Inicio Conciertos Crónica Concierto CRYPTOPSY + GRAVE – DEW SCENTED – ABORTED – VESANIA y HURTLOCKER...

CRYPTOPSY + GRAVE – DEW SCENTED – ABORTED – VESANIA y HURTLOCKER – Madrid.

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil



Documento sin título


Cryptopsy

+ GRAVE – DEW SCENTED – ABORTED – VESANIA – HURTLOCKER

Martes 14 de Febrero de 2006 – Sala Heineken – Madrid

Conciertazo. No hay ninguna otra palabra que lo defina. Éste es un cartel lleno de calidad por los cuatro costados. Y de hecho iba a suponer que esta noche resultara muy especial. Intensa sobre todo y muy apetecible. Un concierto que despertaba suspicacias quizás por haber coincidido en una fecha tan “entrañable” o asquerosamente comercial. Pero sin duda alguna un concierto al que tenía que acudir o bien me arrepentiría toda mi vida.

Y llegar llegué, aunque por los pelos, y eso que salí de mi ciudad con tiempo. Pero una fastidiosa avería en el autobús que me llevaba hizo que empezase a temerme lo peor, llegar tarde o incluso no llegar. Pero ahí estuve al pie del cañón para deleitarme con lo que todos estos grupos me iban a ofrecer.

Y dado que este concierto ha sido muy variado y con muchísimas sensaciones, encontradas incluso, intentaré resumirlo de la mejor manera posible. Porque todo lo que vivimos aquélla noche da para demasiado pero tampoco quiero abrumaros queridos lectores con todas las estupideces que pueden pasar por la cabeza de una en cinco horas de música extrema. Bueno, ahí vamos:

Hurtlocker  - Foto: Daniel Rojo
Hurtlocker  - Foto: Daniel Rojo

Se abrieron las puertas con veinte minutos de retraso. Y el caos organizativo provocó que tuviésemos que esperar incluso aún mas para poder entrar. Solo existía una cola, tanto para los que iban a comprar la entrada como para los que iban con ella. Y antes de poder acceder al recinto tenías que enseñar todo lo que llevabas encima porque no dejaban que pasaras con ningún tipo de bebida al interior. Así que una vez que conseguí entrar ya empezaban a sonar los primeros acordes de los deathers de Chicago HURTLOCKER.

Entramos mediada la primera canción y descubrimos una pista extremadamente vacía exceptuando a unos espontáneos que se dedicaban a sacar fotos. La gente demasiado fría (demasiado frío en general pues ni siquiera me atreví a quitarme el abrigo debido a que estaba completamente aterida) e inmóvil.

Hurtlocker  - Foto: Daniel Rojo
Hurtlocker  - Foto: Daniel Rojo

Esta frialdad parece que se contagió al grupo puesto que estaba excesivamente parado. Sobre todo el cantante, Grant Belcher, que no se movía nada. Estaba impertérrito ante la situación, haciendo su set como buenamente podía, siendo correcto en todo momento pero demasiado quieto para mi gusto con lo cual no ayudaba a que la gente se acercara al escenario.

Este grupo que era desconocido para la gran mayoría de los existentes, practica una mezcla de thrash y death con claras referencias a DYING FETUS, LAMB OF GOD, HATEBREED e incluso en algunos momentos algunos riffs recordaban a MALEVOLENT CREATION.

Su set comenzó a las 19.05. El sonido era aceptable aunque para mi gusto el bajo de Dan Manzella solapaba al resto de instrumentos excepto una batería de Dan Ditella que era en ocasiones atronadora. Presentaron su disco “Fear In A Handful of Dust” en un set de cinco temas que completaron en unos 20 minutos. En los que destacaba la buena ejecución de su batería con un doble bombo nunca falto de intensidad y donde su momento álgido se consiguió con la magnífica “No One, Now What” donde la gente parecía perder su timidez y algunos se acercaban y movían. Aunque por lo general el público estaba demasiado parado y guardaban una gran distancia con el escenario.

Hurtlocker  - Foto: Daniel Rojo
Hurtlocker  - Foto: Daniel Rojo

VESANIA entro en acción a las 19.40. La banda del bajista de Behemoth, Orion, y del ahora batería de Vader, Daray, atrajo a mas personas al pit, quizás ávidos por escuchar lo que tenían que ofrecer estos músicos ya de sobra conocidos en la escena.

