Inicio Conciertos Crónica Concierto EDGUY – DRAGONFORCE – SABATON – Madrid

EDGUY – DRAGONFORCE – SABATON – Madrid

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up



Documento sin título


Edguy

+ DRAGONFORCE + SABATON

Jueves 9 de Febrero de 2006 – Sala Aqualung – Madrid

Una breve reseña de SABATON, que a pesar de ser prácticamente desconocida para mí, he de reconocer que me dejó un buen sabor de boca.

Sabaton - Foto: Diego L. Pérez
Sabaton - Foto: Diego L. Pérez

Sí, está claro que en una actuación tan corta es tiempo cómo la que disfrutaron, pues poco se puede decir, pero los suecos lo intentaron de veras, y al menos disfrutaron de un sonido que al menos a mí me pareció bastante mejor que el que luego tuvo DRAGONFORCE, claro que son estilos bastante distintos, SABATON, al menos en directo, realizan un Hard Rock de buena factura, se nota que llevan ya desde el 99 en esto, suenan muy compactos, sin fisuras, sin llegar a ser en extremo duros o acelerados, con buenas ideas, tanto en las rítmicas cómo en los sólos y la voz grave de Joakim Brodém se acopla perfectamente entre la instrumentación, no conformándose con melodías sencillas,  y lo más importante ahorrándose subidas innecesarias o grititos a destiempo.

Sabaton - Foto: Diego L. Pérez
Sabaton - Foto: Diego L. Pérez

En fin,  un grupo muy correcto al que a partir de ahora prometo seguir con más intensidad.

Diego L. Pérez


Nueva visita a Madrid de los alemanes EDGUY secundados por los británicos DRAGONFORCE y los desconocidos SABATON a los que no llegué a ver en su ejecutoria en Aqualung, aunque por lo que me cuentan tampoco me perdí mucho.

 Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez
 Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez

A los que sí pude ver y escuchar desplegando toda su enérgica música fue a los chicos de DRAGONFORCE, una joven formación londinense que ha sido capaz de abrirse un hueco dentro del metal europeo dentro de un panorama bastante sombrío y estéril en lo que a este estilo se refiere en el Reino Unido.

 Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez
 Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez

Era la tercera vez que aparecían por tierras hispanas tras sus anteriores participaciones, primero abriendo para W.A.S.P. en su última gira y luego dentro del cartel del pasado Lorca Rock. Y por lo que se ve han sido capaces de conquistar a un buen número de fieles en nuestro país, que al menos en esta ocasión en Madrid arroparon y jalearon de forma entusiasta su frenética música. Una música que por otra parte tampoco es nada del otro mundo salvo por la velocidad con la que desarrollan cada uno de sus temas, bastante largos en la mayoría de los casos y con un protagonismo muy destacado para los guitarristas Sam Totman un curioso personaje al que me da la impresión que no le son en absoluto ajenos la fiesta y el cachondeo, y el oriental Herman Li que mostró mejores virtudes musicales, aparte de su espectacular imagen de interminable melena hasta debajo de la cintura.

Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez
 Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez

También es marca de la casa el doble bombo disparado hasta el extremo, aunque sin llegar a las cotas en directo que desarrollan en sus discos, obviamente David Mackintosh es humano y si hubiera sido capaz de golpear sus bombos a la velocidad que aparece registrada en estudio hubiera sido de Guiness.

Por su parte su compañero en las tareas rítmicas el bajista Adrian Lambert cumplió sin demasiados alardes, mientras que el teclista Vadim Pruzhano pasó bastante desapercibido, aunque sí se le notó más en los coros apoyando al correcto vocalista Z.P. Theart que, eso sí, se esforzó en agradar con continuos lanzamientos de botellas de agua y movimientos y algunas palabras en un muy entendible castellano.

 Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez
 Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez

Aunque para espectáculo el que intentaban ofrecer los guitarristas sin parar de saltar de la tarima central, algo que tenía su gracia, pero que por momentos llegaba a convertirse en monótono.

Los temas, pues la verdad es que no se diferenciaron mucho entre sí, desde “Cry For Eternity” con la que empezaron a descargar hasta la más melódica y algo menos acelerada “Valley Of The Damned” que daba título a su primer trabajo.

Entre medias otros tres temas, “Fury Of The Storm”, “Storming The Burning Fields” y “Trough The Fire and Flames”, sin grandes detalles destacables de unas entre las otras. Algo más de media hora de descarga de adrenalina que fue suficiente para calentar al personal, y que quizá si hubiera durado más se hubiera hecho demasiado pesado y repetitivo, en este caso totalmente aplicable el dicho de Baltasar Gracián “Lo bueno si breve, dos veces bueno” .

 Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez
 Dragonforce - Foto: Diego L. Pérez

Pero lo auténticamente bueno venía a continuación. La presentación en Madrid de “Rocket Ride” la nueva y fantástica entrega de EDGUY. Una banda que se consolida cada vez más como uno de los máximos exponentes del heavy metal melódico y cada vez más próximos al hard rock como demostraron esta noche de jueves en la capital.

