Inicio Entrevistas ÑU – José Carlos Molina

ÑU – José Carlos Molina

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
Ñu

– Cuéntanos como está la salud de ÑU en estos momentos, después de “Títeres”, vuestro último trabajo.

José Carlos Molina.- Bueno, pues está mas o menos como siempre, dentro de los achaques propios de la edad (risas), pero vamos, que no nos podemos quejar, estamos vivos, con ganas de tocar. De hecho salimos a tocar todas las semanas que podemos al año y bueno, no estar de moda no significa que seamos ni mejores ni peores. Quizás somos mejores ahora que cuando teníamos éxito en los años 80, lo único es que la gente coge manía a que un grupo esté siempre arriba y ahora no nos toca a nosotros, les toca a otros.

Estuvieron MEDINA AZAHARA arriba, estuvieron OBUS, estuvieron LEÑO, estuvimos nosotros y bueno, una vez que haces eso, hay gente que se le acaba el éxito y se le acaba el grupo. Nosotros seguimos con una historia más lineal, como hace la gente de BARON ROJO, gente que es incombustible por que ellos siguen una línea especial en cuanto a su música y en cuanto a sus ganas por tocar, no se bajan de la burra por su estilo.

José Carlos Molina - Ñu

– ¿Tienes pensado entrar en estudio este año 2006?

Molina.- Realmente sí, era mi intención, lo que pasa es que cada vez me gusta más el directo. Antes me apasionaba el estudio, de hecho tengo mi propio estudio, prácticamente todos tenemos nuestro estudio. Como bien sabes, Manolo Arias es productor también. Entonces ya sabes como son los trucos del estudio, puedes grabar cualquier cosa en tu casa cuando quieras, yo toco casi todos los instrumentos, entonces me es fácil. Ya esa pasión por el estudio se me ha acabado un poco no?, me gusta pero ahora me gusta más el directo. Alguien me dijo una vez que con el tiempo me iba a emocionar menos sacar nuevos discos y que me iban a gustar más los conciertos, con lo mismo de siempre convertirme en un clásico, a lo cual yo lo temía mucho, pues me veía, con el paso del tiempo, jodidamente clavo y hecho polvo, pero la putada es que me veo de puta madre y la gente sí se hace mayor, la gente que me seguía antes y yo no me hecho mayor, yo he cumplido años solamente.

– Aunque por la banda han pasado infinidad de buenos músicos que todos conocemos, que sientes ahora al tocar con tu grupo, con gente muchísimo mas joven que tu, pero con muchas ganas no?

Molina.- Llevamos juntos 5 años. Me veo muy bien. Mira, antes yo lo que hacía era gritar muchísimo más, pero cantaba peor. Pienso que ahora tengo menos voz, es decir, depende y cuando, quiero decir que no hago los falsetes que hacía antes, pero me veo cantando con mucho más rollo, con mucha más escuela, le saco más posibilidades a mi voz, a la flauta, a todo en general, incluso a mi forma de comportarme en un escenario, pienso que algo he madurado dentro de la inmadurez que voy a intentar conservar, eso es lo que soy.

– Me sorprende que me digas que quieres conservar tu inmadurez, la mayoría de los músicos no piensan así.

Molina.- Es que si eres una persona totalmente madura pierdes espontaneidad, entonces no tiene ninguna gracias saber lo que vas a hacer en el escenario una vez que sales, tiene que haber un momento en el que tu pierdas el control y dejes de ir por las pautas que has marcado. Es más emocionante que seas una persona que pueda ser vulnerable a las circunstancias, a cualquier cosa que pase, eso le da emoción siempre a las cosas, yo creo que es lo que la gente espera de mí en cierto modo.

– Después de más de 30 años en la música, desde aquella “ Alturas” tu primera banda, ¿que es lo que le hace a uno tirar para adelante?

Molina.- Yo en un principio pensé que lo que necesitaba era trabajar, bueno, por supuesto que lo que a mi me gusta es tocar, no?. Ha habido veces en las que me tocaba tocar y no me apetecía y salía a regañadientes, quizás me acompañaba de músicos que me estaban haciendo la vida un poco más difícil, dentro de lo buenos que han sido todos conmigo, pero al final siempre salía a tocar y cuando estoy tocando, me gusta, a pesar de que pasemos por un mal momento, algún día o cualquier otra historia.

Lo hemos pasado bien y hemos aprendido a llevarnos también mal, que eso es muy importante. Cuando tu quieres ir a un bar, el otro quiere ir a otro bar, el otro a ninguno, eso es muy importante, cuando empiezas a comprender que todo forma parte del día a día es realmente familiar y maravilloso. Nunca puedes pensar que un grupo va a ser una balsa de aceite, eso sería ridículo e hipócrita. Es algo maravilloso que alguien tenga una opinión y pueda en un momento discrepar contigo, creo que hay está la salsa del asunto, aunque la gente diga que no. Que nos llevamos maravillosamente, eso es mentira. Hay veces que me pongo pesado, otras veces le toca a otro, no sé, pienso que esto es así.

