Inicio Festivales Crónica Festival LEYENDAS DEL ROCK II – Viernes 10 de agosto – Primera Parte...

LEYENDAS DEL ROCK II – Viernes 10 de agosto – Primera Parte – Crónica y Fotos.

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up



Documento sin título

Leyendas del Rock

Viernes 10 de Junio

La jornada del viernes comenzaba pronto, a las 12:30, con la actuación de SEXTO SENTIDO, grupo local que tuvo la difícil papeleta de abrir el festival a unas horas todavía demasiado tempranas y ante escaso público. De todos modos, le echaron ganas y expusieron su mejor rock n’roll en los 30 minutos que estuvieron sobre el escenario.

KATIE KING

Pasada la 1 del mediodía hacían su aparición los sevillanos KATIE KING, quizás demasiado pronto y teniendo poco tiempo para su actuación, pero pusieron toda la carne en el asador desde el principio, con un punto mucho más heavy (que no hard rock, como bien dijo Larry) que SEXTO SENTIDO y muchas ganas de demostrar que su colocación en el cartel había sido tal vez injusta.

Katie King - Foto: David Esquitino
Katie King - Foto: David Esquitino

Además, se permitieron el lujo de decorar el escenario “a su manera”, con motivos “diabólicos” y dando un punto más de interés a los que todavía no les habían visto en directo (como yo mismo, lo reconozco). Desde su buen vocalista y guitarrista (muy guapa la guitarra “69” roja, jeje) Larry, el buen hacer “macarra” de Miguel al bajo, el punto 100% heavy de Manuel a la guitarra blanca, y el toque poderoso de “Battery” dando fuerza al conjunto desde atrás, un muy buen grupo en directo que me picó muchísimo el gusanillo de cara a poder ver un concierto más largo de los sevillanos.

Katie King - Foto: David Esquitino
Katie King - Foto: David Esquitino

Genial heavy metal, humor y buen rollo “del sur”, sonido más que aceptable (para ser de los primeros) temas guapos como “Algo personal” o la propia “Letras de sangre” y la pena es que cuando la gente comenzaba a calentarse, tuvieron que terminar tras 35 minutos… Y fueron la primera banda del día en firmar a sus fans en la carpa destinada a tal efecto, por cierto. Bien por KATIE KING y la siguiente nos vemos en un concierto completo, chicos.

David Esquitino

ACEQUIA

Eran la primera Leyenda del Rock propiamente dicha en hacer aparición en el festival (con el permiso de MEDINA AZAHARA) y aunque eran una banda mucho más desconocida, antigua y con miembros de edad más que considerable (de hecho, el cantante y el bajista no creo que vuelvan a cumplir los 55), sorprendieron a propios y extraños con una propuesta mucho más correcta, roquera (y menos andaluza de lo que a priori, al menos yo, esperaba) e interesante de lo que el desconocimiento nos podían hacer pensar.

Acequia - Foto: David Esquitino
Acequia - Foto: David Esquitino

Destacar al cantante, mayor, con pinta de “bandolero del rock”, patillas canosas, gafas oscuras, pose de macarra de barra de bar, camiseta azul sin mangas y con portada de ACEQUIA, con voz 100% de escuela de Yosi (del de hace años) pero con actitud, feeling a su manera y desparpajo; y a una pareja de guitarristas, más jóvenes, que subieron muchos enteros las canciones de un grupo que hacía muchos años que estaban completamente desaparecidos.

Acequia - Foto: David Esquitino
Acequia - Foto: David Esquitino

45 minutos, poca gente y reacción muy comedida ante la banda, pero que no lo hicieron nada mal, sinceramente, y se ganaron que amantes del rock patrio de los 70 y 80 le prestemos atención a partir de ahora a un grupo de esos, a tenor de lo visto, injustamente reconocidos y valorados por la historia.

David Esquitino

ACERO

Dentro de los grupos más “leyendas” pero con menor nombre, quizás ACERO fueron algo más conocidos en la época (a principios/mediados de los 80), tanto en la zona del Levante (procedían de Alicante), como en Madrid e incluso Barcelona. En Leyendas pudimos comprobar que, pese a llevar tiempo en el dique seco, siguen en muy buena forma y es que los comandados por el bajista Hector Volpe (que mantiene esa cara tan “difícil” de antaño) y el carismático cantante Alfonso Peña nos dieron un concierto más que interesante, cargado de macarrería, actitud barriobajera y roquera y un estado más que reseñable para ser una banda que no está en activo.

