Inicio Conciertos Crónica Concierto MICHAEL SCHENKER GROUP + NIKKI PUPPET – Madrid

MICHAEL SCHENKER GROUP + NIKKI PUPPET – Madrid

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil



Documento sin título


MSG

+ NIKKI PUPPET

Viernes 26 de Mayo de 2006 – La Riviera – Madrid

Llevar 25 años oyendo un tipo de música de esas que gusta sólo a los melenudos, vestir con camisetas de “monstruos” y ver como entre los rizos el cuero cabelludo comienza a clarear, además de observar el pelo acercándose al blanco color de la madurez. Ochentero, no por mantener el espíritu en una década pasada, sino por haber forjado mis gustos musicales en ella, por haber tenido la posibilidad de ver a los grandes en su momento grande, y, simplemente por haberla vivido. Dicen a veces que anclado en el pasado, un pasado musical en el que los Grandes surgieron, esos que algún día desaparecerán, ya sea retirados de forma voluntaria, ya sea de manera forzosa. Anclado en una evolución que nadie llega a entender y criticado en ocasiones por ella. Acudiendo a conciertos con el miedo de no saber si lo que allí veré cumplirá las expectativas de otras veces, si la magia se repetirá como en tantas noches, o si se desvanecerá definitivamente.

Nikki  Puppet -  Foto: Diego L. Pérez
Nikki  Puppet -  Foto: Diego L. Pérez

Todas estas ideas pasaban por mi cabeza mientras en el “Bar de la Bermúdez” (cariñoso picalagartos cercano a La Riviera , frecuentado en sus tiempos por la manager futbolística y por rockeros sedientos en la previa de cualquier concierto) apuraba unos zumitos previos al concierto de MSG. Mientras observaba los asistentes al evento llegar, muchos de ellos con las entradas de la experiencia en la cabeza y con alguna cana de más, pero con la misma ilusión en los ojos que el quinceañero que se acerca a ver a su ídolo de la radio fórmula. Michael Schenker, uno de los más grandes, el eterno rubio excéntrico, el guitarrista que entraba y salía de los UFO, el que junto a su hermano Rudolf creó una de las bandas más grandes de todos los tiempos, en definitiva, otro de esos viejos que tal vez deberían ir pensando en su jubilación y dejar paso a otros, más jóvenes, más altos y más guapos.

Ilusión por ver al alemán e ilusión por hacerlo tras la salida de su “Tales of Rock´n´Roll” un gran disco de Hard Rock con potencia, melodía, buen gusto y sobre todo esa maestría que Schenker impone a la hora de sonar la guitarra. Y también interés en ver desenvolverse a la banda en un escenario. Con su nuevo cantante, Jari Tiura, que ha de cumplir el papel de secundario de lujo, con la sombra del recuerdo de personalidades tan grandiosas como Graham Bonnet, Gary Bardem o Robin McAuley.

Nikki  Puppet -  Foto: Diego L. Pérez
Nikki  Puppet -  Foto: Diego L. Pérez

A las ocho y cuarto de la tarde, y con muy poca asistencia en la sala, arrancaba el concierto con una banda desconocida para la mayoría. NIKKI PUPPET, una banda alemana formada por cantante y bajistas femeninas y guitarrista y batería masculino. A caballo entre el rock descarnado y con algún toque psicodélico por momentos, NIKKI PUPPET presentó durante 35 minutos su disco “Puppet on a string” un primer trabajo que ha pasado bastante desapercibido entre la crítica metálica europea, y en el que el protagonismo principal está en manos de la vocalista Nikki Gronewold y el guitarrista Chris Malmalitsidis. Rock sin contemplaciones, con recuerdos en cierto modo a Janis Joplin, inevitable comparación por algunos registros vocales, y una interesante mezcla de pose macarra con ganas de agradar al poco público que estaba en la sala. Al final el resultado fue una acogida bastante tibia por parte de la gente. Estaba claro que todo el mundo se había desplazado a La Riviera con un objetivo, ver a un maestro, y NIKKI PUPPET están todavía en las primeras fases del alumno.

Breve respiro para descubrir que los precios de La Riviera han sido actualizados (9´50 euros por un mini de cerveza hace que le duela el bolsillo hasta al ochentero con más pasta en el bolsillo) y al filo de las 9 y cuarto de la noche sonaban deliciosamente las notas de “Assault Attack”. Michael hacía su aparición como la estrella que no quiere ser reconocido. Sudadera, gafas y gorra vuelta hacia atrás. Una imagen que hace que nos fijemos en la eterna Flying V blanca, esa guitarra que los hermanos Schenker han convertido en su seña de identidad desde hace décadas. Jari por su parte, sí ofrecía la imagen de cantante de grupo hard rockero. Agil, sabiendo que el público no le iba a perdonar un solo gallo, un solo desafinamiento, bordó el tema, quitándonos (sólo en parte) a Bonnet y a Bardem de la cabeza. Esos sí, pese a contar con una imagen acorde a la situación, no cabe duda de que su carisma encima de las tablas no es el mismo que el de otros cantantes que han acompañado anteriormente al rubio guitarrista.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez

