Inicio Lanzamientos A-Z HANOI ROCKS – Street Poetry

HANOI ROCKS – Street Poetry

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Tras un magistral y supremo “Another hostile take over”, (para mí uno de los mejores trabajos sin duda de 2006 en cuanto a rock y hard rock se refiere), ya tenemos aquí el nuevo disco de los fineses más “angelizados” (por el sonido sleazy y 100% angelino de su música, que “angelitos” no han sido nunca precisamente) en esta segunda y exitosa época que están viviendo.

De todas formas, tras ponerme los dientes largos inicialmente con el single “Fashion” (que incluía el propio single, muy comercial pero tremendamente pegadizo y atractivo, el vídeoclip del tema, una genial versión del “Trouble boys” de Billy Bremner, y un vídeo interpretando en directo su clásico “Boulevar of broken dreams”), tengo que reconocer que el disco completo no ha cubierto mis expectativas y me ha dejado algo frío. Quizás el problema sea que en la comparación con el anterior (y, por ende, con algunos de los mejores discos de la carrera del grupo) sale perdiendo, o que se hayan precipitado en editar un álbum completo tan sólo un año después de un muy buen trabajo, pero “Street poetry” se ha quedado un tanto a medias.

De todas formas, para ponernos en situación hay que decir primero que es un disco menos hardroquero y potente, además de sonar más directo, crudo y roquero, e incluso setentero y básico, que sus dos trabajos anteriores. Por supuesto que sigue sonando 100% a HANOI ROCKS, con ese hard rock macarra, pegadizo y de corte “angelino” que sólo puede hacer HANOI ROCKS (y del que tanto aprendieron y admiraron bandas como MOTLEY CRÜE, SKID ROW o sobre todo GUNS N’ROSES). Además, mantiene un buen nivel musical, un sonido exquisito (con esa mezcla, casi perfecta para mí, entre limpieza, elegancia y suciedad) y un “rollito” más que interesante y sobre todo completamente alejado de modas, experimentaciones y miradas adelante… pero al final acaba haciéndose pesado y algo aburrido.

El caso es que “Street poetry” comienza con 5 o 6 temas muy guapos, pero a partir de aquí el nivel decae muchísimo, como si se les hubiera acabado la inspiración y la ganas para la segunda parte del disco, y los últimos cortes (con alguna excepción como la genial “Powertrip”) se hacen realmente aburridos hasta el punto de pasar un par de temas a mitad del metraje. Es una pena porque es más que difícil encontrarte con propuestas tan particulares, roqueras, personales y sobre todo auténticas como las que nos ofrecen HANOI ROCKS en estos tiempos, pero ya digo que la poesía callejera en este caso no está tan a la altura del nombre que ostenta como ocurría absolutamente en el trabajo anterior.

Otra cosa es que sea un mal disco, no, que nadie me malinterprete. Las guitarras crudas, personales y cargadas de “punch” del eternamente salvaje Andy McCoy, y la elegancia y punto setentero de Coney Bloom se mantienen intactas, además del toque roquero y con mucha fuerza del batería Lacu (muy bien) y el bajista Andy “A. C.” Crystel que sigue muy presente, junto con el punto glammie, elegante y con muchísimo feeling de la voz de Michael Monroe (en plena forma física, vocal y estética a sus cincuenta y tantos, y si no os lo creéis, echar un vistazo a cualquier vídeo de un concierto actual y “flipar”)… y en algún tema del final se anima de nuevo con el saxo, como es habitual en Monroe… De hecho, es obvio que la banda se presenta muy segura y sobrada, con la confianza y el éxito que da la experiencia, el estar fuera de modas y ser auténtico y creer en lo que haces… Aunque, ahora que lo pienso, quizás el éxito que tuvo el disco anterior, y la resurrección que han vivido, especialmente en su país, han podido influir en que “Street poetry” sea algo más suave, comercial y flojo de lo que podíamos esperar y desear. No sé, a lo mejor hablo por hablar, pero quizás no les haya sentado demasiado bien, musicalmente hablando, el volver a estar en una posición importante.

Bueno, hablando de las canciones en sí, el disco comienza con un temazo de rock n’roll macarra y crudo llamado “Hypermobile”, seguido de la propia “Street poetry”, algo más melódica y ochentera pero con guitarras potentes y mucho encanto, al igual que ocurre con “Highfired”, también 100% HANOI ROCKS aunque más movida que la homónima. El primer single, “Fashion”, es más comercial pero en el buen sentido, con un punto más que pegadizo y un feeling muy guapo (además, el vídeo en plan modelos de pasarela me parece más que interesante). “Power of persuasion” ya es más suave, de corte setentero e incluso de inspiración funkie, pero también tiene su punto. Con “Teenage revolution” se vuelve al punto comercial y pegadizo (aunque sonando mucho el bajo en este tema) para dar forma a un corte que descoloca un poco al principio, sonando casi pop y con coros de adolescentes al final, pero que finalmente engancha a saco… apuesto por él sin ninguna duda como tercer single.

A partir de aquí es una pena pero el disco decae muchísimo con temas realmente flojos como “Worth your weight in gold” o la extraña “Trascendental groove” (con toques orientales incluidos), además del soso segundo single a medio tiempo “This one’s for rock n’roll” (que por muchas referencias a los RAMONES o STONES en el estribillo, no me dice nada, y me recuerda más a los temas facilones de LOQUILLO de los últimos años más que otra cosa), carne de radiofórmulas baratas. Eso sí, casi sin esperarlo te encuentras de repente con un temazo como “Powertrip”, puro rock n’roll de corte ochentero, clásico y muy gamberro, totalmente HANOI ROCKS, o la más ALICE COOPER, y de nuevo guitarrera, “Tootin’ star”, que te salva el final del disco (que termina, por cierto, con una outro casi orquestal y con toques a lo mariachi, medio en serio, medio en coña, llamada “Fumblefoot and busy bee” que al menos te consigue arrancar una sonrisa).

En fin, a lo mejor estoy siendo algo duro con un disco que mejora según lo escuchas y que tiene más puntos positivos que negativos. De todas formas, creo que en ciertos momentos muestra una “bajada de pantalones” motivada por el éxito en su país que no me gusta pero nada, además de un descenso de la calidad más que considerable en la segunda parte del disco que no me permiten darle más nota… además de perder muchos puntos sin duda en la comparación con el álbum anterior, como decía al principio. Aún así, me encanta que sigan siendo ellos, siendo coherentes (aunque hayan elegido como singles dos de los temas más melódicos y facilones del disco, y las pegas a la comercialidad, creo que excesiva e innecesaria, de algunas de las canciones del trabajo), auténticos, macarras, gamberros y 100% HANOI ROCKS más de veinticinco años después de editar su sorprendente primer trabajo, “Bangkok Shocks Saigon Shakes Hanoi Rocks” en 1981… Una cosa no quita la otra, como se suele decir, y sigo prefiriendo a unos HANOI ROCKS a medio gas que a muchas de las bandas de supuestos imitadores y/o admiradores que no les llegan a la suela de los zapatos a los infravalorados fineses, las cosas como son.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Track list de “Street poetry”

  1. Hypermobile
  2. Street Poetry
  3. Fashion
  4. Highwired
  5. Power Of Persuasion
  6. Teenage Revolution
  7. Worth Your Weight In Gold
  8. Transcendental Groove
  9. This One’s For Rock ‘n’ Rol
  10. Powertrip
  11. Walkin’ Away
  12. Tootin’ Star
  13. Fumblefoot And Busy Bee