Todos los componentes estaban de espaldas. Con las caras pintadas de tonalidades blancas y grisáceas, vestidos de negro y alguno que otro con tintes góticos, ocuparon sus respectivos lugares.

Esta formación cuenta con cinco miembros, incluido el teclista, y practican un black metal melódico que recuerda en algunos aspectos a COVENANT y a los DIMMU BORGIR mas modernos.

Vesania  - Foto: Daniel Rojo
Vesania  - Foto: Daniel Rojo

Y comenzaron con una intro instrumental. Que dio paso a una algarabía de movimientos desenfrenados de cuellos que peligraban con romperse. Molinillos a diestro y siniestro incluido el teclista que sujetaba afanosamente su Roland para no caerse mientras su pelo giraba como un ventilador acompañando los compases del primer tema.

Y qué voy a contar de los polacos. Pues el sonido a veces no era muy bueno. Los instrumentos en alguna ocasión se confundían en una algarabía insondable de sonidos, sin discernirse claramente uno de otro. La batería era incansable, atronando durante todo el concierto sin pausa, con un doble bombo indomable.

Repasaron sus dos últimos discos, “Firefrost Arcanum” y “God The Lux”, incidiendo sobre todo en este último.

Vesania  - Foto: Daniel Rojo
Vesania  - Foto: Daniel Rojo

A mi modo de ver la voz de Orion en directo difiere bastante de sus discos. En directo me sonaba algo mas grave que en sus discos pero perdía profundidad. Y sobre todo perdía fuerza aunque todo pueda ser debido a que como ya he repetido el sonido no resultaba nada diáfano sino muy al contrario y a veces se embarullaba de tal manera que no se entendía casi nada. Lo único que sonaba relativamente bien era la batería y no por menospreciar al resto de músicos sino porque como digo sonaba embarullado.

Cierto es que la banda mantenía una cierta coreografía sobre todo el teclista que con sus poses de “malote” y su actuación digna de broodway animaba la noche.

En “Legions are me” el guitarrista y el bajista agitaban sus cabezas incansablemente mientras el concierto seguía su curso y el personal poco a poco se iba animando.

Vesania  - Foto: Daniel Rojo
Vesania  - Foto: Daniel Rojo

“Dukedoom black” quizás fue para mi gusto el mejor tema del set que tocaron, que lo finalizaron con una apoteósica “Synchroscheme” a eso de las 20.10. Media hora bien aprovechada que sirvió para que el pit dejase de estar tan vacío aunque la gente estaba muy poco colaboradora todavía, moviéndose lo mínimo y estando a la expectativa mas bien.

20.27 y era el turno de ABORTED. “Dead wreckoning” y a la carga. Con toda la energía que se los supone y mas aún. Había ganas por ver la nueva formación después de la marcha de Tace y Free. Y de hecho había bastante gente sorprendida de que ABORTED se trajera a una bajista para la gira (ya lo habían anunciado en su web). En este caso se trataba de Olivia (ex-NO RETURN) que despertó curiosidad y morbosidad a partes iguales ante un personal expectante. Y también como novedad estaba de guitarrista Matty (de EMETH) que no defraudó.

Aborted - Foto: Daniel Rojo
Aborted - Foto: Daniel Rojo

Olivia parecía bastante recuperada después de que el día anterior en su concierto en Irún tuviese que abandonar el concierto por problemas de salud. Esta vez aguantó todo el set y no demostró fragilidad ni malestar en ningún momento.

El grupo en sí parecía compacto, pero sonaba quizás con algo menos de contundencia. Aunque la verdad es que la fuerza que desprende Sven como vocalista aturde. Es un gran frontman que hace que se te contagie su intensidad y no puedas dejar de moverte. Aunque bien es cierto que a medida que avanzaba el concierto su voz parecía resentirse puesto que denotaba fragilidad en algunos momentos “suturando” de manera forzada. Aunque de todas formas siguió dándolo todo de sí mismo.