1981 se nos avalanzó con “Are you ready to rock”, y al mismo tiempo que la sala vibraba con un clásico de la historia del Hard Rock, desde el ensimismamiento habitual de Schenker, se observaba un punto de orgullo y satisfacción porque notaba que las cosas estaban saliendo bien. De hecho el sonido, al menos en las primeras filas, era más que correcto, potente, pero sin resultar atronador. Y la guitarra limpia, sin restar protagonismo al resto de instrumentos.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez

Y qué mejor que seguir con grandes clásicos que “Let it roll”. 31 años han pasado de la composición de UFO pero sonó actual, directa y como recién compuesta. Michael Schenker encarna a esos grandes virtuosos de la guitarra que, aun siéndolo, no se endiosan en su personalismo sobre el escenario. Ello puede llevar a pensar que se encuentra disperso, lejano al público y demasiado estático. Pero en este caso el estatismo es una muestra más de su carácter. En los últimos años parece esconderse tras el mástil de su guitarra, pero lo que sale de su amplificador es tan glorioso que lleva necesariamente a que no importe en demasía si corre más o menos por el escenario.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez

La vuelta al presente llegaba con “Love trade”, tema incluido en su último disco y que nos permitía fijarnos algo más en el resto de la banda. Impresionante la actitud e imagen de Rev Jones, bajista cosido a tatuajes y que no paró de moverse un momento, pero con un dominio del bajo que dejó a todos boquiabiertos. Y capítulo especial también para Wayne Fidley, guitarrista teclista que cubre perfectamente a su jefe en partes de guitarra ya desde hace varios años. En este tema y en “Shadows lady” se pudo ver a Jari mucho más cómodo, y es que el peso de la comparación con los cantantes anteriores es indudable que podía pesar.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez

Y de ahí, nuevamente a esa década de ensueño que fueron los 70´”Lights out” otro clásico de UFO, puso de nuevo a toda la sala a brincar. Para ese momento, sin estar a reventar, sí que había una gran entrada. Algo que permitía respirar tranquilamente pero que al mismo tiempo mostraba al grupo el gran cariño que se transmitía desde el público.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez

Y llegó la apoteosis. “Into de Arena” son de esos temas catárquicos y que si has de mostrar la genialidad del guitarrista alemán a alguien, siempre acabas pinchando. Complejo en su melodía pero al mismo tiempo de una simplicidad esquemática deliciosa. Una canción de las que se estudiaría cualquier aprendiz de guitarrista que se preciara. Y allí estaba de nuevo. Intercalada por solos variados y divertida, apasionante. Perfectamente interpretada. Llevada al límite. Con un final apoteósico al corear la sala a base de “Ohhhh Ohhhh” los últimos compases. Fue ese el momento de magia del concierto, ese momento que te hace perdonar muchas malas situaciones anteriores y sentirte lo grande que es asistir a la descarga de un genio.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez

Pero aun quedaban más temas grandiosos. Así “Victim of illusion” nos mantenía en el comienzo de la década ochentena. Aquella a la que muchos parecíamos honrar un rato antes y que ahora nos era devuelta en compases mil veces coreados. O “Too hot to hundle”, verdadera subida de temperatura si es que esta era aun posible, y “On and On” en la que la melodía de las guitarras nos llevó a pensar qué injusta es a veces la historia con los influenciadores y los padres del invento. Coreada con fuerza. Dulce y al mismo tiempo majestuosa en un solo que volvía a dejarnos sin respiración.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez

El final del concierto, que empezábamos a intuir no tardaría en llegar, continuó por los derroteros de esas noches en las que sientes que está pasando algo grande. “Only you can rock me” para hacernos botar sin parar, “Armed and ready” que nos dejaba casi sin voz, “Attack of the Mad Axeman” que nos hacía levantar el puño y llevarlo hacia delante, “Doctor Doctor”, por fin vista en directo tras el fiasco que para mí supuso quedarme sin ella en Atarfe hace un par de años, y un “Rock Bottom” que ponía el broche perfecto a una noche grandiosa.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez

Sigo soñando con un Schenker de vuelta con sus compinches de UFO. Y sigo soñando y disfrutando sus discos con algunos de los mejores cantantes de la historia del Hard Rock. Pero por ahora la realidad con la que me quedo es que Michael ha vuelto y está en forma. Al final del concierto incluso su cara hierática se transformaba en una gran sonrisa. Había disfrutado y era consciente de habernos hecho disfrutar.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez

Salimos de la sala de nuevo en el siglo XXI. De nuevo alejados de una década que, vivida o no, dejó para la historia algunos de los mejores temas de rock. Y salimos pensando en que una vez más la magia del rock sin florituras ni pretensiones, más que el buen gusto y el buen hacer, nos había conquistado.

Texto: Fernando Checa

Fotos: Diego L. Pérez

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez
MSG - Foto: Diego L. Pérez