Inicio Lanzamientos A-Z THE LEGION – Revocation

THE LEGION – Revocation

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Nuevo álbum de impecable y técnico Black / Death Metal es el que nos traen estos suecos de THE LEGION, los cuales son conocidos para muchos como el grupo en el que milita actualmente Emil Dragutinovic , antiguo batería de Marduk. Pero más allá de este detalle, THE LEGION es un grupo que tiene sus inicios en 1999, aunque fue a principios de 2000 cuando su primera demo Bloodaeons vio la luz. Por aquel entonces el grupo era conocido simplemente como Legion y así es como se sigue manteniendo en su logo, el añadirle el artículo “the” es el resultado de la cantidad de grupos que existen con ese mismo nombre. La decisión final fue tomada con anterioridad a una gira por Estados Unidos, donde no querían ser confundidos con el grupo norteamericano de igual nombre.

Para la grabación de este disco han contado con el bajista Kristoffer Andersson de Sargatanas Reign como músico de sesión, ya que actualmente THE LEGION cuentan únicamente con la formación de Emil Drautinovic como batería y David Svartz y Rikard Kottelin como guitarras, habiendo reclutado a Kjetil Hektoen (Crest of Darkness) recientemente para el apartado vocal. Revocation fue grabado durante el verano de 2005 aunque no haya salido hasta este Febrero.

Siguiendo la tónica del grupo, en este nuevo disco podemos encontrar bastante más de Black que de Death, quedando este último relegado a ciertas pinceladas en el apartado de la batería y de las voces, pero presente en cualquier caso. Un ejemplo puede ser el mismo comienzo de las guitarras de Grotesque Savior, repitiendo las mismas notas durante el primer minuto hasta que rompe en unos arrolladores ritmos, técnicos a más no poder, e igualmente deathsters. Al poco comienza la voz desgarrada de Kjetil aullando a través de lo que se convierte en el muro sónico de la batería desde ese momento. Con una total perfección tanto en la ejecución como a nivel de integración de los rapidísimos blastbeats con las brutales guitarras.

Continúa la rapidísima (sí, aún más) Virtue Of Sin, destilando odio en cada nota, cambio tras cambio de ritmo, todos ellos realizados con una precisión quirúrgica mientras las guitarras les acompañan con unos riffs arriba y abajo de una velocidad endiablada, y nunca mejor dicho este adjetivo. Agresivo y técnico Black Death en estado puro.

Unas campanas de Iglesia abren Annihilation Chaos para ser avasalladas sin previo aviso por las apisonadoras suecas que no dan ni un segundo de respiro, ni de descanso, ni de piedad. Como si les costase permanecer demasiado tiempo ejecutando el mismo ritmo, van pasando de uno a otro con una facilidad pasmosa, consiguiendo sin embargo el no dispersarse demasiado para ofrecer un todo compacto y absolutamente demoledor

Con Horror Vacui se puede llegar a pensar incluso en un Panzer División Marduk técnico. A partes un poco más tranquila que las anteriores, pero sólo eso, a partes, ya que el trabajo en la metralleta que tienen por batería sigue siendo igualmente bestial. Alrededor del cuarto minuto se toman un pequeño descanso que utilizan para incluir sonidos de voces agónicas y que les sirve para retomar con renovadas fuerzas su misión destructiva hasta el final del tema

Impious Gathering continúa la estela de Horror Vacui, con la excepción de que en esta ocasión no paran ni un solo segundo para respirar, el cambio vendrá con el tema siguiente; el escuchar el comienzo de Bloodgate y pensar en los DISSECTION del Storm of the Light”s Bane es todo uno. Más lenta que sus predecesoras pero conservando íntegra toda la brutalidad que les caracteriza, solo que en esta ocasión envuelta en ritmos más tranquilos… tranquilos para lo que nos tienen acostumbrados, claro. No contentos con ello, el tema acaba con una tranquilísima melodía de teclado para poner los pelos de punta, una melodía que va ganado en intensidad a medida que crece y que por su grandiosidad acompañada de blastbeats trae a la memoria las atmósferas que suelen crear grupos como DIMMU BORGIR

Deadlight Afterglow y Carnal Harvest nos llevan de nuevo al mundo de caos y destrucción que crean para el disco. Y eso aunque sea un caos “ordenado” en cuanto a lo técnico. Sin haber gran variación de un tema a otro exceptuando que las melodías siguen siendo más y más devastadores con cada cambio nuevo de ritmo. No se puede terminar sin mencionar el gran trabajo vocal a parte del ya mencionado en la batería, capaz de aullar hasta dejarse la garganta, con unos gritos que parecen provenir de lo más profundo del odio que emana cada canción.

El disco no podía finalizar sino con un tema como Nocturnal Apparition, perfecto compendio de todos los anteriores. A partes más lento y a partes más rápido, pero al mismo tiempo compacto y pesado. Cuando ya se podía pensar que habían finalizado estos tres cuartos de hora de maldad y odio con unos gemidos de pura angustia, regresan para recordar que siguen estando presentes, y que el caos continúa su paso … para terminar finalmente con un simple y efectivo corte en seco

¿No queríais agresividad? pues tomad nueve tazas. “Furia controlada” es como los describen en su disco promocional, y vaya si lo clavan

Ana Isabel Rodríguez.

Track List:

  1. Grotesque Savior
  2. Virtue Of Sin
  3. Annihilation Chaos
  4. Horror Vacui
  5. Impious Gathering
  6. Bloodgate
  7. Deadlight Afterglow
  8. Carnal Harvest
  9. Nocturnal Apparition