Inicio Noticias IRON MAIDEN. Más sobre el escándalo del OZZFEST. Fotos de la tirada...

IRON MAIDEN. Más sobre el escándalo del OZZFEST. Fotos de la tirada de huevos

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

Antes de que leas lo que harás a continuación, desde RafaBasa.com queremos dejar claro que no tenemos ningún animo de alimentar el MORBO, ni perjudicar la imagen de una banda tan enorme y señorial como IRON MAIDEN, ni tampoco desprestigiar a la familia Osbourne y su festival OZZFEST. Nuestra única intención es plasmar en nuestra web lo que está surgiendo alrededor de los acontecimientos, e informaros sobre ello. Que cada cual saque sus conclusiones. Si me pedís mi opinión, (Basa), solo puedo decir que lo que pasó en el OZZFEST me parece simplemente ¡¡patético!! ¿Os imaginais si llega a pasar en España? Evidentemente en nuestro país somos más civilizados y respetuosos, y más con una banda como MAIDEN. ¿No os parece? Esto es lo que ha recopilado a través de la red Mar Tomás, quien traduce lo siguiente, haciendo un magnífico trabajo:

Blabbermouth.net ha publicado la crónica enviada por el manager de un conocido grupo de heavy metal (NO de IRON MAIDEN) que estuvo el fin de semana pasado en el show de Ozzfest celebrado en el Hyundai Pavillion de Devore, California. (Nota: no se ha hecho pública la identidad del autor porque así se lo ha pedido a Blabbermouth.net):

“El Ozzfest celebrado el sábado por la noche en el Hyundai Pavillion cercano a Los Angeles fue un debacle a muchos niveles, aún me encuentro en shock mientras estoy escribiendo esto. Como fan de muchas de las bandas de esa noche, sólo podía esperar que se tratara de un incidente aislado, pero tristemente es muy probable que no lo sea. Como muchos de vosotros ya sabeis, a los co-headliners y leyendas del metal IRON MAIDEN les llovieron huevos, tapones de botellas, vasos de cerveza, escupitajos, hubo gente del círculo de Ozzfest hablando por megafonía durante su actuación, ‘Eddie’ sufrió un retraso en su entrada a escena, hubo gente del entorno [de BLACK LABEL SOCIETY] corriendo por el escenario con banderas norteamericanas, y la megafonía se les cortó intencionadamente en más de 6 ocasiones, todo organizado por el CÍRCULO DE LOS OSBOURNE.

Mientras que aún no están claras las razones concretas por las que empezaron los ataques (abundaban los rumores, había de todo desde Bruce hablando de Ozzy en la revista británica Kerrang! sobre el hecho conocido de que Ozzy usa un teleprompter, hasta diversas referencias vagas dichas en escena acerca de un ‘reality show’ en una parada de Ozzfest en Detroit), una cosa estaba muy clara: Todo el asunto olía mal y nos dejó furiosos y decepcionados a mí y a prácticamente los más de 40.000 fans del heavy metal que allí estaban. No es que el charloteo fuera de escena o las palabras basura en las revistas sea algo nuevo para los fans del rock, pero la chocante falta de profesionalidad en una de las mayores citas en Norteamérica delante de más de 40.000 espectadores, de la mano de los Osbourne, fue más que repugnante.

Todo comenzó a primera hora de la tarde cuando Sharon y Kelly Osbourne, a ojos de todo el mundo en el backstage, propusieron a muchas bandas del escenario secundario que ‘se unieran a ellos esa noche para tirarle huevos a IRON MAIDEN’. Todas las bandas fueron incitadas a juntar al resto de grupos del segundo escenario para que hicieran lo mismo. Se vio a miembros y/o amigos de la banda de hardcore BURY YOUR DEAD intentando animar activamente a los otros grupos del escenario secundario para que ‘se unieran a la juerga’. Afortunadamente, muchas bandas del segundo escenario se negaron muy enfadadas.

