Inicio Entrevistas DORO – Entrevistada en nuestra redacción…

DORO – Entrevistada en nuestra redacción…

0
Doro

– Hola Doro, es un placer estar hablando contigo de nuevo. La última vez la entrevista fue por teléfono y me contaste cosas sobre “Warrior soul” que ahora sí tenemos entre manos. Para empezar, este es ya tu décimo disco en estudio, aparte de los de WARLOCK y los Ep´s, algún directo, recopilatorios y demás. ¿Todavía te gusta meterte en estudio o ya estás un poco cansada de esto y prefieres tocar y no pasar tanto tiempo grabando?

Doro.- No, no, todavía sigo disfrutando en estudio porque siempre es una nueva aventura, siempre surgen cosas nuevas. Además, para mí siempre es como si fuera la primera vez porque es a la vez difícil e interesante a un tiempo y por eso es un reto. Nunca te puedes dormir o actuar cómo si supieras “de qué va” esto, siempre hay que estar alerta e intentar hacer las cosas lo mejor posible porque nunca es fácil por mucha experiencia que tengas.

– Está bien oír eso porque muchos grupos con tantos años a las espaldas como tú reconocen aburrirse en estudio e intentar quitarse de encima el farragoso proceso de grabar lo antes posible…

Doro.-Bueno, supongo que ellos dejan mucho más en manos de los ingenieros, el productor o quien sea que cuando empezaban y en parte lo veo lógico pero yo no puedo. No me imagino a mí misma sólo mirando en el estudio y sin trabajar y participar activamente en lo que se está grabando, opinando de cómo suena y todo eso. Además, es que no me gusta trabajar sólo en un estudio sino que prefiero ir probando con varios sitios para conseguir lo mejor.

Doro

– Hablando ya del disco, el primer single es “You’re my family” que nos parece de lo mejor del disco y es evidente que está dedicado a tus fans, a la comunidad metalera en general. Supongo que es una canción especial para ti y también para tus fans. ¿Cómo surgió la idea de la canción y qué tal están respondiendo los principales interesados, los fans, ante ella?

Doro.- Es una de las primeras canciones del disco que escribí y por eso pensé en dedicarla a aquellos que siempre confían en mí, me apoyan y en el fondo me permiten estar aquí. Luego aparte, me siento muy orgullosa de pertenecer a la comunidad del metal, y de ser tan bien aceptada por la gente. Yo me siento muy feliz de ser parte de todo esto y por eso quería que esta vez la primera canción del disco fuese un agradecimiento a todos los fans y todos los heavies que son tan importantes para mí. Yo siempre pienso que el verdadero amor por el metal es uno de los sentimientos más poderosos que existen, quiero decir que el sentir verdaderamente nuestra música es muy, muy importante para mí y lo que mejor sé hacer para agradecerle a todos este cariño y todo lo que compartimos es escribir una canción que hable de ello. No lo sé exactamente pero yo creo que es de las primeras canciones que se escriben sobre alguien que conoce a una chica pero que no habla de amor en sí sino más bien de lo importante que es para dos personas, o las que sean, compartir una música, los sentimientos que se generan a partir de esto.

– Sí, pienso que es una canción muy profunda y además musicalmente es de las más potentes y creo que es genial para empezar el disco.

Doro.- ¡Gracias por darte cuenta!, bien, bien, esa era la idea.

– Hablando de esto, de la relación especial que desde el principio ha habido entre Doro y sus fans y viceversa, siempre me ha parecido muy interesante el notar que, en tu caso concreto, esto es muy real… ¿Cuál es el secreto para que la relación entre las dos partes sea tan especial?

Doro.- Magia (lo dice en español), jaja. No lo sé, pero concretamente en España siempre me he sentido especialmente bien. Ya la primera vez que vine en 1986 con JUDAS PRIEST noté algo diferente que no me ocurría en otros países. Creo que entonces se creó un vínculo muy especial para mí con los fans españoles, con el público español y desde ese momento hasta las últimas veces que he tocado aquí he notado esa gran conexión, ese feeling especial entre ambos. No lo puedo explicar porque es un sentimiento pero el caso es que por eso siempre intento dar lo máximo, grabar los mejores discos y darlo todo en los conciertos porque no tengo otra manera de corresponder a la gente lo bien que siempre me han tratado… Y esto es especialmente intenso para mí en España por eso que me dices, porque noto que la relación aquí con los fans, medios y demás es realmente especial y para mí es exactamente lo mismo, todos los países son importantes pero yo me siento especialmente bien y querida aquí.

– Esto te lo decía porque muchas veces entrevistas a alguien que te gusta, que su música es importante para tí, que es más o menos grande, pero luego puede ser un gilipollas, un borde, muy seco o todo lo contrario, pero con Doro siempre es distinto es lo que quiero decir, la gente, y aquí incluyo a los periodistas, reacciona de manera muy emocionante y supongo que tú también lo notas.

Doro.- Sí, hay una relación profunda, muy buena química y no sé cual es el secreto pero cuando vengo a España estoy especialmente feliz, no puedo decir otra cosa. Por ejemplo puedo estar muy cansada de una promoción larga, o en un concierto o lo que sea pero al final siempre aparece un punto de energía extra cuando estoy aquí y por supuesto que por todo eso me parecía importante escribir “You’re my family”, al igual que la primera vez que estuve aquí tuve que escribir algo para vosotros como híce en “Für ïmmer”. Es que me encanta la mentalidad de los fans españoles, la pasión que siempre me demuestran… no sé, el notar que tienen sangre y heavy en las venas es muy importante para mí y me da mucha energía. Es muy emocionante porque en España nunca siento que estoy trabajando sino que hago y recibo las cosas de corazón. En otros sitios de Europa también me reciben bien pero siempre de una manera más fría o sin tanto entusiasmo. Tiene que ver con el carácter, claro, pero en España todo es muy natural y soy muy feliz cuando vengo aquí.

