Inicio Entrevistas MEDINA AZAHARA – Manuel Martínez y Paco Ventura…

MEDINA AZAHARA – Manuel Martínez y Paco Ventura…

0
Medina Azahara

Hace ya casi un mes que hicimos la entrevista (pocos días después de la salida de “La estación de los sueños”) pero por razones de tiempo no habíamos podido publicarla hasta ahora. La agradable charla en forma de entrevista la realizamos en las oficinas de Avispa en Madrid, donde nos reunimos con Manuel Martínez (vocalista y único miembro original que queda en MEDINA) y Paco Ventura (guitarrista y mano derecha de Manuel en la banda cordobesa). Ambos nos contaron muchas cosas tanto del nuevo disco como de la historia (primera y segunda etapa) de una de nuestras bandas de rock más clásicas e importantes. Como siempre, un placer de entrevista que podéis leer a partir de aquí:

Si os parece, empezamos hablando del nuevo disco y ya luego comentamos cosas de cuando éramos jóvenes, jeje.

Paco.- Jaja, me parece bien. Dispara.

Bueno, pues comenzamos directamente por el título. ¿Por qué “La estación de los sueños”?

Paco.- Es un poco la situación en la que estamos ahora mismo, parada en el andén y seguir hacia delante. Después de un disco tan importante como fue “Aixa” con los dos premios de la música y la buena aceptación que tuvo y había que plantearse qué íbamos a hacer entonces… y “La estación de los sueños” es un poco eso, una parada y dejar fluir lo que sale de la cabeza y el corazón y plantearse que hacer en el futuro. Aunque al final se le dan menos vueltas, era un título que nos gustaba, que estaba y bueno, como cualquier otro.

Manuel y Paco de Medina Azahara -

Ya he escuchado el disco varias veces, hice la pertinente crítica y reconozco que al principio me decepcionó un poco aunque ahora le voy cogiendo el puntillo. Un detalle que me sorprendió, y que me ha gustado, es que me recuerda un poco a los primeros tiempos de la banda ya que es más sinfónico, incluso más relajado. “Aixa” tenía más guitarra pero este es algo distinto, coméntame qué opinas sobre esto:

Paco.- Sí, puede ser, es que piensa que en cada disco no te planteas de primeras lo que vas a hacer y según van saliendo temas es cuando ya se le da un poquito de forma general al disco. Para mí “La estación de los sueños” no es un disco menos roquero sino que también influye el planteamiento que le da el productor al sonido del disco y es quien le puede dar un aire más sinfónico al tema. Hombre, es cierto que puede recordarte a algunos temas de los primeros discos de MEDINA y eso es porque es un disco muy variado y que se sale un poco de lo que eran los últimos discos de MEDINA y por eso hemos hecho tres temas en concreto que sí están muy metidos casi en el rock andaluz de los principios. Han sido el single, “Si tú no estás en él”, “Yo le canto al viento” y había otra por aquí… “Sólo momentos”. Ha sido un poco queriendo porque el resto de los temas se salían algo del sonido más tradicional de MEDINA y por eso queríamos también hacer alguno que tuviera el sabor más tradicional de los primeros tiempos de la banda.

(Viene ya Manuel Martínez y se une a la conversación). Hola Manuel, acabas de llegar tú pero esta pregunta va en principio dirigida a Paco en concreto. Como decía antes, en el nuevo disco me ha parecido que suenan mucho menos las guitarras que en “Aixa” por ejemplo, que era el anterior, o que en los dos o tres últimos discos de la banda. Ahora el teclado es bastante protagonista y no sé si es porque Manuel Ibáñez ya es miembro oficial de MEDINA o no (al menos en el disco aparece como miembro y no sólo como colaborador o invitado como lo hacía anteriormente). ¿Cómo ha influido este hecho para que en este disco sea menos guitarrero?

Paco.- Yo creo que en nada. Eso no ha influido porque MEDINA somos cuatro y Manuel Ibáñez colabora con nosotros, tanto en estudio como en directo, desde hace mucho tiempo y por eso también participa como uno más y nosotros le tratamos y le consideramos como si fuera miembro. Es que tú haces unos temas como “Al diablo con el cielo” o “Volver a nacer” que son muy guitarreros pero, como te he dicho antes, el planteamiento del productor puede tener otra visión de la del compositor. De todas formas, siempre se hacen los temas pensando en que puedan sonar en todos los sitios y si los temas tuvieran siempre un planteamiento de guitarras en primer plano, quizás habría sitios en los que nuestra música no podría entrar. La verdad es que no sé exactamente la visión que le habrá querido dar Carlos Martínez al producir el disco pero el disco suena muy bien de todos modos.

Hombre, eso es cierto, más o menos guitarrero pero el disco suena de lujo y es que la producción es excelente como casi siempre en vuestros discos. Luego ya lógicamente están los gustos de la gente o si el disco entra mejor o peor… Ya que estamos con el tema, ¿qué tal está aceptando el público el nuevo disco, cómo está funcionando?

