Inicio Conciertos Crónica Concierto SARATOGA en Bilbao

SARATOGA en Bilbao

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up



Documento sin título


Saratoga

Sábado 4 de Marzo de 2006 – Kafe Antzokia – Bilbao

Increíble la cola que se había montado ya para cuando llegamos a la coqueta Kafe Antzokia de Bilbao, algo que no es de extrañar puesto que mucho antes del concierto pude hablar con gente que a las 6 de la tarde ya se encontraban esperando ante las puertas, todo ello para poder ver muy de cerca de sus ídolos. Con puntualidad se abrieron las puertas (más o menos a las 21:30 como estaba programado) y a buen ritmo fuimos avanzando dividiéndose la larga cola en dos secciones, la de los que ya tenían la entrada y la de los que esperaban adquirir una allí mismo.

Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz

Una vez en la sala pudo verse la gran variedad de público que arrastran estos madrileños, puesto que allí nos encontrábamos reunidos jóvenes, adolescentes (muy numerosos y numerosas), veteranos e incluso muy veteranos, sin olvidar algún simpático enanito que acompañado por sus aguerridos familiares allí se encontraba dispuesto a comenzar su andadura por la senda del metal.

Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz

Con la sala llena hasta bandera y tras bajar la intensidad de las luces arrancaron los SARATOGA a toda pastilla con “Resurrección”, un comienzo frenético que para nada me esperaba y que servia para demostrar que no habían venido a pasar el rato. El sonido no era todo lo bueno que debería, la voz de Leo se quedaba un tanto tapada por la batería de Andy y en general por el conjunto en si, lastre bajo el que sonarían la espectacular “Barcos de cristal” y uno de sus clásicos rescatados del ya lejano “Vientos de guerra”, “Más de mil años”, que si bien creo que ese disco contiene temas más espectaculares no desmereció en absoluto, ya que antes un temazo como “Vientos de guerra”, con un sonido bastante mejorado ya, cualquier cosa sabe a poco, Leo estuvo sencillamente perfecto, al igual que el resto de la banda, con un Niko que cada vez es un bajista más espectacular.

Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz

Un breve interludio musical a cargo de un corto solo de bajo, y de nuevo a la carga con el que sin duda se ha convertido en el tema más coreado de su nuevo disco, “Contigo sin ti”, con todo el público volcado absolutamente en una banda que se deja querer y que se les quiere por meritos propios, algo que no ha de extrañar si suenan temas como “Perro traidor”, que sonó fresca y potente como si hubiese sido compuesta ayer mismo. Tras ese canino corte Jero deleitaría a la audiencia con un pequeño solo cargado de aroma a blues y jazz como suele ser habitual en él, con su inconfundible pose mirando al cielo y los ojos cerrados, y es que no hay que olvidar las raíces…

Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz

“Con mano izquierda” arrancó a todo trapo en una nueva pasada por su aclamado “Agotaras”, siendo su continuación natural todo un temazo de su nuevo álbum “Tierra de lobos”, nada más y nada menos que “Ave Fénix”, donde al igual que en “Barcos de cristal” Leo alcanzaría tonos muy lejanos a la capacidad de la mayoría de vocalistas internacionales, mientras Andy demostraba el por qué de su elección para sustituir a una maquina baqueteadora como lo era Dani. Sinceramente tenía mis reparos acerca de su labor, pero creo poder decir que si bueno era Dani en lo suyo, casi me atrevo a decir que Andy le supera en muchos aspectos pues se trata de un batería realmente espectacular.

Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz

Y llegó el momento tierno de la noche, algo que se veía venir según Leo apareció sobre las tablas con su guitarra de flecha (que dirían los GIGATRON…) en ristre comenzando a entonar los primeros acordes de “Parte de mi”, esa mega-balada que dedicara con la mayor de las ternuras a su difunto abuelo, algo que se le nota cada vez que la interpreta por el sentimiento que pone en ella, sentimiento que “Fe” no alcanzó a tener y que sin embargo “Si amaneciera” si, aunque fuera a base de servir como “momento mechero” y ver a las parejitas más juntas de lo que se vieron en toda la noche. Habría sido un pecado comenzar a todo caña tras unos minutos tan delicados, algo que gente como ellos que llevan años sobre las tablas saben de sobra, optando por un nuevo y breve (y no por ello malo) solo a cargo de Jero que serviría a modo de introducción para “Tras las rejas”, ese corte dedicado a cierto reo español que por poco no fue ejecutado en el país de las supuestas libertades y tras el cual Leo aprovecharía para presentar al tímido Andy, pisando el pedal a fondo con el que sería el primer tema de “El clan de la lucha”, la sencilla y pegadiza “Maldito corazón”, sonando ya a estas alturas de la noche con un sonido más que aceptable aunque sin llegar a ser brillante, me hubiera gustado que la voz estuviera un poco más alta.

Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz

Como no podía ser de otro modo no podía darse el hecho de estrenar nuevo batería y que no tuviera su momento de lucimiento, minutos que Andy supo aprovechar a base de bien aporreando sus parches y platos sin descanso para dejar bien claros los motivos de su elección. Parecía que la noche tocaba su fin pero nada más lejos de la realidad, ya que remontarían el vuelo con “Ángel de barro”, tema que no puede faltar en su repertorio y que empalmarían con “Decepción”, sentido tema que poco o nada tiene que ver con el pelotazo que supondría la simple presentación de “Las puertas del cielo”, corte destinado a perdurar por siempre jamás en sus directos y que sonó como el buen heavy metal debe de sonar, alto, crudo y potente. “Buscando el perdón” supondría el final oficial de la velada, mostrándose Leo en este tema como un autentico huracán haciendo “headbanging” a mil por hora y secundado por un impresionante Niko.

Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz

Ante los gritos de “Beste bat, beste bat” (Otra, otra…) saldrían de nuevo a las tablas, bromeando Leo acerca de nuestro estado físico y del sueño que teníamos, anunciando ante la euforia de las primeras filas que no serían ni uno ni dos los temas extras que tocarían, sino nada más y nada menos que tres que serían cuatro, que aprendan las supuestas estrellas. “Heavy metal” fue un tema cantado al unísono por cientos de gargantas que ven en él toda una declaración de principios, mientras que “Tierra de Lobos” se fundiría en un Jam que desembocaría en “A morir”, palabras que todos nos tomamos a pecho dándolo todo por y para una noche de buen heavy metal que se acababa.

Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz

La elección de los temas ejecutados se podría discutir puesto que para gustos están los colores, y contando con tantas y tan buenas canciones es inevitable que más de una se quede en el tintero. Ahora bien, quién recuerde una banda de las llamadas “grandes” que toquen últimamente más de 20 temas, que por favor me lo recuerde, porque yo no puedo hacerlo. No hay mejor forma para callar bocas, que cerrar la de uno mismo y demostrar a quienes te critican cómo y por qué has llegado a una posición, a base de tesón, cojones y heavy metal, algo que demostraron con creces en Bilbao, así como su sencillez, puesto que minutos después de su actuación y como viene siendo habitual desde hace años, los cuatro componentes se mezclaron entre la gente que quedaba en la sala (que eran muchos) firmando autógrafos y haciéndose fotos con sus fans incansablemente y sin poner mala cara en ningún momento.

¡Bravo por ellos y que nos duren mucho tiempo!

Texto y fotos: Ángel Ruiz

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

Más fotos:

Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz
Saratoga - Foto: Ánge Ruiz