Más tarde cuando IRON MAIDEN salieron a escena, su intro se vio interrumpida por el oportunista y motero aficionado Big Dave, que estaba en la mesa de sonido cantando a gritos ‘Ozzy, Ozzy’ a través de la megafonía. MAIDEN empezaron su set y, desde la primera fila, le llovió a toda la banda huevos, cerveza, vasos de cerveza, escupitajos y diversos objetos por parte del entorno de los Osbourne, con las credenciales de Ozzfest y pañuelos bandana al cuello. Los siempre profesionales IRON MAIDEN continuaron con su set y cuando irrumpieron con su segunda canción, ‘The Trooper’, Bruce se trasladó a los tiempos de una guerra civil con una chaqueta roja y comenzó a ondear una Union Jack – la bandera británica.

Luego, alguien de BLACK LABEL SOCIETY o relacionado con ellos intentó correr por el escenario ondeando una bandera norteamericana con las palabras ‘No jodas a Ozzy’ garabateadas en su pecho descubierto. Fue detenido y superado por el crew de MAIDEN y le echaron del escenario al instante.

Cuando terminó ‘The Trooper’ el frontman Bruce Dickinson, con sus características agallas, desencadenó una mordaz ofensiva contra la gente que estaba atacando a su banda, diciéndoles que eran ‘un mal ejemplo de seguidores de Ozzy Osbourne’, y preguntándose en voz alta cómo ‘se podían meter a escondidas tres docenas de huevos en la primera fila de Ozzfest, a manos de gente con acreditaciones de Ozzfest’. Aunque no mencionó ningún nombre, todos los asistentes podíamos comprender a quién se estaba refiriendo. Nicko McBrain fue corriendo a pedirle a Bruce que esperara mientras retiraba los restos de huevo de la batería. Entonces [Bruce] dijo que la próxima canción no se oiría en ‘Vuestras jodidas emisoras de radio locales corporativas, no se vería en la MTV nunca más y desde luego no sonaría en un jodido reality show de televisión’, acompañado por un enorme rugido del público.

Durante el tema ‘Hallowed Be Thy Name’ Bruce, después de las dos primeras frases, dejó de cantar y corrió hacia la primera fila, enfrentándose a sus atacantes diciendo ‘Ese imbécil de ahí con el pelo rizado, sus jodidas gafas y la acreditación de Ozzfest, que saque su jodido culo de ahí ahora mismo. ¡Va a hacer falta algo más que huevos para detener a IRON MAIDEN, y si no fuera por las demandas, te arrancaría tu jodida cabeza ahora mismo, montón de mierda!!!!’ Hizo que echaran a los atacantes y prosiguió con una abrasadora versión del tema hasta que, justo antes de la larga parte vocal del final, cortaron la megafonía DE FORMA INTENCIONADA. Cuando se restableció, Bruce lanzó otro mordaz ataque diciendo que se suponía que tenían que hacer un set más corto de lo normal ese día y tocar sólo 55 minutos, pero que IRON MAIDEN no podían conducir a 55, ni tocar 55, y que esa noche ofrecerían su jodido set al completo.

El grupo sufrió seis ‘cortes de megafonía’ más, incluyendo el apagón de la corriente de sus amplificadores en un momento determinado. Cuando se restablecía la megafonía simplemente abordaban el siguiente clásico de IRON MAIDEN, sin saltarse ni un compás. Francamente, con cada corte de la megafonía el grupo se limitaba a mostrarse más y más excelente, tocando cada nueva canción con una rabia y una pasión que a veces era simplemente asombroso de ver. Bruce comenzó la presentación de IRON MAIDEN con un discurso acerca de ‘Vuestra constitución tiene algo sobre “Nosotros el Pueblo”. Bueno, dejad que os diga que la única razón por la que estamos aquí arriba aguantando toda esta mierda es por vosotros, por la gente. Habeis estado increíbles, Glen Helen, y esta noche hay aquí UN MONTÓN de fans de IRON MAIDEN’, provocando un enorme rugido del público. Continuó, ‘Va a hacer falta algo más que huevos para detener a IRON MAIDEN, NADA se va a interponer entre nosotros y nuestros fans, y antes la muerte que el deshonor, se trata de “Iron fucking Maiden”‘, palabras que fueron recibidas con un aplauso atronador.

