Inicio Lanzamientos A-Z SPEKTR – The Near Death Experience

SPEKTR – The Near Death Experience

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

De nuevo la Candlelight nos obsequia con un nuevo descubrimiento del mundillo del extremo. Y, de nuevo, como viene a ser ya habitual, este nuevo descubrimiento lleva acompañado del certificado de calidad correspondiente. Aunque ante este pequeña introducción llena de loas, muchas ellas sin ninguna base (aun) podríais decirme “¿De que coño va esto?”. Sencillo

SPEKTR es un proyecto de dos miembros de varios grupos franceses del genial underground francés (HAEMOTH y BATTLEHORNS) que ya lleva sus seis añitos funcionando pero que hasta hace dos no comenzó a editar sus discos. Su primero, Et Fugit Interea Fugit Irreparabile Tempos”, fue editado por la discográfica de uno de esos genios que circulaban por el underground francés, Vindsval de BLUT AUS NORD (curiosamente, ahora en Candlelight también) y, gracias a la colaboración de entre Appease Me… y Candlelight, este grupo francés ha conseguido una mayor repercusión.

Pero, bueno, no nos vayamos por las ramas. SPEKTR practican un black metal de lo que viene a considerarse ya la escuela francesa, sobre todo teniendo presente a los DEATHSPELL OMEGA del “Si Monumentum…” y “Kénôse” muy oscuro, con una gran importancia de los medios tiempos, muy muy denso, con repeticiones una y otra vez de melodías creando capas y capas de sonidos hipnóticos… pero, aquí es donde el black metal da paso a lo ambiental y lo industrial pues, la creación de un disco como este, que pretende ser una perfecta banda sonora de descenso al inframundo, como acompañamiento a un delicioso paseo entre muertos y sombras, quedaría coja con un black metal, digamos, más ortodoxo. En este punto, la incorporación al black metal de atmosferas del ambient/industrial que recuerda, como no, a ese sonido nórdico de las Cold Meat Industries, lleno de sonidos bizarros, perversos, secos y repetitivos, que implementa lo que es el otro corazón de este grupo, pues no podría ser entendida la ración de black metal frío y oscuro sin su acompañamiento de ambient/industrial… quien es el hereje que concibe a Don Quijote sin Sancho Panza, a Mortadelo sin Filemón… ¡al Dr. Alce sin el Señor Cabeza!

Entrando en materia, este disco esta compuesto de 9 canciones de desigual longitud, moviéndose entre los 9 minutos y el minuto de duración… entre medias, toda una suerte de canciones en la que los tempos se aceleran en función de las necesidades de este viaje de ultratumba. Las guitarras suenan muy bien, destacando especialmente el sonido que sacan de capas y capas de distorsiones de guitarras que van llenando el ambiente, así como la batería, en la que destaca el gran estilo a la hora de introducir ciertos breaks en el ritmo, yendo a menudo por libre y destacando sobre todo en el juego de platillos en los medios tiempos. También genial es la utilización de todo tipo de samplers que se combinan con guitarras de base, creando una atmósfera completamente delirante y neurótica, evocadora y macabra.

Podríamos decir que este The Near Death Experience” se compone de una única canción de cuarenta y siete minutos de duración en la cual la música progresa en función de los planos del infierno que uno vaya visitando… así como Dante, nuestro periplo por el infierno es un paseo por el dolor y el terror, lleno de riffs largos y pesados que hipnotizan como cantos de sirena y nos llevan a estrellarnos contra las frecuencias de ruidos machacones y muros espectrales de cánticos de aquellos que murieron en vano. En este mar de desolación y muerte no hay cabida para la esperanza, olvidada allende las puertas… viajero, ¡escucha mis palabras!