Manuel.- Bastante bien, si me dices a nivel de público, la gente está opinando de manera positiva porque la verdad es que para encontrar una crítica mala tienes que leer 20 o 30 buenas. Vamos, que están ganando con diferencia las opiniones de gente que le gusta el disco, que piensa que la evolución que llevamos es buena e incluso que el disco está contundente… aunque claro que hay veces que en algunos temas están los teclados por encima de la guitarra, como decías tú antes, ya sea “por culpa” nuestra o de la propia producción que ahí no podemos decir mucho. En cuanto a ventas nos hemos enterado hace un ratito que está funcionando bien también pese a que ha salido hace muy poco.

Pues perfecto, me alegro por vosotros, por supuesto. Pasamos ahora a hablar un poco de cuestiones más generales sobre la banda y luego ya volvemos al disco si os parece. Bueno, MEDINA AZAHARA siempre ha sido considerada una banda de rock pero siempre ha habido gente que os tachado de comerciales, poperos e incluso “aflamencados” a veces. Yo siempre he defendido que sois una banda de rock duro con mucha personalidad pero os quiero preguntar por vuestra opinión al respecto que en el fondo es lo importante. ¿Cómo definís a MEDINA AZAHARA los propios miembros de la banda?

Manuel.- Hombre, nosotros nacimos dentro de lo que fue el rock andaluz aunque siempre fuimos una banda que hacíamos un rock algo más fuerte que el del resto de bandas que se podían integrar en este movimiento en aquel tiempo, y luego en toda nuestra carrera hemos tocado muy diferentes palos porque hemos hecho mezclas con el flamenco, con todos los tipos de rock, con música árabe,… vamos, con toda la música que tiene que ver con nuestras raíces. Bueno, se nos puede meter dentro de varios movimientos porque también hemos rozado el heavy muchas veces… Hemos jugado con todo pero está claro que si hay que definirnos sería como una banda de rock con una personalidad diferente. Esto hace que, a la hora de hacer un disco o subirte a un escenario, nuestra música suene diferente al resto de los grupos y eso es lo que hace que estemos hoy aquí porque si fuésemos un clon de x grupo seguramente habríamos tenido una vida muy corta. Yo pienso que llevamos 25 años porque fuimos nosotros mismos los que inventamos nuestro propio mundo, nuestra forma de ser y nuestra manera de hacer música.

Es verdad porque no hay ningún grupo que suene como MEDINA AZAHARA…

Paco.- Sí, pero el trasfondo siempre es rockero. Podemos mezclar con otras cosas pero si hay alguna duda al oírnos en disco, que yo creo que no, en cuanto nos ves en directo se disipan todas las dudas y está claro que somos una banda de rock.

Bueno, y lo acabas de decir tú, Manuel, 25 años ya. ¿Cómo os sentís como banda al haber cumplido un cuarto de siglo sacando discos, subidos encima de un escenario y, además, cada vez funcionando mejor?

Manuel.- Está muy bien, claro, pero al final cada disco es un examen y cada año que pasa hay que examinarse de nuevo, pasar la reválida y empezar como si fuera de cero… Bueno, después de los años que llevamos, sabemos que tenemos el apoyo del público y esto es muy importante pero cada vez que hay que sacar un disco hay que ver que ha pasado aquí, a ver si ha evolucionado nuestro sonido, ver si el disco es mejor que el anterior, a ver si las letras hablan de amor, de guerra o de qué, jaja… Estamos muy satisfechos de haber llegado hasta aquí… y esperamos cumplir otros 25 años más por lo menos, ¿no? Sabemos que es difícil pero el caso es mantener la ilusión y las ganas intactas para que el próximo disco pueda superar a “La estación de los sueños”.

Manuel de Medina Azahara

Volvemos un poco a “La estación de los sueños” y pasamos ahora a hablar de las letras de la banda que casi siempre me han gustado, al menos el buen rollo y el mensaje positivo que destilan. Siempre habéis hablado mucho de la vida, del amor, la libertad… ¿De qué habláis en el nuevo disco, seguís un poco la línea de los discos anteriores o habéis cambiado algo en la temática?

Manuel.- Hombre, lo que pasa es que hasta este disco casi todas las letras las había hecho yo, excepto alguna muy concreta que puede haber hecho Paco. En este caso Paco ha hecho 4 o 5 y por eso habrá más variedad a nivel de letras. Mis letras en concreto siempre hablan de una forma positiva, de la libertad, en contra de las guerras, en contra de cualquier sistema que, al menos a mí, no me guste, y siempre lo voy a seguir haciendo porque la música es también un vínculo que une, transmite y defiende ideales o formas de ver las cosas, y a mí me gusta utilizarla también de este modo, ¿porqué no? Yo voy a seguir hablando de amor, de parar las guerras, de niños del maltrato a la mujer… de todas esas cosas y Paco supongo que también habrá escrito sus letras un poco bajo esa “condición MEDINA ” por llamarlo de alguna manera.

Paco.- Sí, el trasfondo siempre es positivo y no sé, es intentar siempre que haya un problema, dar el mensaje de que se puede solucionar. Las letras que hablan de arreglar las guerras, el hambre, las luchas… son siempre un poco como utopías pero a nosotros nos gusta pensar que la gente que tiene al alcance el solucionarlo, lo va a hacer y así lo reflejamos en las letras.

