Inicio Lanzamientos A-Z THE BLACK DAHLIA MURDER – Miasma

THE BLACK DAHLIA MURDER – Miasma

0

Treinta y tres escasos y míseros minutos, eso es lo que encontrareis en este el segundo disco de los estadounidenses THE BLACK DAHLIA MURDER . Treinta y tres minutos sin descanso, una autentica patada en la boca del estomago que no va dejar frío a ningún amante de los géneros más extremos. No cometáis el mismo error que yo cuando en su día estos chicos lanzaron su formidable disco de debut, “Unhalloweed”, haciendo caso de gente que decía que si practicaban algo cercano al metalcore, que si tenían ramalazos de nü metal , que si menudas pintas, que si parecían unos freaks… ¡¡¡Menudo discazo!!!. Menos mal que fue la última vez que hice caso a nadie a la hora de escuchar un grupo, sino me habría pasado lo mismo con sus compatriotas 3 Inches of blood…

Definir su estilo sería bastante difícil, si metiéramos en un bote un poco de death americano, algunos toques de black metal , y lo aderezáramos todos una pizca de las melodías guitarreras del heavy clásico antes de agitarlo en una coctelera sin duda alguna este sería el resultado. Y el resultado es realmente satisfactorio, más teniendo en cuenta la media de edad de la banda. Por cierto, antes de nada diré que su curioso nombre lo tomaron de un asesinato muy famoso en los USA que tuvo lugar allá por 1947, el de una aspirante a actriz llamada Elizabeth Short, cuyo cuerpo fue hallado cercenado en dos, con la conocida como ‘sonrisa del payaso’ en su cara y la cavidad vaginal llena de hierba, casi nada… si queréis saber más sobre el tema entrar en www.bethshort.com .

Nada empezar a sonar el corte instrumental que sirve a modo de intro, “Built for sin”, se aprecia que lo que viene es algo bueno, potentes guitarras, veloz batería… nada comparado con lo que se no vendrá encima después. “I’m charming” comienza a todo trapo con unos blast beats arrolladores a cargo de Zack Gibson, que barbaridad, que forma de tocar, y no solo los parches, demuestra un dominio de los platos insultante para mucho… ¡¡y solo tiene 19 años!! Las guitarras de Brian Eschbach y John Kempainen suenan demoledoras, mientras que la voz de Trevor Strnad cuenta con dos tonalidades, una mucho rasgada y chillona, cercana al black metal, y otra mucho más gutural, sin llegar a ser estomacal, algo que se aprecia mucho mejor en “Flies”, donde las guitarras son absolutas protagonistas, ya sea marcando una pesados riffs y la otra veloces melodías o atreviéndose con excelentes solos, demostrando que en el reino del señor Bush no todos han olvidado como se hacen.

“Statutory rape” es una demostración más del dominio que Zach tiene de su batería, sin cortarse un pelo con los blast beats, dobles bombos (y no de los de piñón fijo solamente) y platos, por separado o todo a la vez, como para dejar con la boca abierta a cualquiera, mientras que el solo que Brian se marca en este tema es de cátedra. “A vulgar picture” empieza a todo trapo, sin piedad, riffs asesinos y Trevor jugando con sus dos tonos de voz, especialmente con los más guturales. Y las guitarras… música para mis oídos, nunca mejor dicho…

Los riffs de “Novelty cross” me recuerdan por momentos a los de algunos temas de los polacos VADER, aunque vagamente, todo sea dicho, puesto que este será seguramente el corte donde más se acerquen al black metal, salvo cuando Trevor cambia el registro de su voz. Si esperáis tregua alguna de esta gente vais a esperar en vano, puesto que “Vice campaign” y “Miscarriage” no os la darán, las guitarras a ritmo de un doble bombo atronador del primero son sencillamente bestiales, mientras que los riffs sanguinarios y blast beats de infarto del segundo son demoledores, el bajo de David Lock suena como trueno conformando uno de los temas más potentes y pesados del redondo.

“Spite suicide” quizás les haya quedado un tanto sosa, aunque ni mucho menos pierde la fuerza de sus predecesoras, contundencia y velocidad sin descanso, con una base rítmica que es una apisonadora, aunque sin lugar a dudas nada comparable a “Miasma”, corte homónimo y el elegido para cerrar. Que barbaridad, esto si que es una buena forma de cerrar un disco y no las lánguidas outros y temas lentos que tan de moda están últimamente, caña sin piedad hasta el final, los riffs están cargados de malignidad y melodía a partes iguales, acompañados nuevamente por un Zach pletórico, que manera de aporrear parches…

Puede que sus ‘pintas’ no sean lo suficientemente heavys según los cánones de lo sus compatriotas MANOWAR (de quienes me declaro ferviente seguidor), pueden que estén a años luz de lo que se supone que es un grupo de black o death metal… pero ojalá sonaran así toda las bandas noveles que nos llegan desde el otro lado del charco con la etiqueta de “extremas”. Para mi, altamente recomendable.

Ángel Ruiz

Track List:

  1. Built For Sin
  2. I’m Charming
  3. Flies
  4. Statutory Ape
  5. A Vulgar Picture
  6. Novelty Crosses
  7. Dave Goes To Hollywood
  8. Miscarriage
  9. Spite Suicide
  10. Miasma