Inicio Lanzamientos A-Z DRAGONLORD – Black wings of destiny

DRAGONLORD – Black wings of destiny

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

Cuatro años han tenido que pasar para poder disfrutar de la continuación de aquel “Rapture” del 2001, disco que la verdad es que paso demasiado desapercibido, algo incomprensible solo con mirar la formación de lujo con la que cuentan, nada más y nada menos que Eric Peterson (guitarra y voz ; Testament, Old Man’s Child), Steve Smyth (guitarra; ex-Vicious Rumors, ex-Testament, Nevermore), Derrick Ramirez al bajo (ex-Testament) supliendo la baja de nada mas y nada menos que de Steve Digiorgio (Testament, Sebastian Bach & Friends, Suicide Shift, Death, Vintersorg, Sadus, Autopsy, James Murphy, ex-Iced Earth, Control Denied, Dark Hall, Artension), Lyle Livingston (teclado; Psypheria), y Jon Allen (batería; Sadus, ex-Testament).

Salta a la vista que ni mucho menos se trata del típico grupo nórdico que practica un black melódico en la línea de grupos como los noruegos DIMMU BORGIR, puesto que el pasado (y presente) thrasher de muchos de ellos salta a la vista en muchos momentos a lo largo del redondo en forma de claras influencias, sin obviar el detalle de ser californianos, tierra que poco tiene que ver con la gélida Escandinavia.

“The becoming of” es la obligada intro en este tipo de entregas y que suele venir bien para ir caldeando el ambiente, siendo “Curse of Woe” el primer corte real del disco, donde llama la atención las grandes dotes de Peterson como vocalista de black metal pese a ser el guitarra habitual de TESTAMENT y la potencia de la pegada de Jon Allena la batería, atreviéndose con algo tan poco habitual en el thrash metal como son los blast beats. Unos teclados deliciosos y una buena orquestación hacen de éste un corte muy pegadizo. “Revelations” cuenta con una labor de guitarras genial, aunque quizá lo que más pueda gustar de este corte es la envolvente melodía de fondo, que unida al increíble parecido de la voz de Eric con la de Shagrath, de DIMMU BORGIR, pueda inducir a pensar que escuchamos a estos antes de que su estilo se tornara tan grandilocuente pero con una mejor producción que sus primeros discos.

Una inquietante melodía de teclado da la bienvenida a “Sins of allegiance”, corte que va ‘in crescendo’ hasta llegar a momentos realmente ágiles a base de poderosos riffs de guitarra, los cuales en algunos momentos dejan entrever las raíces más thrash metaleras de sus ejecutores, así como un ligero parecido con algunos temas de bandas como CRADLE OF FILTH o HECATE ENTHRONED, habiendo espacio para solos realmente heavys y partes con voz limpia. “Until the end” produce en este humilde plumilla nuevamente una sensación de ‘deja vu’ impresionante, como si hubiera escuchado este tema anteriormente, y es que aunque a veces las comparaciones son odiosas da gusto que un grupo suena así de bien aunque te recuerde a otro.

“Mark of damnation” comienza a todos gas a base de constantes blast beats, bajando un poco el pie de acelerador en los momentos en los que el teclado de Lyle ganan protagonismo, coincidiendo con el cese de los citados blast beats y preponderacia del potente doble bombo de Jon Allen. De “Blood voyeur” llama la atención la diferencia de ritmo entre teclados y el resto de la banda, pues si bien el colchón melódico creado por Lyle es relativamente calmado y melancólico, el resto de componentes tocan con mayor agresividad, aunque con menos intensidad que en “Mark of damnation”.

Nuevamente una melodía de película de terror sale al paso antes del brutal comienzo de “Fallen”, sin duda alguna el corte más puramente black metalero de todo el redondo, la voz de Eric suena tras un velo de ira impresionante, las guitarras del propio Eric y Steve suenan con la contundencia necesaria y la dosis de melodía exactas para un corte de estas características, mientras que el dúo Allen/Ramirez es una apisonadora. Y llegadosa este punto nos encontramos con la nota curiosa del disco, ya que si bien una versión de MERCYFUL FATE como es el caso de “Black funeral” no seria nada raro por parte de un grupo de black metal, si que llama la atención el ver que se han atrevido también nada mas y nada menos que con el “Emerald” de THIN LIZZY, total y absolutamente irreconocible si uno no se fija mucho y es un entendido en la banda.

No suelo ser de los que por el simple hecho de que un grupo cuente con componentes ilustres diga que es cojonudo, puesto que muchas veces los fiascos suelen ser del tamaño del buen nombre de los mismos, pero en este caso creo que el resultado es más que satisfactorio, muy recomendable pese a que no sea una obra maestra.

Ángel Ruiz

Tracklist:

01. The Becoming Of
02. The Curse of Woe
03. Revelations
04. Sins of Allegiance
05. Until the End
06. Mark of Damnation
07. Blood Voyeur
08. Fallen
09. Black Funeral
10. Emerald