Es curioso, hablando de este tema, que precisamente MEDINA es un grupo que llega mucho también a los seguidores por las letras, ¿no? Hay muchos fans que tienen ciertas letras vuestras muy metidas y se ve en los conciertos que las cantan realmente emocionados y no sólo por pasárselo bien y cantar cualquier cosa. Vamos, que tenéis la facultad o la suerte que los seguidores de MEDINA dan importancia casi por igual a la música y las letras y eso supongo que será importante para vosotros.

Manuel.- Sí, claro, porque los mensajes que se dan unas veces son positivos y otros son… más positivos, jeje, eso ya depende de la persona que lo escucha. A mi siempre me gusta hacer las letras como dejando una ventana abierta para que todos puedan adaptarse al tema y hacerlo un poco suyo… y me gusta esa forma de componer porque a la gente le das la oportunidad de ser partícipe también de los temas y que los sientan como propios. Esto además se acentúa mucho en los conciertos porque ahí la adrenalina sube rápido y esta relación entre la gente y los temas se hace mucho más intensa. De hecho, mucha gente llora o se divierte con una determinada canción y eso te hace recapacitar mucho a la hora de componer un tema o sobre la manera de enfocar las letras que escribes y eso. Es como cuando, por ejemplo, en “XX” le dedicamos una canción a las madres de los miembros del grupo y esto la gente lo tomaba como experiencia personal y es increíble como una canción puede abrir muchos sentimientos, ya sea de alegría o tristeza, y por eso siempre tratamos de tener esto en cuenta a la hora de escribir una nueva canción o de tocar una vieja en directo, por supuesto.

Ahora os quiero preguntar un poco ya por la historia de la banda y aspectos algo más antiguos de MEDINA AZAHARA. Lo primero a este respecto es sobre lo que yo creo que es algo muy acusado en MEDINA, que hay dos etapas claramente diferenciadas en la banda. Este cambio tiene mucho que ver con la entrada de Paco en el grupo e incluso más bien con el éxito de “Sin tiempo” y con la influencia en el sonido de la banda de la guitarra de Paco desde entonces en adelante. ¿Vosotros también veis esta separación como siempre se considera desde fuera o a nivel de banda no tanto?

Manuel.- Sí, hay claramente dos partes en la banda, eso es innegable. Yo pienso que hasta el directo que grabamos en el año 90, que fue un poco el puente entre lo que fue MEDINA en los 80 y desde entonces hasta ahora, ha habido dos etapas claras para la banda. Es que además tampoco nos podíamos quedar tocando siempre lo que hacíamos en los principios de la banda porque la gente y la propia banda evoluciona. Por ejemplo, a principios de los 80 el público era más hippie, por llamarlo así, y veía los conciertos de otra manera y ahora es mucho más heavy y prefiere divertirse y participar más en los conciertos. Antes la gente se sentaba a escuchar los conciertos y esto ahora es diferente, está claro, y nosotros también tenemos que avanzar y adaptarnos a esto y a muchas otras cosas que han ido evolucionando como los propios gustos de la gente. Entonces, a partir de ese directo hicimos “Sin tiempo” que fue un cambio muy grande tanto en letras como en música… y ahora en el 2005 seguimos aquí por lo mismo, porque no nos hemos conformado con lo que éramos antes y no nos hemos estancado.

¿Y qué es lo que aportaste tú, Paco, o qué pensáis ambos que aportó la guitarra de Paco Ventura para que se produjera ese cambio y esa reactivación del grupo? ¿Cómo creéis que influyó la entrada de Paco a nivel de composición, directos y demás?

Manuel.- Hombre, en principio influyó en eso, en la reactivación de la banda y en un cierto cambio musical también. Paco venía de un grupo heavy, aunque siempre había sido fan de MEDINA , pero venía con muchas raíces de los heavies y entonces la mezcla de su guitarra con una base potente y un bajo que acompañara al tema ahí fuertemente, más unos teclados sinfónicos y mi voz, creo que hacían unos MEDINA AZAHARA diferentes de lo que había sido hasta entonces. El guitarra que teníamos entonces era más “de aquel tiempo”, no tocaba con esos riffs tan potentes sino que tocaba sólo melodías con la guitarra.

Paco.- Miguel Galán hizo lo que tenía que hacer en su momento y además lo hacía muy bien. De hecho, fue uno de los guitarristas que a mí me influyó a la hora de empezar a tocar y yo como fan de MEDINA entonces sabía que el grupo necesitaba un lavado de cara urgente por desgana de algunos de los miembros, las relaciones con la discográfica que incluso en “Caravana española” prácticamente no existía y bueno, el grupo seguía haciendo actuaciones pero la gente y el propio grupo se daba cuenta de que aquello ya no estaba funcionando.

Entonces, ¿qué aportaste entonces a la banda en tu opinión?

