Inicio Lanzamientos A-Z HELLOWEEN – Gambling With The Devil

HELLOWEEN – Gambling With The Devil

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Satisfecho. Así es como creo que se sentirá el seguidor medio de HELLOWEEN tras escuchar su nuevo álbum. La historia de HELLOWEEN se divide entre exitazos y trancazos a partes casi iguales, pero siempre es el tiempo el que pone en su justa medida cada uno de los discos. Como ejemplo valga decir que el tan odiado en su momento “Chamaleon”, es ahora venerado por gran parte de la parroquia. No se como tratará el tiempo a este trabajo, el caso es que en el presente me ha parecido un disco coherente con su nombre y su legado (ahora sí), con un sonido fresco y unos temas sensacionales que regeneran una propuesta que con sus dos últimos trabajos se ha visto un poco estancada.

El inconformismo compositivo se ve reforzado por nuevos bríos gracias a unas guitarras más poderosas y sólidas, a unos solos mucho más trabajados, con unas armonías mucho más pegajosas. Se puede achacar que la producción es un tanto lineal, hay momentos donde ciertos aspectos de algunos temas se deberían haber destacado más, pero por otro lado es más cruda, devolviendo una agresividad que parecía olvidada en pos de una pomposidad que se ha ido acrecentando de forma acelerada. El computo general, pese a un par de temas más flojos, es que es un gran disco de los HELLOWEEN que todos esperábamos.

Los temas son más cortos y más directos, han sacrificado parte de la complejidad y largo minutaje que envolvía algunas composiciones de las últimas épocas en favor de unas mejores melodías vocales, y un lucimiento superlativo musicalmente hablando en algunos solos realmente soberbios. El siempre observado Deris, vuelve a cuajar un trabajo esplendido, en esta ocasión explorando mucho más cada uno de los matices que puede dar su voz, eso si, ceo que hay temas que llevarlos al directo va a ser realmente complejo. En fin, resumiendo, que creo que con este disco los HELLOWEEN han estado realmente inspirados.

Pero vamos al lío. La intro no es a lo que nos tienen acostumbrados, “Crack The Riddle” es una representación de la portada, donde Biff Byford (SAXON), es una especie de jefe de ceremonias de un circo terrorífico. Es recitada, con algún efecto de viento de fondo, pero vamos, no sé… creo que Biff está un poco desaprovechado. Pero nos guste o no, es la entrada para que la inmensa “Kill It” patee algo más que traseros. En principio podría ser un tema inicial muy del estilo de “Push”, pero es más melódico; la voz de Deris en la estrofa es completamente aguda, y enlaza con un magnífico puente que sumado al sencillo pero rápido riff es lo mejor del tema. El estribillo es digno de ser escuchado en directo, vamos, yo creo que como tema inicial quedará perfecto. Los solos siguen la tónica, muy agresivos, con cierto freno puesto, pero con un sonido ultra-metálico, es más, no parecen los HELLOWEEN de toda la vida al escucharlos, lo que da una clara muestra de su deseo por renovarse… y doy fe que lo han conseguido sin abandonar su sello.

“The Saints” es el tema más largo del disco, y apenas sobrepasa los 7 minutos. Por estilo, podría entrar en “Better Than Raw”: riff rápido, un Deris grave hasta llegar a un puente que ya nos parecerá haberlo escuchado en otra ocasión, donde consiguen llegar a un estribillo ultra-happy, propio de sus compatriotas FREEDOM CALL, muy hímnico, aunque la producción le pide un poco más de pomposidad para engrandecerlo. Lo mejor del tema, es la parte instrumental, Weikath y Gerstner utilizan todos los medios a su alcance en un duelo de solos antológico que incluso nos harán recordar a los añorados Keepers.

“As Long As I Fall” se aleja un tanto de su sonido, y por tanto, imagino que suena a single potencial. Nos recordará a buen seguro a “If I Could Fly”, y no solo por el piano, la estructura, el tempo, el estilo son similares, pese a que esta no es tan oscura. “Paint A New World” es puro Speed, con un Deris realmente agresivo auspiciado por un riff y una base contundente, fantástico estribillo y estilo similar a los mejores temas de “Time Of The Oath”. El bajo de Markus atruena, y una vez más, la parte instrumental vuelve a ser colosal; Weikath no ha parado de repetir que ha encontrado en Sascha un complemento ideal, pues bien, creo que en este disco, por fin se ha demostrado.

