Inicio Festivales Crónica Festival HELLFEST – Segunda parte – Crónicas y Fotos…

HELLFEST – Segunda parte – Crónicas y Fotos…

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up





Documento sin título

The Hell Fest

SABADO 24 DE JUNIO

Poco antes de empezar los conciertos cayó una buena tromba de agua pero, por suerte, luego paró. Ello hizo que el ambiente fuese mucho más fresco que el primer día y que la zona de conciertos no desprendiese tanto polvo, especialmente en las actuaciones más movidas. El tiempo nublado acompañó durante todo la jornada.

Los franceses DROWNING fueron los primeros en pisar el Main Stage el sábado. Ofrecieron una corta pero aceptable actuación con un estilo que personalmente me recordó en muchos momentos a MORBID ANGEL, en los solos y los pasajes más lentos. Brutal death con una buena técnica que dejó un buen sabor de boca. El trío suizo CORTEZ sonó realmente monótono y aburrido a pesar de apostar por una música muy influenciada por bandas como Converge. El primer grupo del día en contar con una audiencia aceptable fue GADGET. Si alguien todavía estaba medio dormido seguro que se despertó de golpe con la brutal muralla sónica de los grinders suecos. Canciones cortas (“Feed On Lies”, “H5N1”, “I Am”, “Requiem”, “Crestfallen”, “Tristeness Fort”…) que recordaban a los geniales Nasum fueron desgranadas una a una casi sin respiro. A destacar su cantante, Emil Englund que no paraba ni un momento quieto, de un lado a otro del escenario. Toda una experiencia sensitiva ver el directo de uno de los fichajes más extremos de Relapse, a la hora del desayuno.

Gadget - Foto: Carlos Oliver
Gadget - Foto: Carlos Oliver

Otros grupo de la mañana destacado fue AS I LAY DYING, con una actuación muy esperada por muchos. Los californianos se centraron en temas de sus dos últimos discos como “94 Hours”, “Distance Is Darkness”, “Meaning in Tragedy”, “Confined” y “Forever”. Desde Suecia, RAISED FIST también sonaron muy contundentes aunque un demasiado saturados. Su cantante Alexander es toda una fiera en el escenario aunque quizás le falta un poco más de agresividad en sus registros. Se centraron en su reciente “Sound Of The Republic” con temas como “You ignore them all” o “Killing it”, entre otras. Una semana después actuaron en una playa cerca de Barcelona, en un concierto en el que estuvieron mucho mejor. MOST PRECIOUS BLOOD repartieron mucha energía con una entregada puesta en escena y temas que sonaron muy compactos y potentes. Los de Brooklyn son una buena muestra de reunir lo mejor de la vieja y nueva escuela hardcore.

Tenía ganas de ver a TRIVIUM, más aún desde que se sabe que telonearán a IRON MAIDEN en su concierto de Barcelona. Estos americanos han cosechado este último año grandes críticas tanto en su país como en el Reino Unido. La verdad es que gozan de un buen directo. Suenan más metal ahora que en sus primeros discos, que son más contundentes. Su cantante, Matthew, dio muestras de ser un gran frontman.

Trivium - Foto: Carlos Oliver
Trivium - Foto: Carlos Oliver

Sus registros vocales me hacían venir por momentos a la cabeza a un joven Hetfield, además de estar demostrada la afición de esta banda por los discos clásicos de METALLICA. No obstante, intercalaba voces más tranquilas con otras mucho más agresivas. Sus canciones son muy rápidas (demasiado quizás para los aficionados de IRON MAIDEN) aunque cuentan también con momentos muy melódicos y más tranquilos y unos solos de guitarra muy correctos. Sin duda, su gira con los MAIDEN va a suponer su éxito definitivo en el viejo continente.

Trivium - Foto: Carlos Oliver
Trivium - Foto: Carlos Oliver

En el Hellfest sonaron muy bien y mostraron una gran calidad técnica. Algunos de los temas ofrecidos fueron “A Gunshot To The Head Of Trepidation”, “Pull Harder On The Strings Of Your Martyr”, “Ember To Inferno” y la movida “Drowned And Torn Asunder”. También tocaron “Detonation”, un tema avance de su disco “The Crusade” que se lanzará al mercado en octubre.

