Inicio Conciertos Crónica Concierto NILE + IN QUEST – Barcelona y Madrid

NILE + IN QUEST – Barcelona y Madrid

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - PAIN OF SALVATION




Documento sin título


Jueves 29 de Septiembre de 2005 – Sala Mephisto – Barcelona

Lo que unos meses previos, parecía que iba a tratarse de un gran festival de metal extremo (se barajaban bandas como HATE ETERNAL, y últimamente otras más fiables como INCANTATION y UNLEASHED) fue derivando, con el tiempo, a menos, hasta finalmente dar lugar en nuestro país a una gira con NILE teloneados, en esta ocasión, únicamente por los belgas IN-QUEST . Si bien NILE suponen actualmente una banda para hacer por sí solos atractivos este cartel, bien es cierto que de contar con el apoyo de algunos grupos mencionados anteriormente hubiesen hecho de esta gira algo más memorable.

In-Quest - Foto: Carlos Oliver
In-Quest - Foto: Carlos Oliver

Pese a ello (de hecho, la mayoría de la gente el mismo día del concierto desconocía el cartel definitivo de este), la participación de la audiencia fue masiva, registrando una muy buena entrada con un Mephisto prácticamente abarrotado. Sin duda, se notó que la popularidad de NILE ha crecido considerablemente, siendo, a fecha actual, una de las bandas más grandes del death metal a nivel mundial, todo ello conseguido gracias a su peculiar y original estilo.

Con un retraso algo más largo de lo que ya viene siendo normal (en este caso, más obvio, debido al reducido cartel de la noche), IN-QUEST salieron al escenario. El grupo belga, todavía bastante desconocido en nuestro país, presentaba en esta gira su trabajo ” The Comatose Quandaries”. El grupo gozó de suficientemente tiempo para deleitar a la gente con una decena de temas, la mayoría de su última obra discográfica, tales como “Diffuse Patern Recognition”, “Retrospective Void” o “Cryotron Frequency”. No obstante, el set list se complementó con algunos temas de su anterior trabajo (“Epileptic”, 2004), como “Neurofractal Bypass” o “The Imminence Frequency”, aunque el show dio comienzo con el único tema (“Stachlmacht”) que tocaron de su disco “Destination Pyroclasm”. En esta gira, la banda presentaba en directo a su nuevo cantante, el sueco Mike Löfberg, procedente de la banda BLOCKHEAD , que sustituía como frontman a Sven, más el actual vocalista de ABORTED.

In-Quest - Foto: Carlos Oliver
In-Quest - Foto: Carlos Oliver

Durante su actuación , IN-QUEST se fueron ganando al público tema tras tema, más por su buena actuación que por otros hechos complementarios (el recurso de salir con la camiseta de fútbol del equipo de la ciudad está ya más que sobadísimo, aunque no deja de ser un detalle simpático de empatía con la audiencia). El estilo del grupo podría definirse como una perfecta combinación entre la contundencia de unos riffs a lo FEAR FACTORY (es sólo un ejemplo) con partes solísticas más armoniosas al estilo MORBID ANGEL o NILE (aunque, por supuesto, salvando las diferencias temáticas y compositivas). No obstante, el trabajo de los guitarristas Douglas Verhoeven y Jan Geenen es bastante admirable, aunque también es cierto que se les hecha quizás algo más en falta un mayor nivel técnico. En definitiva, IN-QUEST realizaron un buen concierto y son una banda que merecen un buen seguimiento. Sin duda, tienen un gran potencial, pudiendo dar aún mucho más de sí.

In-Quest - Foto: Carlos Oliver
In-Quest - Foto: Carlos Oliver

La segunda visita de NILE a nuestro país se presentaba más que prometedora. Por un lado, de buenas es sabido el potencial en directo que desprende la banda, y por otro, su reciente disco, “Annihilation Of The Wicked”, es una obra magistral del metal extremo que ha cosechado críticas excelentes. “Genios”, “Dioses del death metal épico”, “Nuevos iconos” y la “Esperanza del death metal”, son sólo algunos calificativos que han recibido últimamente por parte de los medios, y no tan sólo de los especializados en este tipo de música, ya que NILE , una vez más, han vuelto a derribar fronteras.