– Además, en los últimos tiempos especialmente, pasa una cosa curiosa en España porque por ejemplo, cuando ha venido de promoción gente como Tarja Turunen o Cristina Scabbia, muchas veces se actúa de una manera algo forzada o se tiene más interés que de costumbre en esas entrevistas o conciertos de sus grupos sólo porque son chicas guapas pero pienso que contigo siempre ha sido diferente. Creo que hace años que Doro rompió esa barrera y se te respeta y admira muchísimo como cantante, como músico pero sin importar el hecho de que seas atractiva. De todas formas, te pregunto lo contrario, ¿has notado alguna vez, especialmente en los últimos años, que la gente te considera una cara bonita, o te trata especialmente bien por eso, por ser Doro con todo lo que ello conlleva a nivel de ser desde siempre la “metal queen”?

Doro.- No, no, nunca me he sentido así. Yo siempre he defendido que una persona, especialmente un artista, es mucho más que una cara o un cuerpo bonito y creo que los fans siempre han sabido diferenciar un músico, o una cantante en este caso femenina, de quien sólo aporta algo atractivo. Particularmente siempre he tratado de dar lo mejor de mi misma, cantar en notas más altas o dar siempre un punto más en los conciertos y creo que la gente siempre lo ha valorado. De todos modos, mirar, os voy a decir una cosa, si es una manera de que alguien se acerque a la música en un primer momento, me parece bueno también, ¿porqué no? Al final hay música, cantantes y artistas para todos los gustos y los que me escuchan desde siempre supongo que hace mucho que habrán pasado de hacerlo por una foto o imagen atractiva. Es que esto de elegir un grupo por si sus componentes son guapos o feos tiene que ver más con otras músicas y además, ya os digo que es algo que puede valer como acercamiento pero luego no, así que si sirve como “arma de presentación” no me parece mal utilizar una imagen.

Si me voy hasta los tiempos de WARLOCK sí podía notar más que había muchas cosas flotando alrededor de la banda en este sentido, que quizás a veces se centraba más la atención en la banda porque había una chica joven cantando y entonces era más raro pero ahora por supuesto que las cosas son diferentes. Entonces además, sí era más importante para mí escribir canciones para reivindicar un poco estas diferenciaciones pero ahora no podría escribir letras así porque no le doy ninguna importancia, no distingo entre chicas y chicos músicos y por eso escribo de temas generales, que les importen por igual a ambos porque, al menos en mi caso, es algo que está superado hace muchos años. Definitivamente no es algo que me importe nunca más si se me considera mejor por ser mujer en un mundo de hombres o por ser más o menos guapa o lo que sea, jaja.

– Bueno, seguimos hablando del disco que nos hemos ido por las ramas muy pronto. Las tres canciones que más nos han gustado son “Warrior soul”, “Haunted heart” y “You´re my family”. Dime si son algunas de las que tienes en mente para incluirlas en los conciertos de esta gira porque pienso que son temas que quedarían muy bien en directo. ¿Qué piensas hacer al respecto de los nuevos conciertos con los temas del nuevo disco?

Doro.- Sí, la verdad es que después de varias entrevistas saco un poco en claro que las dos canciones que más están gustando son “You´re my family” y “Haunted heart” y por supuesto que eso tengo que tenerlo en cuenta a la hora de elaborar los set list de la nueva gira. Tenemos que hablar con la banda, hacer ensayos y eso pero vamos, esas dos yo creo que serán fijas en el set. El resto tenemos que ver y probar, por ejemplo “Heaven I see” parece que es una balada que está gustando y puede estar bien tocarla a mitad del concierto. También está gustando el vídeo de “Warrior soul”… No lo sé, esto no lo tenemos decidido todavía.

Ahora que hablas del vídeo, aunque ya comentamos el tema en la entrevista anterior, hay gente que no sabe que has participado actuando en una película de aventuras, además de hacer el tema principal de la película, “Warrior soul”. Comenta este tema brevemente para quien no lo sepa.

Sí, ok. “Anuk” es una película de guerreros, de aventuras y está ambientada más o menos 2000 años antes de Cristo. Bueno, más que de aventuras es épica y una historia de fantasía. Es una película suiza y fue muy interesante para mí hacerlo porque una cosa es actuar en videoclips y esas cosas y otra bien distinta es actuar de verdad en una película. Fue duro pero resultó una experiencia muy gratificante. No sé, yo tengo la ligera impresión de que la película y el disco van a funcionar bien.

En cuanto a la película como producto, está claro que no podemos competir con las grandes producciones de Hollywood porque esta es una película independiente pero pienso que está realmente bien. Mi papel concretamente es el de Miha, una guerrera que matan a su padre y tiene que vengarlo y hacerse cargo de una serie de cosas importantes en su tribu… Pero bueno, no desvelo mucho que lo mejor es que podáis ver la película y además en el propio vídeoclip de “Warrior soul” ya se ven imágenes de ella.

– Y aparte de ti, ¿quien más sale en la banda sonora, por cierto?

Doro.- Pues aparte de mí, sale el grupo que tiene el productor, Lukas Haas, también una canción de uno de los componentes de KROKUS, que también son suizos, y algunos grupos más no tan heavies. Todo formará parte de una banda sonora que se editará en CD y también saldrá en octubre-noviembre así que todavía faltan grupos para terminar el proyecto. Al final de todos modos cambié Suiza por Alemania para grabar mis partes de la banda sonora porque yo me siento más cómoda en casa para grabar las partes vocales, melodías y demás.

