Inicio Festivales Crónica Festival LEYENDAS DEL ROCK II – Viernes 10 de agosto – Segunda Parte...

LEYENDAS DEL ROCK II – Viernes 10 de agosto – Segunda Parte – Crónicas y fotos.

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up



Documento sin título

Leyendas del Rock

Viernes 10 de Junio

SILVER FIST

Las primeras horas del festival habían ido transcurriendo más rápidas de lo que pensábamos. El calor intenso, atemperado por las nubes que cubrieron el cielo durante casi todo el día, nos dieron un poco de tregua y permitieron que las fuerzas estuvieran casi intactas para celebrar la aparición de SILVER FIST en escena. Es curioso como Silver parece haber logrado con su banda el reconocimiento que no llegó a tener en tiempos de MURO, y a base de recorrer la geografía española su sonido potentísimo cada vez va logrando más adeptos. Muchos fans apiñándose en las primeras filas, dispuestos a agitar el cuello con los madrileños. Y lo cierto es que, una vez más, no defraudaron en absoluto.

Silver Fist  - Foto: Estrella
Silver Fist  - Foto: Estrella

SILVER FIST es tal vez una de las bandas españolas con mejor presencia sobre las tablas. Silver se muestra apoteósico, metiéndose al público en el bolsillo desde el primer minuto, Jose es un bajista inmenso, que se come literalmente el escenario, Diego y Pablo se complementan fantásticamente e Iván es una máquina de aporrear tambores. Respecto a Filtho no me queda más remedio que pensar que su presencia no es tan importante dentro de la banda. El sonido de su teclado no acaba de acoplarse en la dureza del grupo y son muchos los momentos en los que su presencia se limita a acompañar con sus bailes al resto del grupo.

Silver Fist  - Foto: Estrella
Silver Fist  - Foto: Estrella

Escasa aportación para una banda que no necesita más que lanzarse a desgranar los temas de sus dos discos y que todo el mundo no pare de saltar. Así “El Miedo” sonó absolutamente brutal, con “El Predicador” la mala leche llegó en forma de dedicatoria sin sutilezas y “Lagrimas de Sangre” sonó con una fuerza inmensa, apoyada es ese grandísimo riff en el que se basa.

Silver Fist  - Foto: Estrella
Silver Fist  - Foto: Estrella

Recuerdos a sus fans más cercanos, sin olvidar a aquellos venidos desde lejos, de Alemania o Italia, con el objetivo de ver a una de las bandas que más comienzan a sonar por Europa, que a la postre demostraron ser una de las propuestas más interesantes de todo el festival. “Sólo en la oscuridad” recordándonos a los tan queridos MURO y “En llamas” serían los temas elegidos para echar el cierre a una descarga que, durante 50 minutos, mantuvo a todo el mundo expectante. Repetían de la edición del año pasado y seguro que no será la última vez que toquen en un festival de estas características. Por poderío en sus composiciones, calidad musical, trabajo en escena y legión de seguidores, se lo merecen.

Silver Fist  - Foto: Estrella
Silver Fist  - Foto: Estrella

Fernando Checa

LUJURIA

Tras SILVER FIST llegaba el turno de los eternos cachondos de LUJURIA. Y por la cantidad de gente que había para verles, muchos de ellos muy jóvenes, hay que reconocer que los de Segovia son uno de los grupos más queridos de los últimos años. Y es que la labor de Oscar es apreciada tanto como showman como por sus cualidades de vocalista. De acuerdo, tal vez no sea el mejor cantante del mundo, pero sabe cómo hacer que la gente se divierta, sacar una sonrisa al más escéptico y sobre todo demuestra creer en su música, algo que es casi tan importante como la propia calidad interpretativa.