José Carlos Molina - Ñu

– Me imagino que programas televisivos como Operación Triunfo y demás productos prefabricados no te dejarán indiferente no? ¿Cual es tu opinión sobre esto?

Molina.- Hace mucho daño porque la gente siempre necesita héroes, entonces la gente en nuestra época tenía héroes como Gillan, Robert Plant, el cantante de Lez Zeppelín, como Manolo Escobar, como Julio Iglesias, como también Jimi Hendrix, Emerson, Santana, Bonham …pero la gente de hoy sólo quiere ser el principal, el que le guste a las niñas, el más guapo, el que mejor baila, el que mejor da las vueltas, entonces han engañado a una generación entera de muchos años para acá y entonces, la gente sólo piensa en ser el mejor cantante del karaoke y eso es jodido, porque eso se gasta enseguida, es una gran mentira. Llega un momento en que la gente alcanza la madurez y se quedan vacíos, ya no les interesa la música, con lo cual la música morirá por esa puta mierda de cantantes guapos.

Ha hecho mucho daño porque no hay relevo generacional para el público que le gusta ver músicos, ver música en directo. Hay gente de antes, que todavía me acuerdo, decían, “lleva dos guitarras y un bajo, pero el bajo que es?, es eso de cuatro cuerdas?” y vamos a volver a eso, dirán ¿qué es lo que toco yo, una dulzaina, una gaita, una flauta?. Es un poco intentar aborregar otra vez a la gente. Habíamos conseguido lo contrario y levantar eso va a ser muy difícil a la próxima generación de músicos.

– ¿Sigues pensando que en los años ´70 había más oportunidades que ahora, para las bandas?

Molina.- Sí, en los ´70 estaba todo por inventar y la gente era receptiva. Podías tocar en un festival con Loli y Manuel, escuchando flamenco, luego tocaba ÑU, luego cualquier grupo de Folk, incluso te podia salir cualquier cantautor con su guitarra. Eso era muy interesante, había mucha disparidad y cada uno tenía su chispa. Luego todo se ha hecho muy homogéneo, por ejemplo, en los festivales de flamenco no entra el Rock, en los celtas no entra el Rock, en los de Heavy sólo entra el Heavy, en los Thrash Metal no entra el Heavy, que es lo que querían, dividirnos y al estar divididos estamos todos más controlados y creo que al final esto es una gran ruina para todos.

Realmente los que más van a salir ganando de todo esto son las compañías que venden alcohol y naturalmente, los camellos que venden drogas.

– El 16 de febrero de 1975, nace oficialmente ÑU, se te olvidará alguna vez esa fecha, la de vuestro primer concierto.

Molina.- Realmente no fue tan importante para mi, la fecha más importante es la de ayer, cuando ví que hice un buen concierto, estoy muy orgulloso de ayer, de cómo tocamos como banda, de mí también, me ví que estaba tirando con la voz de puta madre, que estaba inspirado tocando la flauta, de que no haya perdido esa espontaneidad de cuando empezaba, no?

En aquella fecha todavía sufría porque todavía no sabía donde colocarme la flauta cuando estaba delante del micrófono, me la ponía en la cintura, como si fuera un Winchester no? (risas), estaba cortado porque yo realmente quería afrontar el reto de ser cantante en un grupo, con una flauta. La flauta me hacía de bastón de vez en cuando, peor sufría mucho, me gustaba pero era una especie de dolor de muelas consentido.

José Carlos Molina - Ñu

– El futuro de un grupo, tal y como está hoy en día el mercado, es producirse ellos mismos el disco y contratar una agencia de promoción, etc…¿ hay salida en esto de la música?

Molina.- Mira, en esto de la música, el que no sale en la tele está muerto. Yo por ejemplo vivo ahora en un pueblo, en Sacedón, antes vivía en Madrid, y en Sacedón cada año salgo alguna vez en televisión y cada vez que salgo sigo siendo alguien importante, en eso la gente del pueblo no miente, es gente llana y sabes como funciona su cabeza y como funcionan sus costumbres.

Pues eso, cuando sales en la televisión eres muy importante en el pueblo y cuando llevas unos meses sin salir empiezas a ser menos importante, empiezan a bajar el nivel de calidad contigo, y eso a nivel general de un país también se nota. Si no tienes dinero para salir en la tv, pagar las promociones televisivas, salir en un canal, etc…no tenemos nada que hacer. Eso está en manos de los de siempre, de los 40 principales y de las televisiones, todo lo demás que hagamos seguirá siendo una revolución, como los de la resistencia francesa en la ocupación nazi, siempre será algo así.