– Pues nos encantaría ver la película en España en un cine, con buen sonido y eso. Habrá que esperar…

Doro.- Yo creo que estará en cines para octubre o noviembre y me encantaría que estuviera disponible en todo el mundo pero eso ya es más difícil. De todos modos, yo me encargaré de que a nivel de DVD sí se pueda distribuir en el mayor número de países posibles, al menos a nivel de promoción y de intentar que en sitios donde DORO sea al menos conocida se pueda editar en su momento el DVD. Pero vamos, que para eso sí que queda mucho tiempo, jaja…

– Siguiendo con el tema, ¿fue muy duro el hecho de la grabación de la película en sí? Supongo que al tratarse de una película de acción habrás tenido que correr, luchar, tirar flechas, nadar…

Doro.- Sí, sí, además, muchas escenas están grabadas en las montañas suizas y en una época del año en la que el tiempo es muy malo allí, hace mucho frío, hay muchísimo viento, muy pocas horas de luz… Además, íbamos vestidos con poca ropa, con pieles y eso, y sobre todo con unos mocasines muy extraños que se te quedaban los pies congelados, jaja. Luego también por ejemplo había que remar, o simplemente caminar por algunas zonas en un lado helado, ¡y os aseguro que resbalar allí no era una experiencia agradable!… Así que fue bastante duro pero también una gran experiencia. Además, me sirvió de mucho a la hora de coger fuerzas y confianza de cara a la grabación del disco porque pensaba que si era capaz de hacer eso, si había sido capaz de trabajar bien y duro en unas condiciones tan extremas y en un campo que no era el mío, la grabación del disco iba a salir bien. Quiero decir que toda la energía y fuerza positiva que había adquirido durante el rodaje iba a ser muy bueno para grabar “Warriour soul” como efectivamente creo que ha sido. Además, después de estar en un rodaje de cine que os aseguro que es una auténtica locura, ya estaba perfectamente preparada para lidiar con productores, la compañía, problemas de sonido… ¡me había hecho una auténtica guerrera!, jaja. Y por todo esto también el disco tiene ese sonido y ambiente, porque volví de Suiza con muchas ganas de hacer canciones guerreras, aunque haya un par de baladas más suaves. Luego también grabé algunas voces en Nueva York cómo he hecho otras veces y al final creo que hemos conseguido que todo salga perfecto entre Suiza, Alemania y Nueva York.

Doro

– La última vez que hablamos me comentaste que estabas muy excitada con este disco porque te parecía que estaba saliendo algo parecido a un “Triumph and agony” de WARLOCK pero en 2005/6. Una vez que ya hemos podido oírlo entero tengo que decir que a mí no me lo parece ya que lo veo como un álbum de DORO más, lo digo en el mejor sentido, pero creo que no tiene mucho que ver con un disco de WARLOCK. De todos modos, ya hay gente que ha oído el disco, ya has hablado con varios medios que te habrán dado su opinión del disco, algunas canciones que los fans hayan podido escuchar a través de Internet… ¿Cómo ves tú que está siendo la reacción de la gente ante el nuevo disco, y cual es tu propia impresión de estas opiniones que te va comentando la gente ahora que está a punto de salir a la venta el disco?

Doro.-Bueno, el 90% de la gente me están diciendo cosas positivas y todos tienen un gran feeling escuchándolo. Cómo te comentaba antes, hay tres o cuatro canciones en las que todo el mundo coincide al nombrarlas… y yo estoy realmente contenta con esto. Es que esto significa que un alto porcentaje de los ingredientes que contiene el disco funciona. Me siento muy orgullosa de que el heavy metal poco a poco vaya volviendo y yo pueda aportar mi pequeño granito de arena para que sea así. También es algo que la gente me está diciendo, que “Warrior soul” es bastante heavy de nuevo y yo sólo me puedo sentir satisfecha por esto porque esa era la intención. Yo creo que he recuperado el espíritu de “Tirumph and agony” en el sentido de notar lo excitada que estaba la gente cuando estábamos trabajando en el disco, en volver a sentir que estábamos haciendo heavy metal de siempre otra vez, en ver la reacción de la gente ante lo que se iba comentando… Por supuesto que nunca será lo mismo porque la gente que grabó ese disco ya no está por aquí y no tienen nada que ver con “Warriour soul”, pero sí me gusta decir que el disco nuevo tiene que ver con aquel de WARLOCK sobre todo por las buenas sensaciones que tengo tanto yo con el disco como los propios fans esperándolo.

Hombre, por aquella época grabábamos rodeada de gente como Cozy Powell, recuerdo que FASTWAY estaban grabando a la vez que nosotros… y había un espíritu y un ambiente que lógicamente se transmitía al sonido del disco. Sí, es que los comparo porque al igual que pasa con este disco, sobre todo con “Triumph and agony” y “Force majeure”, donde ya se trabajó a un nivel más alto y profesional que con los primeros discos de WARLOCK, ocurría que no había nada de experimentaciones, sonidos raros, modernizaciones y demás sino pura música, heavy metal de verdad sin adornos extraños ni probaturas. Por supuesto que con esto también le pedí a Geoffrey Gillespie que volviera a pintar una portada porque no quería una foto, y luego yo traté de escribir las mejores canciones, las canciones correctas para este tipo de discos para que no fueran a decepcionar como en otros momentos pudo pasar a los fans de verdad de DORO o de WARLOCK… Y por todo esto es por lo que comparo los dos discos, no ya tanto a nivel de gustos o que las canciones de uno y otro sean parecidas.

– Ahora que lo nombras, donde yo si que veo una similitud impresionante entre ambos discos es en el tema de la portada porque, si las pones juntas, te das cuenta de que son muy parecidas, aparte de que el dibujante sea el mismo: tonos azules, el “monstruo” detrás de ti, tú dibujada a modo de guerrera con el puño en alto, o la espada en este caso,… No sé si es casualidad o no, ¿cuál es tu opinión sobre esto?

