estoy muy contento con haber tomado esta decisión ahora porque creo que hemos hecho un disco realmente guapo y todos han tenido que ver en la forma y sonido final del álbum. Además es más divertido para luego tocar en directo el hacerlo con gente que conoces, que han participado en los temas que tocas… De hecho, de cara al próximo disco, estoy pensando seriamente en la posibilidad de editar un trabajo en directo porque nunca he editado un “live album” real.

– Me ha resultado curiosa la comparación que he leído en varias reseñas con los últimos tiempos de GLENN HUGHES, y en parte estoy de acuerdo pero por otro lado totalmente en desacuerdo. Me explico, ambos estáis yendo mucho a las raíces, mirando mucho al pasado para ofrecer discos fantásticos en estos tiempos en los que, se supone, que esta música no debería funcionar… pero la gran diferencia es que él hace discos más funk que otra cosa y tú no abandonas ni por un segundo el rock y hard rock. ¿Qué opinas de estas comparaciones e ideas?

Richie.- Yo conozco a Glenn y lo primero que pienso es que es un cantante asombroso, no hay casi nadie como él en el mundo que pueda cantar de ese modo a su edad. Es un tipo fantástico pero él y yo somos diferentes a la hora de hacer música, y creo que ambos por nuestra parte somos muy fieles siempre a una manera de hacer música. Por otro lado, entiendo que es hasta divertido para la gente el comparar artistas, sacar parecidos y esas cosas pero yo siempre he preferido el buscar los porqués de esas cosas, ya sabes, aunque a veces es muy complicado saber porqué hay ciertos parecidos entre artistas diferentes. Creo que al final lo importante es saber quién eres y que sean los demás si acaso los que te hagan las comparaciones.

– El comienzo del disco es 100% Hendrix con un “Go faster” que te pone las pilas desde el principio y ya te anticipa que el disco te va a encantar. Háblame del disco y de este toque Hendrix que creo que tienen muchos momentos del álbum.

Richie.- Bueno, es seguro una de mis influencias más directas. También adoro a Eddie Van Halen por ejemplo, pero lo que más me llama la atención es que ahora nadie suena como ellos, nadie busca su sonido y es imposible encontrar el tipo de música con la que yo crecí en los grandes medios, dónde es obvio que sí estaba entonces. Ahora parece que no le gusta a nadie y que los nuevos guitarristas no están influenciados para nada por esa gente sino por música moderna. La verdad es que yo no me identifico con los gustos de los nuevos chicos, y mucho menos a la hora de tocar la guitarra. Entonces, es obvio que mis gustos y mi forma de tocar la guitarra influya totalmente en el estilo de mi música.

– Hablando de las influencias, desde el primer momento que escuché el disco tengo que decirte que fue Lenny Kravitz (especialmente en sus primeros años más roqueros) el primero que me vino a la cabeza constantemente. ¿Te gusta Lenny, ves alguna relación entre el disco y su estilo o ha sido sólo cosa mía? Me llamó la atención porque quizás no es un artista que esté metido en lo que se supone que son las influencias o gustos de un músico de hard rock, aunque es obvio que él mismo ha mamado de Hendrix y del hard rock setentero y guitarrero más que nadie. Además, ambos compartís el gusto por el soul de los 60 y 70, además del funk y del rock muy clásico de esa época.

Richie.- Sí, yo creo que tengo bastante en común con un tipo como Lenny Kravitz, probablemente compartamos muchos gustos musicales en común y hayamos crecido escuchando estilos similares. Por eso tiene sentido lo que me comentas porque ya te digo que posiblemente adoremos el mismo tipo de material, los buenos discos y bandas de los 60 y 70…, que ya te digo que para mí ha sido la mejor época a la hora de hacer música, y todavía lo sigue siendo en muchos aspectos. De todos modos, no puedo nombrar a Lenny Kravitz como una de mis influencias pero es obvio que él y yo venimos del mismo sitio y por eso tenemos musicalmente muchas cosas en común, seguro.

Richie Kotzen

– En el disco anterior me enamoré de “You can’t save me” y en este caso me ha pasado lo mismo con “Fooled again”, una de las mejores canciones de rock que he oído nunca, de verdad. Háblame del tema y de cómo se consigue que un tema tan extenso, más de 8 minutos sea tan especial.

Richie.- Creo que de lo más interesante que tiene el tema es cómo encajan las partes de la guitarra y de la voz. El sólo de la parte final es algo largo pero es que surgió de una especie de jam extendida. Al final se quedó en un tema de unos 5 minutos con un sólo de 3 pero que acaba mezclado con la propia canción y creo que esto le da una personalidad muy importante. Creo que tiene un espíritu muy vivo y seguro que, pese a ser larga, funciona muy bien en directo.