Trivium - Foto: Carlos Oliver
Trivium - Foto: Carlos Oliver

THE BLACK DAHLIA MURDER fueron una grata sorpresa. Tenía muchas ganas de verles, pero mi satisfacción fue en aumento tema tras tema. Toda la banda estuvo genial, muy entregada ante la audiencia, ansiosa de verles. Un sonido y una actitud perfecta, con la misma gran técnica y precisión que en sus trabajos discográficos. Sin duda, de los grupos que más se dejaron la piel en el escenario. Tocaron temas tan potentes como “Statutory Ape”, “A Vulgar Picture”, “The Blackest Incarnation” y “Funeral Thirst”.

The Black Dahlia Murder - Foto: Carlos Oliver
The Black Dahlia Murder - Foto: Carlos Oliver

El rock más gamberro y canalla vino de la mano del inconfundible DANKO JONES. Recuperado de sus problemas de vista y luciendo un parche en el ojo, el canadiense ofreció una actuación llena de energía y buen rollo.

Danko Jones - Foto: Carlos Oliver
Danko Jones - Foto: Carlos Oliver

Provocador como siempre, el carismático canadiense y su banda hicieron bailar al público con canciones tan pegadizas como “Sticky Situation”, “Invisible”, “Baby Hates Me”, “She’s Drugs”, “Sleep Is The Enemy” y algún que otro tema más antiguo, aunque eché en falta ese tema tan cachondo y divertido que es “First Date”.

Danko Jones - Foto: Carlos Oliver
Danko Jones - Foto: Carlos Oliver

CAPRICORNS fue otra de las sorpresas del festival, con un concierto prácticamente instrumental y sin partes vocales, excepto la última canción. Su música es muy sludge, para escuchar tranquilamente, y me recuerda en gran parte los pasajes más excéntricos y complejos de bandas como MASTODON. Llamaron la atención ya desde el primer momento cuando se atrevieron a presentarse como “somos Capricorns y no tocamos metalcore”, lo que suscitó varias risas y aplausos entre el público, siempre con un buen rollo predominante. A pesar de tener un sólo trabajo de larga duración, “Ruder Forms Survive”, son una banda por lo menos muy curiosa e interesante, a tener en cuenta a partir de ahora.

Capricorns - Foto: Carlos Oliver
Capricorns - Foto: Carlos Oliver

Los noruegos SATYRICON ofrecieron una buena puesta en escena. La banda, que visitará nuestro país a finales de septiembre, sonó en el Hellfest como era de esperar, al estilo de sus últimos discos y no tan black metal como en sus inicios, a pesar de actuar con las caras pintadas y con una escenografía y vestimenta oscura.

Satyricon - Foto: Carlos Oliver
Satyricon - Foto: Carlos Oliver

Estuvieron muy receptivos ante su público, especialmente su líder y cantante Satyr. Muy buena impresión me causó también su batería Frost. Cayeron temas como más modernos como “Now, Diabolical” o “Repined Bastard Nation”, aunque lo mejor de su actuación fue la buena interpretación final del corte de rasgos épicos “Mothern North”. Con su hardcore-rock melódico BOYSETSFIRE ofrecieron un buen show. Muy buena entrega por parte de la banda y unos temas que, en ese momento de la tarde, supieron a gloria.

Satyricon - Foto: Carlos Oliver
Satyricon - Foto: Carlos Oliver

Hacía tiempo que no coincidía con un concierto de HELLOWEEN. Pese a tocar en un festival con bandas no muy acordes, los alemanes, como es ya habitual, contaron con muchos de sus fieles seguidores.

Helloween - Foto: Carlos Oliver
Helloween - Foto: Carlos Oliver

Además siempre es nostálgico poder escuchar los temas clásicos de este legendario grupo, aunque ya no suenan como antes. Los alemanes estuvieron muy entregados y afables, especialmente sus miembros fundadores Markus Grosskopf y Michael Weikath. Contaron además con una de las mejores escenografías del festival, con las omnipresentes calabazas impresas en los amplificadores y el despliegue, a medio concierto, de una gran calabaza hinchable. Iniciaron su show con el himno “Eagle Fly Free”, seguida de la poco frecuente en directo “Halloween”. “Power”, “If I Could Fly” y una alargada “Future World”, dieron paso a “Mrs. God” y, finalmente, los clásicos “I Want Out” y “Dr. Stein”, que fueron interpretados con muy poca fuerza.

