Inicio Lanzamientos A-Z NUCLEAR ASSAULT – Third World Genocide

NUCLEAR ASSAULT – Third World Genocide

0

Tremenda decepción ante esta primera entrega en estudio tras retornar a la actividad de los Neoyorquinos NUCLEAR ASSAULT .

La banda ha perdido (o no ha querido recuperar) esa fuerza de antaño, esa personal mezcla de Thrash Metal , Speed y Hard Core tan característica del grupo, algo que hacía de NUCLEAR ASSAULT un grupo único. Este “Third World Genocide” es casi tan decadente como aquel nefasto “Something Wicked” del 93 que cerró la carrera de la banda.

El machaqueo incesante del tema título se hace insoportable, “Price Of Freedom” tampoco aporta calidad a pesar de tener un estribillo pegadizo, “Living Hell” intenta emular de forma fallida hitos del pasado como “Critical Mass” (tema al que no se acerca ni de lejos), “Whine And Cheese” es un experimento medio cachondo medio Punk que se hace insoportable, “Defiled Innocence” comienza bien pero se va haciendo cada vez más pesada, la inspiración brilla por su ausencia. Hacia la segunda mitad, el disco se anima ligeramente, temas como “Human Wreckage”, “Exoskeletal”, “Discharged Reasons”, “Eroded Liberty” o “Fractured Minds” nos traen recuerdos de “Survive”, “Game Over” o “Handle With Care”, pero muy leves, además insisto en que la inspiración no está con la banda. “The Hockey Song” pone el punto absolutamente Hard Core con sus 15 segundos de duración, y “Long Haired Asshole” la nota cachonda, tanto por la letra como por el rollito country. El disco se cierra con una aberración absolutamente moderna y horrible cortesía de Glenn Evans (me imagino teniendo en cuenta el título del tema), titulada “Glenn´s Song”. Con los dos discos tan demoledores que sacó este hombre con su banda CIA, vivir para ver.

No solo son los temas de este “Third World Genocide” los que no hacen de él un buen disco, también el sonido tiene mucho que ver en este desaguisado. Las guitarras suenan flojas, sin cuerpo ni colorido, apáticas, la voz de John Connelly se nota cansada, forzándose en cada momento al máximo por conseguir esos alaridos tan característicos que antaño marcaron la carrera de NUCLEAR ASSAULT , y lo de la batería no tiene nombre. Los platos, y sobre todo el charles están altísimos sonando muy estridentes, el bombo y los timbales se podría decir que no existen, y la caja es la peor que he escuchado desde el “…And Justice For All” de METALLICA. Un auténtico cascajo, sin fuerza, sin pegada, no ataca, no marca el tema. Desde luego que en este nuevo álbum de NUCLEAR ASSAULT la potencia no aparece por ningún sitio.

La formación sigue con John Conelly a la guitarra y a las voces, Glenn Evans a la batería, Dan Lilker al bajo, y para este disco han grabado las guitarras a medias entre Anthony bramante y el nuevo guitarrista Eric Burke (quien al parecer ya no se encuentra en la banda y ha sido sustituido por Scott Harrington).

Tras los tremendos regresos de HOLY MOSES, DESTRUCTION, EXODUS o NECRONOMICON, uno de los adalides del Thrash Metal más recio de los 80 nos decepciona, pero claro, alguno tenía que ser. No hay mucho NUCLEAR ASSAULT en este disco.

Antonio Cerezuela

Track List:

  1. Third World Genocide
  2. Price Of Freedom
  3. Human Wreckage
  4. Living Hell
  5. Whine And Cheese
  6. Defiled Innocence
  7. Exoskeletal
  8. Discharged Reason
  9. Fractured Minds
  10. Hockey Song
  11. Eroded Liberty
  12. Long Haired Asshole
  13. Glenn’s Song