Paco.- Yo aporté un poco mi visión de fan, de cómo quería que sonara el grupo y además desde el principio hubo una buena simbiosis en la composición entre Manuel y yo. Fue muy bien desde el principio porque yo aparecí allí con mi guitarra de flecha y no hubo ningún tipo de cruz ni de problema sino que el grupo se sintió bastante cómodo conmigo y desde el principio comenzamos a preparar los nuevos temas de lo que sería “En Al-Hakim”, la gira de invierno un poco de presentación de la nueva formación, el principio de la relación con Avispa, y ya a partir del directo que grabamos en Leganés en el 90 que cerraba la primera etapa del grupo ya empezamos realmente con lo que ahora es MEDINA , componiendo los temas que irían en “Sin tiempo” y haciendo una música más de directo, más potente y no tan sinfónica y de rock andaluz como en los primeros discos. Nos metimos en un circuito de rock más potente, donde mi guitarra no desentonaba en absoluto y creo que entre eso y la voz más melódica de Manuel y los teclados más sinfónicos de Pablo Rabadán entonces encajaron perfectamente y hasta ahora.

Manuel.- Es que además en los primeros años la parte más dura del grupo era yo porque el resto de componentes del grupo habían estado en sitios completamente distintos de lo que es el rock, aparte de quizás el batería que sí estuvo conmigo en alguna banda más de rock antes de MEDINA . Entonces a mí me faltaba un poco esa parte que me ayudara a plasmar las ideas más fuertes que yo tenía y con Paco encontré ese aliado roquero, jaja.

Hablábamos antes de “En Al-Hakim” que es el disco con el que debutó Paco. Hay una anécdota relacionada con ese título y ese sitio que muchos de vuestros seguidores seguro que no conocen, a ver…

Manuel.- Sí, Al-Hakim era el local de ensayos donde compusimos ese disco prácticamente entero, aunque también fue compuesto en un apartamento de 20 m 2 de uno de los miembros, jaja. Además, nuestro teclista entonces, Pablo Rabadán, vivía en un chalet en Córdoba que estaba en la antigua zona de Al-Hakim y que era de un médico muy prestigioso allí en Córdoba y por eso le pusimos al disco ese título que significa en árabe “profesor” o “maestro”. Es que en ese local es donde hacíamos los temas, ensayábamos y demás así que nada, nos pareció un buen título.

Hablando de Pablo Rabadán, está claro que su teclado y sus composiciones fueron muy importantes en la primera época de la banda… e incluso en los inicios de la segunda. A estas alturas, ¿qué sabéis de Pablo Rabadán, qué está haciendo si tenéis idea?

Manuel.- Yo la última noticia que tengo es que está de profesor de teclado en una escuela musical y de temas audiovisuales en Almería. Y bueno, yo también estoy de acuerdo en que Pablo influyó mucho en la banda sobre todo en cuanto a la manera de componer. De hecho, Pablo ha dejado muy buenos temas para la historia de MEDINA . Fue un músico muy influyente pero no sólo para nosotros sino para mucha gente de la época que creo que pudieron aprender mucho del estilo de Pablo a la hora de ponerse a componer. Luego es un tío con sus rarezas, que tiene un mundo aparte dentro de su cabeza y que lo utiliza a su manera y esto tiene su parte positiva pero también negativa. De todos modos, su contribución a MEDINA fue muy buena, no puedo decir otra cosa.

Paco de Medina Azahara

Hablando del tema y sabiendo que al final de la “primera etapa” ambos, Pablo y tú, Manuel, erais los miembros más importantes de MEDINA, nunca me quedó claro que pasó para que Pablo abandonara la banda. Cuéntame.

Manuel.- Ya te digo que él era muy buen músico pero tenía un mundo diferente en la cabeza y además las cosas van cambiando, cambia el sistema, un poco el estilo musical que hacíamos en los inicios, entran nuevos miembros en la banda que ya no son tan buenos amigos de él como lo había sido yo… Al final chocaron ambos mundos y Pablo decidió irse en un momento muy oportuno para nosotros pero bastante inoportuno para él, creo. Hombre, el que se marchara entonces fue un acierto pero también lo hubiera sido si se hubiese quedado, eso está claro. De todos modos, entonces entró Alfonso Ortega que no lo hizo nada mal y ahora está Manuel Ibáñez con el que también estamos muy contentos.

Ahora que estamos hablando de los primeros tiempos, al igual que vosotros habéis seguido fieles durante muchos años a una música y sobre todo a un camino concreto, forma de ser y demás, también muchos seguidores han crecido con vosotros y han seguido esta evolución de MEDINA. ¿Cómo es vuestro público a estas alturas, veis que seguís contando con viejos seguidores de la banda, se ha regenerado mucho el público…? ¿Cómo lo veis vosotros desde arriba del escenario, cómo es el público de MEDINA ahora?

Manuel.- La verdad es que tenemos un abanico de público muy amplio. Claro que mucha gente que nos sigue desde los 80 pero son los menos porque ya son mayores y no asisten tanto a los conciertos y, aunque siguen comprando los discos y apoyando a MEDINA , no suelen asistir a las salas, festivales y demás… y es una pena. Ahora mismo la mayoría de gente que viene a vernos es más joven y esto es fantástico porque evidentemente no podríamos subsistir sólo con los seguidores que ya teníamos hace 20 años. Con cada disco se siguen añadiendo a la familia de MEDINA AZAHARA , nuevos fans. Creo que el público actual de MEDINA comprende un abanico muy grande de edades y nosotros nos sentimos super agusto con esto ya que no es nada fácil gustar por igual a gente de 45 años y a sus hijos.

