Inicio Lanzamientos A-Z KRONOS – The Hellenic Terror

KRONOS – The Hellenic Terror

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Que Francia está convirtiéndose en toda una potencia metalero en los últimos años no es nada nuevo, en todos los géneros tienen representantes de calidad y en muchos casos he conocido a algunas bandas por pura casualidad, aunque dudo que nombres con tanta calidad como GOJIRA, HEAVENLY, YYRKOON, ARKHON INFAUSTUS, DAGOBA, ANOREXIA NERVOSA, HEOL TELWEN…puedan pasar desapercibidos a estas alturas, y es que está claro la siderurgia gala goza de buena salud.

KRONOS pasan por ser el último descubrimiento realizado por mi parte en lo que se refiere al país de Asterix, una banda que ya lleva tres discos a sus espaldas y que practican un Brutal death metal técnico muy alejado de la casquería habitual en muchos casos dentro de este estilo, no en vano su temática habitual suele ser todo tipo de mitologías, siendo la helena (griega para los despistados) una de sus favoritas, de ahí el nombre de este redondo, “The hellenic terror”.

Aunque dentro del brutal death, estos galos no se limitan a hacer ruido sin más, no se cierran a todo tipo de matices e influencias como iremos viendo. “The road to salvation” es precisamente todo lo que se espera de cualquier tema de buena death metal, una batearía apabullante, riffs ultrarrápidos pero a la vez no exentos de melodía, recordando en ciertos momentos a los polacos DECAPITATED, y una voz, la de Grams, netamente “gorrina” como se dice últimamente, aunque demuestra que puede variar de tonalidad acercándose tímidamente a los parámetros habituales del black metal. Las guitarras de “Bringers of disorders” ya las quisieran muchos de las bandas de death metal de las llamadas “grandes”, demostrando una vez más Grams que no solo sabe tirar de ‘growls’ cavernosos, sino que encima él y Richard no escatiman solos y detalles guitarreros varios.

“…Until the end of time” empieza a mil por hora y así es como acaba, recordándome levemente a sus paisanos YYRKOON, aunque en una línea mucho más agresiva y enfermiza, ideal para no dejar títere sin cabeza, algo que se repite con “Suffocate the ignorant”, tema donde Mike se destapa como un auténtico pulpo de la batería con blastbeats dignos de los más reputados miembros del gremio.

Es en “A huge cataclysm” donde vuelven a aparecer esos toques blackers a la voz de Grams, aunque muy puntuales, siendo este un corte centrado principalmente en la guitarra de Richard y en menor medida en la de Grams, quien cómo es lógico hace las labores de guitarra rítmica. En “Tricephallic Hellheeper” parece que se quieran relajar un poco en incluso introducir alguna pincelada progresiva que resulta muy difícil de extraer entre tanta caña y velocidad.

“Petryfing beauty” es una pieza formada por dos temas, por un lado “Divine vengeance”, tema que en directo tiene que ser brutal (solo de penar en los pogos que podría animar se me ponen los pelos de punta), y “The murderous reflection”, igual de veloz y brutal, aquí no hay descanso, esto es death metal sin paliativos y ala vieja usanza, como debe de ser, sin camuflar extraños productos bajo etiquetas de lo que no son.

“Ouranian cyclops” sigue sin conceder cuartel, la batería de Mike echa humo, al menos los bombos, porque en el resto es un tema bastante línea, muy en la línea de gente como de DISMEMBER, siendo al final cuando más dejan entrever su no rechazo al black metal con “Maze of Oblivion”, sobre todo en lo que se refiere a la voz de Grams.

Brutal detah metal con dos dedos de frente, creo que con eso basta para hablar bien de este disco.

Angel Ruiz

Tracklist:

  1. The Road of Salvation
  2. Bringers of Disorder
  3. …Until the End of Time
  4. Suffocate the Ignorant
  5. A Huge Cataclysm
  6. Tricephallic Hellheeper
  7. Petrifying Beauty Pt.1 – Divine Vengeance
  8. Petrifying Beauty Pt.2- The Murderous Reflection
  9. Ouranian Cyclops
  10. Maze Of Oblivion