Inicio Lanzamientos A-Z IHSAHN – The Adversary

IHSAHN – The Adversary

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN

Que IHSAHN es uno de los mayores talentos que ha dado el black metal y la música extrema en general es algo que no se le escapa a nadie, está más que demostrado, tanto en su impresionante trayectoria como líder de EMPEROR como en su faceta más experimental mostrada posteriormente en PECCATUM. Por tanto, no es ninguna sorpresa que el genial multiinstrumentista y vocalista noruego nos traiga otro gran álbum en su haber, esta vez como debut de su proyecto en solitario.

El propio IHSAHN ha definido este álbum como el conjunto de todas las influencias musicales que ha ido adquiriendo a lo largo de su carrera. Y sí, eso es “The Adversary”, ni más ni menos. Un disco difícil de definir, que toca muchos palos – black metal , heavy clásico, progresivo, sinfónico- con gran maestría y personalidad indiscutible.

La referencia más cercana en cuanto a sonido es aquel portentoso último trabajo de EMPEROR, “Prometheus”, algo lógico si se tiene en cuenta que ya fue más bien un disco en solitario que un esfuerzo conjunto de la banda. Inevitablemente , la versatilidad vocal, el complejo y exquisito trabajo de guitarras y, en general, la búsqueda de ampliar los límites del black metal remiten poderosamente a aquel disco. Sin embargo, no todo son similitudes. “The Adversary” es más abierto estilísticamente hablando y, aunque por momentos podemos encontrarnos con un black metal más aguerrido y básico que el de los últimos EMPEROR, aborda terrenos más melódicos, donde la excelente voz limpia de IHSAHN toma un protagonismo como nunca se le había oído antes. Desde vocalizaciones teatrales a agudos donde resuenan con fuerza los ecos de King Diamond, pasando por sus clásicos registros semioperísticos, nos sorprende con una versatilidad vocal asombrosa, que dota al álbum de una dinámica muy especial.

El propio IHSAHN se ha encargado de todos los instrumentos excepto la batería, para la cual ha contado con el excelente Asgeir Mickelson (Borknagar), quien se adapta perfectamente a todos los estilos que aquí nos encontramos. Aunque el álbum tiene una tendencia notablemente guitarrera, no se pueden obviar esos indispensables teclados tan bien introducidos que bañan las canciones de sinfonismo. La producción es cristalina; obviamente nadie ha de esperar encontrarse aquí algo tan atmosférico y “old school” como “In the Nightside Eclipse”. Esto es IHSAHN en el 2006 y, aunque sus raíces siguen siendo evidentes, su enfoque musical es muy distinto. Para quienes apreciamos todas las facetas de este músico, la evolución que ha seguido a lo largo de los años es un regalo para los oídos.

“Invocation” abre fuego sin miramientos; una descarga de black metal directo e impío, con algunos alaridos que nos remiten a años atrás, pero con sonido y labor instrumental más actuales. El pequeño interludio atmosférico sirve de descanso para volver a la agresividad inicial con la que concluye.

“Called by the Fire” nos trae un riff con aires de heavy clásico y un protagonismo casi absoluto de las voces limpias, con juegos de voces a lo King Diamond culminando en un memorable estribillo que da paso a unos melódicos solos de guitarra de aires progresivos. Una muestra de la maestría del noruego a las seis cuerdas, sea cual sea el estilo.

“Citizen” vuelve a derroteros extremos, donde los blast beats de batería arropan las voces black de IHSAHN, quedando súbitamente rotos por otro precioso interludio en el que aparece el piano.

El riff inicial de “Homecoming” podría llegar a hacernos pensar que estamos escuchando un disco de alguna banda de metal progresivo ultratécnico tipo Spiral Architect. Sorprendentemente, el tema se diluye posteriormente en unos sonidos muy melódicos, de aires casi góticos, con la voz del invitado Garm (Ulver), amigo personal de IHSAHN, como protagonista.

“Astera ton Proino” es una canción lenta, con gran variedad vocal, en la que las guitarras oscilan desde bellas melodías a riffs muy pesados. Magistral el modo en que se combinan las voces extremas con unos coros operísticos en el estribillo. Otra de las mejores muestras de la versatilidad de este álbum.

Los ecos del “Prometheus” resuenan en “Panem et Circenses”, tema que destaca por el impresionante trabajo de guitarras a dos bandas, realmente digno de ser escuchado con auriculares para poder apreciar toda su sofisticación. IHSAHN contrasta su voz black con, de nuevo, esos agudos a lo

KING DIAMOND

que tan bien domina.

“And He Shall Walk in Empty Places” y “Will You Love Me Now?” son dos cortes mucho más directos, blackmetaleros, con aromas a los EMPEROR más clásicos, y breves interludios melódicos, al estilo del inicial “Invocation”.

Finalmente, nos encontramos con una gran composición que supera los 10 minutos de duración y cierra el álbum, “The Pain Is Still Mine”. Un tema iniciado con un bello y melancólico piano, de desarrollo progresivo y cambiante, en el que IHSAHN interpreta los versos de forma teatral y con mucha pasión. Melancolía y melodía a raudales para concluir el disco de un modo inmejorable.

“The Adversary” es un fantástico trabajo que cualquiera un poco abierto de mente sabrá apreciar en todo su esplendor, pues coquetea acertadamente con muchos estilos diferentes.

Saúl Miguel Garrido

Track List:

  1. Invocation
  2. Called By The Fire
  3. Citizen
  4. Homecoming
  5. Astera To Proinon
  6. Panem Et Circenses
  7. And He Shall Walk In Empty Places
  8. Will You Love Me Now?
  9. The Pain Is Still Mine