Inicio Conciertos Crónica Concierto WARCRY + VHALDEMAR + KANNON en Bilbao

WARCRY + VHALDEMAR + KANNON en Bilbao

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up




Documento sin título


Warcry

Ya tenía yo curiosidad por ver la flamante nueva sala de Bilbao, y la verdad es que parece ser cierto todo lo que se decía. Enorme, elegante, dos plantas, suelo de madera y precios de barra no demasiado caros para lo que podría esperarse de semejante lugar. Además de todo eso y como se pudo comprobar más adelante, la acústica no está nada mal, aunque eché de menos un poco un foso donde poder hacer las fotos, que se le va hacer, como uno más al mogollón y a hacer lo que se pudiera.

Kannon
kannon

Aunque la velada era prometedora lo cierto es que aún hoy estoy intentando entender el porque de incluir a una banda como KANNON para abrir para dos grupos del calibre y estilo de los que venían después, incompresible, si lo que se buscaban era, al igual que en el pasado METALWAY con KORN, el reunir a la mayor cantidad de gente a base de variedad, la jugada no salió muy bien, puesto que pocos eran sus seguidores y muchos los que pasaron de su punk rock/nü metal. Creo poder decir con todo el respeto del mundo hacia ellos y sus fans, que lo mejor de su descarga fue la versión que hicieron del “Bark at the moon” del gran OZZY, versión bastante malograda según pude apreciar por la cara de la mayoría de los allí reunidos. Una cosa tengo clara, excesiva me pareció la duración de su actuación si la comparamos con su posición en el cartel y la duración de los que después les seguirían.

Vhaldemar
Vhaldemar

Decir VHALDEMAR es decir heavy metal, buen rollo, grandes músicos y mejores personas. No pocos éramos los que habíamos acudido exclusivamente a su llamada metalera, razón más que compresible dado lo poco que se prodigan últimamente sobre los escenarios y los rumores que circulaban acerca de su posible separación, separación que quedó desmentida por su vocalista y guitarra, Carlos Escudero , que anunció orgulloso el inminente nuevo lanzamiento de la banda de Barakaldo. (Un saludo desde www.rafabasa.com a toda la peña del Leyenda).

Vhaldemar
Vhaldemar

A todo gas comenzó su descarga a cargo de “Lost world”, tema recogido en su primer disco, “Fight to the end” y rescatada previamente de su maqueta. Heavy metal en estado puro, claras influencias de los monarcas MANOWAR y los teutones GAMMA RAY entre otras bandas. Le siguieron “I made my own hell”, “Steam roller” y “No return”, todos ellos temas de su segundo disco, siendo temas que aunque ganaron en madurez y sobre todo en complejidad siempre he considerado que eran menos directos que los de su primera entrega. El sonido era bastante aceptable en general salvo ligeros problemillas puntuales con la carga de graves y que en algunos momentos la voz de Carlos sonaba un tanto tapada.

Warcry
Warcry

A estas alturas ya había quedado patente la capacidad de Pedro Monge para arrancarle todo tipo de filigranas a su Fender , tocando hasta detrás de la cabeza al más puro estilo Yngwie, una verdadera maquina de las seis cuerdas. “Feelings” desató la algarabía de todos, todo un himno del metal que todos cantamos a pleno pulmón, volviendo a bajar un poquito la intensidad con “Death comes tonight”, un nuevo tema de su segundo trabajo, algo que no pasó con “Breaking’ all the rules”, uno de los mejores temas del mismo.

Warcry
Warcry

Nos esperaba un final de traca, puesto que estaba claro que quedaban muchos temas de su primer trabajo que no podían faltar, así que arremetieron con furia para deleitarnos con “Black beast”, “Energy” y “Vhäldemar”, sonando las tres más heavys que un bocadillo de chapas. Y así acabo todo, pues aunque todos pedíamos a gritos un tema más, se despidieron para no volver, para desilusión de todos a los que nos habría gustado disfrutar de ese temazo que es “7”. En fin, otra vez será. En general no puedo decir más que bravo por ellos! Eso si, no puedo deshacerme de la sensación de que o el tiempo paso volando o su descarga fue demasiado corta.