Helloween - Foto: Carlos Oliver
Helloween - Foto: Carlos Oliver

Andi Deris estuvo demasiado simpático con una sonrisa de oreja a oreja durante todo el concierto. Una actitud que, personalmente, encontré sobreactuada, en detrimento de una falta de verdadera energía sobre el escenario. En definitiva, HELLOWEEN cumplieron en una actuación que no fue, ni mucho menos, de las mejores que he visto de ellos.

Helloween - Foto: Carlos Oliver
Helloween - Foto: Carlos Oliver

Tenía muchas ganas de ver a DEVIL DRIVER, la nueva banda del ex-Coal Chamber, Dez Fafara, y la verdad es que no defraudaron nada, marcándose un concierto impresionante, donde se vieron algunos de los circle pits más salvajes del festival. Dez está que se sale con este grupo, nada que ver con su anterior banda, esto sí que es puro y potente metal.

Devil Driver - Foto: Carlos Oliver
Devil Driver - Foto: Carlos Oliver

Con los primeros acordes de “End Of Line” ya me quedé flipado con el excelente directo de esta banda. Al grito de “Move your fuckin’ ass” por parte de Dez, que en esta nueva aventura se ha rodeado de unos buenos músicos, fueron cayendo trallazos como “Nothing’s Wrong”, “I Could Care Less”, “Grindfucked” o la coreada “Hold Back The Day”. Una actuación realmente brutal con un genial Dez Fafara al frente que se dejó la garganta en cada tema. Sin duda, una de las bandas llamadas ya a encabezar la presente escena internacional.

Devil Driver - Foto: Carlos Oliver
Devil Driver - Foto: Carlos Oliver

CRADLE OF FILTH ofrecieron un buen show, más desde el punto de vista visual que musical, repasando los temas más importantes de una carrera que cumple ya diez años y presentando alguna nueva canción de su próximo trabajo “Thornography”.

Cradle of Filth - Foto: Carlos Oliver
Cradle of Filth - Foto: Carlos Oliver

Durante la primera canción saltó al escenario, de la mano de Dani Filth, un acróbata disfrazado de gárgola-demonio que no paraba de dar volteretas y saltos. Más adelante también hizo presencia en escena una figura móvil de grandes dimensiones. Como es habitual, la vestimenta y el maquillaje de todos los miembros de la banda estuvieron en la línea de siempre. Con CRADLE OF FILTH el espectáculo está asegurado, más aún en grandes festivales. “Gilded Cunt”, “Her Ghost In The Fog” y “Nymphetamine”, con muy buenos coros femeninos, fueron algunos de los temas de su show en el que se encontraron a faltar más canciones de sus primeras épocas.

Cradle of Filth - Foto: Carlos Oliver
Cradle of Filth - Foto: Carlos Oliver

Llegaba el turno de la leyenda del New York-hardcore más auténtico, AGNOSTIC FRONT, con casi 25 años de historia en sus espaldas, que se dice pronto. Y es que siguen sonando tan actuales como siempre y conservando un directo de infarto, con un Roger Miret como frontman, por quien parece que no pasan los años.

Agnostic Front - Foto: Carlos Oliver
Agnostic Front - Foto: Carlos Oliver

Una banda que ha influenciado a multitud de músicos, tanto del hardcore como del metal, y especialmente de esa misma prolífica ciudad. Un concierto para verdaderos fans que disfrutaron y se movieron como locos al ritmo de himnos ya clásicos del hardcore.

Agnostic Front - Foto: Carlos Oliver
Agnostic Front - Foto: Carlos Oliver

Con 20 años de historia y uno de los grandes nombres de la NWOBHM, SAXON, saltaron al escenario principal del Hellfest.