– Otra canción que me ha encantado, en este caso en una tesitura más a medio tiempo, es “You’re crazy”. Háblame de ella por favor.

Richie.- Es de ese tipo de temas pegadizos que suele gustar a la gente. Tiene un cierto sonido misterioso que me surgió durmiendo una noche. Es el tipo de canción que estaba soñando de algún modo, tenía un sueño bastante loco y dentro de él escuché esa melodía que me gustó y que… bueno, que de algún modo convertí en la canción (risas).

– Me ha llamado la atención que tu hija August (de diez años) ha participado haciendo coros en el disco. ¿En qué ha participado exactamente, qué opinas de su labor en el álbum?, ¿cómo se siente un padre cuando un hijo participa con él en un disco?

Richie.- ¡Oh, tío!, es realmente alucinante y te hace sentir muy orgulloso. De hecho, fue ella la que sugirió hacerlo. Yo estaba trabajando en el disco y me dijo que le gustaba mucho lo que estaba haciendo pero que necesitaba su voz en el disco.

Así que, ¿que podía decir?, “ok, genial, vamos a hacerlo” (risas). Ha sido muy divertido trabajar juntos, aunque yo echaba más horas, claro (más risas).

– Por cierto, el disco sale en diferentes fechas en Europa, Asia y Estados Unidos, y sobre todo es reseñable que entre la edición europea y americana (y no sé que ocurre con la japonesa), las portadas y título son diferentes. Explica un poco este lío y porqué.

Richie.- Bueno, hay sólo dos ediciones. La que tú tienes es la que se puede ver en todo el mundo, excepto para toda América, Norte y Sur. En estas zonas, la música es la misma pero el título es “Go faster” y la portada es algo diferente también. Es que he tenido razones empresariales propias para utilizar diferentes títulos en Norteamérica principalmente. El caso es que en Norteamérica la gente prefiere llamarlo “Go faster” que tener que preguntar por el retorno y reunión de la “mother’s head family”, pero ya te digo que el contenido es el mismo.

– “Can you feel it” me ha recordado un poco a tus años en el seno de MR BIG, en los últimos tiempos de la banda. ¿Cómo fue esa experiencia que, en un principio, sorprendió a todos porque tu estilo es totalmente diferente al de Paul Gilbert?

Richie.- Sí, es cierto. Para mí fue una experiencia muy excitante porque yo siempre fui fan de MR BIG. Desde muy joven me encantaban y creo que lo que hacían era realmente alucinante. Me sentí realmente feliz de tener la oportunidad de participar en esa última etapa de la banda y además siempre les agradecí el que me dieran la oportunidad de ser yo mismo y no tratar de imitar el estilo de Paul en la banda o algo así. En POISON ocurrió un poco lo mismo, y entré también como compositor y me sentí bastante involucrado en la banda que para mí era importante.

– Aparte de como guitarrista, desde el principio te has destacado como un cantante excelente, con un toque desgarrado y casi negro en la voz que siempre me encantó. ¿Has tomado clases de canto alguna vez? ¿cómo surgió para ti el hecho de cantar, fue algo natural, obligado o algo que siempre quisiste hacer?, ¿cómo fue el paso de tus primeros discos como guitarrista a hacer álbumes cantados?

Richie.- Yo he cantado desde siempre aunque es cierto que mi primer disco fue instrumental. Entonces lo hice porque bueno, se supone que era el comienzo como solista y no sé, salió así… pero ya para el segundo volví a cantar y desde entonces hasta ahora. Supongo que es parte de lo que soy como músico, un guitarrista y cantante que también puede tocar otros instrumentos.

– Entonces, ¿prefieres que te consideren como un guitarrista o como un cantante?

Richie.- Ambas, toco la guitarra y canto, y también compongo canciones. Digamos que me considero a mí mismo simplemente como un músico.

– Creo que vives en Los Angeles pero en Japón eres un dios, mientras que en Europa tienes una gran reputación pero no has terminado de dar ese último pasito exitoso. ¿Cómo se llevan estos cambios entre cada continente y cómo se pasa de tocar en grandes auditorios en un sitio a de repente salas muy pequeñas como la última vez en Madrid por ejemplo?

Richie.- (Se lo piensa mucho)… Bueno, supongo que me adapto a cada lugar y a cada situación. Creo que la popularidad en Japón se debe a que tengo una compañía detrás de mí que es realmente grande allí y promociona muchísimo a sus artistas en Japón (supongo que se refiere a JVC). De todos modos, creo que en América sigo siendo más popular que en ningún sitio, aunque al final hay cosas que puedes controlar como artista y otras que no, y simplemente tienes que aceptar las cosas como son y ya está. Yo me encargo de hacer discos, tocar en directo, trabajar en mi estudio y no puedo controlar mucho más, especialmente el dinero que se invierta en mí o el marketing que alguna compañía utiliza conmigo. Por eso para mí es la mayor diferencia y está claro que no se me promociona igual por ejemplo igual en Japón que en Europa pero yo sigo siendo el mismo y haciendo lo mismo en un lugar que en otro, aunque la popularidad sea diferente.

