Inicio Lanzamientos A-Z SONATA ARCTICA – For The Sake Of Revenge

SONATA ARCTICA – For The Sake Of Revenge

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

SONATA ARCTICA en su momento fueron llamados a encabezar la nueva ola de Power venido de tierras nórdicas, un trono por aquel momento liderado sin competencia por STRATOVARIUS, incluso estos últimos se los llevaron de gira en sus comienzos dándoles la alternativa. Todas estas esperanzas estaban bien sustentadas gracias a un álbum inmenso como fue su debut “Ecliptica”, un trabajo que a día de hoy todavía siguen siendo obra de referencia para catalogar a otras bandas. Tras esa maravilla de disco, la banda sufrió un receso que nadie se esperaba, el no tan impactante y totalmente predecible “Silence” frenó de golpe muchas aspiraciones. A pesar de todo, en Japón, como tantas otras bandas, consiguieron una legión de fieles seguidores, y es allí donde lanzan numerosas ediciones y temas extras que han vuelto loco a más de un seguidor coleccionista.

A pesar de este bajón de popularidad y calidad, su tercer trabajo hacía vislumbrar una vuelta por el buen camino, “Winterheart’s Guide”, pero la saturación del mercado y otros factores hicieron que no obtuviera la repercusión merecida. Su último trabajo, “Reckoning Night”, es una superproducción en todos los sentidos musicales, con todos los factores que han hecho de SONATA ARCTICA una banda grande dentro de la minoría: buenas melodías, sonido bombástico (toma palabreja de moda), grandilocuencia, velocidad, buenos solos, y un vocalista más que solvente.

Lo que nos traen ahora, es un DVD grabado en Japón, por supuesto, con lo más granado de sus discografía, dando un repaso a todos los trabajos por igual (4 temas de cada uno, excepto de “Ecliptica”, que tocan 5, algo que dice mucho de cual es su mejor trabajo sin duda hasta para ellos).

Buena producción, quizás el número de cámaras sea algo escaso, pero están muy bien aprovechadas, buenos zooms, y cambios rápidos aunque sin marear. El escenario es grande, y el juego de luces se centra sobretodo en los tonos oscuros y azules, quizás algo de variedad no hubiera ido mal, pero buena culpa de esto la tiene lo elevado del techo de la sala.

El inicio con “Misplaced” de su último trabajo es arrollador, a pesar de no ser un tema ni excesivamente melódico, ni excesivamente notable dentro de su repertorio, es veloz y sirve para que el público se caliente. Tony cada vez se ve más suelto en su función de frontman, pese a que a pesar de los años le siguen faltando tablas. El sonido es impecable, aunque Tony, en los tonos más altos abuse de los graves y en ocasiones las voces guturales para tapar sus carencias. Del mismo disco le siguen “Blinded No More”, un medio tiempo que corta de raíz la energía inicial; el público se muestra activo y participativo, aunque las cámaras le dedican poco espacio. La voz de Tony está bien arropada por los coros de Jani, Marko y Henrik. Sobre Jani, decir que se muestra impecable, con una buena puesta en escena y muy sobrado, es un gran guitarrista, y sobre el escenario es quién mejor se maneja.

“Fullmoon” marca uno de los momentos cumbres del repertorio; los estribillos que esta gente consiguieron en su primer trabajo, jamás los han vuelto a repetir, velocidad y melodía nunca estuvieron mejor conjuntadas. La copla de “Runaway runaway runaway” es gritada con pasión por un público que adora a esta banda. Japón ha sido cobijo para algunas bandas que en Europa nunca fueron valoradas, recuerdo los tiempos de ROYAL HUNT con el Dios DC COOPER (el cantante más infravalorado de la historia), donde eran héroes mientras que por aquí apenas sonaba su nombre. Buen solo aquí del teclista Henrik Klingenberg pese al error al final del mismo que deja un poco en braguitas a Jani. Me ha gustado que use dos teclados, uno fijo, casi siempre piano, y otro colgado como si fuera una guitarra.

Dos temas de su tercer trabajo “Wnterheart”s Guild” son los siguientes, “Victoria”s Secret” y “Broken”, los dos singles, el primero con una excelente parte instrumental en singular duelo entre la guitarra de Jani y el teclado de Henrik, y el segundo un tanto aburrido. Todo lo contrario que “8th Commandament” de su inspiradísima opera prima, que pone patas arriba la abarrotada sala.