Aborted - Foto: Daniel Rojo
Aborted - Foto: Daniel Rojo

Este concierto de los 6 que hubo fue el que congregó a más gente mosheando en el pit. Incluso también la gente decidió lanzarse desde el escenario (con una caída desafortunada de un joven fan que recibió la cálida acogida del suelo como respuesta a su desfogado salto)

El sonido no era espectacular. Ni mucho menos. Pero sonaron compactos y dieron a la gente lo que quería, tralla de calidad y sin un minuto para respirar. A mi modo de ver fue el mejor grupo de esta noche. Los que congregaron a mas gente, los que hicieron que se moviesen mas y los que desencadenaron locura tras locura con los temas que iban sonando.

Aborted - Foto: Daniel Rojo
Aborted - Foto: Daniel Rojo

“The Gangrenous Epitaph” y “Sanguine Verses” fueron los momentos álgidos de un set algo corto (como todos los de esa noche) pero lleno de furia y de intensidad. Con una batería demoledora y unos músicos que no paraban de hacer molinillos mientras Sven demostraba que es un cantante con variedad de registros y que es incapaz de dejarnos fríos.

Tocaron un set que no gustó a todo el mundo, sobre todo compuesto por los temas de su “The Archaic Abbatoir” y alguno de sus clásicos. Un set que culminó a las 21.05 dejándonos con ganas de mucho mas.

DEW SCENTED fueron los siguientes. Después de tardar mas de lo normal en colocar la batería y sonorizarla a su gusto. Finalmente sonó todo como debería sonar y comenzó el concierto de los alemanes. 21.30.

Dew Scented - Foto: Daniel Rojo
Dew Scented - Foto: Daniel Rojo

El pit estaba algo mas vacío que con ABORTED. Pero eso no supuesto que los alemanes cejaran en su empeño e hicieran un muy buen concierto conjugando temas de todos sus discos y épocas. Fueron otros de los grandes triunfadores de la noche que hicieron mover a seguidores y no seguidores de la misma manera. Fue explosivo, dinámico, aderezado con los comentarios en un perfecto castellano de su vocalista: Leif Jensen.

El sonido fue correcto. Aunque también durante su set hubo algún que otro problemilla técnico.

Dew Scented - Foto: Daniel Rojo
Dew Scented - Foto: Daniel Rojo

El concierto fue animado, brutal, con caña para dar y tomar y que en general a la gente gustó, sobre todo porque es una música fácil para seguir y que daba lugar a que se formase algún que otro pogo.

Desde “Bitter Conflict” a “Turn to Ash” de su nuevo disco “Issue VI” el concierto de los alemanes fue una algarabía de fuerza y buen hacer salpicada por los parones de Leif presentando cada tema, cosa que se agradecía e intentando animar a las masas para que se movieran mas.

“Cities of the Dead” llegó a continuación y nos dejó exhaustos antes de emprender la última parte de su concierto.

Dew Scented - Foto: Daniel Rojo
Dew Scented - Foto: Daniel Rojo

Florian Mueller en “ Never To Return” volvía a mirar angustiado a su técnico de sonido puesto que seguía teniendo problemas con su guitarra. Y era algo que se repetía varias veces en su set pero que nunca parecía arreglarse.

Aun así la gente se estaba divirtiendo. Había empujones por doquier mientras los pogos se acentuaban con este trallazo de cuatro minutos que soliviantaba hasta al mas parado.

Y para culminar el concierto tres canciones rápidas, “One by One” , “Soul Poison” y “Acts of Rage” todas de su disco “Impact”.

Dew Scented - Foto: Daniel Rojo
Dew Scented - Foto: Daniel Rojo

Jensen al final de su set estaba afónico mientras presentaba los temas, cosa que después al cantar parecía no afectarle demasiado puesto que no se le notaba nada.. Lo dio todo.

El concierto finalizó a las 22.00, con una pequeña mejora del sonido y con un ambiente caldeado ya para los dos grupazos que nos quedaban.

A las 22.15 era el turno de GRAVE. Un grupo totalmente reconocido por los asistentes y que ellos solos congregaban a bastante gente. Los huecos que pudieran haber habido en el pit se diluían mientras mas gente se acercaba al escenario. Esperando que la descarga de los suecos fuera atronadora e inolvidable. Pero no fue perfecto.