Doro.- Ahora que veo las dos juntas ( le enseño ambas portadas ) sí es cierto que se parecen, el concepto y tal. No me había fijado demasiado, ¡es cierto! Bueno, el caso es que yo le expliqué un poco a Geoffrey lo que quería, lo que hemos hablado antes también que era un poco la idea musical del disco, el título el personaje de la película que era una cazadora, una especie de guerrera… Le contaba todas estas cosas y él me decía, “vale, vale, ya lo he captado, tú déjame que la pinte y ya después me dices si te gusta o no pero no seas pesada con la idea”, jaja. Cuando ví el boceto le dije que me gustaba pero que yo no salía tan desnuda en la película y el me decía, “ok, ok, lo voy viendo”… y por cierto, el tatuaje no es real, jaja,

– ¿No?, vaya, era una pregunta que yo también te iba a hacer…

Doro.- Ya lo sabía así que me adelanto, jaja. Bueno, el caso es ese, que a Geoffrey le gusta mucho trabajar un poco por libre, con sus propias ideas quiero decir. Una cosa es que le digas unos pasos iniciales o le hagas un mínimo boceto pero prefiere trabajar sobre sus ideas y, una vez ya tenga algo concreto ir modificándolo, si es necesario pero prefiere que le des libertad y esta vez también ha sido así.

– La pena es que un dibujo como este se tenga a limitar al tamaño de un CD porque lo suyo sería poderlo disfrutar en vinilo, mucho más grande, para poder apreciar los detalles y ver el dibujo bien.

Doro.- Sí, sí, entiendo perfectamente lo que quieres decir porque yo tuve la misma sensación. Es que cuando vi el dibujo la primera vez en un lienzo, pintado en grande y tal, me pareció preciosa, me quedé realmente impresionada pero luego lo ves en CD y sí, queda bonito pero no es igual.

– Y hablando de esto, ¿no has pensado en editar este disco, o alguno antiguo porque con la portada de “Figth” me pasaba exactamente lo mismo, en vinilo?… aunque fuera a modo de edición especial, sólo una pequeña tirada o algo así, ¿te gustaría hacerlo?

Doro.- Sí, por supuesto. De hecho, siempre lo intento y se lo propongo a la compañía pero continuamente me ponen excusas. Sobre todo con “Calling the wild” lo intenté varias veces pero SPV me decía que estaría bien pero que al ser un disco largo había hacer una edición en vinilo doble, con doble carpeta y que para que no saliera excesivamente caro había que hacer una gran tirada que luego es muy difícil vender más que a nivel de coleccionista o de fans muy acérrimos… Y en parte tienen razón pero yo sigo pensando que es una pena y que este tipo de portadas, que son cuadros, están muy desaprovechadas, pierden valor y no es justo ni para el músico ni para el propio artista que dedica mucho tiempo, esfuerzo y cariño en ello. Desde “Calling wild” lo he seguido intentando, os lo prometo, pero todavía no he podido conseguirlo. Es una pena.

– Ahora que hablamos de vinilos, de discos antiguos… me surge una pregunta: Siempre que he tenido la suerte de hablar con gente como tú, como Dio, como Udo, como Biff Byfford…, siempre acabo pensando que es totalmente diferente la actitud, la mentalidad, la manera de entender la música de los grupos y los músicos de los 80, los que ya sois historia. Afortunadamente volvéis a estar mucho más arriba que hace unos años y en este caso te pregunto a ti, ¿cual es la opinión, tuya y de los que de los que ya estáis consagrados, sobre las nuevas bandas en general, su actitud, su música incluso…?

Doro.- Bueno, no lo sé exactamente. El caso es que nosotros crecimos con otra mentalidad porque entonces la música era lo más grande que había en la vida, y era lo más importante para ti. Por ejemplo, estabas con tus amigos y alguien conseguía un disco y no parabas de escucharlo, te encerrabas en la habitación y lo ponías una y otra vez. Para mí en este caso la música sigue siendo lo más importante en la vida pero quizás la gente joven ahora tiene otras prioridades porque ya no es sólo música sino también Internet, juegos de ordenador, televisión, fiestas… Antes también había otras cosas y otros intereses también pero estaba claro que la música era prioritario y te podías tirar 10 horas en tu habitación sólo oyendo discos, ya fuera con amigos o tú sólo y no te importaba, eso ahora es impensable. Además, cuando crecíamos en los 70 y 80 de repente salía un grupo y eso era lo más grande, ya fuera MAIDEN, JUDAS o quien fuera, y en el colegio todo el mundo estaba con eso y vivías y pensabas en música 24 horas al día.

– Entonces, ¿cuál es la razón para ti de que ninguno nuevo llegue realmente a despuntar y no se conviertan en leyendas o en sucesores reales de todos vosotros?… No lo sé, el tema es que los grandes de ahora siguen siendo los mismos de hace 20 años y para gente como yo esto puede ser mejor o peor pero la gente joven tiene que pensar: “¿qué pasa aquí, cual es el problema de que no haya regeneración?”

Doro.- Ahora hay tantos grupos, tantas cosas, tantos estilos distintos de música, tantas modas…, que ningún chaval puede física y mentalmente dedicar su tiempo a preocuparse tanto de la música… Además, es un poco lo que hablamos antes, es que el rollo del vinilo era especial, tenía algo mágico. No sé, es que entonces escuchar un disco era como un ritual porque tenías tu carpeta, tu portada que te quedabas embobada mirando los dibujos, el tema de ponerlo con la aguja y eso… y como duraba poco no te podías poner a hacer otra cosa y olvidarte sino que estabas escuchando el disco. Ahora con el cd, mp3´s y demás, es más cómodo pero la música ha perdido valor porque ahora pones un CD o pones mil canciones en el ordenador y te olvidas, no sabes ni lo que estás escuchando. Además, es que cuando salió se decía que el CD era técnicamente mejor, que se oía mucho mejor que el vinilo y todo eso no es verdad.