Acero - Foto: David Esquitino
Acero - Foto: David Esquitino

Es una pena que hubiera “cuatro gatos” viendo a ACERO porque fue sin duda uno de los conciertos destacados sin duda del viernes. Fue un placer ver a Alfonso tan metido en su papel de frontman roquero, con gafas de sol y sin parar de moverse, a los 4 músicos sin parar e sonreír (se notaba que lo estaban disfrutando), lo bien que sonaron, y escuchar canciones tan míticas como “El halcón y la presa”, el temazo “Todo por el rock”, la cañera y 100% heavy “Danza infernal”, además de su tema más conocido que siempre fue “El blues del colgao”, que cerró el animado concierto.

Acero - Foto: David Esquitino
Acero - Foto: David Esquitino

Como digo, una pena que hubiera tan poco público viéndoles pero lo cierto es que convencieron sin duda a los 80/100 que estaríamos delante del escenario y creo que ganaron (de manera tardía pero bueno, jeje) algún nuevo fan. Muy bien, ACERO, de verdad, un gran aplauso para ellos.

David Esquitino

PEDRO BOTERO

Tras el buen concierto de ACERO, venía una de las bandas más deseadas por algunos del viernes (yo el primero): los zaragozanos PEDRO BOTERO. Ya se notó más afluencia de público y una intensidad mucho mayor a nivel de corear las canciones, aplaudir, vivir el concierto… La banda comandada desde siempre por el vocalista Ruben Bartolomé se presentó en en Leyendas en muy buena forma (no están en activo como tal pero tampoco han dejado de tocar y reunirse esporádicamente en estos últimos años), con una formación musicalmente muy buena (incluso con teclista), y mostrando tan buen rollo entre ellos (es que se lo estaban pasando realmente bien en el escenario y se notaba que estaban disfrutando de verdad el concierto), que al final fue un placer de actuación que duró casi una hora.

Pedro Botero - Foto: Fernando Checa
Pedro Botero - Foto: Fernando Checa

Pese a que Rubén nos comentó en la entrevista que se centrarían para el festival en sus dos primeros discos, mucho más heavies, lo cierto es que ofrecieron un poco de todo de sus cuatro discos, aunque sonando mucho más roqueros y melódicos sobre el escenario que heavies (y además la imagen también iba en este sentido). Ahora, que nadie me malinterprete porque sonaron de lujo, los temas encantaron a los fans de la banda (y emocionaron a más de uno y es que eran muchos años con ganas de ver a esta genial formación… otra de las más infravaloradas a mi modo de ver de nuestro rock y heavy metal), y ellos se mostraron a un nivel muy alto (destacando al guitarra José Luis Arrazola, exquisito y perfecto a las seis cuerdas, y al sonriente bajista que me encantó, además del buen estado vocal, quizás con un punto más desgarrado en la voz, de Rubén), y tocando con el gusto y elegancia exquisita que siempre les caracterizó, pero sí que echamos de menos algún tema más de los dos primeros trabajos, especialmente “Guerrero” y “Desertor”.

Desde el comienzo demostraron que tenían muchas ganas, aunque la gente no despertó definitivamente hasta el segundo tema, la preciosa “Volverás a escuchar su llamada” de “Guerrero”. Después continuaron por esa senda más melódica con “La llave del alba” y “Nadie da nada por nada” (del tercer y cuarto disco respectivamente), para emocionarnos de nuevo con uno de sus temas más especiales como es “Pasajero de los vientos”, además de la intensa “Alma de diablo” que sonó de lujo.

Pedro Botero - Foto: Fernando Checa
Pedro Botero - Foto: David Esquitino

A partir de aquí Rubén soltó la guitarra y se mostró totalmente animado al notar la reacción más que positiva de un público que estaba alzando el dedo pulgar sin duda ante la buena actuación en directo de los zaragozanos. “Ser paranoico” y la esperada “Soledad” (aunque sonó algo suave para mi gusto) fueron dos fantásticas miradas a los principios de la banda, para cerrar con “Me falta el aire” (aunque muchos esperábamos “Desertor” o “Viejas campanas”, la verdad). Todavía tuvieron tiempo de tocar un tema más y se decidieron por la versión del “Have you ever seen the rain” que se incluyó en el más meloso “Oro y cenizas”.