Lujuria- Foto: Estrella
Lujuria- Foto: Estrella

Este año Oscar no alternaba su función de frontman de LUJURIA con la de presentador del Festival junto a Rafa Basa, pero sus palabras, de recuerdo cariñoso hacia el resto de compañeros con los que compartiría escenario, sus mensajes hacia el público, su entrega y el buen rollo que lanza la banda, llevaron a que un concierto perdido en medio de un cartel grandísimo tuviera un sabor especial.

Lujuria  - Foto: Estrella
Lujuria- Foto: Estrella

Desde sus temas más sexuales como “Dejad que los niños se acerquen a mí”, aquel que no supo ser entendido por los medios de comunicación generalistas, o “Estrella del porno”, cargados de mala leche y convertidos en himnos coreados por cientos de gargantas, hasta los pertenecientes a su disco “Y la yesca arderá”, mucho más comprometidos políticamente y con un giro hacia otros sonidos más elaborados, el concierto no tuvo un solo momento flojo. Así, “Ojos de presa” nos hizo vibrar tanto como “Merece la pena” o la declaración de intenciones de “Traidor” en la que Oscar nos lleva a corear ese objetivo de mantener el corazón en el Heavy Metal. Constantes guiños al público, show con muñeca hinchable incluida, pose de rock star que esconde una banda seria que lo da todo en el escenario.

Lujuria- Foto: Estrella
Lujuria  - Foto: Estrella

Musicalmente, al igual que todos los grupos, sonaron como un auténtico trueno. Son muchos años tocando juntos, y los Julito Herranz, Jesús Sanz y Javier Gallardo realizaron un papel más que notable. Muchos conciertos y muchos buenos discos en el que en definitiva se ha convertido en una Leyenda viva del Metal macarra y cachondo. Y una experiencia que se juntó para hacernos disfrutar una hora que a más de uno acabó haciéndosele escasa. Nuevamente LUJURIA se mostraron como una apuesta segura e interesante.

Lujuria  - Foto: Estrella
Lujuria  - Foto: Estrella

Fernando Checa

LEIZE

Sin apenas tiempo para cruzar entre la multitud y llegar al foso del siguiente escenario, daba comienzo su actuación otra de las bandas míticas de nuestra música. LEIZE marcaron la forma de escuchar música de muchos rockeros de nuestro país. Con su propuesta entre el metal clásico de nuestro país mezclado con gotas de rock urbano, los guipuzcoanos están embarcados en pleno proceso de vuelta a los escenarios y enfrentándose tanto a un público que suspira por escuchar los temas de sus primeros discos, aquellos míticos “Buscando Mirando” y “Devorando las Calles”, como a nuevos fans que les están redescubriendo en esta nueva etapa.

Leize - Foto: Estrella
Leize - Foto: Estrella

Ver a LEIZE significa otro concepto diferente al del grupo de Heavy rock. Es observar a cuatro amigos haciendo Rock & Roll, sin más pretensión que divertirse y hacer divertirse a la gente con canciones directas, con letras urbanas en algunos casos, más comprometidas en otros. Es Félix Lasa, cada vez más sonriente y feliz mientras rasga su guitarra rítmica y observa de reojo a sus compinches Toño y Patxi seguirle en su particular forma de entender la música.

Acero - Foto: Estrella
Leize - Foto: Estrella

Habíamos tenido ocasión de verles hace algunas semanas en Madrid y nos pareció que todavía estaban faltos de rodaje, pero en Mazarrón se pudo observar que el grupo va cogiendo esa forma necesaria. “Volveremos a salir” casi se convierte en un grito de guerra, sin más pretensión que hacer a su público feliz y arrancar los coros de la gente. “Futuro para mí”, dedicada especialmente a las primeras filas y con unas guitarras afiladas nos puso los pelos de punta aunque no menos que “Todo por el suelo”, tocada a toda velocidad. Mucho más melódica sonaba “A tu lado”, pero sin perder fuerza, para llegar al momento álgido de la tarde: “Noche de Ronda”, “Devorando las calles” y “Buscando, mirando” encadenadas en unos minutos mágicos.

