Inicio Lanzamientos A-Z THEATRE OF TRAGEDY – Storm

THEATRE OF TRAGEDY – Storm

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Un pequeño paso atrás para dar un gran paso adelante. Esto es lo que han hecho THEATRE OF TRAGEDY con su nuevo “Storm”, sentencia de muerte para los sintetizadores y los futuristas sonidos electropop, y vuelta al piano en una versión más comercial del metal gótico del que fueron pioneros.

Esta nueva entrega descubre a la tercera reencarnación de la banda, menos arriesgada que la que trajo consigo “Musique”, pero muy efectiva. Y el cambio principal que permite hablar de reinvención no viene dado por la marcha forzada de Liv Kristine, pues Nell la sabe suplir con creces y con el mismo grado de dulzura, sino por la nueva orientación musical emprendida.

“Storm” deja atrás los sonidos futuristas y espaciales para tocar con los pies la tierra. Y no es que “Musique” y “Assembly” fueran malos álbumes, en absoluto, pero supusieron un cambio demasiado radical en la carrera de los noruegos, muy difícil de entender y asimilar para gran parte de su base de fans, letal para la fidelidad de muchos de ellos. “Storm” sería el álbum que hubiera suavizado y preparado el cambio, pues aglutina características de los ToT de la vieja y nueva escuela bien calibradas y balanceadas. De la antigua recupera la pureza del aire gótico, la imagen oscura, el característico sonido de su piano, y la supremacía de batería y guitarras sobre sintetizadores. De la nueva hereda las melodías más directas, algún que otro destello electrónico, y por desgracia la voz robotizada y monotónica de un Raymond I. Rohonyi que un mal día decidió dejar de cantar.

Esta amalgama de ingredientes viene aderezada con grandes dosis de comercialidad bien llevada, de estribillos pegadizos bordados por la dulce voz de Nell. THEATRE OF TRAGEDY han apostado sobre seguro con “Storm” y han presentado el producto que mejor puede funcionar actualmente, sin dejar de ser ellos mismos y respetando coherentemente su evolución. Aún y así, es curioso comprobar como de combinar dos álbumes tan originales y variopintos como “Aégis” y “Assembly” puede resultar un álbum tan poco innovador como “Storm”. Es fácil encontrarle similitudes con otros muchos grupos del género, incluso con el producto de su escisión con Liv Kristine, Leave’s Eyes.

El álbum presenta grandes temas como “Storm”, single que destapa la caja de los truenos, un claro ejemplo de la mezcolanza de épocas ofrecida en él. Siguen las buenas vibraciones con “Silence”, que repite la misma fórmula que su predecesora de estrofas recitadas por Rohonyi y un estribillo de guitarras potentes endulzados por el piano y la voz de Nell. Un gran principio.

“Ashes And Dreams” es el ejemplo más similar a lo que ofrece hoy en día Liv en Leaves’ Eyes, un medio tiempo de aires epico-góticos de romanticismo exacerbado. “Voices” es un bonito tema, donde destaca precisamente la voz de Nell en un estribillo precioso a doble voz. Un tema que pese a su sencillez consigue transmitir mucha fuerza.

Tras él una balada con sello propio, “Fade”, que parte con la concepción típica de piano y voz únicamente (al estilo “A Distance There Is”, salvando las distancias, nunca mejor dicho), para acompañarse del resto de instrumentos en el atmosférico estribillo. Siguen “Begin And End” y “Highlights” (bonus track del digipack), ambos temas de corte muy similar, con potentes riffs de guitarra que ceden su protagonismo a Nell cuando empieza a cantar.

Dos temas a media velocidad, “Senseless” y el tan oscuro como recomendable “Debris”, una canción de alto contenido electrónico y poco interés titulado “Exile” y el correcto “Disintegration” completan la nueva propuesta de THEATRE OF TRAGEDY.

En “Storm” encontrarás a unos nuevos THEATRE OF TRAGEDY, que resurgen airosos tras la bien suplida marcha de Liv, para presentar un álbum muy comercial y pegadizo, simple pero efectivo, poco original pero con grandes detalles, poco arriesgado pero ameno, que hará disfrutar (comedidamente) tanto al seguidor pre-Aégis como al post-Musique. Y si te gustan ambas versiones del grupo (como al que escribe), en “Storm” sabrás apreciar y agradecer los guiños que en él se hacen a ambas épocas. Recomendable y esperanzador.

Hèctor Prat

1. Storm
2. Silence
3. Ashes and Dreams
4. Voices
5. Fade
6. Begin & End
7. Highlights (Ltd version Bonus track)
8. Senseless
9. Exile
10. Disintegration
11. Debris