Buen concierto, la gente salió bastante satisfecha pero a los fans de los dos primeros discos de la banda creo que se nos quedó la espinita de ver un concierto algo más heavy y menos melódico en este caso. Aún así, muy bien para la banda y a ver si hay suerte y nos sorprenden en breve con nuevo material que sé que “algo” están haciendo. (…) a tus ojos dí calor, a tus labios el aliento, a la vida otro valor, todo es diferente si tu no estás aqui (…)

David Esquitino

ZARPA

Tras PEDRO BOTERO, venía el heavy metal más rotundo de la mano de los geniales ZARPA, indudablemente de las bandas más infravaloradas de nuestra historia (más si cabe teniendo en cuenta su calidad, el tono altísimo de sus dos trabajos más recientes, y el nivel que muestran en directo, sin envidiar lo más mínimo a formaciones con mucho más nombre y presente mucho más nostálgico que real). Menos mal que Vicente Feijoo, Rafa Játiva, Vicente Romero y Bienve siguen “erre que erre” empeñados en que merecen estar más arriba y concierto a concierto y disco a disco nos demuestran que por ello no será.

Zarpa - Foto: David Esquitino
Zarpa - Foto: Fernando Checa

Aunque acaban de editar el genial “El yunque contra el martillo”, centraron su actuación en un repertorio clásico durante los aproximadamente 50 minutos que estuvieron sobre el escenario… Pintas más clásicas, actitud, personalidad, nivel instrumental enorme, toque indudablemente heavy metalero de vieja escuela y clase, fuerza y mucho pundonor fue lo que pusieron una vez más los valencianos sobre el escenario de LEYENDAS DEL ROCK.

Zarpa - Foto: David Esquitino
Zarpa - Foto: David Esquitino

Ya el año pasado dieron uno de los mejores conciertos del festival, aunque tuvieron que lidiar con un injusto recorte de su actuación a una miserable media hora, con lo que este año tenían muchas ganas de tomarse la revancha aunque lo consiguieron a medias… Y no por su actuación, que fue exquisita, pero quizás les falló algo el sonido (especialmente al principio de la actuación), y una vez más tuvieron que recortar el set, cuando más convencida tenían a la gente y más cómodos se sentían ellos sobre el escenario, privándonos del bis con “La zarpa y el sable” que tenían preparado para cerrar.

Aún así, creo que demostraron sobradamente que a día de hoy están cuanto menos al mismo nivel que la mayoría de las bandas grandes que actualmente se “comen” casi todo en nuestro país, y seguro que ganaron nuevos fans y adeptos gracias al “zarpazo” que nos dieron desde el principio de su actuación. Lamentablemente, una vez más tuvieron que lidiar con poco público y es una pena porque seguro que muchos de los que se perdieron el concierto de ZARPA les hubiera encantado y hubieran “movido la peluco”, al ritmo de las canciones 100% “heavymetaleras” de los de Mislata.

Zarpa - Foto: David Esquitino
Zarpa - Foto: David Esquitino

Comenzaron con “Tren para el infierno” y “Cuero y cadenas”, dos de los temas más clásicos de la banda, sonando algo embarullados, pero derrochando actitud y toque auténtico por los cuatro costados, desde el morro de Rafa (genial en su puesto de solista y encantándome con sus poses y aura de guitarrista setentero/ochentero de vieja escuela), el protagonismo de Feijoo, y la fuerza y potencia de la base rítmica. El single de “infierno”, “Babilonia la ramera”, y la suprema “Reacciona” (previo saludo en alemán para algunos fans teutones que habían venido a ver el festival) fueron sin duda dos de los puntos álgidos del concierto, que creo que bajó un par de enteros con “Un mundo perfecto en un mundo siniestro” (una de las más flojas a mi modo de ver del último disco… aunque la canción data de algunos años atrás) y la instrumental “Viena”. La macarra “Llega el castigador” levantó de nuevo el concierto, con breve sólo de batería al final, para dar pasó a un tema nuevo, más melódico y comercial (como reconoció el propio Vicente), pero con muchísimo encanto que se llama “Fantasía” (y que funcionó bastante bien en directo, la verdad). Para el final nos reservaron “Ojo por ojo” (con letra “pacifista” y roquera a un tiempo más que interesantre) y el superclásico inmortal “Herederos de un imperio”, uno de los mejores temas del heavy metal patrio, y que muchos corearon incluso sin saber que era de ZARPA (es triste pero ciertos temas se comen a veces a la propia banda).