En el transcurso de ‘Iron Maiden’, la entrada de Eddie – la veterana mascota de MAIDEN – se vio retrasada a propósito, haciendo una breve aparición al final, y uno sólo podía preguntarse por qué motivo. Cuando la banda estaba cerrando su set con una enfurecida versión de ‘Sanctuary’, se volvió a cortar la megafonía sólo para que Big Dave coreara repetidamente ‘Ozzy’ a través de los altavoces, mientras el grupo intentaba despedirse de sus fans. La entonces furiosa audiencia le superó en ruido cantando ‘MAIDEN, MAIDEN’.

Entonces, cuando no habían pasado ni 10 segundos desde que MAIDEN dejaran el escenario, entró en escena Sharon Osbourne y, como podía esperarse, intentó elogiar a IRON MAIDEN con falsedad y desgana, diciendo que les gustaría ‘darle las gracias a IRON MAIDEN’, que IRON MAIDEN eran una banda maravillosa, que su crew era ‘fantástico’, y luego desdeñosamente soltó ‘Pero Bruce Dickinson es un gilipollas’. Todo el público, caliente por todo el asunto, empezó a abuchearla a gritos, tirándole vasos de cerveza y chillándole ‘zorra’. Ella intentó seguir, añadiendo que ‘Bruce le había faltado al respeto a Ozzfest’, y sólo consiguió que no se la oyera a causa de un mar de abucheos y que la mojaran de cerveza. Ella tiró el micrófono y salió del escenario como una exhalación. Mucha gente del público, caliente por lo que acababa de presenciar, especialmente si consideramos que muchos habían acudido sólo por MAIDEN y pagado mínimo 150 dólares para hacerlo, se marchó en manada. SABBATH tocaron para quizás la mitad del público del que había anteriormente y parecían estancados comparándolos con el grupo que los había precedido. Como gran fan de SABBATH que soy, sinceramente no pude soportar verlos.

Es probable que haya visto a IRON MAIDEN 10 veces en mi vida y, francamente, este fue el mejor concierto de IRON MAIDEN que he tenido el placer de presenciar. NO deberíais fastidiar a IRON MAIDEN. Cuanto más lo intentaron los Osbourne, ¡mejor estuvieron! ¡IRON MAIDEN actuaron a toda máquina! Considerando la cantidad de ataques y la intimidación que tuvieron que soportar de la mano de los Osbourne, y con la participación de otras bandas de los escenarios secundario y principal, fueron unos consumados profesionales. Tuvieron al publico comiendo de su mano y IRON MAIDEN y Bruce Dickinson demostraron más allá de la sombra de la duda por qué son la banda de metal más grande que hay sobre la tierra en la actualidad, y muy posiblemente, también la que más clase tiene.

Los Osbourne están ebrios de poder. Debería darles vergüenza y a CUALQUIERA de las bandas que participaron en los ataques y en la intimidación. Fue un espectáculo indignante, que NINGUNA BANDA debería haber padecido, pero especialmente ninguna leyenda como IRON MAIDEN. El hecho de que sucediera delante de más de 40.000 personas, en un evento esponsorizado por Clear Channel, mientras que la gente de seguridad del Hyundai Pavilion miraba hacia otro lado y dejaba que el círculo de los Osbourne arrojara huevos, cerveza y escupitajos a una de las principales bandas cabeza de cartel, fue sencillamente inexcusable.

Asistiré con gran orgullo al festival del año que viene de MAIDEN y, por mucho que deteste decirlo, soy incapaz de gastarme ni un centavo más en los Osbourne.

Ozzfest, se os tenía que caer la cara de vergüenza.”



Según este post sacado del foro oficial de IRON MAIDEN, un testigo que estuvo en el show de Ozzfest en el Hyundai Pavillion en el Glen Helen Regional Park de California, afirma que Kelly Osbourne (la hija de Ozzy) estaba en primera fila y participó en el lanzamiento de huevos a IRON MAIDEN:

