Inicio Lanzamientos A-Z OBITUARY – Xecutioners Return

OBITUARY – Xecutioners Return

1
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN

Fue como cuando llevas muchos años sin ver a un buen amigo con el que has compartido grandes momentos, y de repende aparece en tu vida. Tras casi siete años desde su separación, y con un recopilatorio entre medias auspiciado por la compañía discográfica que no hacía sino demostrar lo añorados que eran, en 2005 OBITUARY volvían a la palestra musical con su formación original, tras la participación de varios de sus miembros en múltiples proyectos musicales. El título “Frozen in Time” lo dejaba bien claro, el grupo volvía retomando su carrera desde donde la dejó, haciendo caso omiso a modas y nuevas tendencias.

Que sí; que hubo algún corte de pelo, alguna cara más difícil de reconocer (a excepción de los hermanos Tardy, que parecían ellos los congelados en el tiempo”) pero esa forma de componer death metal que sólo ellos tienen, ese sonido y sobre todo ese timbre de voz tan característico y esas guitarras ultra distorsionadas seguían ahí como marca perenne. Y yo me sentía volver a mis dieciséis años, recordando los buenos momentos que pasé escuchando “The End Complete”, descubriendo a esta banda que, como decía al principio, ahora es como si un buen amigo de la adolescencia volviera y fuera todo exactamente igual que antes.

Y si no hubo razón para cambiar el estilo en “Frozen in Time”, menos aún para introducir modificaciones sustanciales en su continuación. “Xecutioner’s Return” es un título con el que se homenajean a ellos mismos, ya que el primer nombre que adoptaron como grupo fue Xecutioner, pasando a ser OBITUARY poco antes de grabar su primer disco. Absolutamente todo sigue sonando a ellos, y practicamente cualquier canción de este disco podría haber entrado en los anteriores sin modificar los parámetros musicales, y esto es un logro en sí mismo, ya que pocos pueden presumir de ser fieles a un estilo sin terminar siendo tediosos tras tantos años de carrera discográfica.

Una vez más Andreas Marschall presta sus pinceles y creatividad a las órdenes de los de Florida, con un resultado que, personalmente, considero el peor de todos cuantos ha hecho para ellos, y es que no me terminan de convencer esos colores tan chillones y ni mucho el dibujo del “ejecutor” de la portada, en detrimento de trabajos tan espectaculares como las colinas heladas de “Frozen in Time” o aquel lúgubre paraje de “The End Complete”.

Otro aspecto a resaltar es, de nuevo la falta de Allen West como guitarra solista, esta vez parece ser que por problemas con el alcohol, que han terminado dando con el guitarrista en prisión. Digo de nuevo, porque esto ya sucedió en “Cause of Death”, segundo disco del combo, en el que tuvieron que contar con la ayuda del magistral James Murphy para hacerse cargo de las guitarras solistas. Esta vez han echado mano de Ralph “multigrupos” Santolla, quien ha grabado unos solos magistrales, a la altura de lo que desde hace ya varios años nos tiene acostumbrados. No sé si recordaréis un anuncio que publicaron en esta web en la que Santolla declaraba que se aburría sin girar a la espera de un nuevo disco de Deicide, y que si alguien tenía un grupo en el que él pudiera tocar que le llamara; se ve que John Tardy leyó ese anuncio. En cuanto a técnica, la realidad es que el grupo ha salido ganando (igual que sucedió en “Cause of Death”) pues la destreza de Ralph está muy por encima de la de Allen West. Pero bien es cierto que Allen es piedra angular del sonido OBITUARY y uno de sus principales compositores, y aquí si echamos en falta su presencia, sobre todo en las canciones más rápidas, donde se nota que falta un pequeño punto de calidad.

Y sobre el disco y las canciones que lo conforman, pues como dije todo es OBITUARY 100%. Death metal de vieja escuela hecho en Florida con el que llevan ya casi veinte años deleitándonos. “Face your Gods” y “Lasting Presence” abren el redondo de forma rápida y brutal, como es habitual en ellos, y ya desde la primera descubrimos a un Ralph Santolla que sorprende, dando una clase magistral metiendo sus punteos en cualquier parte, permitiéndose el lujo de jugar con la guitarra solista por debajo de la voz principal incluso, y haciendo alarde de su exquisita técnica de sweep picking . “Evil Ways” es super pegadiza, repitiendo la frase título por doquier. No me extrañaría que terminara siendo single, igual que la pesada “Second Chance”, con la que te puedes encontrar tarareando la estrofa en el momento menos pensado. “Drop Dead” destaca por la labor de batería de Donald Tardy, luciéndose con los cambios de ritmo en una canción que, no se si será cosa mía, pero se me asemeja a una especie de estructura de rock&roll a base de tonalidades menores, y por supuesto pasado por el tamiz del sonido death metal.

“Xecutioner’s Return” destaca sobre todo por los temas más lentos. Como ejemplo, tomemos canciones del tipo de “Bloodshot” (con un genial ritmo más propio del thrash sobre el que Donald juega con bombo y caja constantemente) “Feel the Pain” (con una introducción de cadencia deuodora de la del tema “Slowly we Rot”) o “Contrast the Dead”, lo más lento del disco, con unas rítmicas de Trevor Peres casi agónicas, dando acordes muy alargados, y de nuevo Santolla haciendo de las suyas.

La velocidad se recupera con otras como “Seal your Fate”, de ritmo muy sencillo, casi punk y “Lies” de corte rápido, parecido a las dos que abren el disco. “In your Head” cierra el disco de forma magistral, con Donald aporreando sus timbales en contra tiempo al ritmo creado. Es una de las mejores canciones, de nuevo con un ritmo más pesado y lento, demostrando el potencial y la inspiración de todo el grupo.

En definitiva, “Xecutioner’s Return” es un buen disco que mantiene el nivel de uno de los maestros del death metal de todos los tiempos. Quizás sí considero que está un poco por debajo de su predecesor “Frozen in Time” (como expliqué arriba se nota la falta de Allen West a la composición, aunque se agradece mucho el detalle de oir a Ralph Santolla punteando) pero sirve para mantener su llama encendida, y por supuesto, será la “excusa” perfecta para poder vivir nuevas noches de headbanging en los conciertos de la gira, a los que muchos no faltaremos.

J. José Jiménez

Track list:

  1. Face Your God
  2. Lasting Presence
  3. Evil Ways
  4. Drop Dead
  5. Bloodshot
  6. Seal Your Fate
  7. Feel the Pain
  8. Contrast the Dead
  9. Second Chance
  10. Lies
  11. In Your Head