Inicio Lanzamientos A-Z ENSLAVED – Ruun

ENSLAVED – Ruun

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Y van nueve. Un número que raramente una banda de metal extremo o cuando menos no “mainstream” suele alcanzar, y por lo que entre otras muchas cosas los noruegos ENSLAVED merecen multitud de elogios y alabanzas. Para bien o para mal son un grupo que no deja ni dejará indiferente jamás nadie, ya sea desde el punto de vista de sus fans como del de sus detractores, que también los tendrán, como todos, y sino detractores, cuando menos si algunos desencantados. ¿Cómo es posible que una banda de semejante calibre y coherente carrera pueda tener “enemigos”?, no se han vendido a los encantos de la MTV, no se han pasado al country…¿dónde está el problema entonces?.

La explicación es sencilla. Este “Ruun” no viene sino a ser el siguiente paso a “Isa”, un disco que ya apuntada unas maneras bastante peculiares dentro del black/viking de toda la vida, aunque sin lugar a dudas con este nuevo esfuerzo discográfico han dejado definitivamente claro cual será el camino a seguir, un gazpacho de estilos musicales en el que el metal progresivo se mezcla con el viking y black metal, teniendo cabida pinceladas de rock clásico con sabor a DEEP PURPLE.

“Entroper” abre el disco de forma delicada, sin intros pero poco a poco, hasta ir sonando de una forma un tanto peculiar para lo que se espera de un disco de ENSLAVED, ya que suena marcadamente rockera hasta que la batería se acelera en forma de doble bombo y hace acto de presencia la voz de Grutle. Se trata de un tema que no es que tenga influencias progresivas, es puro prog metal, con unos cambios de ritmo marcadísimos, guitarras discordantes y un bajo que parece ir por libre dentro del corte al igual que la voz de Grutle. “Path Of Vanir” es sin embargo más densa, más oscura y rítmica, aunque a la vez más agresiva gracias a constantes gruñidos. Ya en “Entroper” habían llamado la atención los teclados, de claro sonido Hammond y que le imprime un aire muy clásico a los temas, mientras que las guitarra me recuerdan al reciente trabajo de los también vikingos TYR. Es un tema muy completo, con deliciosos y relajados pasajes melódicos con la voz limpia de Herbrand sonando de fondo, tras lo cual todo se recrudece en una línea más propia del black/viking metal.

“Fusion of sense and earth” es el típico tema que vendrían a la mente de cualquiera que no conozca al grupo y se le dijera que la temática vikinga es lo suyo. Veloz, cañera, con un estilo más directo en general aunque gozando de partes instrumentales bastante largas. Lo siento, me es inevitable, superior a mis fuerzas, pero al escuchar el tema que da nombre al disco, “RUUN”, no puedo dejar de mencionar a los maestros OPETH, a día de hoy el alter ego death metalero de ENSLAVED. Esos juegos de guitarras, voces limpias y partes lentas alternadas con una batería muy marcada y un vertiginoso cambio a riffs y ritmos más puramente blackers no están al alcance creativo de cualquiera, y pese a su complejidad no deja de transmitir ese sentimiento pagano innato en esta banda.

El polo opuesto a “RUUN” sería quizá “Tides of chaos”, un tema lento, denso y difícil, pierde gran parte del misticismo y épica en algunos momentos en post de extrañas guitarras aunque gozando de buenos coros y extensos momentos instrumentales, acelerando hacia el final. Para bien es el cambio que efectúan con “Essence”, mucho más agradable desde su inicio, nuevamente contando con esas guitarras chirriantes y una atmósfera gélida flontando en el ambiente, siendo lenta pasa por ser una de las mejores y más épicas del redondo, con momentos álgidos a la batería por parte de Cato rozando el final. “Api-vat” comienza dubitativa, como diciendo “Aquí vengo chicos”, aunque enseguida se ve que se trata de un corte mucho más accesible y old school, y aunque es la pieza más larga del disco al menos para un servidor se ha hecho la más sencilla de digerir de todas.

Y para cerrar “Heir to the cosmic seed”, un enigmatico corte experimental en el que el protagonismo del bajo de Grutle es innegable, las guitarras lloran de melancolía y los coros evocan cánticos de tiempos olvidados mientras la alargada sombra de Qhorthon planea sobre el horizonte. He de admitir que se trata de un disco que a más de uno no entrara a la primera, y lógico es dada su complejidad, pero este es el caso ante el cual nos hemos encontrado todos alguna vez, un disco que de entrada marginas y que cuanto más escuchamos más cosas nuevas y sorprendentes le encontramos. Darle una oportunidad, o mejor dicho, varias.

Ángel Ruiz

  1. Entroper
  2. Path To Vanir”
  3. Fusion of sense and earth
  4. RUUN
  5. Tides of chaos
  6. Essence
  7. Api-vat
  8. Heir to the cosmic seed