“Unos 10 minutos antes de que MAIDEN salieran, yo estaba en el centro del foso, a unos pocos pies de la valla delantera, cuando llega un tío haciéndose sitio desde la derecha escoltando a 4 o 5 personas. Al principio le dije que se fuera a la mierda porque pensé que estaba intentando quitarme el sitio, pero comentó que trabajaba para Ozzfest y me enseñó sus pases. También me dijo que la hija de Ozzy iba entre el séquito que llevaba. Había unas chicas con él y una se parecía un poco a Kelly Osbourne, pero no lo podía asegurar porque todas llevaban pañuelos bandana tapándoles la nariz y la boca. Después de escucharla hablar, estaba bastante seguro. En ese momento le golpeé en el brazo y le dije, ‘Me gustabas mucho en el programa. Estabas genial’, a lo que respondió, ‘Gracias’. En aquel momento ya no había dudas. El guardaespaldas que iba con ellas empezó a hacerse amiguete nuestro porque necesitaba que algunos de nosotros le ayudáramos a proteger a las chicas del movimiento que se desataría cuando MAIDEN salieran. Vi que las chicas se pasaban huevos y pregunté, ‘¿Para qué es eso?’ El guardaespaldas dijo algo al respecto, ‘Ya lo verás. Está sucediendo algo gordo. Oirás hablar de ello en todas partes a partir de esta noche. Todo es porque Bruce Dickinson hizo algunos comentarios en Detroit metiéndose con el reality show de televisión de los Osbournes’. También dijo que había unas 60 personas en el foso que participarían en la movida. La mayoría llevaba las mismas camisetas de Ozzfest. Antes de que MAIDEN salieran, todos empezaron a cantar ‘Ozzy, Ozzy…’ La verdad es que vi a Bruce a la izquierda del escenario antes de que salieran. Tenía el micro encendido y dijo algo como, ‘¿Qué coño pasa?’, probablemente en respuesta a los cánticos de ‘Ozzy’.

Cuando MAIDEN salieron, empezaron a volar huevos y todos esos tíos empezaron a levantar el dedo ofensivamente hacia la banda. Nicko tuvo que parar después de una canción para limpiar la batería. Bruce evidentemente estaba de muy mala leche. Gracias a Dios continuaron con su actuación. En un momento dado, alguien tiró una taza de cereales con leche o algo así.

Cayó sobre Bruce, sobre mí y sobre unas 12 personas más. Luego comenzaron los problemas técnicos. El sonido se fue en unas tres canciones – ‘Phantom Of The Opera’, ‘Hallowed Be Thy Name’, y no me acuerdo de la otra. No podía creerme lo que estaba sucediendo. Estaba furioso porque no quería que los MAIDEN pensaran mal de los fans que los quieren. Creo que Bruce lo entendió porque el grupo siguió tocando todo el set, y Bruce hizo algunos comentarios separando a los fans de los tíos que estaban tirando cosas.

Hacia el final del set, Bruce empezó a gritarle a un tío que estaba en el foso a mi izquierda, a unos 10 pies. Bruce dijo que le había visto tirando cosas y que quería fuera a ese gilipollas. La seguridad tardó mucho en sacarlo de allí. El motivo fue que ese tío del séquito de Kelly Osbourne estaba sujetando al tío de seguridad que intentaba sacarle. Finalmente, la seguridad les sacó a ambos de allí. Después del set de MAIDEN, se hizo evidente que Sharon Osbourne estaba metida en el tema porque salió para decir que ‘Bruce Dickinson es un gilipollas’.

No hace falta decir que fue de locos. Yo estaba furioso por la forma en la que trataron a MAIDEN. Quería disfrutar de su actuación y en vez de eso viví el follón del lanzamiento de huevos y de las canciones cortadas por alguien que quitaba la corriente. Bruce obviamente estaba de mala leche y el resto del grupo parecía un poco irritado. También se vio en su forma de tocar porque descuidaron algunas de las canciones, pero por supuesto no se les puede culpar dada la situación.”


Por si fuera poco, hay enlaces a un par de fotos

donde se ven varios huevos, con sus cáscaras, sobre la figura de miembros de IRON MAIDEN. PINCHANDO AQUI podemos ver una foto del fotógrafo Neil Lim Sang donde vemos a Steve Harris tras recibir el impacto en su pelo de un huevo. PINCHANDO AQUI vemos una foto de Janick Gers donde se ve claramente un huevo arrojado contra los monitores cercanos a este.