– Por ejemplo hace poco leí la noticia de que en Japón se van a reeditar algunos discos clásicos en CD pero en una caja tipo vinilo, más grande y demás para que se pueda apreciar mejor la portada y recuperar un poco el estilo clásico… Es que está claro que los discos en vinilo tienen una magia que los cd´s no pueden tener.

Doro.- Sí, sí, jaja. Yo recuerdo de ir a Londres hace muchos años y comprarme discos sólo por la portada y que nunca había oído antes pero ya esa portada te hacía ir a por ellos. Ahora no veo ese interés y a la hora no de escuchar sino de hacer música pasa un poco lo mismo.

– Bueno, seguimos con la entrevista que ya estamos siendo fans otra vez, jaja. Yo soy un seguidor de tu carrera musical desde hace muchísimos años y siempre me ha dado la impresión de que en estos años ha habido tres momentos concretos en los que, no sé exactamente porqué, tu estilo, música y demás ha sufrido un cambio bastante significativo.

Doro.- Estoy de acuerdo contigo porque creo que es lo que ocurrió, aunque no sé si fue bueno o malo en cada momento, simplemente fue pasando.

– Para mí la primera vez fue después de “Force Majeure” que todavía era muy similar a WARLOCK, después con “Love me in black” y especialmente “Machine II machine” donde decidiste experimentar y probar sonidos distintos, y finalmente con “Calling the wild” retomaste otra vez un poco tu camino más heavy de siempre. No sé si estás de acuerdo o no exactamente con mi impresión pero explica un poco porqué estos cambios o qué ocurrió en estos momentos concretos para que se pudieran producir estas variaciones.

Doro.- El tema es que cuando siento que algo ya está hecho, tengo que darle un giro porque no tiene sentido hacer copias y copias de algo que ya está terminado. Luego por supuesto hay que tener en cuenta que estamos hablando de diferentes períodos, de distintas influencias que vas teniendo en cada momento, tu edad, madurez y experiencia, cambios en tu vida, lo que hay en tu cabeza… Todos estos factores también entran en juego y todo se junta a la hora de ir tomando caminos. Yo creo que puedo decir que siempre he hecho discos diferentes, que pueden gustar más o menos, pero creo que nadie puede decir que DORO tiene dos discos iguales, ni siquiera en los tiempos de WARLOCK. Además, al igual que a mediados de los 80 en Alemania influía ACCEPT por ejemplo, a mediados de los 90 aparece el nü-metal y cuanto menos el negocio lo tiene en cuenta… Quiero decir que entonces ya nadie quería un nuevo disco clásico, estaba muy fuerte el grunge también y fueron unos años muy duros para el metal. De hecho, no muchas bandas de heavy sobrevivieron o continuaron fieles a su estilo. No sé, Rob Halford probó con FIGHT, Bruce Dickinson con SKUNKWORKS… H abía bandas heavies también pero la gente no lo compraba. Nosotros hicimos “Love me in black” que no era un disco de heavy tradicional pero tampoco era grunge o nü-metal.

– Sí, pero el disco realmente raro de DORO no es ese…

Doro.- No, no, este sólo era distinto, jaja… Hablando de “Machine II machine”, fue una prueba, nada más, y aún hay mucha gente que le gusta pero yo entiendo que a los fans del heavy ese disco no les parezca bien y por eso en 1999 preferimos olvidarnos de sonidos electrónicos y experimentaciones y hacer un buen disco de rock como fue “Calling the wild”. Para mí fue un poco una combinación entre experimentar y seguir, como una transición desde esos años con música distinta hasta volver a hacer rock y heavy metal en un sentido más tradicional. Lo que tuvimos muy claro es que tenía que sonar puro, sin cosas electrónicas e incluso sin utilizar mucho tecnología actual para grabarlo. De hecho, para ese disco todas las grabaciones y mezclas se hicieron de la manera más manual posible y creo que eso también ayudó mucho a recuperar el espíritu más básico y roquero de siempre… Es que, siendo sincera, durante esos años nunca pensé que el metal fuera a volver y fue realmente maravilloso cuando a finales de los 90 las cosas volvieron un poco a su lugar y además ocurrió todo muy rápido y de repente nos encontramos con que estábamos en el mapa de nuevo, ¡era genial!… Y a partir de ahí fue un poco efecto dominó, porque “Calling the wild” activó las ventas de tickets, hizo crecer de nuevo el interés por DORO, también hizo que la expectación, promoción, medios y demás para “Fight” fuera mucho más importante…

– Sí, cómo tú decías, a finales de los 90 la cosa se puso muy oscura para el heavy metal y hubo mucha gente, pesos pesados para todos, que tuvieron o quisieron adaptarse a los nuevos tiempos. Tú has nombrado a Halford o Dickinson, por ejemplo el caso de WASP con “Kill, fuck, die”, SCORPIONS, ALICE COOPER con “Dragontown”, METALLICA… No sé, siempre me ha resultado cuanto menos extraño que gente con ya más de 40 años, que han sido tan grandes en los 70 u 80, que son clásicos… y de repente cambian todo esto y prueban con una música que sinceramente yo no creo que escuchen ni les guste. Es que yo no creo que a unos padres les guste la música que escuchan sus hijos, es lo que quiero decir. Incluso tú misma por supuesto tuviste tus “años de cambio”, ¿crees que realmente les gusta la música que hicieron entonces o fue sólo una manera de sobrevivir, de adaptarse a los nuevos tiempos y vender más y eso?