Paco.- Yo creo que es una de las grandes virtudes y secretos del grupo, ¿no?, que te puedes encontrar gente muy diferente no sólo de edades sino también de gustos porque tenemos fans más roqueros, otros que les gusta una música un poco más suave… Y por supuesto que mantenemos gente que se enganchó desde el primer disco y otros chavales que seguro que empiezan con “La estación de los sueños”, vendrán a nuestros conciertos y poco a poco irán descubriendo el resto de los discos e historia de MEDINA ya que la gente joven es la más ávida de descubrir material tanto nuevo como anterior.

Vamos a comentar cosas de MEDINA AZAHARA en directo que creo que sin duda es uno de los puntos fuertes de la banda desde hace ya muchos años. Es lo que estamos hablando, que quizás la gente puede escuchar MEDINA en disco y puede gustar más o menos pero una vez que se os ve en directo la opinión cambia porque ahí suena la guitarra, sois una gran banda de rock encima de un escenario y mucha gente se engancha a MEDINA después de ver algún concierto vuestro. ¿Cómo enfocáis vosotros los directos precisamente para provocar este cambio, para demostrar que sois una banda de rock n´roll y enganchar a la gente desde encima del escenario?

Manuel .-Hombre, tampoco hay que enfocar mucho ya que creo que nuestra propia personalidad es la que define los directos del grupo. Nosotros cada concierto nos lo tomamos como si fuera el primero y como si fuera el último que vamos a dar. No reservamos fuerzas para conciertos más o menos importantes porque todos lo son por igual e intentamos dar lo máximo siempre aunque luego por circunstancias haya días que estés mejor o peor, eso es inevitable pero siempre intentamos hacer disfrutar a la gente que ha pagado una entrada para verte porque ellos son los que han dicho que quieren ver a MEDINA AZAHARA y los que te permiten que tú estés ahí. Y ahí encima del escenario explota la personalidad de cada uno para dar lo mejor de sí mismo ya sea heavy, hard rock o lo que sea.

Una de las cosas que me ha sorprendido para bien en las dos o tres últimas veces que he tenido oportunidad de veros, como el otro día en Alcalá en el festival Rockcinante, es que estáis recuperando muchos clásicos… y es que ya hay que llamar clásicos a los temas de “Sin tiempo”, “Donde está la luz” y demás porque con la tontería ya tienen más de 10 años… ¿Porqué habéis decidido abrir un poco más que antes el abanico de temas que estáis tocando y abarcar prácticamente casi toda la discografía en cuanto a representación de canciones en los últimos set lists?

Manuel.- Esta es una respuesta un poco tópica pero es totalmente cierto que es muy difícil teniendo tantos discos decidir que canciones vas a tocar o quitar para que la gente se quede más o menos satisfecha con el set list. Esta última gira de “Aixa” en concreto ha tenido como dos partes: la primera que fue el primer año, digamos desde finales del 2003 al verano de 2004, en la que hacíamos una parte muy amplia de lo que fue “Aixa”, y una segunda parte en la que ya cambiamos un poco los temas del que entonces era el disco que estábamos presentando y metimos temas más antiguos que la gente nos iba pidiendo durante la gira como “Otoño” , “Sólo y sin ti” o la propia “Paseando por la mezquita” que me comentabas antes. Es que si haces una gira de dos años prácticamente, tienes que cambiar el set list para que la gente no se canse y siga con ganas de verte la próxima vez que toques en su ciudad o donde sea… o no repetirte tampoco en cuanto a festivales. Por ejemplo ya tocamos en Viñarock hace dos años, pues no vamos a tocar en el del año pasado para no saturar a la gente. Ese es un poco el secreto, intentar hacer cosas distintas y no repetirte para no cansarte tú de siempre lo mismo e intentar no aburrir a la gente.

Ahora que comentáis lo de ese Viña Rock, yo estuve allí viéndoos y me sorprendió muchísimo, vamos que me dejó alucinado, el medley de 40 minutos que os marcasteis ya que no es nada habitual ver algo así en directo…

Paco.- Era un poco largo, sí, jeje, y fue un poco complicado en Viña Rock en concreto porque lo hicimos casi al final, nos quedaba poco tiempo y no había forma de cortar pero bueno, está bien. Ese tipo de medley lo hemos hecho varias veces e incluso hicimos uno de baladas que también era curioso, pero en ese que tú viste se reunían temas más roqueros sobre todo desde “Sin tiempo” para adelante y era muy vistoso.

Manuel.- El tema es que no lo pudimos terminar bien porque en ese festival teníamos una hora para tocar y entre los 40 minutos del medley, los temas enteros que no podíamos quitar y la presión por detrás de “tenéis que cortar, tenéis que cortar” y el final del medley fue un poco una locura porque no sabíamos donde cortarlo y al final no pudimos hacerlo entero de todas formas así que era más largo de lo que viste, jaja.

Paco.- La verdad es que es un recurso que da muy buen resultado en directo porque no puedes hacer demasiados temas enteros pero así puedes hacer pinceladas de muchos que de otra manera no daría tiempo a incluir en el set y le das la oportunidad a la gente de ver y escuchar cosas que de otra manera no se puede hacer.

