Inicio Festivales Crónica Festival METALWAY – Crónica y fotos de SODOM, PRIMAL FEAR y SU TA...

METALWAY – Crónica y fotos de SODOM, PRIMAL FEAR y SU TA GAR.

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION




Documento sin título


…EL DESTRIPADOR DE QUERUBINES SIGUE VIVO…

Lo de los germanos SODOM es algo difícil de entender, se mire por donde se mire, y es que resulta cuando menos chocante que una banda con el peso metalero como la de Tom Angelripper y los suyos, y con semejante historial a sus espaldas, sean situados como unos principiantes al inicio de una jornada festivalera. Puede que sea cuestión de gustos, pero lo que está claro es que había bandas en el cartel como para estar por debajo de ellos, en más de un caso, solo con echar la vista atrás en cuanto a número de entregas discográficas se refiere.

Ciñéndonos a la actuación en si (y confirmando lo arriba dicho), la multitud congregada fue más que considerable, para ser el primer concierto del día y bajo un sol de justicia, montándose una buena algarabía en cuanto empezaron a sonar los primeros acordes y redobles de “Among the weirdcong”, un cañonazo sacado de su último álbum hasta la fecha, ‘M- 16′.

Con el público ya ganado sonaron con relativa claridad para la hora que era “The vice of killing” y “Suicidal justice”, a las que siguieron “Outbreak of evil” y “Napalm in the morning”, también del “M- 16” , de la que se echó en falta la intro sacada de la película “Apocalypse now”, con la mítica frase de Martin Sheen (si no me equivoco…), “…Me encanta el olor del Napalm por la mañana…”.

“Sodomized” y “Remenber the fallen”, del álbum ‘Get what you deserve’ y ‘Agent Orange’ respectivamente, fueron los siguientes en sonar para un público que estaba disfrutando de una buena descarga thrash metalera, así que tras “Eat me”, también del ‘Get what you deserve’, Tom y los suyos decidieron regalarnos un adelanto del que será su próximo trabajo de estudio, tocando “Nothing to regret”, potente y de aire más actual que sus clásicos, como es lógico.

Para continuar con la fiesta decidieron recuperar todo un clásico de su primer Ep (In the sign of evil), y que luego rescatarían para su álbum ‘Mortal way of live’, “Blasphemer”, que sonó a gloria, así como “The saw is the law” del maxi de mismo nombre de 1991. Y para terminar nos deleitaron con otro clásico de su álbum ‘Better off dead’, que no fue otro que “Stalinorgel”, tras lo cual entre ovaciones estas tres leyendas del thrash europeo se retiraron.

En resumen, buen concierto aunque mal situado en el cartel en opinión de más de una persona, por lo que pude recoger hablando con la gente aquí y allí.

Texto: Ángel Ruiz

Fotos: Héctor Prat


LAS ÁGUILAS VOLARON ALTO PERO SIN TRASPASAR LA BARRERA DEL SONIDO

Creo que no soy el único que piensa que ni SODOM ni PRIMAL FEAR tenían que haber sido las dos primeras bandas en tocar el sábado (ni por nombre ni por historia) pero bueno, el horario estaba como estaba y lo cierto es que una buena ración de thrash clásico, primero, y de heavy metal , después, no estuvo nada mal para comenzar la jornada del sábado en cuanto a conciertos se refiere. Si ya con SODOM hubo bastante gente pese a la hora y el calor que hacía todavía en Gernika, cuando salieron los alemanes PRIMAL FEAR a escena la verdad es que había un aspecto impresionante en la zona de conciertos, muchísima gente para ver a la banda de Matt Sinner y Ralf Scheppers, vamos.

Pero vamos por el principio. Están a punto de editar su nuevo disco, “Seven seals” pero en el festival no sonó más que un tema del mismo (pese a que el telón era el de la nueva portada) y durante el show se centraron en repasar todos sus discos anteriores… con especial incidencia en el primero que, para mí, sigue siendo sin ninguna duda su obra cumbre junto a “Nuclear fire” (opinión personal, ya sabéis que soy muy ochentero, jeje).

SODOM había sonado bastante bien y más si tenemos en cuenta que eran el primer grupo del día pero con PRIMAL FEAR se estropeó el sonido sin saber muy bien porqué y fue una pena porque ellos lo hicieron de lujo pero el sonido iba y venía (y eso que casi no hacía aire) continuamente, la voz de Ralf Scheppers no terminaba de sonar a un volumen correcto (y eso que él se dio cuenta desde el principio y no paró de dar instrucciones de manera muy profesional a sus técnicos durante los primeros temas para solucionarlo) y al final esto hizo que el concierto se quedara un tanto a medias.

Comenzaron con bastante caña con uno de los mejores temas de “Jaws of death”, un “The final embrace” para dar paso a uno de los temas que más gustan a la gente de su repertorio, “Battalions of fate”. Una cañera “Angel in black” fue lo siguiente en sonar y aquí ya Ralf se quitó la chaqueta y nos mostró ese cuerpo de gimnasio que hizo suspirar a más de una… y a más de uno que se tocaba la panza como diciendo “¿porqué a mí, porqué a mí?”, jeje.

No, hablando en serio, a partir de aquí mejoró un poco el sonido y sobre todo la voz de Ralf que entre el micro y que no había salido con la voz caliente, estaba cantando un poco a medio gas hasta entonces. Tras “Running in the dust”, otro de los temas clave del primer disco de la banda (me encantan los coros poderosos de Matt Sinner en este tema), el guitarrista Stefan Leibnig (tras la presentación de Ralf) nos da paso a ese riff 100% Judas Priest que abre “Chainbreaker” (y es que no les gustan los JUDAS a PRIMAL FEAR , jeje), todo un cañonazo que dio fe de que Ralf no hubiera sido en absoluto un sustituto incorrecto para Halford.