Warcry
Warcry

Tras unos minutos no demasiado largos en los que todos aprovechamos para necesidades varias, llegó el momento que tod@s los chavalill@s de las primeras filas habían estado esperando (y no solo ellos), y es que llama la atención cuanto publico joven mueven estos asturianos, se nota que son muy queridos en todas partes, respondiendo a ese sentimiento como mejor saben hacer, con una sonrisa y buen power metal. A diferencia de otras bandas, esta noche se notó que WARCRY están muy orgullosos de su último trabajo de estudio, “¿Dónde está la luz?”, puesto que a diferencia de esas bandas (no daré nombres) que anuncian a los cuatro vientos lo bueno que es su último disco, pero que en la gira solo ejecutan dos temas del mismo (sería demasiado descarado justificar una gira de otro modo), WARCRY dejaron bien claro que esas palabras son ciertas por la cantidad de temas que tocaron del mismo.

Warcry
Warcry

Comenzar con “Nuevo mundo” da buena muestra de lo arriba dicho, tema que sonó correctamente y que empalmaron sorpresivamente con “Luz del norte”, de su primer disco, tema coreado por todos, y es que ese disco de debut aún a día de hoy sigue teniendo un feeling muy especial. “El regreso” y “Perdido” fueron dos descargas más de su nuevo trabajo, y aunque es un disco que me gusta, soy de la opinión de que se trata de temas menos vistosos de cara a la galería, menos coreables aunque más complejos, y por lo que pude apreciar entre la muchedumbre de las primeras filas parece ser un pensamiento generalizado, aunque sonaron de lujo, todo sea dicho.

Warcry
Warcry

Por si alguien no se había dado cuenta, Fernando Mon y Pablo García son dos guitarras como la copa de un pino que le dan un empaque genial a toda la banda, el barbudo Roberto cumple de sorba con su labor de bajista pese a estar un tanto más apagado que en otras ocasiones, mientras que la calidad de de Manuel Ramil con sus sutiles teclados y la pegada de Alberto Ardines tras sus parches es por todos conocida. Y que se puede decir de Víctor García que no se halla dicho ya, el público sencillamente lo adora, y él con su apariencia de buenazo se deja querer, pocos frontmans hay con tanto peso escénico como él.

Warcry
Warcry

“Tu ausencia” y “Contra el viento” fueron dos nuevas descargas de su reciente y blanco nuevo álbum, dando paso a lugar a un tema que rápidamente reconocimos todos, “Hijo de la ira” de “El sello de los tiempos”, tema que según parece decidieron incluir en el último momento en vez de “Señor”. Esa canción de amor tan especial (como el propio Víctor anunció) que es “El amor de una madre” puso el momento emotivo de la noche, recobrando el espíritu metalero de la banda con un temazo como es “Alejandro”, una nueva mirada atrás en la historia de la banda.

Warcry
Warcry

Creo que es el momento adecuado para hacer un inciso y llamar la atención sobre esos energúmenos de tres al cuarto que van a los conciertos sencillamente a molestar, puesto que dudo mucho que dándose empujones entre ellos y tirándose contra la gente alguien se pueda divertir salvo que sean el eslabón perdido de la evolución humana (servidor pilló de milagro su cámara al vuelo), y encima tener que escuchar disculpas del calibre de “yo he estado en México, en Argentina…y esto es normal, me gusta”. Sencillamente lamentable, para bien o para mal alguien debió de ponerlos en su lugar por lo que pude ver. Un saludo desde aquí para toda la gente de los citados países que lean esto. Y como en este mundo no todo son malos rollos, la nota divertida de la noche la puso una chica que primero le lanzo un tanga rojo a Víctor y más adelante el sujetador, bromeando este con el hecho de que ya solo le faltaba lo de dentro.

Warcry
Warcry

“El anticristo”, “En un lugar sin dios” y “Tu mismo” fueron los siguientes temas en caer, llegando el momento de disfrutar de sus temas más clásicos como se pudo ver, ya que una tras otra cayeron “Espíritu de amor”, la emotiva y dura “Capitán Lawrence” y tras un breve parón y a modo de bises y como no podía ser de otro modo, “El guardián de Troya”, en la que una vez más no se atrevió con el espectacular alarido final, y como punto final a una noche mágica, “Hoy gano yo”, una declaración en toda regla. Se echó de menos, “Nana”, pero que se le va a hacer, es un tema que guardan solo para ocasiones muy especiales. ¡Volved cuando queráis tíos!

Warcry
Warcry

Texto y fotos: Ángel Ruiz

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.