La idea es buena aunque yo prefiero escuchar temas enteros… De todos modos, lo más difícil debe ser preparar eso, ensayarlo para no iros por las ramas y descoordinaros, calcular los tiempos…

Manuel.- Sí, pero sobre todo que se te queden en la cabeza los cambios y no sigas cantando un tema cuando la banda ya ha empezado otro y esas cosas, jeje. Al principio es difícil pero una vez que lo has hecho varias veces las cosas salen directamente y es la mente la que te va llevando de un tema a otro sin problemas.

Paco.- El problema luego es al revés, cuando hemos hecho alguno de esos temas entero y en la parte en la que cambiábamos todavía nos quedamos un poco así, a ver qué pasa, jaja.

Volvemos a “La estación de los sueños” y quiero que me comentéis como va a ser la gira de presentación del disco, si ya tenéis fechas cerradas, cómo van a ser un poco los nuevos conciertos de la banda… aunque el otro día en Alcalá me sorprendió que no tocasteis ningún tema nuevo…

Manuel.- Desde principios de Septiembre llevamos haciendo el single y poco a poco iremos metiendo más temas pero en Alcalá en concreto no se porqué, supongo que porque era tarde y no teníamos demasiado tiempo, no tocamos ninguno, tienes razón. La gira nueva en concreto la vamos a empezar en nuestra ciudad, el 2 de diciembre en Córdoba aunque lo que no sabemos es donde va a terminar ni donde. Después estamos en Sevilla el 3 y a partir de ahí comenzamos a girar por toda la geografía española, por ejemplo ya tenemos seis fechas cerradas en agosto así que fíjate. De todos modos, el planteamiento de la gira lo lleva Javier Gálvez, que es el manager, y todavía no sabemos exactamente fechas y demás pero vamos, que la gira de “Aixa” nos dio muy buen rollo los dos últimos años y además coincidió con que nos dieron un par de premios de la música y la verdad es que fue un exitazo toda la gira… Y nada, a ver con esta qué pasa pero vamos, ganas e ilusión tenemos toda la del mundo como siempre y a ver si funciona tan bien como la anterior por lo menos.

Ahora quiero volver a preguntaros algunas cosas más de la historia de la banda en sí, que se nos va acabando el tiempo y hay un par de cosas que no quiero que se me olviden. Bueno, evidentemente todos sabemos que “Sin tiempo” es uno de los discos más importantes tanto para la banda como para la gente, y en concreto hay dos canciones que creo que fueron un poco las causantes de este éxito y de que MEDINA levantara el vuelo. ¿Qué significan para vosotros “Necesito respirar” y “Todo tiene su fin”?

Paco.- Son muy importantes pero lo mejor es que a lo largo de los años te das cuenta de lo importantes que son no para ti, que eso es lo de menos, sino para la gente. Por ejemplo, cuando llega un concierto y la gente está en la calle esperando y la mayoría están cantando esas y es donde te das cuenta de que esas canciones la gente ya las ha hecho suyas y son grandes por eso. El problema de esto es que ya tienes la obligación y la esclavitud de estar tocándolas de por vida y bueno, no nos importa y seguimos disfrutando con ellas pero ya casi más con la reacción de la gente que con el hecho de tocarlas, esto es normal. “Sin tiempo” en concreto fue tan importante porque provocó el cambio en la actitud del grupo y fue una inyección de energía muy grande y por eso es tan importante para nosotros.

Manuel.- Yo creo que también es que se juntaron muchas cosas para grabar ese disco, y esto es algo que también ocurrió con el primer disco de MEDINA , que fue muy difícil de llevarlo a cabo hasta que al final pudo salir adelante, y en este caso fue un poco lo mismo, fue como empezar otra vez superando muchas dificultades y salir adelante con un disco muy bueno adelante y esto fue importante. Al igual que con el primero el rock andaluz que era mucho más cerrado y sinfónico, necesitaba un grupo un poco más fuerte que rompiera esas barreras y aparecimos nosotros… y con “Sin tiempo” también había un buen disco, con unas canciones que eran la ostia y que varias de ellas siguen en los directos de MEDINA , y también funcionó en ese momento porque apareció una cadena nueva entonces que era Cadena-100 y que el director, que era Rafael Revert, que venía de 40 Principales y pese a que antes no nos había echado una mano, ahora sí que lo hizo y apoyó mucho a MEDINA con ese disco y nada, se juntaron los dos temas y funcionó la cosa. Empezamos a sonar en radio y esto además nos dio la oportunidad de abrir muchas puertas a otra gente del rock que entonces las tenían cerradas y lo cierto es que durante 5 o 6 años prácticamente todos los grupos del país entraron y esto fue muy positivo para todos.

Os acabo de preguntar por dos de vuestras mejores canciones… aunque “Todo tiene su fin” sea una versión pero bueno, ya la habéis hecho vuestra. Ahora os quiero preguntar por lo contrario, por dos de las que no digo que sean las peores, para gustos los colores, pero yo no las soporto y también quiero que me deis vuestra opinión sobre esto, jeje. Son dos baladas, “La luz de mi camino” y “Sólo mía”… es que mirar que me gusta MEDINA AZAHARA pero con esas dos no puedo, me da sobredosis de almíbar instantánea. (Se parten de risa los dos antes de contestar)

Paco.- Bueno, la de “Sólo mía” sí es quizás más empalagosa pero era una época en la que llevábamos dos chicas en directo y daba mucha juego para cantar este tipo de canciones. Me acuerdo, además, que entonces los Ducatti hicieron una versión de coña en la radio que era “Quiero un Fiat, quiero un Fiat…” (lo canta con el tono de la canción original) que nos hacía mucha gracia. Hombre, es una canción con un estribillo curioso aunque se repetía mucho y habrá gente a la que no le guste pero también tiene su público, está claro.

