Inicio Festivales Crónica Festival KEEP IT TRUE – Resumen

KEEP IT TRUE – Resumen

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil



Documento sin título


Keep It True

Crónica general del Festival

Hacía varios años que tenía ganas de acudir a alguno de los festivales underground que se celebran en Holanda, Bélgica y especialmente Alemania desde hace algunos años… y este año no se me escapó la oportunidad.

Es cierto que, cada vez más, estos eventos minoritarios (que, de hecho, en ocasiones se celebran directamente en los jardines de aficionados y esto no es broma) se han convertido casi en reductos defensores a ultranza de un tipo de heavy metal, de un determinado espectro de bandas y sobre todo de una concreta manera de entender, sentir y vivir un tipo de música especial… y por supuesto los que acuden a este tipo de festivales comulgan al 100% con esta idea underground y “truemetalera”.

De todos ellos, es evidente que Keep It True se ha convertido con los años en el más popular y reputado. Este año además, contaba con el acicate, además, de posiblemente uno de los mejores carteles de todas sus ediciones (la siguiente, que contará con bandas como HEIR HERRITAGE, FLOTSAM AND JETSAM u ONSLAUGT, va a ser la séptima), contando con nombres realmente importantes y significativos, dentro de un nivel menos mayoritario pero 100% auténtico y respetado por todos aquellos que saben lo que el heavy metal significa realmente, como son EXCITER, GRIM REAPER, RIOT o AXEHAMMER… Y por supuesto para nosotros, los “españolitos del metal”, esta sexta edición era especial porque también tocaban nuestros SILVER FIST, enarbolando con todo el orgullo la bandera del heavy/speed/thrash nacional que, años ha, representaron MURO mejor que nadie en España y, actualmente, ya como SILVER FIST, siguen siendo una de nuestras bandas más cañeras, macarras, auténticas y sobre todo “heavies” (y el uso del termino por supuesto que no es gratuito).

Hablando ya del festival en sí, comentar que se celebra en un pequeño pueblo en el campo llamado Lauda-Königshofen, a unos 30 km de Würzburg y aproximadamente entre Frankfurt y Sttutgart para que os situéis espacialmente. Dentro del pueblo, el festival es en un pabellón de balonmano (aquí se juega al basket y allí el balonmano manda, jeje) con capacidad para unas 3000-4000 personas (de las que se ponen a la venta “sólo” 2000-2500 entradas para que todos estemos lo más a gusto posible… vamos, igualito que en España, ¿verdad?), y que realmente se me antoja perfecto para este tipo de eventos (no es muy grande pero lo suficientemente espacioso para albergar sin ningún tipo de agobios tanto la zona de conciertos, escenario y demás, como toda la zona de merchandising, puestos y demás que luego comentaremos, además de contar con gradas, baños, puestos de comida y bebida, buena acústica…, que hacen del lugar algo casi perfecto para albergar conciertos)… Y fuera todo es campo y más campo así que por supuesto que no hay ningún problema para acampar (hombre, el frío nocturno es más jodido que en Atarfe, os lo aseguro, jeje), aparcar los coches, dar una vuelta con los grupos que te interesen menos,…

Aparte de los conciertos en sí, de los que por supuesto podéis leer las correspondientes crónicas, ver las fotos y demás en la otra parte del reportaje, es de destacar la gran zona de “metal market” (aunque no es el original del Wacken, las cosas como son) donde se puede encontrar casi de todo y a unos precios realmente interesantes (ni os cuento la enorme tanda de vinilos a 5 euros que me compré, tanto de bandas conocidas como desconocidas, jiji). Puestos de camisetas, chapas, pegatinas, cd´s… pero allí el rey es el vinilo y es que en todo festival de corte underground que se precie, y todo seguidor de “este” tipo de heavy metal, tiene que saber que ciertos discos se escuchan en vinilo (y esto es ley, amigos, como decimos por aquí, jeje). Como podéis observar en las fotos, había bastante y casi de todo, pero es cierto que echamos en falta quizás algo de ropa (los puestos de chupas de cuero que suele haber en nuestros festivales grandes, por ejemplo), así como camisetas de grupos más desconocidos (yo quería una de LIZZY BORDEN, ¡jo!). Aún así, aquello es “el paraíso” para los compradores compulsivos de material heavy porque encuentras mucha variedad, muy buenos precios, algunas joyas y gangas de impresión (tampoco os cuento la tanda de vinilos que me compré por menos de 3 euros… bueno sí, jeje: EZO, ZED YAGO, WASP, SCORPIONS, RAGE…) y sobre todo material que es imposible encontrar en España, y más a precios razonables (es cierto que las cosas difíciles de encontrar y de coleccionista se cotizan caras, pero a niveles normales es “una pasada” bucear en los puestos de este tipo de eventos)… Moraleja, que los que tengáis pensado ir para próximas ediciones, tener claro que, queráis o no, os vais a gastar seguro bastante pasta en compras, jeje.