Grave - Foto: Daniel Rojo
Grave - Foto: Daniel Rojo

Y la culpa una vez mas la tuvo el sonido. Mal sonido que horrorizó a propios y ajenos. Estropeó una descarga sublime que podía haber convertido al trio sueco en los reyes de la noche. Y desafortunadamente no fue así.

Y no fue por falta de ganas porque ellos pusieron empeño y lo dieron todo. Con fans encendidos que los animaban a cada parón que daban.

Tocaron temas clásicos y no tan clásicos, del “Souless”, “Back to the grave”, “Into the grave” que deleitaron y nos hicieron movernos aun cuando estábamos demasiado cansados ya después de tantas emociones.

Grave - Foto: Daniel Rojo
Grave - Foto: Daniel Rojo

Pelle imparable en la batería, Fredrik correcto en el bajo, moviéndose y haciendo el headbanger en cada ocasión que podía pero que apenas se le oía en la parte vocal que le tocaba en gracia. Y Ola para mi gusto demasiado quieto. Lo que provocó que parte de su repertorio me dejase fría exceptuando los momentos en que sonaba alguno de sus clásicos tan esperados.

“You´ll never see”, “And here I die” fueron las canciones que mas respuesta tuvieron por parte del público aunque la traca final se reservó para “Into The grave” que provocó la locura entre la gente, con patadas, empellones y desfase en general entre el éxtasis tardío de las últimas notas emanadas de las manos de Ola Lindberg y Fedrik cuyo set culminó a las 22.52 dejándonos con un buen sabor de boca aunque preocupados por la calidad del sonido ofrecido.

Grave - Foto: Daniel Rojo
Grave - Foto: Daniel Rojo

Restaban los reyes de la noche. Los canadienses CRYPTOPSY saltaron al escenario hacia las 23.15.

Una intro conocida, de la banda sonora de “El señor de los anillos” retumbó la sala. Mientras los miembros de CRYPTOPSY se iban colocando poco a poco hasta que terminó dicha canción y los focos se encendieron para ofrecernos una visión de Lord Word encurtido en un abrigo de cuero y con guantes, todo de negro, comenzando a depurar su set.

Un set que se vio perjudicado por, cómo no, mas problema de sonido. Y muy preocupantes. Que deslucieron enormemente un setlist bien escogido con unos músicos entregados y con un público que finalmente dio de sí el resto que le quedaba.

Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo
Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo

Aun así, cualquier ocasión para ver en directo a Flo Mournier siempre es bienvenida. Y es una completa delicia ver tocar a este monstruo con una batería de 14 platos a los cuales no hay ninguno que le sobre. Y demuestra una calidad impecable, una técnica depurada y una potencia desmesurada. Es un genio sin ningún tipo de dudas.

Todos estábamos a la expectativa para saber qué nos iban a deparar estos canadienses en una noche repleta de sorpresas y de tremenda tralla en general. Desde luego que CRYPTOPSY es de sobra conocido su poderío en el escenario así como la música tan mesuradamente bestia que tocan. Así que por flojedad no nos íbamos a aburrir.

Desgranaron su set sin prisa pero sin pausa y lograron que la gente se moviera en cuanto se oían los primeros compases de sus grandes éxitos.

Tocaron temas de todos su discos, incidiendo algo mas en el último “Once was not”. Y en esta ocasión también hubo problemas con el sonido, algo mas graves que con anterioridad si cabe, lo cual fue una desagradable sorpresa para cerrar este mini-festival.

El grupo actuó compenetrado, con energía aunque su bajista, Eric Langlois se quejaba continuamente de su bajo, cosa que no logré entender si iba derivada por problemas con el instrumento o bien con el cabezal o ampli de su bajo. Finalmente tuvo que cambiar 2 veces de bajo y no llegó nunca a estar a gusto. Cosa que se notaba.

Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo
Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo

También hubo problemas con las guitarras pues hasta en dos ocasiones falló el sonido estrepitosamente y solo se oía una.

Aun así los CRYPTOPSY dieron todo de sí mismos y el concierto estuvo bastante bien obviando los problemas que he comentado.

“White Worms” sonó y se conjugó la paranoia y el cansancio con las ganas de dar todo de sí ante el último concierto de la noche para juntar a todos en la pista para hacernos mover como marionetas mientras la batería nos iba mandando trallazo tras trallazo al pecho.