Edguy - Foto: Diego L. Pérez
Edguy - Foto: Diego L. Pérez

Me resulta muy gratificante ver como un genio como Tobias Sammett ha evolucionado de esta manera en sus actuaciones en directo junto al resto de sus compañeros de banda. Lejos ha quedado la actuación sosa y estática que nos ofrecieron en la primera edición del añorado Rock Machina de Moncofa, ahora es todo dinamismo y alegría en escena, sin olvidarse de lo más importante, un muy buen sonido y un repertorio que en esta ocasión fue una auténtica colección de singles pegadizos y contagiosos.

Edguy - Foto: Diego L. Pérez
Edguy - Foto: Diego L. Pérez

Lógicamente basaron gran parte de su repertorio en la nueva obra de la banda, desde el principio con dos de sus buenos cortes, “Catch Of The Century” que resultó un buen pistoletazo de salida, y la más extensa y brillante “Sacrifice”.

Todo sonaba muy bien, Tobi en muy buena forma vocal, entregado al máximo, Jens Ludwig desplegando elegancia y energía con su guitarra, bien secundado por el rítmica de la Flying V Dirk Sauer (¿o era Michael Schenker como le presentó Tobi ?), y con una dinámica y contundente base rítmica con el hiperactivo Tobias “Eggi” Exxel al bajo y con el buen pegador Felix Bohnke .

Edguy - Foto: Diego L. Pérez
Edguy - Foto: Diego L. Pérez

El primer guiño al pasado vino con la contundente “Babylon” de “Theater Of Salvation” trabajo por el que les conocieron la gran parte de sus fieles fans, y que fue tan bien acogida como ejecutada.

Pero era hora de empezar con el show y la fiesta de verdad, primero con las primeras notas de “The Trooper” de los MAIDEN que cortaron a la mitad cuando ya estaban con el público más que caliente y al que acabaron de poner en marcha con dos de sus pelotazos más comerciales y hard rockeros, “Lavatory Love Machine” de su anterior disco “Hellfire Club” que volvió a ser maravillosa en directo.

Edguy - Foto: Diego L. Pérez
Edguy - Foto: Diego L. Pérez

Al igual que la genial “Trinidad”, que presentaron como tema poco recomendable para ser tocado en Alemania, pero ideal para el público español. Y acertaron de pleno, con Tobi en plan turista caribeño total recordando al ínclito David Lee Roth tocado con un gorro playero y un collar hawaiano para dar color a una divertidísima interpretación en la que dejaron caer dos telones a ambos lados del escenario ilustrados con esos curiosos personajes alienígenas que aparecen en la portada de su último disco, por otra parte, de lo poco resaltable del escenario aparte de la altura de la tarima de la batería y de las luces en algunas fases.

Edguy - Foto: Diego L. Pérez
Edguy - Foto: Diego L. Pérez

Volvieron a ponerse un poco más serios con “Tears Of A Mandrake” en la que sonaron demasiado las teclas programadas, pero que sigue siendo uno de los himnos de EDGUY y sin duda uno de sus mejores temas, al igual que “How Many Miles” que sonó a continuación. “The Asylum” nos devolvió a “Rocket Ride” con un tema más tranquilo que fue creciendo y acabó enganchando al personal y que dio paso a un curioso solo de batería de Felix Bohnke que acabó con una máscara de Darth Vader y tocando la marcha imperial de La Guerra de las Galixias con la célebre fanfarria de fondo, al menos algo original dentro de lo poco originales que suelen ser los solos.

Edguy - Foto: Diego L. Pérez
Edguy - Foto: Diego L. Pérez

Nuevo punto fuerte con “Superheroes” el primer single de su último disco y que justificó su elección en directo, llegando muy bien a la audiencia. Cierre antes de los bises con el tema más heavy de la noche, la contundente “Mysteria” que hizo doblarse los cuellos a toda caña y que puso a cantar a todos los presentes su directo estribillo.

Edguy - Foto: Diego L. Pérez
Edguy - Foto: Diego L. Pérez

Vuelta a escena con la épica “Vain Glory Opera”, fantástica una vez más. Y acto seguido, y después de haberse subido un par de veces por las escaleras laterales de Aqualung a cantar, Tobi preguntó a la audiencia que queríamos escuchar a continuación. La respuesta fue prácticamente unánime “Avantasia”, y nos satisficieron en parte, ya que no sonó el tema que da nombre a la magistral Opera rock de Sammett , pero si un buen tema como “Sign Of The Cross”. Final total con otro buen pelotazo como resultó “King Of Fools” de nuevo con el espíritu festivo en todo lo alto.

Edguy - Foto: Diego L. Pérez
Edguy - Foto: Diego L. Pérez

En definitiva hora y media larga de diversión, buena música y calidad a cargo de, en mi modesta opinión, una de las mejores bandas que ha dado Europa en los últimos años y que lejos de anquilosarse en el power metal repetitivo y monótono siguen creciendo sin perder nada de su calidad y dinamizando su música trabajo a trabajo. Bien por ellos.

Texto: Mariano Palomo

Fotos: Diego L. Pérez

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.