Inicio Lanzamientos A-Z LAGASH – El Sueño y la Traición

LAGASH – El Sueño y la Traición

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Trece años, se dice pronto, ese es el tiempo que ha tenido que esperar esta banda de Oñate (Guipúzcoa) para ver al fin realizado el sueño de ver grabado su primer disco, ha sido largo y duro el camino, pero sirvan ellos como prueba viviente de que todo le llega a quien sabe esperar. Practicantes de un power metal técnico y para nada facilón y a piñón fijo, sino más bien muy cercano al metal progresivo sin excesivos abusos en métricas y partes instrumentales.

Formados en el ya lejano 1993, se encarga desde entonces de las tareas de vocalista Juanma, acompañado por Ángel y Jorge a las guitarras, Julián al bajo y Andoni a la batería, sin olvidarnos de Sergio al teclado, todos ellos con un nivel más que suficiente para regalarnos unos directos más que correctos por lo que yo mismo pude comprobar.

“Culpables” es el corte elegido para abrir el disco, un tema rescatado como otros muchos de su demo/maqueta del 2003 “El sueño y la traición”, y en el que enseguida se distinguen las influencias del grupo por parte de bandas como ANGRA/SHAMAN, SYMPHONY X, HELLOWEEN etc etc, guardando un parecido razonable la voz de Juanma con la de Víctor García, de WARCRY. “Mi otro yo” deja entrever aún más la faceta progresiva del grupo, en parte debido a los teclados de Sergio, que a su vez me hacen recordar por momentos al último trabajo de los asturianos.

“Entre el mal y el bien” pasa por ser sin lugar a dudas uno de los mejores temas del disco, más directo y power metalero desde sus inicios, aunque como siempre una producción un tanto deficiente emborrona un tanto el sonido, las guitarras suenan un tanto bajas para mi gusto y el sonido de la caja de la batería de Andoni suena demasiado seca. “Principio y fin” es la emotiva balada del disco en el que las guitarras tienen el protagonismo a diferencia de otros cortes, volviéndose al power metal mediante los dulces teclados iniciales de “El paso del tiempo”, corte ideal para el lucimiento de cada componente gracias sus largas partes instrumentales.

Los teclados de “Con la misma fe” me recuerdan por momentos al disco de debut de los levantinos VAHLADIAN, en parte debido a que ambas bandas practican un power metal rico en matices y con grandes influencias del prog metal como ya he dicho. “8” es el curioso titulo elegido para un pasaje instrumental con sonido de clavicordio de fondo, siendo el siguiente tema en sí “El sueño”, corte de elaboradas guitarras, mezcla de acústica y eléctrica, sin olvidar los omnipresentes teclados de Sergio en un tema a medio gas, con momentos para buenos solos de guitarras, emotivos y cargados de sentimiento, sin necesidad de escalas imposibles, aunque el sonido de la batería sigue sin convencerme.

Y llegamos a “Memorias”, una excelsa y ambiciosa obra divida en 5 partes, “Sin mirar atrás”, “Legado”, “La traición”, “Revelaciones” y la extensa (más de 12 minutos) “Memorias”, habiendo cabida para partes ambiéntales, narraciones y multitud de arreglos y ligeras orquestaciones, poniendo punto y final de esta forma a la historia del hijo (el sueño), el padre (la traición) y el abuelo (el primero), puesto que si bien he olvidado mencionarlo, el disco en si es una historia entera, la difícil relación entre esas tres personas.

Prometedor y seguro que esperadísimo debut para ellos mismos, si gustáis de bandas que se alejan de los sonidos más típicos y habituales del power metal, LAGASH es vuestro grupo. Ahora recemos para que no haya que esperar tanto tiempo para un segundo álbum.

Ángel Ruiz

  1. Culpables
  2. Mi otro yo
  3. Entre el mal y el bien
  4. Principio y fin
  5. El paso del tiempo
  6. Con la misma fe
  7. “8”
  8. El sueño
  9. Sin mirar atrás
  10. Legado
  11. La traición
  12. Revelaciones
  13. Memorias