Doro.- Bueno, yo sólo puedo hablar por mi misma y del resto supongo que habría de todo, algunos que realmente les gustaran esos nuevos sonidos y otros que trataron sólo de adaptarse. En mi caso yo creía completamente en lo que estaba haciendo porque detrás del sonido seguía estando yo, una manera de expresarme, de transmitir cosas y demás aunque el envoltorio fuera algo diferente. Por supuesto que sabía que “Machine II machine” iba a gustar menos que “Angels never die” pero el fondo era bueno. El problema vino cuando nos pusimos a mezclar las canciones y cuando lo escuché por primera vez no quedé nada satisfecha, ahora lo sé y puedo decir que no estaba feliz con ese producto que salió al final. Lo escuché y había perdido la fuerza inicial y no me excitaba nada ese sonido. Habíamos escuchado las canciones junto con el productor pero una vez mezclado ya se había perdido esa magia y yo no quería sacar ese disco así. Me daba igual el dinero o la promoción que ya se estaba haciendo, yo no estaba contenta con eso.

– ¿Entonces la idea inicial de ese disco no era que fuera industrial?

Doro.- Había buenas canciones base en ese disco pero entonces aparecieron por la banda dos chicos de Nueva York que estaban muy metidos en el “drum&bass” y en probar a mezclar sonidos con el ordenador. Las cosas estaban bien en el proceso de composición, había escrito primero, como siempre, algunas letras, luego las melodías pero al final sólo aparecía eso, el “drum&bass” y las melodías habían desaparecido en algún momento. Además, estábamos en 1994 y nadie se preocupaba de que sonaran potentes las guitarras o de que… no sé, todo era experimentar y probar nuevos sonidos y yo sinceramente me veía un poco descolocada con todo esto. Para “Love me in black” cambié de compañía y de sonido y acabé realmente satisfecha de las mezclas que hizo Jimmy Harry el disco.

– Pero “Love me in black” no sonaba como tus discos anteriores precisamente…

Doro.- Claro que no era un disco de heavy metal tampoco pero después de la experiencia de “Machine II machine” yo quería editar algo puro, intenso, bello incluso y creo que “Love me in black” es un muy buen disco del que estoy muy satisfecha. Es cierto que más que un disco de DORO es como un proyecto diferente porque tanto la banda como el sonido era diferente, es como un disco en solitario de Doro Pesch y quizás no debió aparecer con el nombre de la banda pero al final salió así y me siento orgullosa de él… Y luego ya al final de los 90, sinceramente me cansé de probar, de sonidos industriales y cosas así y me olvidé de todo eso porque, como os decía antes, eso ya lo había hecho entonces y quería volver a mis raíces, sentía que tenía que ser así. Además, quizás es una tontería pero sentía que necesitaba trabajar de nuevo con un batería real, ¡estaba realmente harta de las cajas de ritmos!… era como “vale, vale, suena bien pero… ¿dónde está el batería?”, jaja. Y también entiendo que a muchos nuevos fans y sobre todo viejos seguidores no les gusten esos dos discos ni, de hecho, les guste oir ningún sonido de computadora en los discos. Yo lo entiendo y lo respeto porque yo misma soy de esa opinión si me pones entre la espada y la pared… Lo que pasa es que luego te tienes que reír cuando te dicen: “vale reniegas de los ordenadores para la música pero luego seguís grabando con ellos”… ¡pero es que no es lo mismo!, jaja.

– Siguiendo con tu carrera en solitario, desde el principio te ha gustado colaborar, o que participen de alguna manera en tus discos iconos del heavy metal, músicos a los que tú misma admiras o has admirado cómo por ejemplo el caso de “Love me forever” que hiciste con Lemmy, “Breaking the law” con Udo, en directo con Blaze Bayley, Chris Caffery de SAVATAGE en este disco o la famosa ayuda como productor y compositor de Gene Simmons al principio de tu carrera como DORO. Explica cómo fueron surgiendo estas colaboraciones y sobre todo como fueron las experiencias de trabajar con gente tan especial y tan importante para todos los que amamos esta música, especialmente en los casos de Lemmy y Gene Simmons que han sido colaboraciones no tan puntuales.

Doro.- Bueno, son cosas que desde el principio siempre quise hacer, desde los tiempos de WARLOCK yo ya pensaba en hacer algo conjuntamente con alguno de los músicos a los que yo admiraba, y al final es un gran honor el haberlo podido conseguir. Además, siempre intento escoger mis canciones favoritas de cada disco o las que considero más interesantes para este tipo de cosas porque quiero disfrutarlo y que sea realmente especial para todos. Al final siempre acaba siendo un gran placer porque, por un lado los músicos que colaboran en este tipo de cosas son casi siempre amigos, o si no, lo acaban siendo y para mí es realmente increíble el poder hablar y pasar un buen rato juntos aparte de trabajar. Por ejemplo con Lemmy me acuerdo cuando grabamos “Love me forever” y él estaba en la otra habitación del estudio mientras yo miraba unos arreglos y cuando fui a decirle: “vamos Lemmy, que ya estoy preparada”, me dijo algo así como “hasta que no me des un beso no empiezo”, jaja, pero en plan divertido, es como un niño pequeño, ¡es tan dulce! Con Lemmy ha sido inolvidable, realmente especial trabajar con él. Es que aunque aparente otra cosa, es un tío tan divertido, tan listo y ocurrente que no puedes parar de reír y de estar agusto cuando estás con él. Luego cuando lees cosas de Lemmy, de lo que ha hecho en el pasado, de su leyenda o tal, muchas veces me es imposible creerlo porque en persona es encantador. En el caso de “Love me forever” en concreto, es que grabamos y después mezclamos juntos la canción y todo nos llevó unas dos o tres semanas y fue fantástico, una gran experiencia. Yo iba todos los días al apartamento de Lemmy a buscarle y de ahí íbamos al estudio que estaba como a una hora de camino y siempre había atasco y Lemmy me iba poniendo en el coche canciones de MOTÖRHEAD y me decía todo el rato: “¿conoces esta, y esta otra, y esta?”, y yo le decía: “Por supuesto!”, y él bajaba las ventanillas, subía el volumen y acabábamos los dos en el coche cantando y todo el mundo se nos quedaba mirando alucinados. Claro, algunos que nos reconocían decían: “¿Lemmy y Doro en un coche gritando canciones de MOTÖRHEAD?, ¡no puede ser!”, jaja, era muy divertido.