Leize - Foto: Estrella
Acero - Foto: Estrella

No hay duda de que todavía necesitan dar más conciertos, especialmente para ajustar algo el sonido de batería, tal vez lo menos reseñable, pero al margen de eso, LEIZE están demostrando que han vuelto y quieren quedarse. Y a tenor de lo que vimos en su concierto, no les van a faltar apoyos y seguidores. Grandes, muy grandes…

Acero - Foto: Fernando Checa
Acero - Foto: Fernando Checa

Fernando Checa

PUNTO DE MIRA + TRIBUTO A TRITÓN/BANZAI

Tras el buen concierto de LEIZE (mejor que en Madrid para mi gusto), venía uno de los conciertos más especiales del festival, pese a que la mayoría ya teníamos claro desde hacía varios días que no veríamos a BANZAI (y es que es obvio que sin Salvador Dominguez no puede haber BANZAI, al igual que no puede haber ÑU sin Molina o OBÚS sin Paco Laguna, por ejemplo), sino algún tipo de sucedáneo con “el Chino”, primer cantante, a la cabeza. Pues bien, finalmente fue una especie de solución de urgencia y de mezcla de varios músicos para ofrecernos una actuación a tres bandas, primero con PUNTO DE MIRA (la actual banda de rock de Javier Mira, junto al cantante, y también teclista de COZ, Juan Olmos), después la propia banda versioneando tres temas de TRITÓN (la banda más conocida del guitarrista junto a GEYSER), y finalmente una segunda parte de concierto a la que se unieron los miembros originales de BANZAI, el teclista Snoopy y el citado vocalista del primer y adorado trabajo de la banda madrileña.

Triton/Banzai - Foto: Estrella
Triton/Banzai - Foto: Estrella

De PUNTO DE MIRA decir que sonaron realmente bien en directo, destacando la actitud roquera y el punto rasgado y potente (incluso algo funkie) del cantante, además del toque de clase y buen hacer de Javier (que salió además con unas pintas 100% setenteras, con gafas “disco fashion” incluidas). Tocaron 3 temas tanto de su nuevo disco, “Simetría”, como del anterior “Algo irreal”, entre los que me quedo con el primero y sincero “Es por tí” y “Rock is hard” (cantada a medias por ambos).

Tras esto era el turno de los temas de TRITÓN y lo cierto es que escogieron posiblemente los tres mejores temas del disco de la banda de 1985 (en el que tocaron entre otros el teclista Ricky Castañeda, ex-NIAGARA, el batería Manolo Caño ex-MAZO, J. Luis Aragón al bajo, además del propio Javier Mira y el cantante Maxi Rodríguez que llegó a cantar en BARÓN ROJO a principios de los 90) para un tributo algo desangelado en el sentido de que los teclados (que eran una parte importante del sonido de la banda) eran “imitados” con la guitarra (y eso que el teclado estaba en el escenario y luego fue parte importante de los temas de BANZAI)y que, lamentablemente, muy pocos conocían los temas (siempre lo digo, hay que escuchar más bandas, chavales). De todos modos, los presentes (que no éramos pocos precisamente) lo pasamos muy bien cantando y recordando una gamberra “A tope de amor y lujo”, (…) Playboyyyyyyyyyyyy!(…), la propia “Tritón”, que sonó muy heavy y cañera, o el que siempre consideré el temazo de la banda, la hipnótica y épica “Principio y fin”/”Viejos locos” que a todos nos gustó recordar, y ahora ya sí, con Snoopy (en buena forma y con su clásico sombrero en la cabeza) de BANZAI a los teclados.