La balada ultra melódica “Shamandalie” de su último trabajo sirve para mostrarnos una inmensa interpretación de Tony Kakko en las voces, y las dos siguientes, nos valen para ver el potencial que esta banda tuvo. Ambas de su primer trabajo: “Kingdom For A Heart”, de la cual recuerdo que en su momento me tenía completamente obsesionado, es uno de esos temas especiales que jamás podré despegar de mi cabeza, veloz, pegadizo, increíble en todos los sentidos, en una interpretación impecable con un Tony llegando hasta lo más alto. Las dos siguientes son del mismo trabajo, así que se puede decir que estamos en el momento cumbre de la actuación. “Replica” es más comedida, pero igual de intensa, con un error en la entrada de Tony, lo cual demuestra que aquí no hay retoques, y creo que se ha de valorar. “My Land” es otro trallazo, que se une al single de su segundo trabajo “Silence”: “Black Sheep” con su impresionante estribillo. Es curioso, los cuatro temas seleccionados de ese álbum, los tocan seguidos. El segundo es “Sign In Silence”, la verdad es que la elección de los temas de este disco ha sido la más acertada aunque esta la alargan demasiado para mi gusto. Volviendo al tema de los músicos, comentar que la base, interpreta sin salirse del guión. El baterista Tommy Portino cumple a la perfección su cometido, sin espacios para virguerías, para eso ya están las teclas y la guitarra. El bajista Marko tres cuartos de lo mismo, pero sobre el escenario se muestra terriblemente soso, como si la cosa no fuera con él, además de que apenas se oye. No se acaba de acoplar a la banda, todo lo contrario que Henrik.

Tras la intro grabada “The End Of This Chapter”, “San Sebastian” atruena y vuelve a poner las pilas, veloz y contundente, casi al límite con un público nuevamente volcado en los coros, pero siempre dentro de un orden como es habitual en Japón. Tras este tema, Henrik se carga su teclado dándole de ostias contra el suelo, y abandonan el escenario (se nota que el teclado que llevaba colgado era barato, sino de qué).

Llega el momento del impás. Tony, tras un cambio de vestuario, reparte unas cuantas teclas al público, y empieza a dividir a la gente en dos partes para que repitan lo que él dice, ya sabéis, las típicas arengas un tanto monótonas y recalcitrantes, yo canto, tu repites, yo canto, tu repites, etc. El regreso a la actividad es con “Gravenimage”, una balada con voz y piano y un solo de su tercer trabajo, que empalma con uno de sus mejores temas, “Don”t Say A Word”, en una interpretación perfecta y precisa, uno de esos cortes que te pone las pilas si o SI!

La Stratovarica “The Cage” de su tercer trabajo sirve para cerrar, su hímnico estribillo es un perfecto colofón para un concierto que para cualquier fan de estos fineses será de sumo agrado.

Los extras, pues escasos y un tanto aburridos. Es un reportaje con subtítulos en inglés de la llegada de la banda y su crew a Japón, desde la llegada en el aeropuerto, hasta las fiestas, escenas de backstage, y alguna que otra con la banda de fiesta o en restaurantes. No se el empeño que tienen estas bandas jóvenes en parecer los más borrachos del planeta, y mucho menos entiendo el por que de vanagloriarse de semejantes gestas, pero bueno, no estoy aquí para dar clases de comportamiento. También dentro del menú, que por cierto, les ha quedado muy logrado, con forma de libro, tenemos una ficha con cada uno de los músicos, y su discografía completa, con CD, minis y singles, que tienen para parar un tren con tanta edición japonesa. Algo muy interesante, es que el concierto también se ofrece con los comentarios de la banda, pero oh desdichado de mi, no tengo npi de fines, así que si alguien sabe hablar en el idioma de los renos que nos haga saber que es lo que cuentan. Una pena, por que seguro que hay mucho jugo en los comentarios.

Este DVD es un fantástico recopilatorio de lo que ha sido hasta ahora la carrera de esta prometedora banda. Y si, digo prometedora, por que después de su fantástico “Reckoning Night” se espera mucho más de estos fineses. Pienso sinceramente que es una banda de gran nivel, y con un potencial enorme, Kakko es un gran compositor, y creo que la sorpresa que dieron en sus inicios puede volver en su nuevo trabajo. Alejarse del sonido de STRATOVARIUS fue lo que intentaron, y creo que no fue una elección natural; la personalidad de su propuesta está fuera de dudas, tanto su lírica como su música, tienen un sello propio, reconocible y nórdico por supuesto, pero con carácter. A pesar de llevar unos añitos en esto, esta gente es como si acabara de empezar, el fin de primer capítulo resumido en este Dvd. Apto para cualquier buen seguidor de buen Power Metal, y obligado para cualquier seguidor de SONATA ARCTICA.

Àlex Sánchez Cerro
alex_sanchez@rafabasa.com

Tracklist :

  1. Prelude for reckoning
  2. Misplaced
  3. Blinded no more
  4. Fullmoon
  5. Victoria “s secret
  6. Broken
  7. 8 th commandament
  8. Shamandalie
  9. Kingdom for a heart
  10. Replica
  11. My land
  12. Black sheep
  13. Sign in silence
  14. The end of this chapter
  15. San Sebastian
  16. The end of this keyboard
  17. Gravenimage
  18. Don”t say a word
  19. The cage
  20. Vodka / Hana nagila
  21. Outro (Draw Me)