Doro

– ¿En serio?, ¡no me lo puedo creer!

Doro.- Sí, sí, eran cosas así todos los días que pasamos juntos. Lo pasamos muy, muy bien porque a la vez está muy loco pero es encantador… Y después, por todo esto le tuve que escribir una canción que fue “Salvaje” de “Fight” que habla de Lemmy y de lo loco que está.

– ¿Y lo de Gene Simmons?

Doro.- Fue en 1990 cuando estaba en New York para grabar mi segundo disco. Entonces pensamos en grabar una versión de KISS, una canción dedicada a ellos o algo así y nos movimos a Los Angeles por temas de la producción y terminar de darle forma al disco y allí estaba Gene Simmons para ayudarme y para mi fue increíble. De repente me decía, “vamos, empieza a cantar a ver qué temas tenemos”, y yo no podía cantar, me quedaba trabada mirándole y pensando: “guau, Gene Simmons me va a ayudar con mi disco”. Todos los días estaba muy, muy nerviosa cuando llegaba porque yo siempre he sido una gran fan de KISS y el hecho de que fuera el propio Gene Simmons el que fuera a ayudar en la producción de mi disco para mí era muy especial. Al final en total fueron unos 8 o 9 meses entre unas cosas y otras y lo mejor fue la actitud de Gene, siempre como un profesor, ayudándote y explicándote todas las cosas. Aprendí muchísimo de él y de la experiencia con ese disco que grabamos juntos. Me enseñó también por ejemplo a no tener miedo de las ideas que se me ocurrieran en el sentido de hacer un blues o algo no tan heavy y trabajar con ello perfectamente. Me ayudó a abrir la mente y a cambiar mucho los métodos de trabajo, a adaptarme a otras cosas… Realmente siempre he disfrutado las experiencias de trabajar con otros músicos y he aprendido de ellos y además, pero el conocer en cada momento a mis ídolos como personas me ha hecho admirarles y respetarles todavía más… Además, con Gene me acuerdo que cuando ya estaba todo hecho y ya estaba en el hotel a punto de irme de Nueva York una vez habíamos terminado, de repente me llaman de recepción y me dicen que un hombre así alto, con el pelo largo y una pinta un poco rara había dejado un paquete para mí a las 9 de la mañana. Y nada, bajé a cogerlo y cuando lo abrí allí estaba el disco y una nota que ponía algo así cómo “ya está el disco, espero que te guste, he estado trabajando en él hasta las 9 de la mañana y creo que está bien”. Lo puse y era la canción “Mirage” que era ya la última y aluciné, era preciosa y fue maravilloso. Creo que realmente se involucró en el disco y no fue una producción más para él. No sé, para mí fue especial y sinceramente le considero uno de los mejores productores con los que he trabajado, aunque la pena es que sólo pudimos trabajar juntos esa única vez.

– Nos va quedando poco tiempo así que te quiero preguntar un par de cosas sobre la faceta de la banda en directo. En estos años he visto unos cuantos conciertos tuyos ya y siempre me han gustado pero a la vez siempre les he sacado el mismo problema: Los set list me parecen muy buenos pero al final tocas siempre la mitad del concierto con temas de WARLOCK y la otra mitad con temas de DORO y eso está muy bien para casi todos, pero mientras que las canciones de WARLOCK sí las varías un poco, al final de DORO tocas siempre las mismas canciones. Así que cuéntame cuando vas a cambiar un poco los set list de DORO y, bromas aparte, cómo ves este tema y porqué lo haces así y no te apetece de vez en cuando tocar canciones distintas o más desconocidas de DORO.

Doro.- ¿Sabéis?, el problema no es que las canciones que no tocamos sean mejores o peores sino que es que te pones a hacer un set list y hay tantas canciones que tienes que tocar para la gente que queda muy poco margen de maniobra. Quiero decir que cuando te quieres dar cuenta y meter esta o aquella, el set está casi completo y al final no caben. Es que es muy difícil hacer un set list porque no puedes quitar “Für Immer” o “All we are”, “Burning the witches”, “Hellbound”… y es muy dura hacer la selección, sobre todo cuando tienes que meter canciones nuevas. Pero sí, me parece una buena idea meter canciones distintas e inusuales pero ya os digo que no es fácil.

– Yo que sé, hay un montón de canciones antiguas de tus primeros discos que creo que quedarían de lujo en directo como “I´m what I am”, “Let´s rock forever”, la propia “Love me forever”…

Doro.- Ahora en breve empezaremos a preparar las canciones para la nueva gira y a ensayar e iremos probando que tal con las nuevas canciones y a ver si encaja alguna distinta, por ejemplo de las que tú dices, ¿porqué no? Luego, con respecto al tema de hacer repertorio con mucho material de WARLOCK, el tema es muy simple porque yo he compuesto la mayoría de las canciones, me encantan esos discos y a los fans también así que no veo ningún problema en tocar mucho material de esos años porque a todos nos parece bien… Al final también está el tiempo que puedas tocar porque no es lo mismo los temas que metes en un festival que en un concierto de hora y media que cuando puedes alargar a dos horas donde ya sí puedes probar con más cosas…

– Lo que tendríais que hacer es tocar tres horas y asunto resuelto, jaja.