Nile - Foto: Carlos Oliver
Nile - Foto: Carlos Oliver

También es cierto que en esta gira, la banda presentaba interesantes cambios en su formación. De entrada, la falta de la bestia de Jon Vesano en la parte vocal, cuya presencia en escena era demoledora. Bien es cierto que para muchos (como se vio esta noche) la falta de Jon era notoria. En este caso, fueron los dos guitarristas, Carl Sanders y Dallas Toler-Wade, quienes asumieron la responsabilidad vocal. Para sus actuales conciertos, NILE han reclutado como bajista a Joe Payne, un chaval de tan sólo 19 años que respondió de forma correcta, aunque también mucho más discretamente que sus antecesores.

Nile - Foto: Carlos Oliver
Nile - Foto: Carlos Oliver

La otra joya de la noche era ver a George Kollias a la batería. Recomendado a NILE directamente por el maestro Derek Roddy, este griego es una verdadera máquina de precisión, técnica y velocidad. Por lo que se vió esa noche, hasta supera a Tony Laureano (ahora, girando con DIMMU BORGIR). Y es que el trabajo de Kollias en el nuevo disco de NILE , así como en directo, es alucinante. Con el doble bombo llega a unas velocidades inhumanas. Como curiosidad recomiendo, especialmente a los bateristas, una visita por su magnífica web personal (www. georgekollias.com).

Nile - Foto: Carlos Oliver
Nile - Foto: Carlos Oliver

Tras unos pequeños incidentes con de tema informático (concretamente con el ordenador de Carl, desde donde se lanzan toda la parafernalia de samplers de temática egipcia), NILE empezaron a descargar todo su arsenal y de qué manera. La compenetración de todos los miembros es milimétrica, clavando todos los ritmos que junto los samplers prducen una atmósfera que recrea perfectamente en directo, las sensaciones que imprimen en cada uno de sus temas de estudio. No obstante, si que es cierto que esta vez Carl tiró más del uso de samplers pregrabados, ya que en su anterior visita había más fragmentos egipcios que reproducía directamente con su guitarra.

Nile - Foto: Carlos Oliver
Nile - Foto: Carlos Oliver

El repertorio de NILE se centró mayoritariamente en los temas de “Annihilation Of The Wicked”. Magistrales fueron las interpretaciones de temas como “Sacrifice Unto Sebek”, “The Burning Pits of The Duat” y, especialmente, “Cast Down The Heretic”, con ese impresionante duelo de solos entre Carl y Dallas. Se echaron falta varios de los temas de su primer trabajo, “Catacombs of Nephren-Ka”, que supuso el gran descubrimiento a nivel mundial de la banda tras fichar con Relapse. También cayeron canciones de “In Their Darkened Shrines”, así como de “Black Seeds Of Vengeance”, cuyo tema que le da título sirvió para cerrar la actuación de NILE . Los únicos aspectos negativos del concierto fueron su corta duración (unos escasos 50 minutos, sin bises, algo bastante impropio para un cabeza de cartel), así como un cierto distanciamiento con el público y algunas actitudes (Carl rechazando a patadas a los moshers que querían acceder al escenario). De todas formas, el show fue profesionalmente demoledor, viniendo a confirmar la supremacía de NILE en la escena más brutal del death metal.

Texto y fotos: Carlos Oliver
carlos_oliver@wanadoo.es
fotografiacarlos@wanadoo.es


Sábado 1 de Octubre – Ritmo & Compás – Madrid

Expectante. Así estaba yo un cierto día de Octubre ante la perspectiva de ver a uno de mis grupos favoritos en directo, con su nueva formación. Aunque un poco retraída por la sala donde se celebraba dicho evento, Ritmo y Compás, donde no había disfrutado demasiado por problemas técnicos las últimas veces que había ido.

Caras conocidas entre los asistentes, buena gente preparada para una gran descarga de adrenalina, con un aforo repleto y con el cartel de “no hay entradas”, auguraban un gran acontecimiento.

In-Quest - Foto: Carlos Oliver
In-Quest - Foto: Carlos Oliver

Comenzaron los belgas IN-QUEST, ante un público apático y poco receptivo, al que supieron ganarse desde los primeros compases. Con un brutal death más suave que el que marcan los cánones, sobrio con influencias de FEAR FACTORY, MESSHUGGAH y STRAPPING YOUNG LAD y de magnífica ejecución, era difícil resistirse y acababas haciendo el headbanger con sus riffs pegadizos y machacones. Guitarras con solos melódicos y batería repleta de blast-beasts y doble bombo a piñón. Tenían un sonido bastante bueno para lo que suele ser común siendo teloneros (la sala se portó) aunque en principio al cantante apenas se le oía, aunque este problema se arregló rápidamente y quitando algún error, fruto quizás del nerviosismo o de quién sabe qué, hicieron un buen concierto. Desgranaron buena parte de su último disco: “The Comatose Quandaries”, donde Mike Löfberg efectuaba con furia un buen set mezclando voces desgarradoras y guturales.

