Inicio Lanzamientos A-Z ANNIHILATOR – Schizo Deluxe

ANNIHILATOR – Schizo Deluxe

0

Nuevo disco de la banda de Jeff Waters y como primera palabra sólo puedo decir: IMPRESIONANTE. Reconozco que la entrada de David Padden y el lanzamiento de su disco anterior no me acabó de convencer, pero tenía ganas de escuchar el nuevo trabajo de los canadienses, y realmente es uno de los mejores discos de thrash metal que he oído en los últimos tiempos. Con un Jeff Waters pletórico, tocando la guitarra con una fiereza que hace que pensemos en él como en un guitarrista jovencísimo, olvidando los años que lleva en el negocio. Y no sólo en su faceta de guitarrista, sino también en la de bajista, ya que ha decidido encargarse también del bajo haciéndolo de forma fantástica.

La voz de Padden muestra de nuevo una agresividad enorme, aunque en todo el disco me parece mucho mejor encajada que en su anterior disco “All for you”. Agresiva, brutal, aunque con momentos en los que su juego vocal demuestra que no es un mero “gritón”, sino que acompaña perfectísimamente a todos los temas del disco.

Y Tony Chapelle, sencillamente está inconmensurable. Escuchar el disco a todo volumen con los auriculares puestos es sentir permanentemente una ametralladora en el cerebro. Qué forma de aporrear el tambor, madre. Loco estoy por poder disfrutarles de nuevo en directo y ver a esta máquina de marcar el ritmo.

El disco se abre con “Maximun Satan” en lo que es toda una declaración de intenciones. Un riff potentísimo y una voz agresiva nos van metiendo en el ambiente que va a mantenerse en todo el disco. Algo lineal todavía, es un tema que perfectamente ilustra los derroteros del thrash del siglo XXI. Waters vuelve a hacer maravillas con su guitarra demostrando que es único mezclando los arpegios suaves con la tralla.

“Drive” es uno de esos ejemplos excelentes para disfrutar de música a toda velocidad. Qué batería, leche. Y la simplicidad de la guitarra y el bajo, sin ningún artificio hace de este un disparo directo a la cabeza. Por supuesto que aparecen en la lejanía influencias, es imposible dejar de recordar a unos ANTHRAX enloquecidos, influencia que se va a ir haciendo notar en otras ocasiones a lo largo de todo el disco.

Más influencias. Cómo olvidar a los queridos PANTERA. Si hubiera que hacerles un homenaje “Warbird” sería perfecto. Aquel sonido que hicieron grandioso los americanos aparece en los altavoces. Brutal, con unos cambios de ritmo que casi obligan a marcarse un pogo independientemente de donde lo estés escuchando. Y si te apetece despertar a tus vecinos, qué mejor para hacerlo con el berrido de 16 segundos con el que Padden lo termina.

Más ametralladora. De todas las canciones en “Plasma Zombies” puede ser de nuevo donde mejor se ve esa forma de tocar que hizo del thrash un estilo tan seguido a finales de los ochenta. Es una patada a los sentidos. Sin ningún tipo de delicadeza. Rápida, con un riff machacón, voz agresiva e incluso el punto intermedio para demostrar que el conjunto de voces que conforman el disco puede ser más variado de lo que parece.

“Invite it” es uno de los temas que más me gustan de todo el disco. La melodía de un riff de guitarra rapidísimo y el ambiente festivo lo impregnan todo mezclado con unos cambios en el estilo de cantar que no pasan desapercibidos. De nuevo es difícil no recordar a los ANTHRAX de tiempos gloriosos. Pero más, mucho más. Plenamente actualizado, con una producción genial, es uno de los temas del disco que te harán amarlo, o tal vez alejándote de ellos para siempre (si es que eso es posible…)

“Like father, like gun” es otro tema al estilo de los recordados Pantera, y en definitiva del thrash más clásico. No podía dejar de recordar a grupos como los Sacred Reich cunado lo oía por primera vez allá a comienzos de los 90´. Pero no es una copia Es traer de nuevo a la actualidad algo que por calidad nunca debería haberse marchado. Como en todos los temas de ANNIHILATOR las partes solistas son para oír una y otra vez. Jeff Waters es un genio, sin duda.

Otra descarga de mala leche es “Pride”. La voz de Padden suena auténticamente cabreada gritando “I don´t want you, i don´t need you…”. Rápidísimo, sencillo, conciso. Brutal, en definitiva. Eso sí, si alguien no encuentra la gran referencia de este tema, sobre todo en su parte intermedia es que no escuchó a aquel gran grupo perdido para la historia del Thrash Metal, ¿quiénes?

“Too far gone” continúa en la línea marcada anteriormente. Aunque para qué vamos a hablar de influencias externas. Es puro ANNIHILATOR de sus comienzos, así que tan sólo hay que disfrutar con las guitarras veloces y el ritmo sin parar. Rapidez que se va a ver “atemperada” por el tema más complejo musicalmente de todo el disco “Clare”, que sin romper radicalmente con todo lo anterior ofrece matices diferentes, más variedad y requiere una escucha más a fondo para darnos cuenta de que sonando atronadores o cambiando una y otra vez de ritmo, suavizando la voz o agitándola salvajemente, cumplen perfectamente.

El disco llega a su final con “Something Witchy”, una mezcla de partes heavys con partes más rápidas y con un estribillo cachondo, aunque siempre está Waters, siempre vuelve y confiere a todo de la seriedad del trabajo impecable. Es tal vez el mejor punto final posible para uno de los mejores discos del género del año.

Indudablemente es un disco que va a volver locos a los amantes de la música más dura. Pero cualquier persona que disfrute con guitarras tocadas con un gusto exquisito sabrá también sacarle un partido inmenso. Ojala podamos verles pronto por aquí presentando este “Schizo deluxe” puesto que si duda eso sí que será un lujazo.

Fernando Checa

Track List:

  1. Maximum Satan
  2. Drive
  3. Warbird
  4. Plasma Zombies
  5. Invite It
  6. Like Father, Like Gun
  7. Pride
  8. Too Far Gone
  9. Clare
  10. Something Witchy