También es de destacar, y con mayúsculas, en negrita, cursiva y subrayado, los precios más que razonables de la comida y bebida en el festival (aparte de que el propio festival costaba sólo 18 euros). Es que cada vez que voy fuera me siento más tonto con este tipo de cosas porque resulta que en cualquier país europeo donde los sueldos son mucho más altos que en España, luego las cosas cuestan la mitad, ¿encontráis alguna razón?… En fin, os dejo que lo penséis por vosotros mismos pero el hecho es que un vaso de birra fría (o de refresco, vamos) de casi medio litro costaba 2 euros, platos de comida (en plan spaguettis, arroz o cosas así) o bocadillos cojonudos por 3 euros, salchichas con pan por euro y medio… Es decir, precios super razonables, con la lógica conclusión de que todos salimos ganando, los consumidores por un lado, y por supuesto los organizadores (¿Cuándo se darán cuenta aquí de que la ecuación de dos minis por 10 euros les saldrá infinitamente sale mejor que uno por 9?… en fin, me temo que esto es predicar en el desierto pero al menos que quede constancia del detalle)… Además del hecho de que allí tienen la sabia costumbre de cobrar por adelantado el retorno del vaso (que son de plástico bueno y no los cutres de aquí), asegurándose por un euro que la gente va a devolver los vasos al final del día o, al menos, que no los va a dejar tirados por el suelo, dejándolo todo hecho una mierda como ocurre en el “Imperio de Paletos” la mayor parte de las veces.

Siguiendo con este análisis de todo lo que hay alrededor de un festival de estas características, hay que comentar también el detalle del tipo de público que nos encontramos, y es que es muy curioso entrar en el pabellón y notar que has vuelto a los 80 (y no sólo cuando abres los oídos y oyes la música que suena desde el escenario o por los altavoces)… porque allí el 90% de la gente lleva pintas: Muchas melenas (con flequillo, por supuesto… aunque también varias calvas del metal, jaja), chupas de cuero de todas las formas y colores, mucha gente entradita en años con las mismas pintas que podían llevar hace 20 años (y sin ningún tipo de complejo, ¡con dos cojones/ovarios!), mallas de colores (¡esas mallas rosas y amarillas de los polacos, jeje!), y chalecos parcheados por doquier (hombre, a este respecto también tengo que decir que había mucho “true metal poser”, como los denominamos sabiamente mi amigo Carlos y yo mismo estando allí, porque también hay mucho heavy de boquilla que porta orgulloso su camiseta del Keep It True y que después te pregunta sobre quien son esos GRIM REAPER… en fin, de todo tiene que haber en la viña del señor Halford, jeje).

Otro detalle interesante al respecto es que, justo al contrario de lo que ocurre en los festivales generalistas de nuestra geografía, la media de edad no es precisamente de 20 años… Ojo, no me malinterpretéis este comentario porque no lo digo despectivamente, pero el hecho está ahí (y es que no creo que el público en este festival preguntara sobre la versión del “Jawbreaker” o por “Enough is enough” si tocaran RAGE por ejemplo…)… Y sinceramente, es una pena que no hubiera más chavales viendo a EXCITER o cantando los temas de RIOT o MURO pero supongo que todo tiene una evolución y es más fácil empezar con SONATA ARCTICA o RHAPSODY… pero bucear y descubrir otras bandas no es malo precisamente.