In-Quest - Foto: Carlos Oliver
In-Quest - Foto: Carlos Oliver

El batería Gert Monden resultaba atronador (aunque salvando las distancias con el gran George Kollias que venía después). Mientras, el resto del grupo no dejaba de hacer molinillos para el disfrute del personal. Melodías machaconas y repetitivas que daban paso a unos solos perturbadores e inquietantes con los que aderezaban magistralmente su setlist. 45 minutos de buena música, que nos dejaron con un buen sabor de boca antes de meternos de lleno con las estrellas de la noche.

Sala abarrotada. Karl Sanders aparecía en escena. Las primeras filas se comprimían mucho más debido al ingente número de personas que no querían quedarse atrás. Los NILE apuraban el tiempo ajustando al máximo sus instrumentos para que todo saliera perfecto.

Nile - Foto: Carlos Oliver
Nile - Foto: Carlos Oliver

Y de repente empieza a sonar la intro. La expectación dió paso al delirio con los primeros compases de las guitarras y la batalla campal estaba preparada entre el público. Empujones, avasallamientos, codazos y un enfadado Karl Sanders que soltó una retahíla de improperios; dijo que daría una patada al próximo que le tocara el micro y amenazó con cancelar el concierto e irse si la cosa no cambiaba. Hay que recordar que en el concierto celebrado en Barcelona el día anterior incluso Karl dio una patada a un chico que intentaba subirse al escenario. Aunque también parece que luego se disculpó con él una vez acabado el concierto.

Nile - Foto: Carlos Oliver
Nile - Foto: Carlos Oliver

El caso es que Karl estaba visiblemente cabreado. Fruto de la furia puede que tocaran un “Cast Down The Heretic” magistral donde todos nos volvimos locos y donde la batería del genial George Kollias rezumaba humo. El nuevo bajista Joe Payne demostró que sus 20 años están realmente bien aprovechados. Con una técnica inmejorable tocaba mientras hacía molinillos sin parar. Aunque parecía no estar cómodo y su voz se diluía en algunos momentos en el ambiente ante la apisonadora Sanders.

Nile - Foto: Carlos Oliver
Nile - Foto: Carlos Oliver

El repertorio, en su mayoría, consistió en temas del último álbum, “Annihilation Of The Wicked”, cuyo mejor momento fue el “Spawn Of Uamenti” seguido del “Annihilation … ” que extasiaron por completo al público. Se salvaron temazos como “Sarcophagus” y “Kheftiu Asar Butchiu” del disco “In Their Darkened Shrines”(el cual no esperaba que estuviera en el repertorio) y culminaron con mi preferida: “Black Seeds Of Vengeance”.

Nile - Foto: Carlos Oliver
Nile - Foto: Carlos Oliver

Muchas perlas se dejaron en el tintero para un repertorio escaso, corto y sin ningún bis, lo que nos descolocó a todos. El precio de la entrada merecía mucho mas que casi una hora de concierto con una presencia totalmente abrumadora de un cabreado Sanders con una estupenda guitarra del genial Dallas y sus intervenciones realmente espectaculares, un bajista sorprendentemente técnico y maduro para su edad y una batería que solapaba todo absolutamente genial.

En resumen, un buen concierto donde demuestra que NILE está donde está porque se lo ha merecido. Un público entregado y un ambiente brutal deslucido únicamente por el corto set list de NILE .

Nile - Foto: Carlos Oliver
Nile - Foto: Carlos Oliver

La sala, estaba repleta. No entiendo por qué se escogió esta sala para el concierto (viendo la amplísima sala donde estuvieron tocando el domingo NILE en Oporto, una preciosidad… ) con los problemas de aforo que tiene y mención de honor el precio de las consumiciones. Ya de por sí caro concierto sin contar con exacciones brutales añadidas. A destacar también el buen rollo que se vivió con los componentes de IN-QUEST que se acercaban a charlar con todos sin ningún problema.

Stay Brutal

Almudena Núñez

Fotos: Carlos Oliver (Barcelona)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.