Triton/Banzai - Foto: Estrella
Triton/Banzai - Foto: Estrella

Aunque durante estos temas ya habíamos visto al Chino entre los amplis viendo la actuación, lógicamente cuando salió a interpretar los temas del primer disco de BANZAI fue cuando se llevó los mejores aplausos. Después de muchos años desaparecido y con problemas de drogas y demás afortunadamente superados, fue un bonito placer volver a escuchar una voz tan especial dando forma a unas canciones insuperables, de un debut mágico, único y que sólo faltó que fuera el propio Salvador y no Javier Mira (que lo hizo muy bien, ojo, y clavó los sólos y melodías de las canciones) el que dibujara los temas con su guitarra para que la ocasión fuera perfecta.

Después de muchos años sin subirse a un escenario, es lógico que el Chino estuviera algo desubicado al principio y fuera de forma vocalmente hablando (él mismo pidió disculpas por no poder cantar al 100%), pero no había perdido ese tono cercano, cálido y entrañable que hacía tan especiales los temas de ese primer disco de BANZAI.

Triton/Banzai - Foto: Estrella
Triton/Banzai - Foto: Estrella

Eso sí, podría ser hipócrita y decir que la actuación y el tributo fue perfecto pero, por mucho que lo disfrutara, es obvio que no lo fue. De todos modos, en este caso creo que la mayoría nos centramos más en cantar, disfrutar y guardar el momento que analizar minuciosamente la situación y lo que estábamos viendo (de hecho, reconozco que “ver”, lo que se dice “ver la actuación” no la vi demasiado pues estuve más tiempo con los ojos cerrados cantando los temas y moviendo los pelos que mirando sin más al escenario).

Triton/Banzai - Foto: Estrella
Triton/Banzai - Foto: Rafa Basa

Comenzaron como era lógico con el clásico “Voy a tu ciudad”, muy coreada y sonando muy bien y con Valentín todavía bastante frío. Con “Coche rápido” en la noche, previa presentación “barriobajera” del cantante, se animó un poco más el concierto, para disfrutar al momento de uno de los temas más especiales de ese primer disco que el propio cantante quiso dedicar al “ausente”, el señor Salvador. “Amigo” sonó preciosa, intensa y muy emotiva ((…) él no trata de ser más que nadie, sólo quiere ser mejor(…)). “Rock duro” me puso los pelos de punta como pocas veces lo puede hacer un tema en directo (y es que nunca pensé que cantaría este tema en directo); y tras el himno callejero y barriobajero por excelencia (“chutas en el tigre” incluidas, jaja), con el medio tiempo “No te enganches” se ponía punto final a un tributo bonito, emotivo y que la mayoría agradecimos con sinceros aplausos… Ahora sólo falta que la marcha y el buen rock lleguen a los oídos de Salvador y a ver si le pica el gusanillo para hacer “algo” el año que viene.

Triton/Banzai - Foto: Estrella
Triton/Banzai - Foto: Estrella

Entiendo que los que no sean fans acérrimos quizás vieron el tributo de otra forma, incluso de manera irregular, y les resultara una buena actuación más dentro del amplio espectro de conciertos del fin de semana, pero para los que consideramos que BANZAI siempre fue un grupo especial, creo no equivocarme si afirmo rotundamente que fue muy bonito y emotivo disfrutar de esos 5 temas en directo, y que la actuación nos dejó muy buen sabor de boca

David Esquitino

SARATOGA

Tenía ya muchas ganas de ver a SARATOGA con su nueva formación, uno de los grupos más importantes del panorama en los últimos años y todo indicaba que iba a ser una gran fiesta. Con el sol ya prácticamente oculto y una temperatura mucho más aceptable, tras el buen sabor que nos había dejado rememorar las canciones de BANZAI cantadas por el “Chino”, SARATOGA representaban la vuelta al presente, a observar las evoluciones de una banda que, pese a los cambios en sus músicos, simplemente escuchar su nombre ya es sinónimo de buen Heavy Metal. Niko del Hierro ha conseguido avanzar contra viento y marea y sobreponerse de la marcha de Jero, incorporándose Tony Hernando, uno de los mejores guitarristas de nuestro país, y todo el mundo me había hablado muy bien de Tete Novoa, joven cantante que tiene la dificultad de enfrentarse al recuerdo de Leo, ya unido por siempre al pasado del grupo.