Zarpa- Foto: Fernando Checa
Zarpa - Foto: David Esquitino

Una pena que cuando el concierto estaba en un punto muy alto tuvieran que cortar porque estaba siendo el mejor show del día hasta el momento. Aún así, ZARPA demostraron una vez más que actualmente son una de las formaciones más en forma del panorama nacional. No les perdáis la pista porque, de la mano de “El yunque contra el martillo”, van a volver a subir peldaños, ya lo veréis. Honestidad, experiencia, heavy rock a la vieja usanza, calidad máxima y geniales directos, ¡tiene que funcionar!

David Esquitino

TAKO

Después de ZARPA, seguíamos sin parar y corriendo al otro escenario para ver a TAKO, otro de los grupos míticos de Zaragoza, y que sigue mostrando tan buen nivel en directo como antaño. Los liderados desde siempre por el pequeñito (¡si hasta la roja SG era casi más grande que él!, jeje) pero “speedico” Mariano Gil nos ofrecieron otro buen concierto, al igual que el que tuve la oportunidad de disfrutar hará un año y medio en Madrid, y volvieron a poner de manifiesto que no siempre las bandas más conocidas y reputadas son necesariamente las mejores.

Tako - Foto: David Esquitino
Tako - Foto: Fernando Checa

Todavía pegaba el “Lorenzo”, ¡y de qué manera!, pero aquí manda el heavy/rock y había que disfrutar “a saco” de los maños, a ritmo de clásicos, algunos temas más actuales pero sobre todo buen rock n’roll patrio de siempre, del de prosa desgarrada, guitarrazos en primera línea, corazón en bandeja y sudor y sonrisas tanto encima como debajo del escenario. Además, actualmente cuentan con una banda de lujo, desde el punto “académico” del simpático bajista Fernando Mainer (que “todavía lleva el pelo largo”, como dijo de broma Mariano en la presentación) y el batería “jazzero” José Mena (ambos con JORGE SALÁN entre otros), hasta el toque más macarra, “currante” y callejero del guitarrista Iñigo, el loco teclista Nacho (aunque esta vez se oyó muy poco su teclado, las cosas como son) y el propio Mariano “correcaminos” Gil.

Tako - Foto: Fernando Checa
Tako - Foto: Fernando Checa

Fueron 50 minutos que animaron al todavía escaso público a base de sinceridad, rock de siempre, buenas letras y un repaso (breve pero bueno) por toda su extensa discografía (de hecho el último disco, “13”, data de hace pocos meses), de una banda que, a la chita callando, ya va por los 20 años de historia, desde los primeros trabajos algo más cañeros y casi heavies (aunque nunca llegaron a pasar del rock duro), hasta los dos o tres últimos más suavizados y melódicos pero sin perder el punto intenso y sincero, cargado de feeling y con muchísimo encanto en música y letras.

Tako - Foto: David Esquitino
Tako - Foto: David Esquitino

Sonaron desde temas más “nuevos” como “Con dios y con el diablo”, “Colorín colorado” o “La chica caliente” hasta clásicos del calibre de “Todos contra todos” (con la que comenzaron), “A las puertas del deseo”, “El juego” (genial), la preciosa “La dama de blanco” o la coreadísima “Carpintero de condenas”, un concierto muy bueno, entretenido, con gran actitud de la banda y mucha respuesta del público ante la buena propuesta que siempre resultan ser TAKO en directo. La vacilona “El enterrador” puso punto final a un concierto que de ameno y divertido se hizo corto pero que creo que dejó más que satisfechos tanto a propios (los fans de los maños) como extraños (los que no les conocieran demasiado)… aunque echáramos algo de menos temas imprescindibles como “El viejo resina”, “Por ejemplo tú” o “Poeta nocturno”, pero no había tiempo para más y los maños nos dejaron muy buen sabor de boca con su actuación en el Leyendas.

David Esquitino

Fotos: Fernando Checa y David Esquitino

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.