La primera parte del disco, que abarca desde la primera a la quinta canción, comienza con “The Violent Stink Of Twitching Terror” , una pieza larga de ocho minutos que se abre con un comiendo espectral, fantasmal, de puro ambient para dar paso a una descontrolada masa de black metal arrollador y sucio que envenena las mentes con sus ritmos impíos y sus sutiles cambios de ritmos alternando con samplers industriales, lo cual da paso, tras el ligero interludio ambiental, “Astral Descent” , un tema a medio tiempo que sirve de lucimiento para la batería que rompe despreocupadamente los ritmos de los riffs de guitarra hipnóticos sustentados por un colchón de teclados que se diluye en un mar de oscuridad serena “Climax” a la que se le van añadiendo notas de inquietud con efectos sonoros de potentes ecos que se va, poco a poco, volviendo inestable llenándose de efectos rítmicos hipnóticos que te llevan en un trance hasta “Phantom Reality” , la canción más larga del disco, que se une, con unas distorsiones de guitarra, a la estructura ascendente de la anterior, valiéndose para ello un medio tiempo de repeticiones infinitas y envolventes que finalizan un climax de ruidos y más ruidos de “Visualization”, como si alguien consiguiese sintonizar con su radio una frecuencia de ultratumba llena de lamentos mortuorios y sonidos desconcertantes de címbalos y percusiones orientales que llenan el ambiente de un desconcierto palpable en el que se atisba a tocar un cielo intangible de terror profundo

A modo de interludio y, saliendo de ese plano desconcertante, entramos en otro diferente. “Whatever The Case May Be” entra relajado y clásico para tornarse extravagante, tenso y señorial en el que una batería ejercita un solo de jazz acompañado del clásico violoncelo ejercitando un buen juego de cuerdas, todo ello muy atmosférico, y con una guitarra blackmetalera realizando soberbias distorsiones que finaliza, tras continuas subidas y bajadas en un alarde de furia incontrolable blacker que, con su correosa voz, nos da otra vez paso al terror expresado en alientos humanos.

El último plano, y ya final de este viaje al infierno de la locura “Disturbing Signal” arrasa con su escasa duración pero intensa maldad con una batería ya guarra que suelta algún blast-beast ocasional y una guitarra putrefacta que parece chapotear en el fango de lodo que aparece revolcarse la voz, sucia y correosa, obsequiándonos con una buena ración de auténtico Black Metal adornado con samplers enfermizos de voces ritualísticas. El bajón lo da “Unio Mystica” , canción enteramente ambiental que nos permite navegar en un mar de calma antes de la tormenta final “His Mind Ravaged, His Memory Shattered”, canción que cierra el disco, en la que las guitarras vuelven a tomar protagonismo con melodías repetitivas y percusiones tribales que se acompañan de mil y un gritos y letanías enfermizas a la oscuridad, repitiéndose “ad aeternum” y cerrando el disco con unos minutos de ambientación industrial, teatral y tétrica, cerrándose con las voces terroríficas de un niño repitiendo una frase en un bucle sin fin.

Para cerrar, la valoración es bastante satisfactoria pues me he topado sin comerlo ni beberlo con un proyecto la mar de interesante y vanguardista, con una producción muy correcta y planificada que hace honor al estilo. Quizás como uno fallo el que alguna parte sobre, como en la final “His Mind Ravaged, His Memory Shattered” que no creo que fuese necesaria una segunda repetición, así como la utilización del noise, que a más de uno le pueden dañar los oídos así como el planteamiento vanguardista, apto sobre todo par los oídos de esas personas, sobre todo para las que buscan música que tenga mucho que ofrecer.

Bueno, hasta aquí todo por hoy. No queda más que deciros que disfrutéis este disco tanto como yo lo he disfrutado. Espero que este os abra nuevas visiones musicales así como una nueva apreciación hacia la manera de hacer música oscura. Porque, como dicen SPEKTR en su página web, “This is not ex-istence; but pure being, when nothing is past, and nothing will be future, when all is presence.”

David Lázaro Gutiérrez

Track List:

  1. The Violent Stink Of Twitching Terror
  2. Astral Descent
  3. Climax
  4. Phantom Reality
  5. Visualization
  6. Whatever The Case May Be
  7. Disturbing Signal
  8. Unio Mystica
  9. His Mind Ravaged, His Memory Shattered