Saratoga  - Foto: Rafa Basa
Saratoga  - Foto: Rafa Basa

En conversaciones con miembros de la banda nos habían insistido en que su sonido se ha hecho más duro, más heavy incluso. Y desde luego el pelotazo sonoro que arrancaba con “Resurrección”, perfecta elección para arrancar un show de estas características, no iba a defraudar a los fans más acérrimos. Brutales, sonando incluso a un volumen excesivo, lograron que en pocos minutos la antigua formación quedara olvidada para disfrutar de la actual, una banda de Heavy Metal sin ningún tipo de concesión a la galería. Tony ha demostrado en su ya larga carrera que es un guitarrista muy técnico y rapidísimo, a lo que ahora ha incorporado una vitalidad sobre las tablas inédita en sus tiempos de solista. Y Tete es un cantante cuya voz encaja perfectamente con los clásicos temas del grupo. Con registros menos agudos que Leo, más mesurado a la hora de subir hacia los tonos más altos, pero sin que por ello el sonido de la banda se vea menoscabado.

Saratoga  - Foto: Rafa Basa
Saratoga  - Foto: Rafa Basa

Dada la hora a la que su concierto comenzaba, las 21:15, la asistencia para verlos fue masiva. Y la respuesta por parte de los asistentes, rotunda. SARATOGA triunfaban desde el primer momento. Tanto, que la banda fue creciendo según pasaban los temas y acabarían cuajando una de las mejores actuaciones que les recuerdo. “Grita”, “Maldito corazón” y una fantástica recuperación de “Mi ciudad” iban a marcar un concierto con momentos sobresalientes.

Saratoga  - Foto: Rafa Basa
Saratoga  - Foto: Rafa Basa

Muy buena también sería la actuación de Andy C., el batería encargado de suplir al querido Dani Pérez, y que sigue mostrándose como una auténtica apisonadora. Y qué decir de Niko, eterno bajista sobrepuesto a idas y venidas, sin parar de bailar, de apuntar con su bajo hacia un público rendido ante estos SARATOGA que tienen tanto nuevo y que no olvidan lo anterior.

Saratoga  - Foto: Rafa Basa
Saratoga  - Foto: Rafa Basa

“Perro traidor”, “Vientos de guerra” volverían a arrancar la locura en los asistentes, llegando la catarsis con “Las puertas del Cielo” y el final con nuevamente un himno coreado a rabiar: “Heavy Metal”. Una hora de metal sin contemplaciones para un grupo que lejos de haber entrado en ese limbo que a veces ocasiona un cambio tan profundo en su formación, vuelven a estar en lo más alto de la escena nacional.

Fernando Checa

Fotos: Estrella, Fernando Checa y Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre
ellas.

SILVER FIST

Silver Fist  - Foto: Estrella
Silver Fist  - Foto: Estrella
Silver Fist  - Foto: Estrella
Silver Fist  - Foto: Estrella
Silver Fist  - Foto: Estrella
Silver Fist  - Foto: Estrella

LUJURIA

Lujuria- Foto: Estrella
Lujuria- Foto: Estrella
Lujuria- Foto: Estrella
Lujuria- Foto: Estrella
Lujuria- Foto: Estrella
Lujuria- Foto: Estrella
Lujuria- Foto: Estrella
Lujuria- Foto: Estrella

LEIZE

Acero - Foto: Fernando Checa
Acero - Foto: Fernando Checa
Leize - Foto: Estrella
Leize - Foto: Estrella

SARATOGA

Saratoga  - Foto: Rafa Basa
Saratoga  - Foto: Rafa Basa
Saratoga  - Foto: Rafa Basa
Saratoga  - Foto: Rafa Basa
Saratoga  - Foto: Rafa Basa
Saratoga  - Foto: Rafa Basa