Lord Worm tendrá sus seguidores y sus detractores. Lo único que hay que resaltar sobre todo es que se trata de un gran vocalista, con un variedad de registros dentro del estilo de música que él practica bastante amplia, y sobre todo con una energía y un saber hacer que se demostró una vez mas esta noche. Hay quien preferirá CRYPTOPSY con Mike DiSalvo pero eso ya es cuestión de gustos.

Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo
Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo

“Carrionshine” y ante el paroxismo generalizado todos nos volvimos locos. El caso es que hizo un completo recital mr. Worm. Mientras sonaban los acordes de “Abigor” se quitó los guantes y el abrigo. Mientras la pista ya absolutamente llena estaba absolutamente atónita ante la avalancha de eclecticismo y brutalidad que las hordas canadienses nos iban deparando.

Mientras hachazo tras hachazo iba cayendo sobre nosotros y completamente exhaustos éramos incapaces de quedarnos parados ante tanta tralla.

“Cold hate, warm blood” fue otro de los temas que obtuvo mayor respuesta por parte del público asistente. Formando pogos increíbles donde las patadas y los empujones sobrevenían uno detrás de otro y las cabezas se movían desenfrenadas a la par de los riffs que salían de las puas de los canadienses.

En “GRAVEs of the fathers” el bajista ya había cambiado por dos veces de bajo y parecía que ahora estaba mas a gusto sobre el escenario. Aunque los dichosos problemas persistían ellos profesionalmente siguieron tocando sin pararse en ningún instante cosa que se agradece.

Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo
Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo

Con “The Frantic Pace of Dying” y “Dead and dripping” terminaron la primera parte del concierto. A las 00.00.

Todos queríamos mas, aunque realmente estábamos cansadísimos cosa que se notaba pues la gente en general ya no se movía tanto aunque no había falta de ganas sino que habían sido demasiadas emociones para un escueto espacio de tiempo.

CRYPTOPSY volvió a salir al escenario para ofrecernos un tremendo bis compuesto por “Endless Cemetery” de su último disco y por supuesto, la perla final que no puede faltar en ningún concierto, su fantástico “Phobophile” de su fantástico “None so vile” que curiosamente fue el último disco grabado por Lord Word antes de reincorporarse nuevamente al grupo.

Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo
Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo

Un broche final que hizo que gastáramos las pocas fuerzas que nos quedaban en un intento de agotar los minutos de este maravilloso tema que nos dejó un gran sabor de boca.

En definitiva, un gran concierto, que dio un pequeño repaso a la historia de CRYPTOPSY aun ahondando en su “Once Was Not” pero que estoy seguro que en cuanto a setlist dejó satisfecho a todos. Y que culminó con todos sudorosos, cansados y encandilados a las 00.15.

Muchas cosas pueden decirse de esta noche. Y muchas otras quedarán en el tintero.

Agradecer la armonía existente entre los grupos en general y el buen rollo entre los músicos y los asistentes al concierto, en particular, que se paseaban por la sala, hablando con la gente, despreocupadamente, sacándose fotos amablemente, cosa que siempre es bienvenida.

Vilipendiar los precios de las bebidas. Aunque es un tema que siempre viene a colación cuando asisto a un concierto en esta sala, sigue enfadándome. Unas colas que se demoran más porque te revisan todo lo que llevas para que no puedas meter bebida al interior del recinto, obligándote a que si tienes sed (cosa plausible en un concierto de tan extensa duración) consumir cualquier tipo de bebida a precios realmente exagerados.

Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo
Cryptopsy - Foto: Daniel Rojo

Y por último, agradecer a la organización del mini-festival el que haya podido traer un cartel de esta magnitud a nuestro país. Hay que aplaudir este tipo de iniciativas y luchar porque sigan viniendo grupos de esta entidad. Cierto que la sala no estaba ni mucho menos llena pero teniendo en cuenta que este concierto fue un Martes me parece que mucho mas no podía haberse hecho y agradezco a todo aquel que se molestó en venir porque éste es el único modo de conseguir que estos grupos sigan viniendo.

Una gran noche que espero tenga su continuidad en múltiples otras citas como ésta.

Stay Brutal

Texto:Almudena Núñez

Fotos: Daniel Rojo

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.