– ¿Qué tal con tu estudio de grabación en LA?, ¿qué tipo de grupos sueles grabar allí?, ¿te has planteado en algún momento dedicarte a labores de producción, te gustaría?

Richie.- Bueno, ya he probado a hacer mis pinitos lo que pasa es que los últimos años he estado realmente ocupado con mi propio material, además de seguir aprendiendo música. Supongo que algún día ocurrirá pero no es algo en lo que haya pensado demasiado tampoco.

– Creo que tu proyecto con músicos japoneses, FORTY DEUCE, es lo más duro que has hecho nunca. ¿Fue decisión tuya, de la banda, de la compañía…? ¿En qué se diferencia FORTY DEUCE de los discos como RICHIE KOTZEN?

Richie.- FORTY DEUCE es una banda proyecto con lo que la principal diferencia con mis discos en solitario es que los temas se componen en conjunto. Con mi propia material yo soy el único que compone canciones así que, para bien o para mal, son 100% mis decisiones. Con FORTY DEUCE hay otra gente involucrada y por eso en este caso es más duro que mi material en solitario, porque cada uno aporta su granito, y en este caso la mezcla salió en esas tesituras.

– Es obvio que todavía mucha gente te conoce más como “el joven guitarrista de raíces blueseras” que pasó por POISON y MR BIG, que el gran músico que eres en solitario desde hace muchos años. ¿Te sientes incómodo por esto?, ¿te sentías a gusto en estas dos bandas cuando, al menos aparentemente, tu papel era sólo el de guitarrista y corista?

Richie.- Bueno, yo siempre he tenido preferencia por hacer mi material porque ya te decía que me siento un guitarrista y cantante y es lo que realmente disfruto haciendo. Yo me siento ahora en una posición privilegiada de poder hacerlo aunque a veces necesito hacer otras cosas, tocar con gente, otras bandas, para que la gente que te escucha sepa quién eres, ya sabes. Ahora, sé que quizás gracias a las oportunidades en POISON y MR BIG ahora estoy en la posición que tengo y siempre se lo agradeceré, pero es obvio que me siento más cómodo haciendo mis cosas.

– Se cuenta que tu salida de POISON fue turbulenta y que te echaron de la banda por un lío de faldas con una de las novias o mujer de uno de los miembros del grupo (Ricki Rockett). ¿Es cierto o forma parte de la típica leyenda morbosa del rock? Qué ocurrió realmente para salir de POISON tras un excelente álbum (aunque muy diferente de los anteriores, con lo que imagino que Richie aportó bastante) como fue “Native tongue” de 1993?

Richie.- Te digo una cosa, a esto he respondido en múltiples ocasiones y no me apetece mucho seguir hablando de ello. Os remito a mi página de MySpace dónde está totalmente explicado todo esto. Menos trabajo para mí y más para los lectores (risas) (ndr: pues ya sabéis, chavales)

Richie Kotzen

– Has grabado discos de bandas consagradas, un montón de trabajos diferentes en solitario, música para videojuegos y/o series de animación, discos instrumentales… ¿qué proyecto diferente tienes en mente?, ¿cuál es el límite para un músico como tú?

Richie.- ¿Sabes lo que realmente me gustaría hacer? Tocar más en directo y salir de gira más habitualmente porque es lo que más disfruto. Ahora acabo de volver de Latinoamérica, donde he tenido una pequeña gira realmente fantástica y en breve iré a tocar a Italia por ejemplo. Así que ya te digo que a corto/medio plazo lo que más deseo es hacer más conciertos en directo.

– Tenemos ganas de verte de nuevo en directo… Se rumoreaba que en Otoño estarías de nuevo por España pero por ahora no hay nada concreto. ¿Qué nos tienes que contar sobre esto?

Richie.- Hemos intentado reservar algunas fechas para tocar en España pero lamentablemente no ha sido posible reunir a la banda para esos conciertos y no hemos podido cerrar las fechas. Es que muchas de las cosas que pasan no tienen que ver conmigo sino con los promotores así que esta vez no ha podido ser y esperamos que la próxima vez sí se pueda hacer.

– Muchas gracias por tu tiempo, enhorabuena por un disco sobresaliente y cierra la entrevista como prefieras. ¿Algo que añadir?

Richie.- Nada concreto, todo ha estado bien así que gracias por la entrevista y a ver si nos conocemos cuando vaya por España, un abrazo.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)