“Final Fortune” vuelve a echar mano del piano, e intenta explorar sonidos que para HELLOWEEN podrían estar vetados. Un punto de comercialidad en un tema atrayente a la primera, cargado de optimismo y alegría, volviendo a los tiempos del Happy Metal. Un tema donde las melodías vocales acompañadas por solventes coros engrandecen el resultado final.

“The Bells Of The 7 Hells” tiene unas guitarras más duras y marcadas, y algunos efectos que hacen del tema el más modernillo del disco. Una estrofa agresiva, con un Deris muy grave, y un estribillo ultra melódico, apoyado en unos buenos coros son las bases de un tema accesible. La gracia de este corte está en el contraste entre la melodía y la agresividad en las guitarras. Es además el inicio de una trilogía que se completa con los dos siguientes temas como bien nos explicó Deris en la entrevista realizada.

“Fallen To Pieces” es el tema más lento del trabajo sin ser una balada; es un medio tiempo donde las orquestaciones le dan un toque elegante y poderoso. Tiene un sonido que no es el típico de HELLOWEEN, sorprenderán los solos y los coros del medio del tema. Buenas armonías, con algunos toques que me han recordado por sonido y estilo a algunas bandas progresivas.

“I.M.E” (cuyo significado es I And Me) es un tema más oscuro. Podría estar en “The Dark Ride”, un Deris excelente con ciertos matices teatrales nos sumerge en una melodía desafiante hasta llegar a un estribillo brillante –y ya van unos cuantos- nuevamente bien apoyado por los coros. El solo es bien custodiado por armonías en plan MAIDEN, que aunque breves son bien coloristas.

“Can Do It” suena fresco, alegre, incluso divertido, por ello podría entrar en el álbum de la reconciliación “Master Of The Rings”. Grandes melodías, incluso bailables, en un tema que a buen seguro será un momento álgido en sus próximos conciertos. Podría ser considerada la segunda parte de “I Can” del “Betther Than Raw”.

“Dreambound” es un corte explosivo, veloz y aplastante, aunque quizás las melodías no sean tan inspiradas, aunque el riff principal es alucinante, con el viejo sonido que todos esperamos de los germanos. La parte instrumental tiene toques neo-clásicos, y cambios de ritmo brutales, que recordaran al trabajo del Dios sueco MALMSTEEN.

“Heaven Tell No Lies”… genial. Típico tema de cierre, al estilo de “Midnight Sun”, complejo y poderoso, con un Deris en la estrofa sencillamente impresionante. En el puente su voz parece un lamento para estallar en un estribillo que a mi personalmente me ha recordado a GAMMA RAY, por esos toques hímnicos tan característicos.

Nada más. Los detractores de Deris seguirán con el discurso de siempre, los detractores de HELLOWEEN más de lo mismo, y los que añoran tiempos pasados sea cual fuere el presente otro tanto. El caso es que esta gente crea controversia, son uno de los puntales del Metal europeo, antes y ahora, y para colmo, han regresado con un disco que en mi opinión, es de lo mejorcito que han hecho en los últimos años. ¿Mejor que “Time Of The Oath”, “Better Than Raw” o “The Dark Ride”? no lo se, son tres trabajos que personalmente me encantan, el caso es que en este nuevo cuesta más encontrar temas de relleno, han vuelto a su sonido más poderoso y en definitiva, ahora suenan más como una banda. La confianza sigue intacta, y el tiempo pondrá a este disco en su justo lugar.

Àlex Sánchez Cerro
Alex_sanchez@rafabasa.com

Tracklist:

  1. Crack The Riddle
  2. Kill It
  3. The Saints
  4. As Long As I Fall
  5. Paint A New World
  6. Final Fortune
  7. The Bells Of 7 Hells
  8. Fallen To Pieces
  9. I.M.E.
  10. Can Do It
  11. Dreambound
  12. Heaven Tells No Lies