Y aparte de estos detalles, si queréis anecdóticos, destacar que había público de muchos países de Europa (aparte de los alemanes que eran mayoría, lógicamente), en especial de Italia, Grecia, Polonia y por supuesto España (especialmente de Madrid, Barcelona y Bilbao), que fuimos una gran legión del metal y creo que demostramos a muchos cómo se viven los conciertos buenos en nuestros país (es que los alemanes son muy sosos y paradillos, jeje).

Bueno, y sobre las bandas comentar muy a grandes rasgos (que las crónicas más extensas y detalladas las tenéis en la otra parte) que quizás EXCITER y GRIM REAPER fueron las que más gustaron e impresionaron a la audiencia, y que quizás ROSS THE BOSS y RIOT se quedaron a un peldaño de lo que mucha gente esperaba de esos conciertos. Del resto, ya va en gustos, aparte del hecho de la buena recepción del concierto de SILVER FIST por parte de los guiris, que a nosotros ya nos tenían “ganados” de antemano, pese a que ya digo en la crónica que no disfrutaron del mejor sonido de todo el festival. Pese a todo, la sensación fue muy satisfactoria para todos (¡coño!, vendieron todos los cd´s que habían traído y un buen puñado de camisetas… sigo pensando que no hacer una especial del concierto fue un error pero…) y supongo que sería una inyección de moral e ilusión muy grande para Silver y los suyos, el darse cuenta sobre el terreno que claro que pueden y deben funcionar fuera… ya que en España las cosas lamentablemente están “como están” para casi todos los grupos que son fieles a un estilo y manera de entender nuestra música (de hecho, el bajista José de la emoción casi rompe el techo de la furgoneta de un cabezazo, jaja… preguntarle en el foro, preguntarle…)

Para terminar, no quiero que se me olvide destacar en general la perfecta organización del festival, tanto por todo lo comentado anteriormente, la coherencia a la hora de elegir los carteles y las ganas de hacerlo todo con coherencia (y si ganan pasta bien, pero primero que todo salga lo mejor posible y se haga en las mejores condiciones… ¿no tiene sentido matizar esto con respecto a España, verdad?), cómo por el buen trato (y “buen rollo”) tanto de “seguratas”, camareros/as, gente de organización y producción (un saludo a Tarek y Jührgen), buena organización, cumplimiento de horarios, ausencia total de incidentes (¡como se nota que los heavies escuchamos a BRUQUE, jaja!) y sobre todo el espíritu heavy, ochentero, “truemetalero” y auténtico que se respira durante todo el festival.

Pues nada, como siempre que marcho fuera a cubrir un festival o concierto concreto (o a disfrutar que al final la línea siempre es delgada), tengo que decir que fue una gran experiencia y un placer, a pesar de que siempre vuelvo con la misma sensación: ¿Para cuando algo así en España?… (no sé, con LIZZY BORDEN, LOUDNESS, RAM, METAL INQUISITOR, METAL LUCIFER, CENTINELA, ALABARDA… y la reunión de BANZAI y NIAGARA por ejemplo, jaja) En fin, que cada uno reflexione por la parte que le toque… Un abrazo corsario grande a todos los que conocí y con los que compartí momentos de “air guitar” y movimiento de pelos del metal, a la gente de la organización que se portaron de lujo con nosotros, a los “argüelleros” y “vallecanos”, a la gente de SILVER FIST y acompañantes (Juancar, Isa, familiares de Diego…); y sobre todo al señor Tobbias de Ahen (¡yo tampoco lo entiendo!, jaja), el macarrón (¡viva la camiseta Imperio y el pecho lobo!) y la princesa (gracias por todo, preciosa) que siempre hacen que estas cosas sean más especiales. Nos vemos en la próxima y siempre, siempre… Keep it True!

Texto y fotos: David Esquitino david_esquitino@rafabasa.com
www.rafabasa.com y “Corsarios del metal”
(Domingo de 22:30 a 24:30 en Radio Enlace, 107.5 fm y www.radioenlace.org )

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.