Saxon - Foto: Carlos Oliver
Saxon - Foto: Carlos Oliver

Bill Byfford, enfundado en su larga cazadora de piel, nos ofreció lo que cabía esperar, una colección de clásicos de la historia viva del heavy metal. Carismáticos, amables con el público, sonrientes y, sobre todo, disfrutando como si de una bada novel se tratasen. Bill estuvo a un gran nivel durante todo el show, Doug Scarrat y Paul Quinn cumplieron de sobras con su trabajo a las seis cuerdas, el bajista Nibbs Carter estuvo francamente simpático y Nigel Glockler aporreó sin cesar su batería con gran entusiasmo.

Saxon - Foto: Carlos Oliver
Saxon - Foto: Carlos Oliver

Un agradable concierto de los ingleses, más corto de lo habitual, como suele pasar en los festivales, pero donde no faltaron grandes piezas como “Dogs Of War”, “Solid Ball Of Rock”, “Motorcycle Man”, “Princess Of The Night”, “Denim And Leather”, “Strong Arm Of The Law”, y alguna más reciente como “Witchfinder General” o “Lionheart”. Faltó “Crusader” aunque, de todas maneras, los viejos sabios volvieron a convencer.

Saxon - Foto: Carlos Oliver
Saxon - Foto: Carlos Oliver

A ARCH ENEMY le tocó el papel de jugar entre dos de los grandes (SAXON y MOTÖRHEAD), con una posición dentro del cartel del día que hace honor a los éxitos de la banda liderada por Michael Amott, que no para de girar por todo el mundo.

Arch Enemy - Foto: Carlos Oliver
Arch Enemy - Foto: Carlos Oliver

Angela estuvo genial, muy entregada y disfrutando con toda la legión de fans del grupo, que ya se hicieron notar en la multitudinaria sesión de autógrafos llevada a cabo por la tarde. Fredrik Akesson demostró además que está totalmente integrado en la banda, especialmente en su labor conjunta junto a Amott. “Nemesis”, “Dead Eyes See No Future” y “Burning Angel” dieron inicio a una actuación que confirma de nuevo el excelente momento de Arch Enemy.

Arch Enemy - Foto: Carlos Oliver
Arch Enemy - Foto: Carlos Oliver

Tras temas como “Ravenous” o “Bury Me An Angel” finalizarían, como es habitual, con ese himno que ya es “We Will Rise”.

Arch Enemy - Foto: Carlos Oliver
Arch Enemy - Foto: Carlos Oliver

Y para finalizar la segunda jornada, nadie mejor que MOTÖRHEAD. Incombustibles como siempre, volvieron a demostrar ante toda una masiva y heterogénea audiencia que están allí por mérito propio.

Motorhead - Foto: Carlos Oliver
Motorhead - Foto: Carlos Oliver

Lemmy estuvo más simpático que nunca, jugando en el escenario con Phil Campbell y animando a la audiencia que no paró de corear sus grandes clásicos. Se mostró enormemente orgulloso de tocar, según sus propias palabras, en “el festival más ruidoso de toda Europa”, afirmación que motivó los aplausos del público. Mikkey Dee estuvo soberbio y tuvo su especial momento de gloria en un solo de batería que dejó boquiabierto a más de uno.

Motorhead - Foto: Carlos Oliver
Motorhead - Foto: Carlos Oliver

Cayeron temas como “Dancing On My Grave”, “Killed By Death”, “Sacrifice” y “Going To Brazil”, uniéndose en este último Danko Jones a la banda. Siguieron con la grandiosa “The Ace Of Spades”. Lemmy presentó, como si todavía hacía falta, a sus compañeros. Primero, a Phil Campbell dándole las gracias por soportarle durante más de 22 años y luego, a Mike Dee, como “el mejor batería del mundo”.

Motorhead - Foto: Carlos Oliver
Motorhead - Foto: Carlos Oliver

El colofón final lo puso, tras hora y media de concierto, “Overkill”, presentada al grito de “We’re Motörhead and we play rock’n’roll”. Sin duda, un broche de oro para otra agotadora jornada de buena música.

Motorhead - Foto: Carlos Oliver
Motorhead - Foto: Carlos Oliver

Texto y fotos: Carlos Oliver

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.