Inicio Lanzamientos A-Z THREE III – Andre Andersen, Paul Laine & David Readman

THREE III – Andre Andersen, Paul Laine & David Readman

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN

Parece que Frontiers Records continúa su apuesta por los discos especiales en los que varios músicos provenientes de diferentes bandas sus fuerzas para hacer un álbum conjunto. Tras THE BATTLE, donde Russell Allen (vocalista de SYMPHONY X) y Jorn Lande (MASTERPLAN, YNGWIE MALMSTEEN…) aunaban voces en un muy buen disco de hard rock melódico , nace este nuevo proyecto bajo el sencillo nombre de Three, en el que participan tres grandes del hard rock como son Andre Andersen (teclista de ROYAL HUNT y multitud de proyectos y discos en solitaria), Paul Laine (ex – vocalista de DANGER DANGER) y David Readman (vocalista de PINK CREAM 69).

Como invitados participan algunos músicos de la confianza de Andre Andersen como Kenny Lubcke a los coros (ANDRÉ ANDERSEN, 4OUR LIKE US, NARITA, TORBEN ENEVOLDSEN, HERO), Bjarke Hopen a la guitarra solista y Kaj Laege a la batería (ANDRÉ ANDERSEN).

En lo puramente técnico, decir que el disco ha sido producido íntegramente por el propio Andre Andersen, con resultado inmejorable, con multitud de arreglos sobre todo en temas puntuales y un sonido bastante limpio. En la distribución instrumental, aparte de los artistas invitados, Andre Andersen se ocupa, por supuesto, de los teclados, y además de la guitarra y el bajo, Paul Laine de la voz en 5 de las 10 canciones y David Readman en las otras 5 (¿otra batalla?).

Ya metiéndonos en harina, lo que el lector encontrará en THREE es ni más ni menos que un disco de hard rock melódico, que por seguir con la comparación con THE BATTLE, es quizás menos melódico que éste último, con riffs muy ochentenos y sobre todo, con un protagonismo de André Andersen a los teclados que queda patente, en mayor o menor medida, en cada uno de los 10 temas. Son canciones bastante cortas, dónde sólo dos superan los 4 minutos, y suelen tener la mayoría intro, lo cual no resta mérito ni mucho menos al disco, sino que lo hacen bastante más atractivo, con un desarrollo de cada tema muy determinado con su inicio y su final que harán a buen seguro que el lector se enganche a cada una de las canciones con mucha más facilidad.

El compacto abre con Rise, que bajo mi punto de vista es el tema más apropiado de todo el disco para comenzar, con una especie de explosión que desencadena un toma y daca entre un riff muy, muy hardrockero y un teclado magistral. Sin duda un gran corte, con un Paul Laine muy firme a la voz llegando alto en partes clave sobre todo del estribillo.

Un aullido de lobo da paso a “Dust to Dust”, tema, como todos, con mucha presencia de los teclados y menos peso de las guitarras esta vez, lo que hace que el tema recuerde quizás menos al hard rock de los 80, destacando sobre todo el solo a las teclas de Andersen, corto pero intenso. Por su parte grande voz a la voz David Readman , que recuerda al mejor Readman de PINK CREAM 69. También me gustaría destacar en este punto el trabajo encomiable de Kenny Lubcke a los coros.

Esta vez es una llamada de teléfono la que nos advierte del inicio del siguiente tema, “The Way it Goes”, tema que vuelve a sonar y mucho a hard rock, con buen riff al comienzo y un estribillo de lo más pegadizo, en el que suena Laine a las mil.

Le sigue “Straight to the Herat”, un medio tiempo de estribillo facilon que va in crescendo, con Readman a la voz, en la que probablemente lo más interesante sea el brillante solo de guitarra a cargo de Bjarke Hopen. Tema en la linea de “Tell me your Lies”, con gran solo de nuevo a cargo de Andre Andersen y “Don’t need a Thing” o “End of my Rope”, con comienzos más instrumentales que otra cosa y con estribillos pegadizos, alejándose un poco del hard rock de temas anteriores por falta de riffs consistentes, cosa que no ocurre con los teclados, que se distribuyen con la misma importancia en cada uno de los temas.

Se me ocurre que quizás en este punto el álbum se puede llegar a hacer algo pesado, ya que si bien es verdad que ofrece un hard rock melódico de calidad, el CD no ofrece mucha variedad más allá, y los riffs limpios del principio se van diluyendo como un azucarillo para sólo aparecer al comienzo de los temas, tras la típica intro de cada canción.

Encarando ya la recta final del redondo, “Sacred to Live” se me antoja como un oasis en las pistas anteriores, tanto es así que parece el punto fuerte del álbum junto con Rise, con una muy buena melodía y una compensación entre guitarra y teclado que bajo mi punto de vista satisfará mucho más al fan, con un David Readman muy correcto y un estribillo realmente bueno, bastante más digerible y mucho mas hardrockera, ¡dónde va a parar!

“Bulletproof” dejará también muy buen sabor de boca seguro, con un aire mucho más roquero y macarra, que lo sería aun más si hubiera más caña en las estrofas, y vuelta de nuevo ¡falta más contundencia en las guitarras!

Ya para cerrar el disco nos encontramos con “Learning to Fly”, tema con algún que otro guiño progresivo, con un comienzo simplemente fantástico, de lo mejorcito del disco seguro, y un electrizante duelo de solos teclado – guitarra que no tiene desperdicio alguno.

En suma, un buen disco de hard rock a veces más y a veces menos melódico (y otras veces menos hard) que gustará sobre todo al seguidor del señor Andersen y al adicto a los teclados en general.

Jorge del Amo

Track List:

  1. Rise
  2. Dust to dust
  3. The way it goes
  4. Straight to the heart
  5. Tell me your lies
  6. Don´t need a thing
  7. End of my rope
  8. Scared to live
  9. Bulletproof
  10. Learning to fly