Inicio Lanzamientos A-Z SOLEFALD – Red for Fire / An Icelandic Odyssey Part 1

SOLEFALD – Red for Fire / An Icelandic Odyssey Part 1

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

Ya había curiosidad y muchas ganas de tener entre mis manos el nuevo trabajo de estos genios noruegos, inclasificables como ellos solos y atrevidos e innovadores como pocos. Este álbum nació a raíz de una estancia es tierras de Islandia, tierra de una banda (o proyecto) tan vikinga como FALKENBACH, y oportuno es hablar de vikingos puesto que el dúo Cornelius/Lazare le han dado una vuelta de tuerca más a su sonido atreviéndose nada más y nada menos que con un disco de marcado corte viking metalero, sin olvidar sus raíces blackers y añadiendo a la mitología escandinava su toque más personal.

El redondo (nunca mejor dicho) comienza con la preciosista “Sun I call”, donde el saxo inicial de Kjetil Selvik es realmente envolvente, calido, efecto que se acentúa al cantar Cornelius (Sturmgeist, Castimoniae) con su grave voz acompañado de la angelical Aggie Frost Peterson, todo ello acomodado sobre un mullido colchón creado por el violín de fondo de Sareeta (Ram-zet) y el cello de Live Julianne (Pantheon I), realmente genial. Es un corte que una vez de escuchado no saldrá de tu cabeza ni con agua hirviendo, pegadizo, pegajoso a más no poder, y no solo en su dulzura, puesto que sus partes más agresivas y veloces no envidian a las lentas y melancólicas.

“Survival of the outlaw” comienza a todo trapo y de forma bastante “normal” para lo que esta gente suele hacer, riffs pesados y batería veloz en un inicio con la dura voz de Cornelius retumbando por encima de todo. Consta de excelentes cambios de ritmo, pasajes atmosféricos, algunos cantados con la voz limpia de Lazare y la de Aggie de fondo, tornándose la de este esquizofrénica en algunos momentos, pudiéndose escuchar la de ambos componentes del dúo masculino a la vez hacía el final.

El inicio de “Where birds have never been” no es demasiado abrumador, ni llama la atención por nada en particular, sin embargo es tan efectivo como la acelerada batería de la que goza este corte en algunos momentos, en el que las labores vocales quedan repartidas entre Cornelius y Lazare con bastante equitatividad, lo mismo que la labor como instrumentistas, puesto que por si alguien no lo sabía entre ellos dos solitos se las arreglan la mar de bien, el primero se encarga de la voz, guitarra y bajo, y el segundo también añade su voz al conjunto más su saber hacer a la batería y sintetizadores. En este tema puede apreciarse de todo un poco, voces más death metaleras a cargo de Cornelius y ritmos tales, pasajes más melódicos y con voz limpia que desembocan es extraños e inverosímiles tonos a cargo de Lazare (ex-Carpathian Forest, Borknagar, Age of Silence, Ásmegin) , sin olvidar algunos ligeros blast beats,y un final un tanto más blacker con algunos toques de sintetizador a cargo este genio, probablemente una de las voces más versátiles y personales de la escena extrema junto a personajes de la talla de Garm (Ulver,ex- Arcturus, ex-Borknagar…) o ICS Vortex (Arcturus, ex-Borknagar, Lamented Soul).

“Bragi” es un delicado corte instrumental a cargo del violin de Sareeta y el cello de Live que hace las veces de intro de la no menos dulce “White frost queen”, donde la tierna voz de Aggie goza de más protagonismo que nunca al son de una suave melodía, recordando vagamente a Liv Kristine en algunos momentos. Pasados un par de minutos el corte se acelera ganando en velocidad, alternando de ese momento en adelante partes rápidas con otras más pausadas.

“There is need” comienza atronadora tras los primeros acordes de una chirriante guitarra, la voz se va tornando poco a poco un poco más blacker, acompañada por unos riffs enfermizos y repetitivos, apareciendo a veces sobre la voz principal y otras veces tras ella unos coros muy comedidos que no le resta ni un ápice de fuerza a este tema. El único pero quizás sería el hecho de que en algunos momentos la voz queda demasiado por encima del resto del conjunto, pero nada alarmante.

“Prayer of a son” no es más que un poema recitado al son del violín y el cello, algo agradable que pasa rápido antes de la llegada de “Crater of the valkyries”, toda una obra de arte de más de 8 minutos en la que se puede hallar de todo un poco, los duelos de voces son a cada cual más increíble o extravagante según se mire, los cambios de ritmos constantes, violines y cellos omnipresentes, todo ello cargado de una palpable modernidad. Lo mejor, escucharlo, el ambiente épico se masca en el ambiente, como en todo el disco.

En “Sea I Called” podemos gozar nuevamente de la grave voz de Cornelius, invirtiéndose la tendencia de anteriores álbumes en los que la voz de Lazare gozaba de mayor protagonismo. Se trata de un medio tiempo que realmente es el mismo que “Sun I call”, con algunos ritmos y trozos de letra cambiados, aunque no por ello deja de desmerecer nada, todo lo contrario. Y para terminar “Lokasenna”, un poema édico recitado por Jörmundur Ingi con el mar de fondo, en alguna lengua de la que poco puedo decir salvo su claro origen nórdico.

Pocas veces un grupo del que siempre se espera algo nuevo, diferente y provocador logra llamar la atención del gran público aún dentro de las tendencias más duras y extremas, pero semejante joya no puede dejarse pasar, llámese viking metal, black, o simplemente música bien hecha. Por cierto, la segunda parte de este excelente disco vera la luz allá por la primavera del 2006 bajo el nombre de “Black for Death : An Icelandic Odyssey Part 2”

1. Sun I call
2. Survival of the outlaw
3. Where birds have never been
4. Bragi
5. White frost queen
6. There is need
7. Prater of a son (poema)
8. Crater of the valkyries
9. Sea I called
10. Lokasenna ( poema édico)

Angel Ruiz