Doro.- Sí, podría ser, jaja. Pero no sé si lo podríamos aguantar que somos mayores, jaja.

– ¡Ya será menos, Doro! Bueno, tenemos que terminar así que vamos a ir con las últimas, concretamente más de WARLOCK. Sé que no puede haber por ahora una reunión de WARLOCK por temas legales con el nombre pero no sé, ¿cómo ves el tema para el futuro?

Doro.- Efectivamente hay muchos problemas con eso y por eso no podemos hacer las cosas como nos gustaría con respecto a WARLOCK. Ya para la reunión y el concierto en Wacken hace dos años fue muy difícil pero al final pudimos hacerlo. El problema es que desde 1986 el nombre no nos pertenece a nosotros sino al que entonces era nuestro manager. Para la reunión pudimos recurrir a una argucia legal argumentando que éramos la formación de entonces y de manera personal y estando todos e acuerdo podíamos utilizar el nombre para alguna ocasión muy concreta cómo fue ese concierto. Pero luego a nivel de reunión, una gira, sacar un disco como WARLOCK y eso es imposible porque tendríamos que pagar un montón de dinero por el nombre y no podemos hacerlo. Casi todos los años tenemos litigios al respecto y volvemos a luchar por el nombre pero siempre perdemos así que tendremos que esperar otro par de años para volver a intentarlo a ver si alguna vez los jueces nos dan la razón a los miembros… pero es difícil porque legalmente le pertenece a él. Es que todos los meses recibo cartas del juzgado y seguimos en las mismas.

– Ya, es una pena para todos. Bueno, la última a lo mejor es una pregunta tonta pero quiero que me digas en tus propias palabras porqué crees que WARLOCK es tan importante tanto para los fans como por supuesto para ti, ya que creo que ha seguido influenciando tu carrera en solitario.

Doro.- Bueno, WARLOCK es tan importante para mí sobre todo porque es la primera banda en la que estuve y además porque conseguimos sobrepasar las fronteras alemanas, tuvimos un gran impacto en todo el mundo y además creo que grabamos grandes discos, conseguimos muchos fans y además tuvimos la suerte de estar en el sitio justo y en el momento justo. Es que cuando salió “Burning the witches” el heavy metal estaba en su apogeo, había muy buenas bandas, muchos seguidores, dinero y oportunidades para todos, grandes tours… No sé, siempre tuve la impresión de que tuvimos las canciones correctas, la compañía adecuada, el apoyo adecuado en todos los sentidos. Por eso también es tan importante para nosotros el tema del nombre porque cuando lo perdimos definitivamente en el 88-89 fue algo muy duro y por eso tenemos tantas ganas de recuperarlo porque nos pertenece a nosotros, a los fans, al legado de WARLOCK pero nunca al manager, eso no puede ser. Por supuesto que entonces decidí tirar para adelante con los miembros de entonces y decidimos llamarnos DORO como banda y hasta ahora, pero yo nunca pretendí esto ni en ningún momento tuve la intención de cambiar el nombre o de darme más protagonismo o algo así, simplemente tuvimos que cambiar el nombre y todavía me siento muy triste por ello. Y os prometo que hasta el día que me muera seguiré intentando recuperar nuestro nombre y poder hacer cosas libremente como WARLOCK porque la situación es tan, tan injusta… ¿Pero qué podíamos hacer entonces? Simplemente seguir adelante y hacerlo lo mejor posible ya fuera como WARLOCK, como DORO o como el nombre que hubiera sido. De todas formas, el hecho de haber podido hacerlo, el ser parte de la historia del heavy metal, el haber hecho buenos vídeos, grandes conciertos, el haber tocado con JUDAS PRIEST, MEGADETH, ACCEPT, METALLICA… sólo por eso ha merecido la pena y siempre WARLOCK será fundamental para mí.

– Sí, estoy muy de acuerdo en todo, sobre todo en el hecho de que tuvisteis la gran suerte de eso que bien apuntabas tú, de estar en el sitio correcto en el momento adecuado. Ahora, después de unos años “raros”, parece que el heavy vuelve a tirar para arriba y eso es bueno tanto para las bandas como para los fans, por supuesto…

Doro.- Sí, sí, en los 90 hubo un bajón impresionante para todos, y para DORO también, por supuesto. Yo recuerdo ver a alguna de mis bandas favoritas en Alemania y no haber más de 100 personas en las salas y eso era muy triste. Ahora afortunadamente, desde hace unos años, las cosas funcionan mejor y es un placer y un honor poder volver a hacer la música que de verdad sientes y que encima funcione. Para mí es lo más grande y sólo puedo decir gracias a todo el mundo por seguir dándome la oportunidad de estar ahí y seguir hacia delante.

– Bueno, no tenemos tiempo para más, así que quiero darte las gracias por esta agradable charla y por toda tu carrera. ¡Ah!, y por cierto, no te he podido preguntar por él pero quería felicitarte de verdad por el DVD “Für Ïmmer” porque me parece realmente genial, exactamente el modo en que se debe un DVD retrospectivo, histórico y tal, realmente es fantástico.

Doro.- Jaja, ¿sí? Me alegro que os gustara. Muchas gracias a vosotros y a todos los fans, os quiero mucho a todos.

David Esquitino david_esquitino@rafabasa.com
y Alfonso Cotera (diamondfon@hotmail.com)

www.rafabasa.com y “Corsarios del metal”
(Domingo de 22:30 a 24:30 en Radio Enlace, 107.5 fm y www.radioenlace.org )

Fotos: Rafa Basa