– ¿Que defenderías a capa y espada en un debate, lo digital o lo analógico?

Molina.- Lo analógico es muy caro de mantener, por ejemplo, lo analógico es una maravilla pero tienes que ir con mucho tiempo, con mucho ensayo, con mucho dinero pagado a tus músicos para que se dediquen solamente a eso y que nada falle y no tener prisas para grabar y lo digital es más fácil porque hay tomas que te pueden valer, entonces puedes cortarlas y pegarlas y es más barato, cualquiera lo puede hacer en casa y no pasa nada. Defiendo las dos cosas, yo por ejemplo el “Titeres”lo grabé en casa todo con programa de ordenador, tocado , naturalmente, y luego lo he pasado a una cinta casette y suena más calido, más caliente y es increíble, si lo llego a saber hago el Master con la cinta casera, pero no me dí cuenta (risas).

En realidad, no sé que defender, todo es caro, pero si merece la pena y te lo pagan y la gente compra los discos está de puta madre, pero la gente hoy no compra los discos, es muy fácil bajarlos de Internet. La gente sólo compra el disco de su artista favorito, incluso yo también eh?, yo hago lo mismo. Por ejemplo, han sacado una cosa los SHADOWS, que es un grupo de hace mucho tiempo, que me hacia gracia escucharlo de vez en cuando pero que no me gusta lo suficiente para comprarme el disco, pues me lo ha bajado un amigo mió de Internet, pero si sacan un disco EMERSON, LAKE & PALMER o JETHRO TULL, me lo compro.

José Carlos Molina - Ñu

– ¿Que opinas de Internet?

Molina.- Pues Internet es de puta madre porque he sacado cuatro partituras de flauta de música Celta y los he bajado en cinco minutos y ya tengo las partituras para estudiármelas. Internet es bueno porque tengo una página (www.destierro.es.vg) y gente que antes no me conocía, ahora me conoce. En qué puede estar mal Internet?, en la gente que dice, bueno me voy a bajar tal disco, lo voy a escuchar… eso es tontería, a la gente que le gustas se lo va a comprar, y al amiguete que le gustas, pero menos, se lo va a bajar y sino se lo va a copiar otro colega, como pasaba antes con los L.P.s y las cintas. Me parece un gran invento porque dependemos un poco menos de las promociones de las compañías. Mucha gente por Internet me contrata y me controla, me busca y me encuentra y antes dependía del representante de turno que si quería decía no, es que Molina está en el hospital, está enfermo, llévate a BARON ROJO, llévate a OBUS, llévate a …, y ahora esas putadas no me las puede hacer nadie porque contactan directamente conmigo y lo que te estoy diciendo es muy importante, ya sabes a quien va dirigido…

– ¿En un concierto de ÑU que es lo que nunca debería faltar?

Molina.- Público (risas), es lo más importante y luego… estar bien, no estar demasiado cansado, lo ideal sería alternar los días de actuaciones. También la cerveza, siempre me ha gustado tomar una cerveza antes de tocar, es algo ceremonial, además me relaja, me calma los nervios porque el público siempre de alguna forma me pone nervioso, Realmente siempre me he tirado mucho el rollo porque soy muy tímido, lo que pasa es que he aprendido muy bien a salir de cada situación, soy resuelto, hablando al cabo de la experiencia, la gente está muy equivocada conmigo, no soy el que parece, realmente soy una persona muy normal, como todo el mundo.

– Tus mejores deseos para este año 2006 que acaba de empezar.

Molina.- Pues me gustaría que fuera un poco más largo de actuaciones que el 2005 que ha sido una maravilla, y con eso me conformo, ¡hombre! Yo no voy a ser una persona que mienta, me gustaría tener el éxito que ha tenido MAGO DE OZ, francamente, porque ese éxito es muy parecido al que tuvimos nosotros en el 86 pero hoy en dia es más fuerte y eso me da cierta envidia, como es lógico claro, pero me alegro mucho por ellos, me gustaría que fueran así las cosas pero eso sería mucho pedir porque eso es una lotería que no le toca a cualquiera. Lo típico te voy a decir, tengo mi casa, mi familia, mis instrumentos, mis músicos, mi banda, nos llevamos bien, nos gusta tocar y ya si tuviéramos ese éxito sería la hostia. Con que toquemos diez u once actuaciones más que el año pasado, soy feliz, me conformo y bueno… ah! A ver si me puedo comprar otra bicicleta nueva (risas).

– Muchísimas gracias José Carlos por atendernos y mucha suerte para este año, sinceramente.

Molina.- Ok, muy bien, muchas gracias a ti.

Francisco Gonzalo