Manuel (que no para de reírse).- Además, en esta última gira recuerdo, te lo juro, esto es cierto, una chica que vino al camerino chillando “¡que no habéis tocado “Sólo mía” que es mi canción favorita!”. Y yo le decía, “pero tía, si esa es de “Tánger” o de “XX”, ya ni me acuerdo”… y la chica que no paraba de repetir: “es que es mi canción, es mi canción…”, jaja… Es que hay público para todo, está claro. Otra anécdota así curiosa que recuerdo ya que estamos, la típica fan que se exalta cuando nos ve y tal, y un día viene y nos dice, “es que vuestra canción que más me gusta es la de (…) yo quisiera saber si tu alma es igual (…) “, y digo yo, “¡pero bueno, esa es de Triana!, jaja… y era una tía de estas que se derrite con el grupo. Es que pasan cosas increíbles, ¿no?, que tú piensas que una canción no va a funcionar y de repente al público se le mete y la tienes que tocar por cojones al final. Recuerdo por ejemplo que, cuando íbamos a grabar el primer disco, ninguno del grupo quería meter “Paseando por la mezquita” y yo decía: “pero joder, si es un tema cojonudo” y sólo Gonzalo García Pelayo y yo queríamos hacerla pero el resto no querían ni tocarla… y al final ahora es uno de los temas más importantes del grupo. Es que es muy difícil acertar con la gente y a veces te llevas sorpresas tanto agradables como alguna decepción… e incluso seguro que muchas de las canciones que dejamos fuera a la hora de grabar un disco funcionaría mejor que algunas de las que entran pero te tienes que arriesgar y a veces sale bien y otras no.

Esquitino con Manuel y Paco de Medina Azahara -

Bueno, después de la pregunta medio en serio-medio en broma, seguimos con la entrevista “normal”… Vosotros dos en concreto sois los miembros de MEDINA que habéis sacado discos en solitario en estos últimos años y os quería preguntar también por esto. La pregunta no va de los discos en sí sino más bien sobre lo que significaron para vosotros esos discos, la posibilidad de hacerlos y si tenéis intención en un futuro de editar nuevos trabajos fuera de MEDINA.

Paco.- Mi intención era hartarme de tocar la guitarra ese año, jeje, y además el tocar en sitios que por aquel entonces MEDINA no tocaba… y fui telonero de gente importante como Yngwie Malmsteen que es uno de mis guitarristas favoritos, y también me lo pasé muy bien con UFO por ejemplo. Aparte hicimos conciertos en muchas ciudades españolas y era otro planteamiento al de MEDINA ya que los conciertos eran más instrumentales, con la guitarra solista siempre protagonista y además ahí empezó a tocar conmigo Manuel Ibáñez que ahora toca con la banda en sí y bueno, hacíamos una simbiosis curiosa entre la música clásica y el rock y fue muy divertido. Era algo sin más pretensiones que pasarlo bien y además no funcionó mal así que fue una gran experiencia para mí que me gustaría volver a repetir en un futuro si surge la oportunidad.

Manuel.- Yo quería seguir cantando, está claro, jaja. La historia fue que después de “A toda esa gente” decidimos parar un poquito porque llevábamos desde el 90 sin parar de tocar y estábamos un poco agobiados. Entonces la banda descansó unos meses, Paco hizo su disco un poco antes y empezó una pequeña gira, yo hice el mío y lo mismo, giré con otra gente y nos lo pasamos muy bien. Mi disco era más de baladas y cosas así pero luego en directo era otra cosa y me lo pasé muy bien tocándolo en directo. No es que el grupo nos lleváramos mal ni nada de eso sino que simplemente decidimos hacer un pequeño parón para descansar de MEDINA y refrescar ideas y eso. Yo en concreto estuve en directo todo el verano de ese año, fue muy intenso, lo pasamos muy bien, y ya en Septiembre nos pusimos con el disco nuevo de MEDINA , que entonces era “Tánger” me parece. Son como pinceladas o anécdotas dentro de una carrera larga con tu grupo de siempre y fue muy bonito.

Voy a ir terminando con una pregunta que a mí me gusta hacerles sobre todo a los grupos que más me gustan personalmente, como es el caso de MEDINA AZAHARA. ¿Qué discos y/o canciones os gustan más a vosotros mismos de la banda?