Después de una más melódica “Under you spell” del segundo disco (que empezó muy similar a mi tema favorito de la banda que es “Iron fist in a velvet glove”… pero no era, jeje), miraron hacia delante con “Rollercoaster” que es el tema nuevo que nos presentaron en METALWÄY … y lo cierto es que suena genial, muy PRIMAL FEAR (había susto por el tema de cambio de logo y demás) y con gran presencia de bajo y batería (muy bueno el ex ANNIHILATOR Randy Black durante todo el concierto, por cierto). Tras esto empezaron a tocar “Nuclear fire” pero se cortó el micro definitivamente al principio de la canción y Ralf le echó una mirada tremenda al técnico que le tuvo que dejar helado.

Pese al mosqueo inicial se lo tomaron bastante bien y mientras se solucionaba el problema se dedicaron a saludar a la gente, agradecerles la presencia en el concierto y corear esos “oés, oés, oés” que tanto le gustan a los alemanes en directo. Se solucionó el problema rápido y comenzaron “Nuclear fire” desde el principio con el consiguiente, y merecido, aplauso del público. Después de la típica presentación de la banda cerraron el concierto con el ya clásico, y nuevamente completamente Judas, “Metal is forever” del “último” disco para poner el punto final de la manera más heavy posible. Se les veía contentos pese a los problemas y nos regalaron un bis a modo de “Fear” de su mucho más flojo “Black sun” para dar carpetazo definitiva a una actuación que con un sonido mucho mejor podía haber sido de las destacadas del festival.

Eché de menos alguna versión de Judas como habían hecho las dos últimas veces que les había visto y sobre todo algo de Sinner ya que Matt Sinner y Tom Naumann (ambos ex SINNER) son parte importante de la banda… pero bueno, fue una hora de buen heavy metal clásico y ahora a esperar a que salga “Seven seals” y nos demuestren que, efectivamente y tal cómo aseguró Ralf desde el escenario: “aunque siempre se diga lo mismo, esta vez es cierto, sin duda el mejor disco de la banda”. Pues eso, ya veremos y nada, acabó PRIMAL FEAR y se produjo un significativo cambio de público para ver a la “banda local” del festival. Yo no vi el concierto entero pero de todos modos no es mi momento de opinar así que os dejo con Angel que os cuente qué tal fue el concierto de los vascos SU TA GAR.

Texto. David Esquitino

Fotos: Héctor Prat y Ángel Ruiz




PODERIO BÁRDULO

Tras casi 20 años de historia a sus espaldas y tras haber tocado junto a bandas como PLATERO Y TU, GUN, SAXON, SONIC YOUTH… poco o casi nada tienen que demostrar, pero el METALWAY les brindaba la oportunidad de enseñar al mundo la calidad que todos los que los conocemos sabemos que atesoran, con su virtudes y defectos.

Con puntualidad arrancaron con “Bidegabekeriaren balantzan” de su ultimo disco, ‘Itsasoz beteriko mugetan’, así como “Doinu ta ideak sortzen’, ambos un tanto alejados del heavy/thrash que han practicado durante años y cuya nueva orientación plasman en dicho trabajo. Con un sonido bastante nítido arremetieron con “Agur jauna gizon txuriari”, un medio tiempo de poderosos riffs que quedó rápidamente olvidado en cuanto sonaron los primeros acordes de la veloz “Rotaflexa garraxika”, todo un temazo que hasta para quienes no los conocían fue una maravilla musical.

Tras “Ekaitza eta barealdia” echaron la vista muy atrás, remontándose hasta 1991, año en el que editaron su primer larga duración (“Jaiotze basatia”) del que extrajeron “Begira”. “Zuzen” fue el siguiente corte que empalmaron con otro tema más de su último álbum y corte homónimo del mismo, “Itsasoz beteriko mugetan”, y es aquí donde diré que quizá se equivocaron un poquito a la hora de elegir los temas a ejecutar, puesto que tratándose de un festival tan netamente heavy, en mi opinión deberían haber echado mano de sus primeros discos un poquito más, pues tengo bien claro que temas como “Basamortuetako zalduna” habrían hecho las delicias de propios y extraños.

“Gau iluna amaitu da” precedió a un nuevo repaso a su más reciente trabajo con “Azken gurutzada, siguiendo el bolo con “Geroaren hazi heziak”, de su laureado por muchos ‘Homo_sapiens?’. Se acercaba poco a poco el final y como no podía ser de otro modo sonó uno de sus temas más míticos, nada más y nada menos que “Jo ta ke” de su primer álbum, que desató la locura de los que los conocían (que no éramos pocos), deseando que pasara un tema ‘de relleno’ como fue “Bizitzaren borroka” para que sonara el tema favorito de todos, “Mari”, un temazo por todo lo alto que más de una banda internacional quisiera tener y que sirvió de broche a una actuación compacta y sin fisuras.

En pocas palabras, o mejor dicho, en una sola: buenísimos. El único pero, y creo que muchos compartirán esta opinión, (sobre todo si no son vascos), es que deberían guardarse ciertas consignas e ideales en un festival como éste, donde están presentes gentes de toda España.

Ángel Ruiz

Fotos: Héctor Prat y Ángel Ruiz

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Más fotos:

SODOM

PRIMAR FEAR

SU TA GAR