Paco.- Pues mira, “Sólo mía” y “La luz de mi camino”, jaja

Manuel.- Jaja, sí, a mí también (se parten de risa los dos) . No, el caso es que los discos te van gustando según pasan los años porque cuando terminas un disco nunca estás conforme del todo y piensas que tal o tal cosa se podían haber hecho mejor… porque si te conformas ya no harías más ya que, o has hecho el disco perfecto, o no das más de ti y ese no es el caso de MEDINA ni de Manuel Martínez. Lo bonito es cuando alguien te dice “mi disco favorito es “Árabe”, o el que sea, y tú te lo pones en tu casa de nuevo a ver porqué le gusta a esa persona y le pillas otra vez el puntito a un disco o a unas canciones que en el momento dejaste un poco aparcadas para hacer algo nuevo y vuelven a recuperar esa magia inicial. Para mí, cualquier disco de MEDINA es importante por eso, porque ha formado parte de esos 25 años de la banda y ha perdurado en el tiempo. Es que hay discos importantes en general y luego otros que no lo son tanto a lo mejor pero sí para ciertas personas y eso ya es especial.

Pero mójate, ¿cuál te gusta a ti en concreto o qué canciones?

Manuel.- Es que yo no tengo un disco preferido del grupo, de verdad, porque lo que me gustan son canciones sueltas de todos los discos. Es cómo cuando veo un partido de fútbol, yo soy del Madrid, del Córdoba y del Betis, pero realmente no me gustan los equipos sino este jugador o aquel que juegan de puta madre, y con los discos me pasa igual. Te digo que el próximo disco será el que más me guste y me quedo tan ancho, jeje.

Vale, vale, ¿y tú, Paco?

Paco.- Yo estoy con Manuel en que en todos los discos hay canciones que te gustan pero a mí por ejemplo entre mis discos favoritos de MEDINA está “XX” que es muy guitarrero… y de ese disco me encanta “El umbral de mi locura” aunque nunca lo hacemos en directo, o por ejemplo “Rompe esa cruz” de “Aixa” me gusta mucho. De “Sin tiempo” me gusta “Hijos del amor y de la guerra” también. No sé, son canciones que irónicamente no solemos hacer en directo por unas razones o por otras pero que están muy bien y son de las que más me gustan por decirte algunas concretas.

Contarme antes de terminar como fue la experiencia de tocar por Estados Unidos. Estuvisteis por allí hace tres o cuatro años y tocasteis en sitios tan míticos como el Whisky a Go-Go de Los Angeles. ¿Hubo público norteamericano o era más bien una audiencia latina, incluso españoles residentes allí los que fueron a veros?

Manuel.- La pregunta es si había rubitos con chanclas y eso, ¿no?, jaja. No, hablando en serio, había bastantes nativos pero lógicamente Los Angeles es una zona muy grande, donde conviven muchas razas y nosotros allí somos un grupo latino cómo es lógico, y además cantando en español, así que es normal que hubiera también muchos sudamericanos, chicanos que llaman así… pero vamos, que había gente de todo tipo. Curiosamente hubo muchos músicos también viéndonos, como Peter Frampton por ejemplo, que se quedaron muy sorprendidos con Paco y luego estaban haciéndose fotos con él y eso. Yo huí de todo eso, pero a Paco le tocó apechugar, jaja.

Paco.- Sí, hubo bastantes músicos, es verdad, Peter Frampton, el teclista de Alcatrazz estaba por allí también… Y la respuesta de la gente en general fue muy buena.

¿Tenéis planes o ganas de volver a hacer las américas?

Manuel.- Bueno, hicimos una gira recientemente por Sudamérica y tenemos planes también con este disco de volver y ya hay planes de ir a Colombia, Ecuador, Méjico… Ahora lo que hay que ver es el tema de concretar fechas porque tanto nosotros como los promotores de allí queremos que se haga. Ahora sólo falta poner días y enfocarlo de una forma coherente, que las condiciones sean aceptables, que los sitios y equipos para tocar sean fiables para que salgan bien las cosas. Además, no queremos tocar en festivales con mil bandas más, no por nada sino porque queremos hacer las cosas bien y que la gente nos conozca en las mismas condiciones que tocamos aquí en España. Es que ya hemos tenido alguna mala experiencia en ese sentido y ahora queremos hacer las cosas bien y ofrecer a la gente la mejor cara de MEDINA exactamente igual que ocurre aquí.

Bueno, pues mucha suerte con ese tema y nada, vamos a terminar aquí. Os dejo la última abierta para que comentéis alguna cosa del nuevo disco que queráis destacar, que no le hemos dado demasiada cancha al final, o simplemente decirle lo que sea a la gente para despediros. Pues nada, la grabadora está encendida para que rematéis la entrevista vosotros.

Manuel.- Yo espero que ya mucha gente lo tenga o al menos que lo hayan podido escuchar en cualquier sitio, bar o lo que sea. Yo creo que tenemos un buen disco, no sé si es mejor que “Aixa”, con el que nos dieron un montón de premios, pero al menos hemos intentado superarlo. Nosotros estamos contentos con el trabajo realizado y sobre todo con la respuesta de la gente que está siendo muy positiva. Así que gracias a todos y que nos sigáis apoyando como siempre… y si nos dan algún premio también con este disco mejor que mejor, jaja.

Paco.- Pues eso, muchas gracias a ti por tu tiempo y espero que os guste a todos el disco. Un saludo desde “La estación de los sueños”.

David Esquitinodavid_esquitino@rafabasa.com
www.rafabasa.com y “Corsarios del metal”
(Domingo de 22:00 a 24:00 en Radio Enlace, 107.5 fm y www.radioenlace.org)